Has filtrado por etiquetaa: artes marciales

Journey to the West

La nueva locura de Stephen Chow

Journey to the West

Aunque estrenada en febrero en China, ahora es cuando comienza la distribución en gran parte del mundo de este nuevo y loco espectáculo marca de la casa Chow. El director detrás de los súper éxitos Shaolin Soccer (2001) y Kung Fu Hustle (2004) está de regreso con lo que mejor sabe hacer: una comedia fantástica llena de efectos especiales extravagantes, personajes grotescos, artes marciales al límite y diversión, mucha diversión. Y a todo esto tenemos que añadirle demonios, pues aunque se trate de una cinta cómica de aventuras, el bueno de Chow introduce elementos de terror bienintencionado para añadir todavía más delirio.

El Rey Mono, acompañado de su bastón mágico y acompañado por un monje y los espíritus de un cerdo y un pez, viaja a la India en busca de unos pergaminos de Buda en un esfuerzo para alcanzar la iluminación.

Esta nueva adaptación de la historia clásica china del Rey Mono, ha obtenido un éxito arrollador en su país, en el que ha amasado el equivalente a 200 millones de dólares. Una brutalidad que la convierte en una de las películas más vistas en China y asegura potencial para, al menos, llegar a muchos mercados como consiguiera la citada Kung Fu Hustle. Y es que el mercado chino se ha convertido en el más potente del mundo exceptuando el de Estados Unidos. Además, consume mucho cine patrio. Sin ir más lejos, este 2013 la cuota de pantalla del cine chino ha supuesto un 60%. Algo en lo que Journey to the West ha tenido parte de culpa.

Nuevo teaser oficial para The Raid 2: Berendal

Esta vez saldrán a la calle a darse de hostias

Nuevo teaser oficial para The Raid 2: Berendal

Acabo de recibir un mensaje de nuestro querido MASP en el que se lee una exclamación, “¡Madre del amor hermoso!”, seguida de un enlace al teaser tráiler oficial de The Raid 2: Berendal. De hecho hace un par de meses John Trent ya nos presentó un primer teaser de la película, pero resulta que en aquella ocasión se trataba de un concept teaser… términos que ni acabo de entener y que de hecho tampoco me interesan demasiado. Lo importante es que tenemos nuevo teaser para The Raid 2: Berendal en el que vemos a Rama (nuevamente interpretado por Iko Uwakis) encarcelado y arreándole mamporros a una silueta humana dibujada con tiza en la pared. Además también se nos muestra brevemente a algunos de los nuevos protagonistas de la secuela y, por supuesto, se atisban una serie de momentos de lucha y acción adrenalítica, elementos que, sin duda alguna, son los que esperamos, con impaciencia, todos los fans de la primera entrega.

Rama, un joven veinteañero, se sienta en un inodoro mirando hacia abajo, a sus pies, pensando en cómo llegó hasta aquí, cómo terminó vistiendo el uniforme de la prisión y cómo su nombre terminó siendo sólo una cadena de números impresos en su bolsillo. Recordemos que Gareth Evans, que repite tras las cámaras, comentaba que en esta ocasión: “Llevaremos la historia fuera del edificio, a las calles. Todo lo que nos parecía tan aterrador dentro de aquel edificio se quedará pequeño comparado con las bandas callejeras que saldrán esta vez, las que de verdad controlan la ciudad, las que le cedieron el edificio al mafioso de la primera película. Vamos a expandir el universo de The Raid con ciertos personajes que se apuntaban en el filme original, y vamos a tener decorados y escenas de lucha aún más espectaculares”.

The Raid 2: Berandal

Teaser y fotos de la esperadísima secuela

The Raid 2: Berandal

Poco a poco pero de forma contundente nos van llegando cositas sobre Berandal. La esperadísima secuela de una de las mejores películas del pasado año, The Raid: Redemption, que en España conocimos directamente en DVD como Redada asesina, está completando su post producción. Como aperitivo hasta que llegue el deseado trailer, tendremos que conformarnos con este escueto aunque potente teaser de un minuto en el que contemplamos un pequeño conteo de los guantazos que se llevarán los malos. Y es que Rama está de vuelta, nuevamente interpretado por Iko Uwakis. Horas después de lo ocurrido en la primera entrega, seguiremos los andanzas del susodicho infiltrándose en los bajos fondos de Jakarta para desenmascarar un sindicato del crimen organizado y así proteger a su familia, además de sacar a la luz los trapos sucios de la policía. Claro que el camino no será fácil y para llegar a los altos mandos tendrá que dejar un reguero de sangre. Mucha sangre si hacemos caso de las primeras imágenes.

