Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Stranger Things (T2)

Stranger Things (T2)

Ochentéame otra vez

stranger things 2

Ver ficha completa

  • Título original: Stranger Things 2
  • Nacionalidad: USA | Año: 2017
  • Director: The Duffer Brothers y otros
  • Guión: The Duffer Brothers y otros
  • Intérpretes: Winona Ryder, David Harbour, Finn Wolfhard
  • Argumento: Meses después de los acontecimientos de la primera temporada, Mike vive aquejado por las extrañas visiones de su pueblo invadido por una entidad gigante.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo st_2_2_zpshduzv7c1.jpg

No sé los demás, pero yo andaba en octubre subiéndome por las paredes: me marchaba a Sitges, al festival, y no podía ver el comienzo de la segunda temporada del fenómeno de Netflix, Stranger Things, hasta mi regreso. Aunque prometí no leer nada sobre la serie en internet, me terminé contaminando con un montón de opiniones que mostraban cierta decepción respecto a la calidad de esta nueva entrega. Decidí, en ese momento, dar un poco de tiempo al visionado y esperar a que acampara la tormenta de detractores y fans incondicionales para hincarle el diente.

Meses después de los acontecimientos de la primera temporada, Mike vive aquejado por las extrañas visiones de su pueblo invadido por una entidad gigante. Paralelamente el Sheriff lidia con una extraña contaminación en los campos que rodean el pueblo de Hawkins y con una Once cada vez más reacia a vivir escondida de la organización que opera en las afueras de pueblo.

Una vez vista y rumiada llega el momento de expresar mi opinión, con ganas de que sea rebatida tanto por un lado como por otro. Comenzaré con lo más evidente: los guionistas tenían que hacer auténticos malabares para volver a convertir en cuerda unos hilos que se habían separado: la criatura alojada en el vientre de Mike, la desaparición de Once, el cierre del vórtice entre las dos dimensiones o el triángulo amoroso que vive Nancy. Ese trabajo de recohesión, con ausencia de novedades con respecto a la fórmula primaria, les llevó unos cuantos episodios. Para disfrazar y paliar algo esta falta de originalidad en los sedimentos de la narración, se redoblan los homenajes a los años 80 y se incorporan a la trama nuevos personajes; algunos de ellos, para regocijo de los nostálgicos, protagonistas de cintas icónicas de aquella década. Así, el nuevo novio de Winona, Sean Astin, protagonizó la suerte de germen de la serie actual, Los Goonies. Y Paul Reiser, que encarna al nuevo jefe de la instalación secreta, se encargó, en su momento, de complicarle la vida a la teniente Rypley en Aliens de la que también encontramos generosos aromas para esta ocasión.

La influencia de Stephen King sigue siendo notable en esta nueva entrega aunque, seguramente a consecuencia de su éxito, se han dulcificado los personajes negativos y su presencia en la historia es básicamente anecdótica; así el personaje de Billy, un rubio melenas con laca y descamisado, promete participar en una trama que finalmente se le termina escapando, consumiendo una buena cantidad de minutos que concluyen siendo baldíos. Y a falta de malos lo que si vamos a tener es monstruitos a mansalva; los demogorgons serán aquí toda una legión dispuesta a merendarse, si les dejan, a medio pueblo.

Desgraciadamente, pese a lo sumamente sencilla que es de ver, se pierde bastante de la tensión dramática de la primera temporada; la familia protagonista está menos desestructurada, el Sheriff se muestra menos como un tipo duro y la amenaza, pese a sus tintes apocalípticos, se antoja menos alarmante que cuando teníamos un único demogorgon. Pienso que es porque Netflix ha decidido apostar más por el producto mainstream que por el experimento y ha evitado oscurecer en exceso la trama para retener la atención de la mayor cantidad de público posible…

Donde la cosa ha ido a mejor ha sido en la factura general del conjunto: la nueva temporada abre más los planos, contiene mejores efectos especiales y mejor calidad en la integración y visibilidad de las criaturas. Una factura impecable que viene acompañada también de las excelente actuaciones de sus jóvenes protagonistas a los que un año más, lejos de quitarles frescura, les ha afinado de forma brillante.

Quizá lo más reseñable de la temporada sea el enigmático y polarizador de opiniones episodio 7, en el que perdemos de vista a casi todos los personajes para entrar de lleno en una historia radicalmente distinta que a ratos me recordó Jóvenes ocultos. Es cierto que se trata de un episodio que sirve para desenrocar a Once de su apatía en la temporada, pero también lo es que, como guion y ritmo, supone un quiebro excesivo salvo que se retome de alguna manera en la próxima temporada (algo similar a lo que sucede con el rubito perverso) pero tendremos que esperar un tiempo antes de salir de dudas.

Concluiré diciendo que, personalmente, pese a disfrutar enormemente de sus constantes referencias al cine de los 80, de sus aciertos visuales y de ser realmente entretenida, esta segunda temporada está sustancialmente por debajo en resultados que su predecesora y se nutre de la inercia de la potencia con que esta concluyó para mantener el interés del espectador en sus anodinos tres primeros episodios.

Imágenes de la película

 photo st_2_4_zpsgahs7br7.jpg

 photo st_2_5_zpswsklh13q.jpg

 photo st_2_1_zpswtvkpyjv.jpg

Lo mejor: Su referencias y su excelente factura visual e interpretativa.

Lo peor: Perdida la novedad la cosa tarda mucho en coger fuerza.

Vuestros comentarios

1. abr 28, 14:08 | AZOTE

Evidentemente ya no hay factor sorpresa y buscan continuidad, algo que puede notarse en la calidad de las tramas, pero por ahora les está saliendo bien. Y que dure, porque hace tiempo que las series fantásticas están rescatando al aficionado del sopor de esos estrenos que sólo son maravillosos para la crítica hamijos.

6 meses después no es que recuerde capítulo por capítulo pero el momento de Once a plena potencia es muy grande, de lo mejor, entre el Gandalf de “no pasarás” y Fénix oscura.

2. abr 28, 16:07 | Skalope

Tenía mucha curiosidad en saber como Eleven volvía a la vida después de haber estallado en el final de la temporada 1. Pensaba… como se lo harán?. Bueno, pues, simplemente, aparece por los pasillos del instituto, ve un agujero que lleva a la dimensión terrestre y alah, ahi lo llevas. En serio a nadie le molestó muchísimo esa resolución?. Yo me sentí que me tomaban por idiota.
Más idioteces:
Los bicharracos andando como Pedro por su casa, sin explicación previa, por todo el pueblo.
Lo del espía!!!. Pero menudo rollazo que no lleva a ningún sitio, porque los monstruos ya andan sueltos mucho antes de ese tema.
Los nuevos personajes no aportan absolutamente nada.
Nostalgia cero. Ya lo explicó un día creo que Bob. Yo no tenía una amiga con poderes ni me enfrentaba a Bicharracos de pequeño.
También remarcar como solucionan lo del pollo de la temporada anterior con la prensa. Van a preguntarle al Poli y más o menos le dice… “oye, a mi no me toques las narices, ya te puedes ir pirando”. El periodista se pira y santas pascuas.
Muy mediocre todas las respuestas a temas que quedaron pendientes de la temporada anterior. Lo peor de todo es que quedan 3 temporadas… de momento.
Series hechas por el público y no por creadores = Mediocridad.

3. may 6, 19:14 | BrainDamage

Para mí sobra completamente esta temporada, se queda a años luz de la primera en todos los sentidos; sobre todo en el guión; que es pésimo. Ya veremos la tercera…

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.