VOD

Has filtrado por etiqueta: asylum

Mega Shark vs. Kolossus

Subiendo la apuesta

 photo MVK_Exterior_zpsxniylssw.jpg

Buscando nuevas fuentes de energía, Rusia despierta accidentalmente al Coloso, un robot gigante construido durante la tensión de la Guerra Fría. Al mismo tiempo, aparece un nuevo “mega tiburón” amenazando la seguridad mundial. Ahora el mundo debe encontrar la manera de detener a los mortales titanes antes de que destruyan a toda la humanidad.

Me dicen diez años atrás que una productora iba a triunfar, dentro de ciertos límites, estrenando una película protagonizada por un tiburón cabalgando un tornado y no me lo hubiese creído ni de coña. Si estuviésemos hablando de una saga que alcanzase la cuarta entrega, teniendo como mayor atractivo a un tiburón gigante hecho por ordenador, pues hubiese brindado ebrio porque semejante sinsentido nunca se convirtiese en realidad. Y, sin embargo, aquí estamos: hablando de “Mega Shark vs. Kolossus”, una película que narra el enfrentamiento de un tiburón grande como un rascacielos contra un coloso mecánico creado por los rusos durante la guerra fría. Quizás no sea el mayor pecado semejante argumento, sino su realización: un festival de efectos CGI donde todo vale pese a que los resultados parezcan antes el resultado de un mal viaje de ácido que una película comercial. “The Asylum” lo ha vuelto a hacer, utilizando como cebo a Chris Ray, hijo del reconocido perpetrador de basura fílmica Fred Olen Ray, han conseguido pescar una auténtica locura que castigará higadillos ajenos el próximo siete de Julio. Ya lo sabéis, carne de cañón para el canal SyFy, un digno intento de entretenernos a base de chorradas como un piano. Seguir leyendo…

Nazis at the Center of the Earth

¡Así que ahí estabais escondidos!

NATCOTE Grande

NATCOTE PosterVarios investigadores son secuestrados, mientras atendían a sus estudios en el Antártico, por un grupo de soldados de asalto enmascarados. Llevados a la fuerza al interior de una montaña, descubren asombrados como se abre en el subsuelo un continente donde los nazis supervivientes a la segunda guerra mundial medran convertidos en una especie de zombis. Con sus miembros remendados, su carne corrupta regenerada químicamente y su ciencia al servicio de la memoria del führer, para intentar instaurar de nuevo el tercer reich.

No os ha fallado la vista. Sí, Nazis en el Centro de la Tierra tomándose unas frankfurts, a la par que preparan su nuevo intento de conquista mundial para goce y disfrute de Blanch. La cuestión es que mientras muchos pensaban que los nazis, que tomaron la puerta de atrás tras la segunda guerra mundial, se habían exiliado a Brasil; la productora The Asylum maneja datos más precisos, demostrándonos en una de sus últimas producciones que esos exiliados han preferido zonas más afines climáticamente respecto a su Alemania natal. Concretamente el Antártico. Así, calladitos e ingiriendo altas dosis de químicos para conservarse podridos pero en plena forma, nos los encontramos en esta producción directa a video que, pese a no alejarse de la caspa habitual, parece algo más trabajada de lo que nos tienen acostumbrados. Solo hace falta ver su tráiler, parece únicamente “medio malo”, para sentirse atraído por encima de la media, comparándola con otras de las “obras” nacidas de la mente de la infame productora.

El 24 de Abril saldrá a la venta en Estados Unidos un trabajo que, como no podía ser menos dada la visión comercial de The Asylum, bebe del éxito y atención mediática que está despertando actualmente la mezcla de “nazis + fantasía”. ¡Qué cosas! Muestra ineludible de que hasta el pasado más traumático se puede superar, películas altamente solicitadas por los aficionados vienen a ser Iron Sky o The 25th Reich, sin olvidar el éxito reciente de la genial Dead Snow.

Nazis at the Center of the Earth es verdadera hija de sus padres: un producto que representa el debut tras las cámaras de un hombre de la casa, Joseph J. Lawson (diseñador de los efectos especiales de, entre otras “joyas”, Titanic II y Zombie Apocalypse). Una película escrita por el inefable Paul Bales, productor de casi todas las cintas de la Asylum; y protagonizada por un elenco que, aunque algo más abiertos en cuanto a las producciones a participar, rebosa serie B por los cuatro costados: Jake Busey (actor que en su día destacaba en, por ejemplo, Agárrame esos fantasmas o Starship Troopers, pero a día de hoy deambula en secuelas del tipo Road House 2 o Carretera al Infierno 2), la bella Lilan Bowden (Zombie Apocalypse) y Dominique Swain (otra incomprendida que llegó a trabajar con John Woo en Cara a cara, para acabar participando en proyectos que mejor ni nombrar).

