Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Sun Choke

Sun Choke

Terapia de choque

sun choke

Ver ficha completa

  • Título original: Sun Choke
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: Ben Cresciman
  • Guión: Ben Cresciman
  • Intérpretes: Evan Jones, Sarah Hagan, Barbara Crampton
  • Argumento: Janie es una joven con graves problemas mentales que vive en un estricto régimen de medicinas y yoga de la mano de Irma, su niñera.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

sun choke photo sun-choke-3_zpstz2klijg.jpg

Antes de comenzar la redacción de esta review, me gustaría apelar a la versión de una popular y antiquísima fábula atribuida de manera incierta al conocido fabulista Esopo; se trata del conocido cuento de la rana y el escorpión, historia corta que encierra una moraleja muy acorde con la abrumadora conclusión que ofrece el magnífico trabajo de Ben Cresciman:

Había una vez una rana sentada en la orilla de un río, cuando se le acercó un escorpión que le dijo:
—Amiga rana, necesito cruzar el río. ¿Podrías llevarme en tu espalda?
—No, si te llevo en mi espalda me picarás y me matarás
—No seas tonta—, le respondió entonces el escorpión —si te picase, me hundiría contigo y me ahogaría.
Ante esta respuesta la rana accedió. El escorpión se colocó sobre la espada de la rana y empezaron a cruzar el río. Cuando habían llegado a la mitad del trayecto, el escorpión picó a la rana. La rana, al sentir el picotazo y darse cuenta que iba a morir, le preguntó al escorpión:
—¿Por qué me has picado, escorpión? ¿No te das cuenta de que tú también vas a morir?
A lo que el escorpión respondió:
—Rana.. mi amiga, no lo pude evitar porque es mi naturaleza.

El baremo de las emociones humanas está visto que es amplio, indefinido, inescrutable llegando, en determinadas ocasiones, a resultar verdaderamente pavoroso. En base a los más degradantes niveles de esta escala emocional imperfecta, cierto tipo de individuos tienden a desviar su conducta hasta alcanzar unas cotas rayanas al compulsivismo más histriónico. Son estas un tipo de tendencias o comportamientos indiscutiblemente dañinos para la sociedad, anomalías a las cuales la psiquiatría trata de buscar una respuesta al tiempo que una solución satisfactoria. En palabras de Manuel Isaías López, importante identidad en el ámbito de la psiquiatría sobre todo infantil: “la racionalidad no es un acto que la persona hace, sino un conjunto de modos de ser”. Por lo tanto, se deduce que debemos comprender que el caso contrario, la irracionalidad, corresponde a una tendencia del mismo modo natural y, por tanto, incorregible.

Y bueno, el lector se preguntará: ¿A qué viene toda esta aburrida perorata de moralidad, naturaleza e insaneidad mental tan someramente expuesta? Sí, digno de explicar por mi parte: el segundo trabajo a la dirección del estadounidense Ben Cresciman profundiza en la complicada psicología de Janie, un muchacha que padece una compleja patología a la cual se unen exacerbados brotes de violencia que vive en reclusión bajo los atentos cuidados de su babysiter Irma. El doble juego moral que firma Cresciman en este caso está más que claro, exponiendo de un lado la imposible revocación de la condición o naturaleza, como bien prefiera llamarse, de Janie que, a su vez, involucra a quienes la rodean en una serie de situaciones incómodas y extremistas. Así mismo, se expone también una abierta crítica acerca de los limites morales que son capaces de transgredir estas problemáticas conductuales. Un arma de doble filo que otorga a Sun Choke cierto toque de ambigüedad que cuesta despejar incluso varios días después de su visionado. Obtusas conclusiones que tejen en la mente del espectador una visión del conjunto global imprecisa y, en un primer momento, pobre.

Varias son las bazas perfectamente jugadas para que el nuevo producto de Cresciman salga vencedor en tales lides. Encabezado por la angelical Sarah Hagan (Orange County, Someday we will get married), cuyo rostro inocente se presta a engaño desde los primeros albores del metraje, se vislumbra un reparto de lujo que cuenta con la carismática presencia de la diva Barbara Crampton que, en esta ocasión, deslumbra en el rol de Mary Poppins psicótica. Estelar, Crampton hace gala con creces a la extensa lista de más de una cuarentena de títulos que avalan su meteórica carrera. El sublime careo representado entre ambas actrices es un motivo más que de peso para que la producción se torne en un disfrute como pocos se dan, de auténtico lujo.

Las artes escenográficas no están de menos en este caso, aludiendo tanto su bellísima formalidad visual y fotográfica como a la destreza en la incursión de algunos momentos dignamente sangrientos que constituirán las delicias de aquellos que se confiesan amantes de lo extremo. El organigrama visual termina de construirse y adquirir una mayor fuerza mediante la utilización, por momentos, de una conveniente iconoclastia erótica.

Ahora, y del lado menos conspicuo, no sería racional eludir hablar de sus carencias, también existentes. Resulta obvia la escasa destreza de su guión en ciertos niveles, tales como en la tarea de dibujar un perfecto cuadro psicológico de las protagonistas. Sobre todo la personalidad de Janie aparece algo desdibujada y confusa, mezcando en ella sintomatología de diferentes patologías que no llega a cuajar en el trasfondo de la historia. Es igualmente complejo para el espectador comprender las motivaciones de un personaje cuyos detalles de su vida anterior resultan indeterminados y muy confusos.

En lineas generales Sun Choke es un producto sencillo pero muy bien llevado, un thriller psicológico que trata de profundizar en los diferentes niveles de la demencialidad humana y que, aún con sus carencias, ofrece un solvente entretenimiento que va más allá del típico subproducto mediocre destinado a cubrir la sobremesa del sábado. ¿Se puede pedir más? Yo diría que no.

Imágenes de la película

sun choke photo sun-choke-4_zpsoqhpkcu6.jpg

sun choke photo sun-choke-2_zps5notzew0.jpg

sun choke photo sun-choke-1_zpshvhucjrt.jpg

Lo mejor: Su doble juego psicológico.y moral, actuaciones brillantes, aspecto técnico impoluto.

Lo peor: Por contrapartida, la pobre introspectiva que ofrece en ocasiones el guión.

Vuestros comentarios

1. nov 7, 21:12 | tito Jesús

para mi una película muy buena. la fotografía y localizaciones tan geométricas y ordenadas contrastan de msravilla con la locura de su protagonista y la cerrazón de miras de su cuidadora que para colmo sus conocimientos se hacen mas dudosos a casa minuto. el retrato de las obsesiones de la protagonista hacen el comienzo de una lentitud necesaria para su imparable segundo tramo. no la perdais de vista

2. oct 20, 21:29 | Omar

Muuuuy lenta, pretenciosa.. Un par de escenas vale la pena.
Toda la película parece una eterna construcción de una protagonista que no acabamos de entender del todo

2.5/5

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.