amor

Annette

Tempestad musical

Has filtrado por etiquetaa: amor

As boas maneiras

Un hombre lobo carioca en Brasil

As boas maneiras

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

As boas maneiras

Brasil no es un país que nos acostumbre a propuestas de cine de terror. Aparte de las cintas serie B de nuestro querido amigo Rodrigo Aragão y dramas que, por su dureza, se incluyeron en programas de cine fantástico (como la sensacional “Bicho de 7 cabezas”) tengo que remitirme a los 70 y al cine de José Mojica Marins para hablar de terror carioca. Aunque se viene anunciando una avalancha de cine de horror, desde aquí invito a la gente que nos lee que si se me ha escapado algún autor o hay una cinta recomendable de este país que pueda ser interesante que use el hilo para hacérnoslo saber.

As Boas maneiras se llevó, entre otros galardones internacionales, el premio de la crítica en el pasado festival de cine de Sitges y, junto con O animal cordial, confirmó que Brasil se apunta al carro de hacer cine de género de calidad y con sello personal. Tras la dirección y el guión se encuentran Marco Dutra y Juliana Rojas, tándem creativo que hace unos años trajo también a Sitges otra cinta, Trabalhar cansa, donde ya apuntaban excelentes maneras pero que era, por encima de todo, un drama. En esta ocasión saltan al fantástico de lleno revisitando al ser que, junto con el vampiro, es el más tradicional del folclore universal: el hombre lobo.

Lo mejor: Buenas interpretaciones y su mezcla entre lo nuevo y lo clásico.

Lo peor: 135 minutos que pueden pesar demasiado.


Intruders

Como en casa en ningún sitio

Intruders

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Intruders

Anna sufre de una agorafobia tan intensa que, cuando un trío de delincuentes irrumpen en su casa, ella no se atreve a huir. Pero lo que los intrusos nocsaben es que la agorafobia no es la única psicosis de Anna. ¡La habéis cagado con todo el equipo!

“Intruders” es otra aproximación de bajo presupuesto al subgénero de las “home invasión”. Esta vez de la mano de Blumhouse, la famosa productora tras “Insidious” o “Paranormal Activity”, entre muchas otras. Productora que ya revitalizase el mismo subgénero con “The Purge”, cinta que ha disparado la producción de películas basadas en la frágil seguridad del hogar moderno. “Intruders”, dirigida por el debutante Adam Schindler, no es ni mejor ni peor que el resto, una muestra paradigmática de estas historias como thriller de sobremesa: no molesta, pero no aporta nada especialmente destacable. Su argumento presenta las bases canónicas de todas estas tramas: la mujer indefensa que se ve acosada por unos aviesos invasores. Eso sí, lo hace con agradecida rapidez y usando una vuelta de tuerca que mezcla elementos de “La Habitación del Pánico” con “You’re next”.

Lo mejor: Un ritmo ágil que no decae en ningún momento.

Lo peor: Personajes planos sin evolución ni trasfondo.


Bait (AKA The Taking)

Donde las dan, las toman…

Bait (AKA The Taking)

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Bait (AKA The Taking)

Maravilloso y sorprendente plato fuerte para Frighfest es el que nos brinda el director británico Dominic Brunt con su segunda incursión en el largometraje, Bait, magnánima adaptación de una historia firmada por la escritora, actriz y productora Joanne Mitchel, cerebro principal en el equipo Mitchel-Brunt films, que está demostrando su más que buen hacer en perfecta comunión laboral-matrimonial.

El trabajo de Brunt bien podría catalogarse como una ácida crítica de la popularidad de un sector demasiado presente en el mundo del trabajo autónomo en Gran Bretaña: el usurero. Para tal fin, el director se acoge al retrato de Bex y Dawn, dos amigas atrapadas en un insatisfactorio trabajo local que viven en un tranquilo pueblo de Yorkshire. En su afán por convertir en realidad su humilde sueño de abrir una cafetería propia lejos del ambiente machista y suburbial de las galerías, sin darse cuenta se dejan arrastrar bajo el falso ala de amabilidad del empresario independiente Jeremy, que se muestra más que dispuesto a echarles un cable. Pero no es oro todo lo que reluce, y pronto comprenderán que sus vidas han caído en manos de un cruel extorsionador sin ningún tipo de moral. Sin duda, un marco lo suficientemente oscuro que, de por sí, representa un tipo de terror desgraciadamente cotidiano y que ofrece justo lo que augura: un nivel de tensión capaz de, literalmente, atornillar al espectador en su butaca.

