Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Sweatshop

Sweatshop

En tu fiesta me colé...

Sweatshop Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Sweatshop
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2009
  • Director: Stacy Davidson
  • Guión: Ted Geoghegan, Stacy Davidson
  • Intérpretes: Ashley Kay, Peyton Wetzel, Brent Himes
  • Argumento: Charlie y sus amigos acuden a un almacén abandonado donde una “rave” salvaje e ilegal se celebra. Allí, entre sexo, drogas y música tecno-gótica, una enorme figura va acabando con los invitados.

40 |100

Estrellas: 2

Sweatshop Grande

Quiero dar las gracias de nuevo a Cratosxp (de Subsploitation y Sesión de Noche) por el magnífico montaje de esta cinta. Puede que las películas sean mejores o peores, pero sin el trabajo altruista de señores como Cratosxp no podríamos ni ver la mitad de las películas que por aquí se reseñan.

Sweatshop es una película norteamericana independiente rodada en 2009, y de la cual se hablaba bastante bien, sobre todo después de su premiado paso por distintos festivales menores. Incluso suscitó bastante interés dentro de la prensa especializada hasta el día de su distribución oficial. Momento en el que el público, comenzaba a difundir los demasiados defectos de un slasher cuyo planteamiento con respecto a la definición y diseño tanto del asesino como de sus atroces actos es correcto y, si me apuráis, hasta divertida visualmente; pero que en el resto de apartados muestra una carencia de ideas y de profesionalidad alarmante. ¡Y aún así un servidor seguía teniendo ganas de ver otra película que pasa a engrosar el creciente listado de “terror sin pena ni gloria”!

De a cuerdo, Sweatshop no inventa nada nuevo ni puñetera falta que hace, pero entre asesinato y asesinato del misterioso psicópata las escenas de relleno (aquí más que nunca) se suceden largas e impasibles luciendo casi como una comedia involuntaria: porque las relaciones entre los ya de por sí patéticos personajes, sus diálogos diarreicos y la falta de emoción, lógica o tensión en cada una de las tomas, llevan continuamente al espectador a preguntarse: “¿está pasando todo esto de verdad?” Sorprendente la falta de credibilidad que padecen los personajes; por otra parte, único contenido de un guión cuya historia no da ni para rellenar una servilleta.

Charlie y sus amigos (una recua de chicas y chicos góticos) van a montar una de sus famosas “raves” en un almacén abandonado. Un trago de alcohol aquí, una obsesión desmedida por el dinero, escenitas de sexo injustificadas por allá, entre tamaña organización aparece el verdadero dueño del local: un asesino en serie que anda un poco mosqueado por no haber sido invitado a la fiesta. Pero aun así, ante tamaño desprecio, ayudará a organizar la fiesta encargándose de marcar a los invitados con un martillo pilón más grande que el del mismo Thor.

Poco más de cuatro líneas sirven para completar hora y media del metraje del segundo proyecto de un tal Stacy Davidson. Obviamente un “slasher”, caso muy parecido a las películas de muertos vivientes, no necesita un gran argumento detrás para ser memorable; tan solo la correcta definición de los personajes y sus interrelaciones frente a los ataques (que deben ser tan destacables como su perpetrador) que atentan con su integridad física. Y ahí radica la mayor debilidad de Sweatshop (referencia precisamente a las “raves” por aquello del sudor – sweat – remojando la pista de baile): los personajes son el paradigma de lo despreciable y la falta de credibilidad. Recurriendo a la estética gótica como atractivo visual me parece surrealista el trabajo de los actores que bien podrían haber sido de cualquier otra tribu urbana o de ninguna. ¡Qué mal actúan los condenados! Sus frases agobian por lo tópicas que resultan y lo injustificables que son todas sus reacciones (las escenas de sexo rivalizan en decadencia con las vistas en los últimos trabajos de Steven Seagal), si a esto le añadimos unos tipos que no se creen nada de lo que están haciendo ya tenemos una primera mitad de película inaguantable sin tomársela a broma. Y quizás ese fuese el objetivo de los guionistas, hacer de los personajes una broma patética más agradable de masacrar ante el espectador. No es una mala alternativa para reflotar una película – que por otro lado se siente continuamente barata –, sin embargo, el nivel de pelusilla que provocan, unido a los continuos bailes intrascendentes y los tejemanejes irrelevantes que se llevan estos “jóvenes” góticos entraditos en años, ocasiona una repulsa tal que no quedan ganas de reírse siquiera. Un fracaso a nivel argumental y un ejemplo a no seguir en cuanto a la realización de una cinta de género.

Además la ambientación se hace pesada: los pasillos, salas y recovecos del almacén resultan cutres a más no poder. Ni siquiera existe un esfuerzo por presentarnos originalmente los escenarios, o al menos encuadres atractivos. No, todo lo relativo a la técnica tira por lo ramplón y solo destaca cuando la casquería aparece en pantalla.

