VOD

Has filtrado por etiqueta: cenobitas

Hellraiser Revelations

Y cuando creíamos que ya no podía ser peor...

Poster Hellraiser Revelations

Ver ficha completa

  • Título original: Hellraiser Revelations
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2011
  • Director: Victor García
  • Guión: Gary J. Tunnicliffe
  • Intérpretes: Nick Eversman,Jay Gillespie,Stephan Smith-Collins.
  • Argumento: Nico y Steve viajan a Mexico en busca de diversión.Allí se encontrarán con una caja que traerá a los que habitan en el Infierno.

30 |100

Estrellas: 2

Hellraiser Revelations Grande

Permitidme que empiece con una frase de Clive Barker a propósito de esta nueva entrega de la Saga Hellraiser.

Barker:
“Hola amigos. ¡Quiero que conste en acta que esa película en la que están usando el nombre de Hellraiser no es un jodido hijo mio! No tengo NADA que ver con esta puta cosa. No es ni siquiera de mi ano”.

Missterror:
“Hola amigo Barker. Ojalá algo de este engendro hubiera salido de ti, aunque fuera de tu ano… pero me temo que no da ni para eso”.

Había pensado en terminar aquí la reseña, porque Barker, sabio como ninguno, lo ha dicho todo con sus palabras. Pero finalmente he creido conveniente destriparosla un poquito para que veáis lo que tenemos entre manos.

Lo primero que quiero decir es que yo soy una sufridora profesional de la saga Hellraiser, me gustan taaanto los cenobitas que ya había visto las 8 partes anteriores, ¿podría soportar una más? Hombre, poder, he podido, pero estuve al borde del aguante medio con el que todos contamos.
Dicho esto, agradezco que la duración de Hellraiser Revelations fuera de 1 hora y 10 minutos, eso sí, 1 hora y 10 minutos de aberraciones (y esta vez el sentido de la palabra no es muy positivo…).

La trama presenta a dos amigos (Nico y Steve) que viajan a México para emborracharse y follar, sin más. No buscan el último paso del placer o las respuestas que solo el dolor puede ofrecer; buscan fiesta y en esa fiesta se toparán con un vagabundo que les regala la caja de los lamentos, supuestamente porque la caja ha escogido a Nico (quien en un arranque de pasión en el baño mata accidentalmente a su amante, y os aseguro que en la posición que estaban haciendo sus cositas, morir así era complicado, a no ser que cuando la cámara dejara de enfocar ella se pusiera a hacer el pino puente…) porque es perverso y lleva el mal dentro.

Pues una vez que los jóvenes ya tienen el cubo, en un periquete, están en una habitación sospechosamente reconocible, rodeados de velas y abriendo el portal que une la tierra con el Infierno, llamando a los cenobitas (que no saben ni quienes son ni qué buscan, ni falta que les hace, porque eso es lo de menos en esta película).Cuando los cenobitas acuden a la llamada, os aseguro que en mi casa también se abrió la brecha que la comunicaba con el infierno, porque aparece “Pinhead” (cada vez que me refiera a él lo haré entrecomillado porque no quiero llamar Pinhead al ser que sale en la novena parte, que en realidad es el primo paleto de Pinhead y acaba de llegar al Infierno con una maleta de almas atada con una cuerda) y otro cenobita, que es también primo bastardo del que trae el dolor y busca la carne. ¡Oh señor!, “Pinhead” no atemoriza, no impresiona, no corta la respiración, no te deja en silencio con el único propósito de escuchar las campanas con las que se anuncia su llegada. Este “Pinhead” te hace frotarte los ojos para intentar conseguir que lo que estás viendo en pantalla no sea procesado por tu cerebro.
Vale, echo de menos a Dough Bradley, le echo muchísimo de menos, y sabía que nada sería igual sin él, pero es que ver a este “Pinhead” con ese careto, con esa estructura ósea… fue demasiado para mis ojitos.

Otra de las cosas que me llamó la atención negativamente fue el hecho de que parece que la Configuración del Lamento (la caja) en estas “revelaciones”, es como si contuviera dentro a los cenobitas, quienes están alerta de las conversaciones de los humanos mirando hacia arriba cuando alguien agarra la caja.
Vamos a ver, la caja de Lemarchand es sólo la herramienta que abre la puerta a otra dimensión, es un portal, no un contenedor de cenobitas; y lo digo, porque hubo momentos en que me los imaginaba como seres diminutos que viven en el cubo, como si fueran los “curris” que viven en las plantas de los Fraggles.

Y seguimos… Los actores: espeluznantes, increíblemente malos, sobreactuados en algunas ocasiones y sosísimos en general.
Tened en cuenta que la historia no se queda en México, sino que se traslada a la casa de los padres de los chavales, quiénes por arte de magia (se habla de un investigador pero no queda nada claro), tienen las grabaciones de los niños jugando con la caja y la caja físicamente, por lo tanto hay más almas que llevarse, más dolor que infligir, más opciones para dar rienda suelta a una orgía de sangre y terror, pero no… aquí el sopor es lo que manda y es que ¡con tantos actores, no hay uno que se salve!
Y ésto enlaza con el guión, que para estar en consonancia con el resto de la propuesta, no se sostiene por ningún lado, aunque lo intenta, pero como nada se desarrolla todo queda vacío.

¿Hay algo bueno? Pues sí, los efectos y el maquillaje están bastante bien (aunque son escasos los momentos sangrientos). También hay algún intento de ser algo perversos con alguna escenilla incestuosa, que rápidamente se subsana, no vaya a ser que pequemos de inmorales.

En resumen, “Hellraiser Revelations” intenta ser una copia de la original, la del 87, utilizando una fórmula maestra, pero sin los componentes necesarios para darle la forma adecuada.
Destacadamente penosa es la escena de regeneración de Nico a partir de una mancha de sangre en el colchón (Oh Frankie, yo te invoco, ¿por qué nos has abandonado? ¡Han mancillado tu mítica escena!).
Aquí, ¡tatatachan!, en un segundo está casi todo hecho y hay una cabeza asomando en el centro del colchón que quiere más sangre…
En este punto me levanté del sofá y di la vuelta a todos los cenobitas que tengo por casa, para que no vieran más, para que no siguieran sufriendo… y de repente me encontré con la mirada penetrante de la persona con la que vi esta película (más fan aún que yo del mundo cenobita), y solo pude poner cara de buena y decir “no sabía que iba a ser así, así de mala…” (aunque en realidad sí lo sabía… todos lo sabíamos).

Si como se comenta ésta fue la película de bajo presupuesto que hubo que hacer para mantener los derechos de la franquicia y no perder financiación para el remake, apañados vamos.

Pues nada más mis queridos amigos y amigas (lo diré también en inglés,que a veces suena muy bien la palabra friends: That´s all my dear friends), si la veis ya es bajo vuestra responsabilidad. Yo ya he avisado, solo espero que este “Pinhead” nunca venga a por mi.

Lo mejor: Los efectos, la duración y la cenobita femenina (que es Chatterer en mujer), que está muy currada.

Lo peor: "Pinhead" y todo lo demás.