Aunque me gustaría mantener la prudencia, habida cuenta de la procedencia de estos nazis roñosos, no puedo evitar desear que vaya llegando la fecha de su estreno – y rezar para que el DVD contenga subtítulos en la lengua de Cervantes –, con el objetivo de sumergirme en un cuento pulp de esos que recreábamos de críos jugando con los famosos sobres de soldaditos de plástico. Y es que no puedo evitar preguntarme cómo podían proporcionaros tantas locas aventuras esos infatigables militares, siempre prestos a salvar el mundo o destruirlo según calzase la tarde.

2-Headed Shark Attack

A mi también me daban dos de pequeño

2 Headed shark Attack Póster

Ver ficha completa

  • Título original: 2-Headed Shark Attack
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Christopher Ray
  • Guión: Edward DeRuiter, H. Perry Horton
  • Intérpretes: Carmen Electra, Charlie O'Connell, Brooke Hogan
  • Argumento: Un grupo de estudiantes que navegan por alta mar verán sus vidas en peligro por culpa de un tiburón... ¡¡¡con dos cabezas!!!

40 |100

Estrellas: 2

2HSA Grande

Parece ser que los chicos de The Asylum no cambiaran sus costumbres en este 2012. Claro ejemplo de ello es esta película que os cuento hoy.

Rodada con gente de la casa, el director ya es un asiduo de la productora con Mega Shark vs Crocosaurus o Almighty Thor e inclusive haciendo de segundo director en Zombie Apocalypse y un montón de Caspamovies más. Aquí nos cuenta por centésima vez la lucha entre escualos contra humanos. Pero esta vez no es un mega tiburón como en anteriores cintas si no que es un tiburón con dos cabezas ñam ñam, doblemente rico.

Pero eso no es todo en el apartado técnico, ya que redoble de campanas tenemos a Carmen Electra (¡Dioooooos que mala actriz que es!, que nunca más le den un papel de medio protagonista por favor), al hermano casi gemelo de Jerry O’Connell (que tuvo mejor suerte en ser fichado por Ajá en Piranha 3D), Charlie O’Connell yyyyyyy señoras y señores a la mismísima Brooke Hogan. ¿Qué quién es? Válgase usted si no lo sabe, solo fíjese en su apellido y lo acertarás. Bueno va, para los más peques y no asiduos a la lucha libre americana, es la hija de Hulk Hogan (que ya sale en otra de tiburones, la tediosa Sand Sharks).

Ahora la historia: Un grupo de estudiantes hacen una salida en barco para hacer estudio de campo, en este caso estudio de mar (un chiste malo lo sé), cuando un tiburón se les interpone literalmente delante del barco e impidiendo que avancen. Así con un pequeño mástil lo quitan de en medio para solo cambiarlo de lugar y tirarlo directamente a las hélices. Es la sangre de éste que hace aparecer a nuestro doble protagonista jodiendo el barco.

Pero los chicos, en su mayoría chicas y bien tetudas, no lo saben, así que esperando a que se repare el barco deciden coger la minibarca e ir a explorar a una isla que hay a escasos palmos de donde se encuentran.

Allí encontraran a un pueblo abandonado, un enorme agujero en el suelo y poco a poco irán descubriendo que no podrán volver al barco tan fácilmente ya que el tiburón en cuestión le está esperando para devorarlos a todos. Y mira por donde que empieza por las chicas que enseñan tetas. ¡Maldito seas escualo! Ya nos has jorobado lo bueno.

Como veis la cinta no da para originalidad ni para contarnos ninguna cosa que no hemos visto antes, pero solo con ver las poses de Electra uno ya queda embobado delante la pantalla (eso sí, mientras la chica no hable ni gesticule ni nada que no sea posar), porque en esta película hay tiempo para todo. Mientras unos son partidos por la mitad los otros están tomando el sol tranquilamente.

Continuamos. Lo divertido de estas películas, a parte de las tetas y la sangre, es que haya mucha gente para ser devorada y sobretodo que te caigan mal, así disfrutas el doble. Aquí cumple perfectamente esta regla. Los chicos caen mal, muy mal y terminan siendo devorados casi todos. Mientras dura la película solo estás esperando a ver el tiburón, que por cierto los tíos de los CGI esta vez se lo han currado mucho, entre charlas sin sentido, enormes errores de racord – pero enormes – malas actuaciones, tomas sin sentido… o sea puro Asylum. Y me encanta, aunque le falta un poco de humor. Supongo que desde Mega Piraña les costará hacer algo tan divertido, pero vale más morir en el intento que no probarlo y en esta película te ríes, pero no voluntariamente si no de lo penoso que es todo el conjunto.