¿Qué carisma, qué fuerza posee el asesino en cuestión? Ninguna y toda, La Bestia, que así se llama el interfecto, no pasará a la historia como un serial carismático pero si que destaca por su nivel de brutalidad y por su aspecto y diseño casi improvisado. Allí está en su almacén machacando despiadado a los pobres incautos que se ponen en el radio de acción de su gran martillo. No existen respuestas a su presencia, no hay motivaciones, no hay sentido, ni siquiera humor negro. Cual Alemania conquistando Polonia, todo lo que aparece ante su paso es arrasado sin piedad, y todo por… ¡pues por nada! Si el colmo de lo ilógico son “las novias de La Bestia”, unas señoras que jamás llegaremos a saber ni lo que pintan, ni lo que representan; claro está sin aportar nada de valor a la película. Adicional y negativamente, y por mucho que las escenas sangrientas lo sean y mucho, la forma de dosificar la presencia de “La Bestia” es enervante, tendremos mucho más de narrativa hueca con la sempiterna presencia de los góticos que apariciones por parte del asesino. Eso sí, la calidad de los efectos especiales está asegurada merced al enfoque artesano que les ha dado el señor Davidson, el mismo un experto diseñador. Incluso podremos asistir a algún momento pseudoriginal (¿os gustan las piernas femeninas?).

No obstante, la escalada de terror es demasiado progresiva para lo que tiene que ofrecernos el film, y resultarían más impactantes las masacres que realiza “La Bestia” en un documental o en un trailer que en un largometraje vacío y sin sentimientos. Aunque he de confesar avergonzado que la resolución final, la fiesta que parece que nunca llega, ha sido de mi gusto, sobre todo por ver morir a tanto gilipollas junto. Hay que sacar conclusiones positivas hasta de una visita al infierno, ¿no?

Una película solo apta para completistas del sub-género slasher o aquellos que disfruten con el gore sin necesidad de excusas – aunque yo diría que los FXs tienen más de salvajes que de “gores” –. En definitiva, una cinta insuficiente y descompensada que termina de romperse debido al poco cariño aplicado en todos sus apartados, excepto la realización de los efectos especiales, y al lamentable trabajo del reparto. Solo queda tomársela en calce de humor, reunir a unos amigotes y, con los consiguientes estupefacientes, reíros hasta hartaros de una película cuyo mejor adjetivo es “cretina”.

¡Ah! Y los amantes de la música preparaos: pura escoria techno-gótica pseudocomercial… así de simple.

Lo mejor: Ver morir a los repelentes personajes; así sabemos que avanza el metraje

Lo peor: Lo falso, superficial y banal de Sweatshop

Vuestros comentarios

1. ago 25, 17:47 | Mr zombie

El ultimo parrafo define perfectamente lo que es esta pelicula. 100% de acuerdo.

Y por supuesto yo tambien quiero agradecer esos trabajillos de Cratosxp que ayudan mucho a ver cosas que de otro modo no se podrian ver o solo en su forma original.

2. ago 25, 21:54 | Blanch

Me sumo al agradecimiento y decir que tuvo mucho valor para terminar de traducirla. Mala.

3. ago 31, 01:10 | Machete

La pintas de maravilla. Cada vez me fio menos de estos productos…me he llevado tantas tortas.

4. ago 31, 04:26 | CratosXp

Ya me gustaría que todas las películas fuesen como I saw the devil… jeje Un saludo a tod@s.

5. may 10, 00:31 | directioner1231d

me gusta un poco esta peli es de terror como me gusta a mi solo q es muy de ciencia-ficción :)

6. may 21, 00:00 | DISCO QUEBRADO

un asesino gordo y grandote armado con un martillo gigante.

unos “ayudantes” del asesino que supongo eran mujeres porque estaban vestidas con camison blanco con cara de zombie con los ojos inyectados en sangre y la boca chorreandole sangre de los colmillos que le sobresalian… si, la verdad que no se que demonios serian.

lo cierto que el asesino y esas ayudantes detestan y mucho a los goticos. emos, darkies, vampis, y demas gente con nombre raro que se viste toda de negro con tonos grises y se pintarrajea la cara como un mimo (el gordo que se ve pòr telefono al comienzo me dio ganas de vomitar por lo asqueroso que se veia, puaj….)

hay bastante baile por mala suerte ya que la musica es punchi punchi tipica de alguna discoteca chetonga que de seres de la oscuridad. incluso hay uno que se pone a bailar break dance ademas de tener peinado punk ¿¿¿¿????

no estan tan buenas las muertes. la pelicula esta hecha con pocos pesos y se nota. los actores son todos horrendos, parece que nunca aprendieron a hablar con naturalidad; las minas estan mas o menos a pesar de ese maquillaje que las afea un poco, hay una que es re-puta, se coge a un gordo espantoso que no para de darle a la cerveza a cada rato porque le re-cabe; hay otra que tiene el peinado tipo anime que habla como una pibita de 12 años caprichosa y berrinchuda y SPOILERS OJO QUE CUENTO EL FINAL esta la final girl que es una rubia linda pero que no sirve para un carajo ya que no le hace nada al asesino, solo le pega un par de tiros que ni cosquillas le hacen, por eso cuando la empieza a perseguir, no hace nada por detenerlo, sino por salvarse ella, asi que lo encierra con los otros amigos en el almacen bajando la persiana, sin importarle un carajo el destino de sus amigos y para colmo se queda un rato escuchando los gritos desgarradores de como el asesino los va matando a sus anchas hasta que la chica se aburre, se va corriendo y ahi termina la pelicula.
y nunca se explico quien era ese asesino, ni por que estaba alli, ni que eran esas ayudantes que mencione antes, ni se le vio la cara al asesino, ni nadie hizo nada por pararlo y colorin colorado todo el mundo fue asesinado. FIN SPOILER

y como es una pelicula llena de goticos en el comentario hay muchas frases y palabras aleatorias en negrita. :)

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.