comedia

Cuaderno de bitácora Sitges 2021: 13 y 14 de octubre

Que el ritmo no pare

Has filtrado por etiquetaa: comedia

El faro

El falo

El faro

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

El faro

La bruja, primer trabajo del realizador Robert Eggers, sorprendió a propios y extraños por su poderosa narrativa para construir una historia de sublimación del poder femenino, disfrazado de cuento de terror, que se ambientaba en los albores de la colonización de Nueva Inglaterra. Con un rodaje que por momentos puede recordarnos al sensorial Terrence Malick, el cine de Eggers tiene un ritmo pausado, una fuerte impronta estética y rehúye de explicaciones simplistas o concesiones narrativas para espectadores casuales. Señas, todas ella autorales, que encumbraron para unos y denostaron para otros la calidad de su propuesta. Han pasado unos años, “La bruja” es del 2015, y en Sitges primero y en nuestras carteleras estos días podemos ver su nueva película: El faro. A modo de respuesta al alegato sobre el poder de la femineidad de su debut, el título huele a sudor de hombre, a alcohol y testosterona y viene a retratar la naturaleza más atávica y salvaje de la masculinidad. Un apasionante duelo, a ver quien la tiene más grande, de dos personajes encarnados en dos talentosos actores: Willem Dafoe y Robert Pattinson.

Corre el año 1890 y en una remota isla de Nueva Inglaterra dos fareros, uno veterano (Dafoe) y su recién llegado ayudante (Pattinson), han de pasar 4 semanas aislados. Desde el mismo momento en que se conocen surgen las tensiones, que no harán más que crecer con el paso de los días. La soledad, el alcohol y los secretos irán enrareciendo la atmósfera en una espiral de destrucción y competencia.

Lo mejor: Excelente duelo de actores en un espacio escénico poético y claustrofóbico.

Lo peor: Muy lineal en su narración y teatral en su exposición


Little Monsters

Grandes carcajadas

Little Monsters

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Little Monsters

De la misma manera que todo con queso sabe mejor, todo con zombies mola más. O al menos esa es la filosofía que ha adoptado el australiano Abe Forsythe en su segundo largo (tras “Down Under” en 2016) para crear la trama principal de “Little Monsters”, una comedia de terror protagonizada por la oscarizada Lupita Nyong’o, Josh Gad y Alexander England (conocido por “Alien: Covenant”)

La película ha sido presentada en la última edición del Festival de Sundance, ya estrenada en EEUU, pero sin fecha de confirmación para su estreno en España salvo para el suertudo público que pudimos acudir a la pasada edición del VII Festival Nocturna de Madrid.

Dave (Alexander England) es un músico fracasado que supera los treinta. Ya no tiene grupo de música, y se dedica a tocar en la calle. Mantiene una relación de años con su novia, pero lo único que hacen es discutir hasta el agotamiento. Hasta que lo dejan. Entonces su hermana Sara (Nadia Townsend) le acoge en su casa junto a su hijo, donde se comporta como un cretino. Tenemos un antihéroe.

Lo mejor: La premisa es divertida y pegadiza, y Nyong’o está realmente fenomenal. Totalmente disfrutable.

Lo peor: regusto algo infantil. Le falta un poco de garra y un poco de obscenidad. Muchos se quedarán a medias.


La reina de los lagartos

Lefa de reptil

La reina de los lagartos

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

La reina de los lagartos

Me confieso fan incondicional de Javier Botet. Este huesudo actor, aparte de ser ideal para encarnar monstruos en el cine de terror, es un inquieto intérprete que se anima, con audacia, a implicarse en cintas pequeñas donde explora otros registros. Un buen ejemplo lo recibimos sus seguidores en Sitges 2019 y en el Nocturna con su cinta “Amigo”. En estos trabajos asoma un artista de tripas, de esos que tiran de naturalidad e instinto, que merece mucha más atención de la generalmente reciben.

Hoy queremos hablaros de una propuesta minúscula que se proyectó en el pasado Festival de Sevilla y que, de peculiar y pequeñita que es, puede que no llegue a ponerse a tiro para la mayoría de los lectores. Una película marciana tanto en temática, como el formato y resultado.

