Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Scare Campaign

Scare Campaign

¿Para cuándo "Tronistas, psicópatas y viceversa"?

Scare Campign Review

Ver ficha completa

  • Título original: Scare Campaign
  • Nacionalidad: Australia | Año: 2016
  • Director: Cameron Cairnes, Colin Cairnes
  • Guión: Cameron Cairnes, Colin Cairnes
  • Intérpretes: Meegan Warner, Ian Meadows, Olivia DeJonge
  • Argumento: Un programa de televisión que realiza bromas macabras será víctima de su propia estupidez.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo SC_Interior_zpsucnpauyv.jpg

El popular programa de televisión sobre bromas de cámara oculta, “Scare Campaign”, ha entretenido al público durante los últimos 5 años con sus arriesgadas ocurrencias. Sin embargo, la desleal competencia “snuff” pone en riesgo la continuidad del programa. Acosados por una productora ejecutiva sin escrúpulos, los responsables del proyecto se ven empujados a nuevas cotas de realismo y mala uva. ¿Habrán ido demasiado lejos esta vez? ¿Se habrán topado con la víctima equivocada o serán ellos las víctimas de la nueva “telerealidad”?

En la correspondiente noticia que le dediqué en su día a “Scare Campaign”, comentaba sobre el auge de las bromas macabras grabadas en vídeo con objeto de ganar fama en YouTube. Cuando no se trata de un programa de televisión, como el mismo “Scary Tactics” en que se inspira la película de los hermanos Cairnes, una serie donde la cuidada elaboración de los montajes se presenta como el mayor atractivo en pantalla.
Sin embargo siempre se ha dicho que las bromas terminan volviéndose contras sus perpetradores, más temprano que tarde. ¿Qué pasaría si un programa de estas características, que lleva en antena cinco temporadas, decidiera subir la apuesta con objeto de competir contra una emisión “snuff” capaz de mandar al paro a los currantes de “Scare Campign”? Sirvan el menú con humor negro y gore, eso sería lo que hoy tenemos encima de la mesa. Sólo que los ingredientes han quedado a medio cocinar a pesar de la ambición y empeño de los chefs. Gracia tiene la justa, casi toda acumulada en sus primeros compases, y las contadas escenas sangrientas resultan poco impactantes debido, parece endémico en la actualidad, a unos personajes intrascendentes, más de lo habitual.

¿Cuál es el principal problema de esta producción australiana independiente? Jugársela a un trío de valor muy bajo, marcarse un farol como la copa de un pino aun contando con una premisa original respaldando la apuesta. Vale, es una expresión hecha, aquí los naipes se traducen como giros de guión. Sus responsables fundamentan el largometraje, precisamente, en el principio sobre el que se sostiene la serie ficticia de la que nos narra sus desventuras: “Scare Campaign” intenta que la sorpresa sea el motor de la trama. Lo malo que cualquier espectador lo suficientemente avezado se adelantará involuntariamente a dos de los giros. Para que un rompecabezas sea desafiante debe constar de más de tres piezas. Quizás si los personajes hubiese tenido un peso real en la narración el juego hubiese funcionado, pero son tan desagradables y planos que potencian las flagrantes incongruencias de guión.

”Murder Freaks”, así se llama a la competencia “snuff” que parece haber hallado un filón en la “deep web”, esas páginas restringidas donde se dice que lo de menos es traficar con órganos. Que las fuerzas de la ley no sean capaces de bloquear una red con más de dieciséis millones de suscriptores se me antoja imposible hoy en día. E igualmente, el resto de pilares de “Scary Campaign” andan cogidos por los pelos, hasta tal punto que terminan derrumbando cualquier atisbo serio de continuidad. Si el asesinato en esta película debía parecer atemorizante, en su lugar llega a ser ridículo, y gracias. Sé que hablamos de terror, “Paraíso de la Fantasía”, en concreto de un “pseudo slasher” cuyo único cometido es entretener ochenta minutos sin mucha historia, pero es difícil perdonar estos pecados sin otros elementos de valor que salven los muebles.

