Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Saint Sinner

Saint Sinner

Las locas del coño

saint sinner

Ver ficha completa

  • Título original: Saint Sinner
  • Nacionalidad: USA | Año: 2002
  • Director: Joshua Butler
  • Guión: Doris Egan, Hans Rodionoff
  • Intérpretes: Greg Serano, Gina Ravera, Mary Mara, Rebecca Harrell.
  • Argumento: Un monje deberá viajar en el tiempo para dar caza a dos demonios.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

 photo saint_sinner_interior_zps2jr8syah.jpg

En 2002, el entrañable canal de televisión SyFy emitió Saint Sinner, adaptación fílmica bastante libre de Razorline, serie de cómics del venido a menos Clive Barker. A Barker, que no le gustaba cómo habían manejado su historia la gente de Marvel, le alegró saber que se le iba a dar una segunda oportunidad; tal era su entusiasmo que ejerció como productor ejecutivo en esta traducción del concepto a la pequeña pantalla. Espero que acabara más satisfecho del resultado que yo.

En el año 1815, un monje llamado Tomas Alcala (Greg Serano) librera sin querer a dos diabólicos súcubos, Munkar (Mary Mara) y Nakir (Rebbeca Harrell). Los demonios viajarán en el tiempo, alimentándose de hombres incautos, y Tomas será elegido por Dios para darles caza junto a una detective del siglo XXI, Rachel Dressler (Gina Ravera).

La premisa suena bien, ¿verdad? Lástima que su ejecución sea tan torpe. Esta película es un desastre: la dirección se siente completamente amateur; en cuanto a la fotografía, carente de personalidad. Es cierto que hay algunos aciertos puntuales en el apartado de efectos especiales, pero la pobreza global del producto impide que éstos se disfruten como deberían. Por otro lado, las actuaciones del elenco son terribles… Aunque ya llegaremos a ello.

Primer problema: la película se desarrolla sin tener claro adónde va. Los eventos se van agolpando unos sobre otros sin coherencia o intencionalidad alguna. A veces, transcurren con total lentitud; en otras ocasiones, en cambio, se sienten atropellados, como el momento en que los tres viajeros en el tiempo llegan al futuro y actúan como si nada. No pido una escena entera de transición, en que se les vea adaptándose a los cambios que han moldeado al nuevo mundo, pero ¿acaso no se les tendría que ver, como mínimo ligeramente sorprendidos? No sé, digo yo.

A nivel de guión, todo el film está plagado por errores de narrativa dignos de un principiante. Por ejemplo: hay un “plot device” que ayuda a mover la trama, así como un descarado “plot armor” que protege a nuestros protagonistas. Como “plot device” tenemos a un conveniente objeto sagrado que indica a Tomas que es “el elegido”, que le informa de cosas mediante una exposición barata y que le indica por dónde quedan los demonios a los que persigue. Más sangrante todavía es el caso del “plot armor”. Estamos hablando de una película de terror donde los protagonistas son inmunes por culpa de un guión sobreprotector, que les saca las castañas del fuego en todo momento con las excusas más inverosímiles. Esto hace que la amenaza que esos dos súcubos sedientos de sangre deberían suponer no llegue a cristalizar en ningún momento.

Los personajes son otro lastre. No hay profundidad en ellos, sus interacciones carecen de química y, para colmo, no evolucionan a lo largo del film (aunque se nos intenta hacer creer que sí de forma artificial). Y, por si esto fuera poco, los actores que los encarnan parecen estar ausentes la mayor parte de la película. Las que se toman más en serio su papel son las actrices que hacen de súcubos, pero aún y así, el guión las somete a ciertas escenas ridículas (por ejemplo, una pelea entre ellas realmente cutre) que ni sus histriónicas actuaciones logran compensar.

Para ser una historia inspirada en el universo de Barker, Saint Sinner no es desagradable en ningún momento, no llega a revolverte el estómago. Ni la violencia extrema ni el sexo retorcido y malsano al que nos tienen acostumbrados los trabajos del autor y sus derivados aparecen en pantalla. Sí, hay alguna que otra escena en que se insinúa algo tórrido, pero es que la sutileza no es el estilo de Barker, siempre impúdicamente visceral y explícito.

Y, para colmo, hay en el film ciertos guiños al autor que quedan fuera de lugar, meras anécdotas dentro del conjunto. ¿Era necesario que los demonios soltaran en un par de ocasiones frases que bien podrían haber salido de la boca de un cenobita? No sé si esas frases tenían más sentido en el material original, pero en la película se sienten bastante forzadas.

Imágenes de la película

 photo saint_sinner_3_zpsjnm4izgz.jpg

Lo mejor: ¿Qué el concepto es de Clive Barker?

Lo peor: Que Clive Barker esté involucrado en este bodrio.

Vuestros comentarios

1. jul 27, 07:07 | DEVILMAN

Tristemente recuerdo esta cosa, felizmente no recuerdo nada de ella mas alla de el titulo. Desde el 2002 SyFy a estado surrando estas mierdas y en la actualidad sigue…

2. jul 27, 12:49 | Oriol Vigil

Hola, Devilman. Antes que nada, gracias por comentar.

A mí, Saint Sinner también me pareció un film horrible (por si no se ha notado en la reseña, jejeje). Lo malo es que podría haber sido mucho mejor. Una auténtica lástima.

Sobre el canal SyFy, debo decirte que yo le tengo algo de cariño (de ahí lo de “entrañable”); es cierto que últimamente nos granjea una cagada tras otra, pero gracias a ellos hemos podido disfrutar de Channel Zero, por ejemplo, serie que a título personal me ha gustado bastante.

Saludos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.