Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Sensoria

Sensoria

Un amor de vecinos

sensoria

Ver ficha completa

  • Título original: Sensoria
  • Nacionalidad: Suecia | Año: 2015
  • Director: Christian Hallman
  • Guión: Christian Hallman, Måns F.G. Thunberg
  • Intérpretes: Lanna Ohlsson, Norah Andersen, Alida Morberg
  • Argumento: Empezar de nuevo nunca es fácil, y menos con vecinos que se pasan el día espiando y copulando durante toda la noche.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

sensoria photo sensoria_1_zpsmzgvkn3u.jpg

Lovecraft criticaba en su obra La Tumba lo fácil que es tachar de “locos” a todas aquellas personas “psíquicamente sensibles” que poseen la habilidad de ver más allá de los lindes que se consideran “reales”, haciendo frente a un malsano pragmatismo, corto de miras, que suguestiona todo el entorno sin recapacitar en lo desconocido del mismo. Desde luego Sensoria, la película que hoy nos ocupa, arranca por la puerta grande, con el gran H.P. Lovecraft como principal bastión para asentar sus bases; y lo cierto es que no le quito ni un palmo de razón… A menudo ponemos en tela de juicio la coherencia de una película por el simple hecho de que ésta atestigua ciertos fenómenos ante los que somos totalmente ateos, como pueden ser los fantasmas (quizás sea por eso que, mientras veía Sensoria, siempre tuve muy presente el giro psicológico); y acabamos luchando contra la propia película en busca de un mínimo de “razón”, de “realidad”, que encaje en nuestra cuadriculada mente (y quizás sea nuevamente por esta razón por la que, mientras veía Sensoria, no dejaba de pensar en la lucha de su protagonista por superar la muerte de su hija). Quizás tan solo sea cuestión de abrir un poco la mente…

Sensoria recuerda mucho, pero mucho, a The Tenant. Sus primeros minutos son, prácticamente, una minuciosa copia que sigue los fundamentos de la citada The Tenant, aunque, poco a poco, Sensoria empieza a distanciarse y comienza a recordarnos a filmes algo más cercanos a lo que será su conclusión final, como Dark Water o Whispering Corridors. Pero siempre conservando su honestidad, pues la sueca incursión de Hallman es, ante todo, una propuesta sincera, abierta con lo que propone, de objetivos algo difusos pero con pisada firme. Me gusta que los directores arriesgen, siempre lo digo, y aunque en esta ocasión el argumento y las ideas que subyacen en Sensoria no son ciertamente originales, hay momentos en la película realmente espeluznantes y maliciosos que retratan con pulso gélido, escalofríante, el periplo de la protagonista hacia las entrañas de la muerte. Sin embargo, en todo momento vamos un paso por delante de la película… El fantasma de Dark Water, poco a poco, se hace cada vez más evidente, y el juego psicológico de The Tenant cada vez más borroso. La historia tampoco busca la complejidad. De hecho incluye un alegato inicial con el que busca clarificar algunos términos, y me alegro por ello; sin embargo el desenlace es previsible. Da mal rollo, pero como digo, se ve venir a la legua.

La atmósfera de Sensoria es sobria, degradante y oscura, perfecta para la historia que nos quiere contar. Recurrente a aquella Déjame Entrar que puso en boga al país nórdico en aquel lejano 2008, Sensoria, aunque no enamora, si emociona y nos permite recuperar la esperanza de poder encontrar películas tan buenas como la citada obra del sueco Tomas Alfredson. El reparto tiene muy buenas maneras; Lanna Ohlsson interpreta a Caroline Menard, soltera y sin metas definidas en su vida, que se bate en un duelo intenso y contínuo por rehacer su vida y que, en todo momento, nos implica en su proceso enfermizo. Ohlsson realiza un grandísimo trabajo; creo que su actuación es lo único cálido que he sido capaz de encontrar entre todo el hielo de Sensoria. Inquietantes vecinos como los interpretados por Rafael Pettersson o Boel Larsson, se cuentan entre lo más destacado de un reducido aunque eficaz reparto.

Todo es mejorable, pero lo cierto es que Sensoria es de lo poco decente que he visto en estos últimos meses, donde las propuestas me resultan cada vez más insustanciales o especialmente decepcionantes. Parece que el 2015 murió en octubre con el estreno de la última gran película del año, Bone Tomahawk, que al igual que Sensoria, sin tampoco desmelenarse por el lado más provocador, estaba dotada de pequeños momentos de tensión, de seriedad y de un lento aunque cautivador pulso. Dadle una oportunidad a Sensoria, no pensando en grandes obras como Dejame Entrar, pero sí con la esperanza de disfrutar de una decente historia de fantasmas, pequeña, algo precaria pero bien montada y con momentos realmente conseguidos. Un altamente recomendable.

Imágenes de la película

sensoria photo sensoria_4_zps6t9zezy0.jpg

sensoria photo sensoria_2_zpsmprx5kgq.jpg

sensoria photo sensoria_5_zpsf7llyznz.jpg

Lo mejor: es muy oscura y no tiene un final feliz.

Lo peor: el giro final se veía venir... Muy previsible.

Vuestros comentarios

1. mar 7, 16:15 | Omar

Sensoria es una pelicula muy honesta, que busca contar una historia directa sin tantas ramas ni giros inesperados. Maneja el terror de una manera muy refinada, pero no ha conseguido asustar en ningún momento, se salvan un par de escenas que transmiten mal rollo, pero que carecen de innovación.

Por momentos me pareció un proyecto escolar, ciertos dialogos son muy forzados, incluso, aunque varios encuadres se ven novedosos, se visualiza aleguas la falta de presupuesto disponible para la cinta.

Previsible de pies a cabeza. Agradecí su duración de 1.20 minutos.

Le daría 2/5

2. abr 11, 19:34 | Miguel G.P.

Acostumbrados a la basura filmica, esta película está más que bien. Una cinta atmosférica de fantasmas con una fotografía muy currada y poco más, que no es poco. Yo le daría un 3/5.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.