Disculpad los posibles destripes, ¿pero nadie en toda Australia reconoce a una de las actrices que siempre parece ejercer de gancho en un programa de televisión tan supuestamente exitoso? Es más, si se produce un sabotaje desde dentro de la última broma, ¿no resulta obvio quién es el topo cuando apenas quedan supervivientes entre el equipo de realización? Insisto, los hermanos Cairnes, también guionistas, intentan solventar estos fallos en las costuras lanzando a personajes repudiables a la acción más directa, pensando que su egoísmo será divertido. Craso error: no me parecen especialmente cómicos.
Culpa de ello, no podría ser de otra forma, la tienen los intérpretes: de regulares a mediocres. Únicamente salvaría a su protagonista, Meegan Warner, que no ha pasado de películas justitas como “The Veil”. Esta guapa actriz se beneficia claramente de un personaje mucho más humano, dividido entre los sentimientos de culpa por el aumento de saña en las bromas grabadas y una relación enrevesada con el director del programa. Claro que, y aquí se detecta un atisbo de genuina mala leche, la buena voluntad puede llegar a ser comparable a la mayor estupidez. Sí, hay genuinas y honestas intenciones detrás del trabajo de los Cairnes, como las hubo en su debut, ”100 Bloody Acres”, pero igualmente les queda por madurar mucho a esos destellos de talento que han logrado demostrar con muy poco presupuesto.

No obstante, en el lado positivo, encontramos una muy buena realización apoyada en una también potente edición, tanto de vídeo como de audio. El metalenguaje de las cámaras grabando cámaras ha sido retratado con tino, aportando dinamismo mediante continuos cambios de plano. Además disfrutaremos de un ritmo diferente al habitual, probablemente porque hablamos de un producto Australiano: esta gente sabe imprimir un aire irreverente a sus proyectos, por ejemplo fijaos en la infravalorada “Undead”, que para sí quisieran sus primos yanquis.
También, al tratarse de una película que pivota alrededor de una emisión sobre bromas macabras, la ambientación se deja disfrutar para los amantes del género. Destacando a este respecto sus primeros diez minutos, genuinamente simpáticos y que prometen algo que no pudo cumplir el flojo guión. Los efectos especiales cumplen, nada del otro mundo sabiendo las locuras que nos han llegado desde la Tierra de los Canguros. En todo caso, se agradece la realización artesanal de los mismos.

Llegados a este punto es interesante avisar de que el sesgo slasher que se prometía durante su campaña promocional es un poco engañoso, importante señalarlo para evitar comparaciones odiosas que no vienen a cuento. ¿Hay machetazos? Sería un pecado lo contrario, y sin embargo su presencia queda extraña entre tanta mentira. Como os decía, se intuye rápidamente donde está el truco, pero es importante destacar que el citado sesgo es sólo un engaño barato para proteger las (no tan) sorpresas de su historia.

Aun reconociendo su valía a cierto nivel atmosférico, además de esa pizca de personalidad y originalidad que tanto reclamamos actualmente, no sabría en qué lado posicionarme: ¿me ha gustado “Scare Campaign”? A ratos. Creo que señala una muy buena dirección en la trayectoria de sus directores. Al final del día vuelve a ser una oportunidad perdida donde un mayor esfuerzo a la hora de plantear el guión hubiese sido bienvenido. ¿O alguien de verdad puede justificar su “profundo” mensaje protesta contra los excesos del ser humano?

Una decepción que se puede soportar sin problemas gracias a su corta duración.

Imágenes de la película

 photo SC_1_zpsdsh5o61k.jpg

 photo SC_2_zpsdoomhg1n.jpg

 photo SC_3_zpsstjz2yx5.jpg

Lo mejor: Su arranque, bien planificado y con bastante mala leche.

Lo peor: Justificándose en tres giros bruscos de guión, dos se ven tan claros que pierde mucha gracia la broma.

Vuestros comentarios

1. oct 7, 03:47 | dani3po

Pues yo una vez pasado el “prólogo” y cuando se ponen manos a la obra con el programa empecé a pensar en multitud de teoría sobre lo que iba a pasar. Algunas se cumplieron y otras no. Desde luego el último giro sí que me pilló de sorpresa, aunque viéndolo retrospectivamente entiendo que haya gente que lo pudiera adivinar. En general me gustó bastante, es corta, sin relleno innecesario y tiene algunos momentos de gore rico rico y con fundamento.

