Estás aquí: Página de inicio » Libros » Static

Static

Los peligros de una groupi de ultratumba

static int

Ten cuidado con lo que escuchas…

Durante el verano antes de su último año escolar, Salem Vale es una groupie de diecisiete años que ha estado siguiendo a su banda de rock – punk, “Malicia”, de concierto en concierto, con la esperanza de que una noche pudiera acceder al backstage y conocer a sus siniestramente sexys integrantes. De hecho ha estado guardando su virginidad para Thane, el solista. Pero una fatídica noche logra su deseo… que termina convirtiéndose en pesadilla.

A la mañana siguiente, Salem despierta encerrada en un contenedor de basura, como si fuera un simple desperdicio, sin memoria de lo ocurrido la noche anterior, salvo porque se siente extraña, diferente, como si algo salvaje e incontrolable estuviera creciendo en su interior. Pronto nota que está “cambiando” convirtiéndose en algo… que no es humano.

Ahora una profunda hambre interior la desgarra pidiendo un tipo de comida “muy especial”, para drenar la energía de quienes la rodean, pero antes de que pierda el control, surge Trevor, un roadie de la misma banda que la detiene justo cuando va a asesinar a su primera víctima movida por un instinto que no puede dominar. Con su ayuda aprenderá a controlarse… porque Trevor es igual a ella. A cambio sólo le pide colaboración para que a nadie más le vuelva a ocurrir lo mismo… asesinando a los miembros de “Malicia”.

TAWNY STOKES: CUANDO A HARRY POTTER LE CRECEN LOS COLMILLOS

static izd 2Esta canadiense desde muy temprana edad se sintió tentada por el lado oscuro del arte narrativo ideando historias de vampiros y asesinos en serie, hasta graduarse con honores. Y pese a ser una fiera con las matemáticas y el inglés, decidió dedicarse a la literatura en su Canadá natal donde sigue ideando fantasías arcanas junto a su hija y sus adorables gatos, especialmente dirigidas para un público adolescente.

LA MALDITA NECESIDAD DE LAS ETIQUETAS

Son como el dinero, algo tan inevitable como odioso. Pero no queda más remedio que servirse de ellas, especialmente cuando entras en una librería, pues sirven de orientación dentro de la misma para no “perderte” entre tanto libro y mamotreto. Y así te facilitan localizar las diferentes secciones de cine, música, bolsillo… pero también tienen el problema de estar condicionadas por la subjetividad del comercio en cuestión. Porque para las secciones antes indicadas no hay problema, es como ir a la sección de comics, donde uno encontrará los mismos, pero ¡ay amigos cuando llegamos a la sección denominada fatídicamente como “juvenil”! Bienvenidos al “cajón de sastre editorial”, porque en la sección juvenil cabe de todo. Y esto es muy discutible. Mi libro favorito es “Momo” de Michael Ende, supuestamente un cuento de adultos para niños o más bien según mi opinión un cuento de niños para adultos, aunque en realidad su magia reside en ser ambas cosas a la vez.

Y así en esta sección te encuentras tanto versiones de “El Principito” de Saint – Exupèry, un libro que sencillamente no tiene edad para ser leído, junto al “Apocalipsis Z” de Loureiro como novela ¿juvenil? Vamos, que unos padres un tanto despistados pueden regalarle a su hijo un cuento maravilloso como crearle un síndrome post-zombi-traumático de por vida.

A mí no me da rubor alguno acudir a esta sección a comprar libros y cuando llego a la caja y preguntan aquello de “¿para regalo, verdad?” contestar con un educado “no, gracias, es para mí” con la mejor de mis sonrisas pederastas y disfrutar como al dependiente le tiembla el pulso mientras deja el cambio encima del mostrador con ojos de espantada repulsión para así no tener que tocarme al dármelo en la mano. No pasa nada, siempre he sido un provocador y me regodeo en mi crápula condición de iconoclasta.

CUANDO LA REALIDAD ES UN FIEL REFLEJO DE LA FICCIÓN

statin izdPero lo cierto, es que pese a todo, a veces se acierta, y se incluyen en esta sección libros que por su lenguaje, más que por su contenido (pues ahora eso de leer sobre demonios y vampiros edulcorados es tan común como ir a comprar el pan), resultan adecuados para ciertas edades “maleables” para las que cumplen una función fundamental. Aficionar a las jóvenes generaciones a la lectura. ¿Cómo es posible que se les obligue a chavales de 13 años a leer “El Quijote” o “La Celestina”? Que son obras clásicas inconmensurables, no lo niego, pero a esas edades sólo sirven para cogerle una tirria a la lectura que no se va ni con KH7, además de no enterarte de la segunda lectura crítica y social y de la época por la que estas obras son unos clásicos universales. Entonces que les damos a leer a los chavales, ¿este tipo de libros? ¿Y por qué no? Primero creemos la “costumbre” de leer y luego ya iremos refinándola con Cervantes, Shakespeare y coetáneos hasta patinar por el sanguinolento filo de la navaja con Lovecraft, King y compañía.

“Static” cumple a la perfección con las aptitudes indicadas. Es un libro protagonizado por una moderna adolescente algo rebelde, esto es, el patrón de cualquier generación en dicha edad, con un lenguaje sencillo, que no simple, sin grandes formalismo y donde abundan los diálogos, la prosa rauda y una escasa profundidad psicológica de personajes donde prima la aventura sobre la reflexión. Por lo tanto, resulta ideal para los mayores como “placer culpable” como para los jóvenes como novela divertida y amena con la que seguir fomentando el gusanillo de la lectura en nuestros jóvenes acólitos.

static portadaLO MEJOR: Una buena alternativa a tanta escuela de magia y vampiros crepusculares que pululan por ahí pese a seguir su mismo patrón.

LO PEOR: No innovar no está reñido con entretener, cosa que “Static” cumple de sobra y quien se crea “mayor” para estas lides, pues él se lo pierde.

Componentes

Sexo: 3/5
Terror: 2/5
Intriga: 2/5
Violencia: 3/5

Edición

Autor: Tawney Stokes
Título Original: Static
Editorial: Libro Electrónico

Vuestros comentarios

1. sep 7, 23:56 | Jorge Guateque

Suena interesante

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.