VOD

Has filtrado por etiqueta: %C2%BFslasher%3F

The Final Girls

Comedia postmoderna de andar por casa

The Final Girls Review

Ver ficha completa

  • Título original: The Final Girls
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2015
  • Director: Todd Strauss-Schulson
  • Guión: M.A. Fortin, Joshua John Miller
  • Intérpretes: Taissa Farmiga, Malin Akerman, Adam DeVine
  • Argumento: La hija de una scream queen de serie b acaba, junto a sus amigos, metida dentro de la cinta más famosa de su madre.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

 photo the_Final_girls_exterior_zpsbfkxjxvl.jpg

Pongan un póster con aire retro; véndanlo como una comedia postmoderna que transgrede las normas de algún subgénero, en este caso el pobrecito slasher; añadan como protagonistas a unos jóvenes atormentados por el siglo XXI, pero bien planos no sea que el espectador se maree; hagan claras referencias nada solapadas a clásicos del cine transgredido, en este caso “Viernes 13” (partes 4 en adelante), “The Burning” o “Sleepaway Camp”; y así ya tienen garantizado un importante premio en el festival de turno. Que además sea el premio al mejor guión tiene guasa – sí, estoy hablando de Sitges -, todo gracias a ese guiñó cómplice propio de pijos niuyorkinos que se inventan el meta-slasher en un giro abominable que atenta contra la ya cuestionable “El Último Gran Héroe”. Luego leo referencias a “Jacuzzi al pasado” o “Tucker & Dale vs. Evil” y me entran ganas de llorar, no se podía mencionar a películas más intrascendentes, no. Esto apostilla la terrible sensación que me embarga desde hace años: el terror está absolutamente banalizado. Peor aún, se ha malinterpretado absolutamente los entresijos, más rancios que frescos, de un cine que va perdiendo la sensación de peligrosidad o divertimento que nos regalaba antaño de cualquier guisa, ya fuese disfrazado de serie Z como “Slime City”, de serie B nostálgica como “Lecturas Diabólicas” o de clásico absoluto como “Halloween”. Seguir leyendo…

Lo mejor: Destellos de originalidad genuina gracias a los clichés del slasher (sexo, persecuciones, flashbacks y rubias mediante).

Lo peor: Momentos empalagosos y faltos de gracia para dar y tomar, dirección artística mediocre y un final que argumentalmente floeja.