Lo mejor: Su pistoletazo de salida, su violencia extrema. Bex, Dawn, Jeremy, un trio como para cortar la respiración.

Lo peor: Su tercio final, aunque inmenso para algunos, puede ser motivo para sonoros descontentos.


Everlasting

Amor en tiempos corruptos

Everlasting

Matt cuenta la historia de su romance con Jessie, quien viajó desde su ciudad natal, Colorado, hasta Los Ángeles para convertirse en modelo. Cuando Jessie es encontrada muerta, Matt se traslada a Los Ángeles decidido a encontrar al culpable que está tras el asesinato y hacer que pague por lo que ha hecho, al tiempo que impide que su novia figure como una estadística más.

Anthony Stabley es el guionista y director de Everlasting, un thriller oscuro y melodramático que cuenta la difícil y trágica relación entre dos jóvenes; una historia de amor salpicada por la violencia, la ira, la tortura y, en última instancia, la muerte. Stabley es un tipo que ha hecho prácticamente de todo en el mundillo del cine, desde especialista en efectos especiales, pasando por productor, guionista, editor, departamento de arte y un larguísimo etcétera. Everlasting es el primer largometraje que firma con su verdadero nombre. Curiosamente en 2006 dirigió y escribió su largometraje de debut, Marta’s Sex Tape, bajo el pseudónimo de Antonio Rivero.

The Scopia Effect

Mi mente hecha trizas

The Scopia Effect

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

The Scopia Effect

Arriesgada propuesta de fantasmas del debutante Chris Butler, con reminiscencias a la decepcionante I am a Ghost, y a Origines - ganadora del premio a la mejor película en la pasada edición del Festival de Sitges – que intenta abrirse paso con un filme mucho más ambicioso y mejor orquestado que el de Mendoza, e igual de original que el de Mike Cahill.

Basia, una joven oficinista, decide someterse a una terapia de hipnosis con el fin de curar su estado depresivo, sin embargo durante la hipnosis se abre una puerta en la mente de Basia que no solo trastoca su oscuro pasado, sino también el de sus vidas pasadas. De manera que Basia comenzará a revivir todas y cada una de sus vidas hasta llegar a un punto en el que no será capaz de reconocerse ni a si misma, ni el tiempo-espacio que la rodea.

Sin duda alguna, el mayor handicap de The Scopia Effect es que requiere, por parte del espectador, de “una mente abierta”, dispuesta a adentrarse, sin reparos, en un juego peliagudo, debido, fundamentalmente, al montón de conceptos abstractos que se van adheriendo a la historia. Una historia, sin embargo, la mar de reconfortante y agradecida, pues una de las peculiaridades de The Scopia Effect es su desquiciante narrativa caleidoscópica, notoriamente heredada de la opera prima de Mendoza (I am a Ghost), y curtida de secuencias aceleradas, flashbacks que nos trasladan a diversos rincones del mundo, espacios imaginarios y cortes bruscos continuados.

Lo mejor: una joyita, buena dirección y clímax.

Lo peor: el tono cómico comentado y las ganas de tocarle los huevo al espectador con tanto flashback innecesario.


Vice

Ve "westworld"

Vice

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Vice

A comienzos de la década de los 70 , un joven director y escritor llamado Michael Crichton aprovechaba, a rebufo del éxito de la adaptación de su obra La amenaza de Andrómeda, para llevar a buen puerto un guión donde un parque temático, de última generación, ponía en peligro la vida de sus visitantes por culpa de la rebelión de sus atracciones: unos sofisticados androides. La cinta, llamada Westworld, fue tal éxito que propició una secuela Future World bastante inferior pero aún así notable. Varias décadas después, cambiando androides por dinosaurios, Crichton repetiría formula y éxito con Parque Jurásico. Pero, mientras que la idea de Parque Jurásico alertaba de los peligros de jugar a ser Dios, los robots de Westworld nos llevaban a reflexionar sobre las fantasías humanas y los límites morales, presentando a una serie de millonarios en un mundo artificial donde son libres de realizar sus sueños sin importar la catadura moral de los mismos.

Vice, la cinta que nos ocupa hoy, recupera las premisas de Crichton y la adapta a nuestros días introduciendo en ella interesantes reflexiones morales y sociales. También adereza la formula con elementos de Matrix y Gamer. Desgraciadamente, tras ese comienzo prometedor, pierde completamente fuelle en favor de una historia de acción y tiros (hacía tiempo que no veía tan mala puntería) tediosa, previsible y carente de cualquier interés.

Lo mejor: Sus primeros minutos prometen...

Lo peor: Es tan vulgar que ni siquiera divierte por mala.