2. oct 9, 02:47 | Skalope

Muy decepcionante Bob. Ya lo has dicho por activa y por pasiva en tu crítica, el quiero y no puedo a la hora de sorprender con los 3 giros lastra la cinta. Cameron y Colin, joder, que son 2 mentes pensando, discutiendo por donde va a ir la cosa… de verdad sólo dieron para esto?, como muy triste.
Las interpretaciones muy lowers. El director del programa imitando sin parar a Mark Wahlberg. Oye tipo!, ofrece un mínimo de personalidad artística. Incluso físicamente se esfuerza en parecerse.
Si hubiese dependido de mi, oye, de perdidos al río. En el climax final, la actriz y el director se unen, planifican contraataque y uno a uno se pelan a todos los Murder Freaks. Exagerado?, si, y penoso, pero hubiese sido más satisfactorio que ese plano final en la que la chica se soprende de la cámara del coche y empieza a sospechar “oye, y si la chica está con los chungos?”… cuando el espectador medio lo sabe hace 30 minutos.
Para más inri, antes de ser quemado, Mark Wahlberg comenta “es realmente bueno”, en relación al giro final de los Freaks. Buah, vergonzoso.
Mira, recuerdo un truño de peli que salió a la vez que “the prestige” titulada “el ilusionista”; por aquello de que Hollywood siempre saca temáticas por duplicado. Pues quieren hacer creer que la chica de Edward Norton muere a mitad de película, pero en ningún momento cuela, el 90% de la gente sabía que la chica estaba viva y saldría al final. Pues bien, recuerdo que los 2 últimos minutos mostraban a Paul Giamatti atando cabos e imaginando flashbacks que le hacian cuadrar todo y explicaban el porque estaba viva. Nunca olvidaré esa escena, se me ponen los bellos de punta de la vergüenza que pasé, me dan ganas de vomitar. Pues esta peli igual pero x 3!

3. oct 14, 15:14 | Omar

Totalmente de acuerdo Bob. Me funcionó como un simple entretenimiento para ratos.. Tiene momentos simpáticos y otros de verdad deplorables.

La primera mitad la disfrute mucho, pero la segunda fue malísima.. Meter giros de tuerca sobre sus giros de tuerca le costo la pérdida total de gracia.

Si bien, me encantó que “acariciaran” el tema de la deep web (un tema que en realidad me gusta y me asusta) y el discurso de los excesos violentos a los que los seres humanos cada vez tenemos mayor antojo, yo si lo sentí transparente y fue de mi agrado. :)

Por lo demás no deja de ser un entretenimiento mediano 2.5/5
Un abrazo!

4. oct 16, 16:16 | Bob Rock

Dani3po.- Me alegra que te gustase. A lo mejor yo estaba demasiado en “tensión”. Es decir, cuando mentan al puñetero programa de los frikis enmascarados ya me sentí mosqueado. Por eso estuve buscando lo que vendría a continuación. Eso sí, tiene un ritmo bueno, va al grano y sólo le ha faltado un guión más cuidado para ser recordada (dentro de un par de años nadie sabrá de su existencia).

Skalope.- Tuve la “suerte” de ver “El Ilusionista” en Sitges. Me molestó muchísimo la actuación de Norton, parecía drogado. El único que estaba digno era Giamatti, pero a nivel de guión: era mostrarle al público a un tío limpiándose el culo con su propia lógica durante un buen rato. Le tengo especial manía a esa película, gracias por recordármela ;)

Omar.- Genial estar de acuerdo. Siento que así todo encaja mejor ;)
Este fin de semana estuve con un ingeniero de sistemas que me mostró un poco de Onion… buf, rebuf… lo de la deep web es interesante (ya irán saliendo más películas) a nivel imaginativo… o como inspiración. La realidad es que vi vídeos que superaron mi resistencia. Miedo de verdad.
En cuanto a la película, demasiados giros para poca cosa. Ahora, se ve fácilmente, no se sufre… y eso es MUY bueno!

Abrazos.

5. oct 16, 17:34 | Mr zombie

No es una gran pelicula, pero no esta del todo mal. Para ver un dia de esos que no pides mucho y te relajas con cualquier cosa.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.