Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Summer of Blood

Summer of Blood

Hipsterada vampirica quiere ser tu amigo

summer of blood

Ver ficha completa

  • Título original: Summer of Blood
  • Nacionalidad: USA | Año: 2014
  • Director: Onur Tukel
  • Guión: Onur Tukel
  • Intérpretes: Dakota Goldhor, Dustin Guy Defa, Onur Tukel
  • Argumento: Erik Sparrow no sabe qué hacer con su vida, hasta que es mordido por un vampiro.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

summer of blood

Soy un gran admirador de la comedia indie, aunque parezca que muchos acaben de descubrirla y la describan como una simple tendencia “hipster” o que para muchos otros sea sinónimo de “basura intelectualoide o de contenido aburrido”. La prefiero a Woody Allen y sus dramáticas y somnolientas películas (lo siento, es lo que pienso. Una comedia debe hacer reír… o al menos intentarlo y no pasarse al público por el aro). Hay un par de directores, como son Wes Anderson y Whit Stillman, que me parecen unos genios; y no tengo muy claro si es únicamente una cuestión de gustos muy personales o si realmente disfruto con sus personajes presuntuosos, tontorrones e insoportables (muchos de ellos un poco sociópatas) que siempre están pensando en el lugar que ocupan en este mundo, envueltos en una locura descomunal tan realista… como surrealista. Las películas de estos dos tipos, al margen de ofrecerme un desfile de personajes caricaturescos, excéntricos y sumamente histriónicos que en la mayoría de ocasiones suponen un acierto; suelen divertirme y hacerme reír. Lo reconozco: gozo viendo este tipo de majaderías, entre las cuáles incluiría a este Summer of Blood. Por supuesto si todo esto no te convence, no esperes más y cambia de canal. Si por el contrario estás dispuesto a enfrentarte a esta divertida parodia de la serie Girls repleta de vampiros, personajes cuarentones gilipollas, y un argumento que ya has visto mil veces antes pero que, tal y como está servido para la ocasión, no dudarás en disfrutar de nuevo; no lo dudes: Summer of Blood es tu película Y TIENES QUE VERLA.

Erik Sparrow (Onur Tukel, que protagoniza y dirige) es un cuarentón inmaduro que sigue sin encontrar su lugar espacio-tiempo. Lleva un tiempo saliendo con Jody, quien se le declara una noche de verano; petición que Erik rechaza. Su único objetivo es a vivir sin una meta en el horizonte. Vaguear en un trabajo que odia y masturbarse en el baño con una fotografía asexual de Penelope. Hasta que un día todo se desmorona: Jody le ha abandonado por otro y ahora la acosa todos los días, el trabajo se le hace cada vez más insoportable y su sexo es descrito como una cagada. Así que nuestro amigo, abatido, vagabundea por el mundo hasta que un día, en mitad de la calle… deja de ser humano y conoce la otra cara de la moneda. Y como os podéis imaginar todo empieza a cobrar sentido. Erik sigue siendo gilipollas, pero ahora es un gilipollas con mucha suerte… lo cual es genial.

Summer of Blood es sumamente divertida. Por muy deficiente que sea su fotografía no deja de ser una película estupenda, y su éxito se debe a sus fantásticos diálogos, sus continuas referencias a la serie Girls, y esos vampiros simples, de antaño, y con estilo que hacen de la película de Tukel una auténtica joyita. Es difícil entender porque hay gente tan loca - como un servidor – que disfruta y se ríe a gusto con diálogos que tan pronto te hablan de la culpabilidad de comerse a un ser humano, como se cuestionan si creen o no en Dios, si alguna vez lo han hecho y porqué, o si se comportan igual que un robot en la cama. Pero es así, yo me lo paso en grande con este tipo de cosas. Personalmente me hacen mucha más gracia este tipo de diálogos elaborados en torno a contenidos existenciales (la mayoría de veces más huecos y duros que una piedra…, al fin y al cabo sigue tratándose de una comedia), y estos personajes alocados e histriónicos a los que siempre acabo adorando y que son mucho más reales de lo que pensamos (Erik Sparrow es el amo. Un perdedor admirable); que la comedia comercial Hollywoodiense, con las mismas situaciones repetidas una y otra vez, los mismos clichés y ese mismo humor tan prefabricado, forzoso, previsible y, en la mayoría de ocasiones, falto de ingenio que a menudo me satura sin lograr a arrancarme ni una sola carcajada. Summer of Blood es fresca. No quiere ser el nuevo Tucker and Dale vs. Evil (algo insólito últimamente, teniendo en cuenta lo mucho que avasallan ese tipo de comedias), ni tampoco solucionarte qué has de hacer con tu vida. Solamente nos propone un modo distinto de ver la comedia, con mucho humor negro, muy bien escrita y muy divertida. Altamente recomendable.

Imágenes de la película

summer of blood

Tráiler

Lo mejor: ¡Onur Tukel es DIOS! Memorable el momento pasamontañas.

Lo peor: un poco más de originalidad no le habría venido mal. Es demasiado clásica.

Vuestros comentarios

1. jun 30, 20:46 | nina

En serio? es posible una película interesante?? vaya racha la de este año…jaja

El trailer pinta muy bien, tomo nota para cuando sea posible verla ;)

2. jul 6, 12:15 | donnie_darko

Ni con un palo.

3. oct 4, 23:59 | skalope

Viviendo a pocos km de Sitges no había ido nunca al festival y me he estrenado con esta divertidísima propuesta. Muy divertida, Tukel, es un coco. Las réplicas y contrareplicas que se suceden a lo largo de la película durante los enfrentamientos verbales entre personajes son majestuosas.
Dejarme destacar el nivel de féminas. Son ese tipo de chicas que no reflejan el más fiel paradigma de la belleza.. pero que excitan como pocas. Nada más llegar he buscado como un loco fotos de las 5 chicas que aparecen en el film.. Tukel ha logrado que me excitasen todas un montón.
En contra de la peli indicaré que hay alguna pequeña laguinita de sopoliferidad, pero son muy breves.
Muy recomendable, pasaréis un rato muy agradable.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.