Con un final nada original, precipitado y muy pero que muy mal hecho terminamos esta aventura.

Como sigo diciendo en mis últimas reseñas, si no te gusta nada de la Asylum olvídala ya que ni Carmen Electra te salvará. Si eres un apasionado como yo no te defraudará tanto como uno se espera y si simplemente te aburres y no quieres ver algo que te haga darle al coco pues oye, esta te irá estupendamente.

Para terminar creo que Asylum este año irá por buen camino. Repito, ya han empezado con tetas, sangre y con unos CGI más currados, sin olvidarnos de los malos actores, las situaciones inverosímiles y los monstruos mutantes, megas o lo que la imaginación pueda crear. Solo les pido un poco más de humor, que no se las quieren tomar tan en serio y ánimo porque al menos tenéis a un fiel seguidor.

Lo mejor: Lo que uno busca en estas producciones, tetas y sangre.

Lo peor: Hacia el final llega a cansar un poquitín y la falta de un final mejor.

Mega Shark vs Crocosaurus

¿He sido yo?

Mega Shark vs Crocosaurus

Ver ficha completa

  • Título original: Mega Shark vs Crocosaurus
  • Nacionalidad: USA | Año: 2010
  • Director: Christopher Ray
  • Guión: Naomi L. Selfman, Micho Rutare
  • Intérpretes: Jaleel White, Gary Stretch, Sarah Lieving
  • Argumento: Mientras un cazador va en busca de un mega cocodrilo, el ejército va detrás de un mega tiburón. Para no aburrirse unirán fuerzas y acabar así con las dos bestias de un solo golpe.

20 |100

Estrellas: 1

Mega Shark vs Crocosaurus

Bueno, señoras y señores. Esta vez los amigos de The Asylum me han defraudado, y bastante. No sé si es cosa de ellos o del director, pero uno u otro se ha tomado demasiado en serio la película y han roto todo lo que significaba esta compañía para un servidor. Ni una sola carcajada. Mega Shark vs Crocosaurus ni siquiera contiene una sola estupidez máxima digna de mención. Aunque debo reconocer que por lo menos me llevé una sorpresa.

Quien, en mayor o menor medida, haya leído algo de lo que he escrito por aquí, sabrá que no me gusta saber nada de antemano acerca de la película que estoy dispuesto a ver. Ni siquiera suelo ver el trailer. Tampoco acostumbro a saber qué actores la protagonizan, a no ser que en la portada sea más grande el nombre del actor que el título de la propia peli (en estos casos suelen ser truños comerciales); así que darle al play y ver al bueno de Jaleel “Steve Urkel” White fue todo un sorpresón para mi. Desde la época de Cosas de Casa no volví a saber nada de él. Aquí está un poco más crecidito pero le reconoces enseguida, y a medida que van pasando los minutos te vas dando cuenta de porqué no ha protagonizado demasiadas películas a lo largo de su carrera (si más no, películas conocidas). Es un pedazo de mal actor del carajo. Lo siento tío, pero la vida es así de dura.

Su personaje es serio, por lo tanto sus dotes cómicas no quedan reflejadas por ninguna parte, a pesar de que cuando le contemplas en pantalla tan solo esperas que diga “¿he sido yo?”. Es más, si no recuerdo mal, es cierto que no dice la frase exacta, pero algo así como “¿lo he hecho yo?”, o ¡he sido yo! sí que lo dice. Hubiera sido la ostia que en alguna escena hubiera mirado la cámara, hubiera puesto esa cara de panoli que le hizo famoso y hubiera dicho la frase de marras… de esta manera al menos hubiera sido fiel al espíritu de Asylum. Pero no.

Bueno, dejando ya de lado a uno de los protagonistas, centrémonos en la película. Por un lado tenemos a un tipo duro, un cazador que dice haber cazado de todo a lo largo de su vida; así que por un puñado de dólares acepta cazar al cocodrilo más grande jamás visto… ¡y pedazo cocodrilo! Y es que los chicos del CGI cada día los hacen más grandes, y a este paso seguro que llegará un punto en el que no habrá suficiente pantalla para mostrar a los bichejos.