En Berandal repite como director Gareth Evans, que está vez cuenta con el aval de Sony, interesada en el proyecto tras el éxito de la primera parte. La asociación ha conseguido un poco más de presupuesto para las, ya de por sí excelentes, escenas de acción. El presupuesto sigue siendo pequeño, 3 millones de dólares, pero es más del doble de lo que, aunque no lo parezca, costó The Raid. ¿Cómo con tan exiguo presupuesto se puede hacer una maravilla del cine de acción como aquella? Pues con un equipo hasta arriba de gente con talento.

Universal Soldier: Day of Reckoning

Giro hacia lo siniestro

Universal Soldier: Day of Reckoning

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Universal Soldier: Day of Reckoning

¿Recordáis cuando Van Damme llenaba salas de cine? A diferencia de estrellas de acción A como Schwarzenegger y Stallone, el belga jugó en la liga B junto a Seagal y Norris. Un ejemplo muy similar a día de hoy podría ser Jason Statham. No hacía películas multimillonarias, pero durante años ostentó uno de los primeros puestos del género para los aficionados gracias a propuestas tan entretenidas y, pese a quién pese, míticas, como Contacto sangriento (1988), Kickboxer (1999) o Doble impacto (1991). Fue por aquel entonces cuando le llegó su primera producción relativamente grande que, cosas de la vida, tenía como director a un megalomano en potencia como el temible Roland Emmerich, y le juntaba con otra estrella B como Dolph Lundgren. Estoy hablando de Soldado universal (1992). Estoy hablando de un actioner estrenado a la sombra de la grandiosa Terminator 2: El juicio final(1992), que durante el mismo año arrasaba con todo y sentaba las bases del nuevo CGI. Pese a todo, Soldado universal se hizo un hueco en la taquilla y en el corazoncito de los fans, convirtiéndose posteriormente en una de las películas más alquiladas en los videoclub y más repetidas en la parrilla televisiva. ¿Cuántos de vosotros tenéis un viejo VHS rallado de tanto repetir?

Pese al éxito, no fue hasta 1999, cuando un Van Damme comenzando su declive decidió echa mano de una secuela. Sin embargo, la pésima Soldado universal: El retorno, no solo no contribuyó a dar un empujón a la carrera de su estrella, sino que terminó de hundirla.

Rescatado de polvorientas estanterías de videoclub por Stallone y sus mercenarios, y unos años antes, al menos artísticamente hablando, en la interesante JCVD (2008), se negó a dejar morir la franquicia con tan mal recuerdo. Así, y decidido a dar un cambio radical al invento, sorprendió con Soldado universal: Regeneración(2009). Aquí se intuía el cambio radical que se pensaba dar a la saga: hacerla más oscura, con violencia más sucia y personajes ambiguos. En esto último entra un Van Damme alejado de su rol de estrella y comenzando su viaje al reverso siniestro del personaje. Una transformación que culmina en Universal Soldier: Day of Reckoning.

Lo mejor: El arriesgado viaje al lado oscuro que ha hecho la saga.

Lo peor: Ciertos altibajos de ritmo durante el desarrollo.


Universal Soldier: Day of Reckoning

Elevadas dosis de gore y personajes enfermizos

Universal Soldier: Day of Reckoning

¿Soldado Universal en Almas Oscuras? Si, amigos. Y es que no hace mucho se estrenó en circuitos limitados USA la cuarta entrega de esta franquicia, y si uno indaga un poco se da cuenta de que se ha producido un cambio significativo. Tanto, que según aseguran unos cuantos, se trata de una película más cercana al cine de terror e incluso al cine de autor alejado de la industria que a la acción más o menos convencional a la que nos tenía acostumbrados. Lo cierto es que he tardado un poco en hablar de ella por aquí, aparte de porque a priori no la encontraba el hueco en Almas, porque la recordé el otro día cuando recuperando del olvido una copia de la tercera parte, Soldado universal: Regeneración (2009), de la que buenas cosas se oían por ahí, aunque no me atrevía a verla por culpa de aquel excremento de vaca titulado Soldado universal: El retorno (1999). Si, todavía me acordaba. El caso es que una vez vista Regeneración, sin ser algo para el recuerdo, sí que supone un paso adelante en la saga y un interesante giro de tono hacía algo mucho más oscuro y violento. Algo que, al parecer, han terminado de explotar en Day of Reckoning.