Javier (Botet) es una extraterrestre que está pasando un año de misiones en la Tierra. En este periodo ha conocido a Berta (Bruna Cusí) con la que mantiene un romance que toca a su fin, pues una nave viene a recoger al erasmus estelar para llevarlo de regreso a su planeta. Tras esperar en el punto de encuentro la nave no aparece…

Lo mejor: Si propuesta peculiar la hace una experiencia especial

Lo peor: Muchos la encontrarán incomprensible.


Jesucristo, cazador de vampiros

Caspa nivel dios

Jesucristo, cazador de vampiros

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Jesucristo, cazador de vampiros

En esta ocasión quiero hablaros de una película tremendamente cutre pero la mar de disfrutable, al menos para un servidor. Película mala a rabiar, que consciente de ello, nos regala 85 minutos de diversión casposa para disfrutar con colegas y cerveza.

El juicio final está cada vez más cerca. Jesucristo ha vuelto al mundo para llevar a cabo una última misión, antes de juzgar a la Humanidad por sus pecados. Esta misión consiste en acabar de una vez por todas con un ejército de vampiros capaz de resistir la luz del día.

De origen canadiense y dirigida por Lee Demarbre (Bzzzzzzz, Smash Cut). Protagonizada por Phil Caracas como Jesucristo al que se le unirán Jeff Moffet como El santo y Maria Moulton como Mary Magnum.

Lo mejor: La lucha contra los ateos

Lo peor: El momento musical


Parasitos

El hedor de la clase obrera.

Parasitos

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

Parasitos

Parásitos es la película que se ha alzado con la ansiada Palma de Oro en el pasado Festival de Cannes. Y su director, Bong Joon-Ho, es uno de los principales exponentes del nuevo cine coreano. El cineasta se ha movido por muchos géneros: la comedia en “Perro ladrador, poco mordedor”, el thriller policiaco en “Memories of Murder” y “Mother”, el cine de monstruos en “The Host”, o la ciencia ficción con tintes distópicos en “Rompenieves” y “Okja” (la primera película original de Netflix que concursó en Cannes).

En todas sus películas siempre ha demostrado su creencia que el fantástico, la ciencia ficción y la comedia hundían más que ningún otro género sus raíces en lo sociopolítico. En un tiempo en el que todavía la crítica social más clásica y directa sigue ganando premios, el director es todo un ejemplo de cómo llevarla por bandera para contar más cosas, ya que sus películas, además de ser frenéticos viajes repletos de entretenimiento, tienen como base una cruda representación de la realidad y el choque social. Pero hasta ahora ninguna había sido tan tremendamente cruel, y a la vez tan entretenida como esta.

Parásitos es una de esas películas que* no deja indiferente de principio a fin*. Tarda poco en engancharte y no te suelta hasta su arrollador final.

Lo mejor: su sofisticado uso del espacio fílmico, una lección maestra de puesta en escena. Y su experiencia audiovisual implacable, que impacta desde el mensaje hasta la forma.

Lo peor: le sobran algunos excesos en su tramo final.


The Onania Club

Tom Six sigue haciendo amigos.

The Onania Club

Tom Six se mantiene firme en su método de hacer cine mediante la provocación y la polémica. Ya lo hizo con su trilogía The Human Centipede, y vuelve a la carga con lo que, según sus palabras, será “la película de terror más políticamente incorrecta de la historia”. The Onania Club trata sobre la maldad humana en muchos niveles. Su tema principal es ‹Schadenfreude›, una emoción que el filósofo Arthur Schopenhauer describió como “el pecado más malo y diabólico del sentimiento humano”. Aún no hay detalles de la trama, pero sí una idea: mujeres blancas, poderosas y ricas de Los Ángeles disfrutan profundamente de la miseria de los demás. Ya veremos que sale de todo esto, pero de lo que no cabe duda. es de que Tom Six, con mejor o peor gusto, de la forma más o menos gratuita, no entiende de ofendiditos.