Por otra parte tenemos al ejercito, empeñado en capturar a un mega tiburón que se come barcos, sembrando el pánico en el mar. Para ello contarán con el doctor “Steve Urkel”, un experto en dichos animales. Un doctor que ha inventado una sonda para atraer a los escualos hasta el lugar que él desee. Pero el primer ataque sale mal y su prometida muere (oooooooh)… cuántas lágrimas se derraman… El caso es que, por extrañas razones, el cazador y el doctor terminan juntos para acabar con las dos criaturas de un solo golpe, utilizando el mencionado experimento de la sonda (o lo que es lo mismo, una cadena atada a una bola de hierro).

La peli es un sinfín de diálogos repetitivos que no llevan a ninguna parte y aburrida hasta la saciedad. Las criaturas están desproporcionadas, sobre todo el tiburón, al que cuando está sumergido se le ve una aleta más grande que un estadio de fútbol, mientras que cuando sale del agua la misma aleta no es más grande que un barco. Sabéis que no me meto con los CGI mal hechos de esta empresa, pero otra cosa es ya engañarme de esta manera. ¡Yo quería ver un mega tiburón entero no una mega aleta repitiendo el mismo movimiento una y otra vez!

No se me ocurre nada más que decir. Podría alargarme, pero solo sería para aburrirme más de lo que ya estoy. Tan solo aconsejaros que no perdáis el tiempo. Hasta el momento Mega Shark vs Crocosaurus es la más floja de todas las películas que he visto de Asylum… y eso que la guionista es la misma Mega Python vs Gatoroid (¿dónde se ha esfumado tu sentido del humor, mujer?).

Lo mejor: Ver de nuevo la cara de Steve Urkel.

Lo peor: Flojísima, sin ninguna gracia por ningún lado. ¿Acaso se la querían tomar en serio?

Mega Python vs. Gatoroid

Estrellas del pop Vs Animales grandotes

Mega Python vs Gatoroid

Ver ficha completa

  • Título original: Mega Python vs. Gatoroid
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Mary Lambert
  • Guión: Naomi L. Selfman
  • Intérpretes: Deborah Gibson, Tiffan, A. Martínez
  • Argumento: Una fanática defensora de los derechos de los animales, libera serpientes exóticas de las tiendas de mascotas, que son importadas ilícitamente. Son pitones que luego comienzan a adquirir mega-proporciones.

40 |100

Estrellas: 2

Mega Python vs Gatoroid

De la mano de Mary Lambert, directora de Cementerio Viviente y su secuela, nos llega una película producida por The Asylum para la cadena SyFy. Bueno, más que una película sería una reunión de amigos que quedan para hacer algo juntos y pasárselo pipa. Los protagonistas de la película, aunque del título se desprenda que son los monstruos, son en realidad dos cantantes pop (ambas chicas) más preocupadas en enfrentarse entre sí que en luchar contra los propios bichejos. A una de ellas la conocemos todos por su participación en Mega Piraña: Tiffany. La otra es Deborah Gibson, cantante y compositora pop que, al igual que Tiffany, empezó de manera muy precoz en esto de la música, siendo la artista más joven en escribir, producir e interpretar una canción que alcanzó el número 1 en los EEUU, Foolish Beat. Si a esto le sumamos el cameo que lleva a cabo el cantante y batería de The Monkees, Micky Dolenz, ya tenemos a tres viejas glorias reunidas y dando guerra… bueno, unas más viejas que otras.

Unos activistas en pro de los animales deciden entrar en unas instalaciones donde hacen pruebas a las serpientes para liberarlas y así devolverlas a su hábitat natural, los pantanos. Allí empezarán a crecer a tal tamaño que se comerán a la fauna autóctona de la zona, los caimanes. La sheriff del lugar, para poner fin a tal masacre, tiene la genial idea de administrar hormonas de crecimiento a los caimanes para que así puedan defenderse. A priori la cosa funciona, pero cuando los caimanes empiezan a poner huevos y estos son devorados por las serpientes, empieza un círculo de crecimiento por parte de las dos especies imposible de parar. Si es que a veces es peor el remedio que la enfermedad.

Nos encontramos ante otra de esas pelis de malos actores, escenas que invitan a exclamar “madre de dios”, diálogos de besugos y algunas de esas situaciones divertidas que últimamente tanto me gustan, aunque eso sí, sin alcanzar ni de lejos el humor tronchante de Mega Piraña.