Una de las novedades en estas dos últimas entregas es que Jean Claude Van Damme y Dolph Lundgren ven muy reducido su protagonismo. Y ojo, no para mal: precisamente sus personajes, al menos en Regeneración (ya hablaré cuando la vea de la que nos ocupa), cumplen a la perfección con los minutos que les otorgan, siendo estos momentos esperados por el espectador-fan que, entretanto, no pierde el tiempo viendo un decente y muy entretenido espectáculo de acción que no se avergüenza de ser pura serie B. Aparte, su figura, la de Van Damme, ya no es la de un héroe de acción, ni siquiera la de un antihéroe: ahora es un personaje ambiguo y crudo. Cumple su misión. Punto. A la vista del trailer de la cuarta, esa línea ha ido in crescendo.

El hombre con los puños de hierro

Todo queda entre amigos

El hombre con los puños de hierro

Ver ficha completa

  • Título original: The Man with the Iron Fists
  • Nacionalidad: USA, Hong Kong | Año: 2012
  • Director: RZA
  • Guión: Eli Roth, RZA
  • Intérpretes: Russell Crowe, RZA, Lucy Liu
  • Argumento: Desde su llegada al Pueblo de la Selva, en China, un herrero se ve obligado a elaborar sofisticadas herramientas de destrucción para diferentes facciones tribales.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

El hombre con los puños de hierro

Desde hace bastantes años, existe algo que podríamos denominar “La Factoría Tarantino”. Una especie de club de profesores y alumnos, más o menos aventajados, amigos todos, que se lo pasan pipa haciendo películas con presupuestos (casi) siempre ajustados y como principal referencia para la promoción el nombre del amo y señor, es decir, Tarantino. Aunque en casos como este u otros tantos, solo aparezca para eso, para poner el nombre. Sin ir más lejos, a razón de esto ha hecho carrera el discutible Eli Roth con sus dos entregas de Hostel (2005 y 2007) o su fake tráiler (lo mejor que ha dirigido hasta la fecha) Thanksgiving incluido en la versión original de la parcialmente estimulante Grindhouse (2007). Cosas de la vida, Tarantino puso a Roth en un papel secundario de su fragmento, Deathproof, mientras que el otro fragmento se lo dejaba dirigir al alumno más aventajado y exitoso de su factoría: Robert Rodríguez. ¿Alguien sabe algo de un tal RZA? Pues se trata de un rapero, gran aficionado al cine de género y sobre todo a las artes marciales que, cómo no, es amigo de Tarantino y otros del club. Así, RZA, haciendo buena su experiencia en el doblaje y la banda sonora de la notable miniserie anime Afro Samurai (2007) y su secuela en formato de telefilme, Afro Samurai: Resurrection (2009), no ha despreciado los 25 millones de dólares que le han puesto sobre la mesa para intentar hacer realidad su capricho: dirigir y co-escribir, junto a Eli Roth, un espectáculo macarra y sangriento de artes marciales homenajeando/plagiando todo lo que le hace disfrutar. El genio detrás de Pulp Fiction (1994) se encarga de hacer las presentaciones.

El principal problema de El hombre con los puños de hierro es que, por mucho que lo intente, RZA no es Tarantino. Y no, tampoco es Eli Roth ni Robert Rodríguez Es tal su fijación por pretender ser un remedo, en forma y algo de fondo, de la genial Kill Bill (2003-2004), repitiendo incluso (o eso parecía) algunos de sus platós de rodaje y emparentando el estilo de fotografía y edición, que el invento queda como un desdibujado pastel trash de serie B más aburrido que divertido, más ingenuo que gamberro y, lo peor, montado sobre un confuso guión que invita a desconectar más allá de los guantazos. Eso sí, en cuestión de coreografías, chorros de sangre y frases lapidarias, han cumplido su propósito desde un punto de vista funcional, aunque se echa de menos alguna set piece que sorprenda; algún plano que transforme el apartado de acción en algo con verdadera alma.

Lo mejor: Russel Crowe, el único capaz de entender la mierda en la que se ha metido, y alguna que otra pelea bien coreografiada.

Lo peor: Es aburrida, con un guión confuso y un montaje falto de varios hervores, y con un suculento reparto oriental que han desaprovechado otorgando el papel principal al mismo RZA, cuya inexpresividad y falta de carisma hacen que Bolo Yeung parezca bueno.