Aquí los personajes humanos cobran más importancia que los mismos monstruos y se dibujan un poco más que en otras películas, que optan por otorgarle todo el protagonismo a las bestias dándoles a estas un toque más realista o intentando que parezcan ser la rehostia de terrorícias con el fin de asustar a los presentes. De esta manera a parte de las dos estrellas del pop y del batería de los Monkees - ¡por Dios, que alguien le diga a este señor que no salga en más películas… tiene menos carisma que una estatua de piedra! – , nos encontramos con personajes bastante graciosos y a la vez aborrecibles: los ayudantes de la sheriff, el doctor indio (jejeje, muy buena su presentación), los cazadores rednecks… Hay un par de escenas donde te sacan alguna carcajada, pero nada más. El resto es pura visión hipnótica-embobada.

Los bichejos salen poco, pero cuando salen ocupan toda la pantalla; y cuando parece que por fin las mega serpientes y los mega cocodrilos se deciden a pelearse, unen sus fuerzas para comerse a los humanos. ¿Y qué hace entonces la directora? Pues desvía toda nuestra atención hacía la pelea que mantienen las dos mega estrellas del pop para dilucidar a cuál de ellas le asiste la razón a la hora de explicar lo sucedido. Dura tanto la escena que estás más pendiente de si se quitan la ropa y empiezan a follar que de cualquier otra cosa. Pero no, al final también acaban uniendo sus fuerzas para intentar acabar con los bichos en cuestión.

Como viene siendo habitual en las producciones de Asylum, el final es estúpido. Con feromonas atraen tanto a cocodrilos como a serpientes hacía un lugar concreto para hacerles explotar, no sin antes pasar por medio de la ciudad y causar algún que otro desastre. Y durante el trayecto Mary Lambert intenta dotar de dramatismo a algunas escenas y de esta manera encoger el corazón del respetable, eso sí, sin conseguirlo. Es más, dichas escenas lo que provocan es vergüenza ajena.

Peli cutre, no recomendada si no eres muy fan de Asylum o quieres pasar un rato con el cerebro desconectado… pero bien desconectado. Aún así yo me lo he pasado bien. ¿Será que de tanta caspa mi cerebro ya no encuentra la manera de reconectarse? Pues espero que siga así oigan, que prefiero mil veces esto a coger una mala leche terrible con remakes estúpidos u otras barbaridades que gracias a Dios nunca veremos asomar la cabeza por Almas Oscuras.

Lo mejor: Su poca seriedad y credibilidad como película, convirtiéndose en un vídeo de amigos para ver en sus fiestas privadas.

Lo peor: Que los bichos que nombran en el título quedan tan solo en un segundo plano.

2 Headed Shark Attack

Con todos ustedes el tiburón siamés de dos cabezas...

2 Headed Shark Attack

PhotobucketCuando la embarcación Semester at Sea se hunde a causa del ataque de un tiburón mutante de dos cabezas, los supervivientes logran refugiarse en un atolón desierto. Pero cuando el atolón empieza a inundarse, los desdichados no estarán mucho tiempo a salvo de la doble mandíbula del monstruo.

Últimamente tengo la impresión de pasarme la vida hablando de la nueva producción de la Asylum o de el penúltimo producto con destino directo al SyFy Channel (para recocigo de nuestro querido amigo y colaborador, Blanch. Atención a sus próximas reseñas: Mega Piranha y Megapython Vs. Gatoroid… este muchacho empieza a preocuparme, y mucho). Y dentro de las producciones de la Asylum y el SyFy Channel los monstruos se sitúan en lo más alto de la pirámide. Y a su vez, dentro de la categoría de “monstruos”, los tiburones están haciendo méritos más que suficientes para convertirse en los auténticos reyes del cotarro. Los tenemos de todas clases: tiburones gigantes (Mega Shark Vs Giant Octopus), tiburones prehistóricos (Jurassic Shark), tiburones mutantes (Sharktopus), o incluso tiburones que andan sobre la arena y que son capaces de derribar un caza en pleno vuelo (Super Shark)… de todo hay en la viña del Señor (sobre todo si es barato, cutre y susceptible de provocar vergüenza ajena).

Ahora le toca el turno a 2 Headed Shark Attack cuyo protagonista es un tiburón siamés de dos cabezas. El engendro está dirigido por todo un experto en la materia, Chris Ray, un habitual de la Asylum en cuyo currículum figuran, entre otros, títulos como Mega Shark vs Crocosaurus, y que tiene el honor de ser el hijo del inefable Fred Olen Ray.

En casos como este sobran las palabras. Lo mejor será que disfrutéis del trailer de 2 Headed Shark Attack, en el que destaca la presencia de las siempre bienvenidas Carmen Electra y Brooke Hogan.

Atención. Es posible que para ver el trailer de 2 Headed Shark Attack tengais que tragaros antes el trailer de The Devil Inside. Lo siento, no he encontrado nada mejor…