comedia

Cuaderno de bitácora Sitges 2021: 13 y 14 de octubre

Que el ritmo no pare

Has filtrado por etiquetaa: comedia

Ventajas de viajar en tren

Locos, pesadillas y Massiel

Ventajas de viajar en tren

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Ventajas de viajar en tren

La sorpresa es difícil cuando uno ve mucho cine. Es habitual que un título te remita a otro; o que, llegado a un determinado punto de la proyección el espectador curtido intuya los derroteros por los que se aventura la historia. Esta falta de imprevisibilidad no tiene que ser necesariamente positiva, como de hecho sucede casi la mitad de las veces, pero cuando lo inesperado se une a la calidad nos encontramos, como os adelanto es el caso de este título, con una rara avis digna de elogio.

Nos aventuramos a decir que “Ventajas para viajar en tren” será uno de las propuestas más valoradas de esta edición del festival de Sitges. Contiene casi todos los ingredientes para gustar al aficionado al cine de género: Es oscura, tiene grandes dosis de humor, en ocasiones es desagradable y además cuenta con un reparto de lujo, excelentemente afinado en favor de los personajes.

Una mujer (Pilar Castro) descubre a su esposo en estado catatónico inspeccionando con un palo sobre la mesa de cristal del salón sus excrementos. Y decide internarlo en un hospital siquiátrico. En su regreso a casa en tren, la mujer compartirá vagón con un enigmático siquiatra (Ernesto Alterio), que le contará una extravagante anécdota sobre un paciente (Luis Tosar) que, en la guerra, conoció a una enfermera, que le contó una rocambolesca historia que… Como una muñeca rusa.

Lo mejor: La singularidad de este producto, la actuación de Quim Gutiérrez y el resto del reparto.

Lo peor: A veces la agresión a los principios del espectador llega a afectar. Su cambiante salto de géneros no será del gusto de todos.


Érase Una Vez En… Hollywood

Filia y fetiche

Érase Una Vez En… Hollywood

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Érase Una Vez En… Hollywood

Lo que bajo manos de muchos es puro capricho, Tarantino ha conseguido transformarlo en sólida cinematografía. Tal vez este baremo no es en absoluto justo, y seré el primero en desacreditarlo siempre que sea necesario. Sin embargo, bien es cierto que el fetichismo cinematográfico de Tarantino (el otro ya tal) ha sido siempre usado por el director de manera suficientemente inteligente como para que se la considere fuera de la influencia del mero coleccionismo de referencias. Su carácter cinematográfico vive libre dentro de su propia cárcel de referencialidades. Pero esta realidad simulada bajo la que él se mueve, es lo que conforma la personalidad de uno de los directores más importantes de nuestra época, y no un mero álbum de cromos por afición. En ella hay entendimiento, somatización y transgresión. En ese orden.

1969. La industria hollywoodiense está cambiando. El cine y la televisión busca una evolución en sus héroes y la confección clásica empieza a ser cosa del pasado. Esto está siendo difícil de asimilar para Rick Dalton (DiCaprio). Acostumbrado a ser el héroe en innombrables westerns y series de televisión de gran renombre, su ego se niega a aceptar que, si las cosas no cambian, él y su dueño quedarán relegados a una posición secundaria bajo el estigma del spaghetti western. A su vez, Cliff Booth (Pitt), su doble de acción y siempre a la sombra del héroe intenta ayudarle a amoldarse a este resurgir de la industria. Por su lado, Sharon Tate (Robbie), actriz, modelo, mujer de Roman Polanski y vecina de Dalton, está empezando a ver realizado su sueño como interprete, sin ser consciente de que la familia Manson está a punto de dar rienda suelta a su macabro plan.

Lo mejor: Hay muchísimo y muy variado a destacar. Pero pese a caer en el convencionalismo: el trio DiCaprio-Pitt-Tarantino y como se retroalimentan entre ellos.

Lo peor: Que un posible efecto rebote y el desconocimiento de unos termine condicionando la experiencia de visionado de otros.


Midsommar

Los psicópatas más temidos son los mas inteligentes

Midsommar

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Midsommar

¿Recordáis el acalorado debate perpetuado pasado el estreno de Hereditary, entre aquellos que matarían por ella y los que casi mueren de tedio viéndola? Es más, ¿habéis aparcado ya ese debate? Porque sigue siendo uno de los recurrentes a día de hoy en los círculos de aficionados. Pues espero que no estéis agotados, porque la que se nos viene encima es chica. La nueva criatura parida por Ari Aster no solo enfurecerá a los pertenecientes al segundo grupo, sino que viene con pretensión de, incuso, provocar a los del primero.

Midsommar, podría posicionarse (y me llamaréis loco) entre el cine de Yorgos Lanthimos, con el que Aster guarda más de una similitud, y las auto felaciones en forma de gran broma de Kevin Smith (Tusk y Red State, pero muchísimo más cercana a la primera). Un peligro, desde luego. Pero caviar del fino, al final, para aquel espectador que busque del riesgo y venga dispuesto a jugar. También, dicho sea de paso, a dejarse manosear un poco.

Lo mejor: El humor y la mala hostia de Ari Aster generarán grandes placeres a muchos.

Lo peor: El humor y la mala hostia de Ari Aster generarán grandes enfados a muchos más.


Yo compre una moto vampiro

...y busco a un mecánico con una buena estaca

Yo compre una moto vampiro

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

Yo compre una moto vampiro

“Yo compre una moto vampiro” es una película de serie b (tirando a z) de esas que hay que tomarse a broma y verla bien puesto de algo para no acabar maldiciendo a su director, un tal Dirk Campbell, ¿no os suena? Si hombre! ese que después de semejante despropósito solo a dirigido series infantiles como “El jardín de los sueños”, “Rocket’s Island” y “Los cuentos de la amistad de Winnie the Pooh” (ejem).

Como ya tengo una edad y hay que cuidarse, o eso dicen, la he visto totalmente sobrio, y puedo aseguraros que se hace larga de cojones. obviamente, la crítica va ha estar plagada de spoilers porque en éste tipo de películas creo es algo que importa bien poco, y como tampoco hay mucho que “rascar” que digamos, pues eso.

Lo mejor: El mojón parlante y las muertes.

Lo peor: todo lo demás.


El cuento de las comadrejas

La guerra de las edades

El cuento de las comadrejas

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

El cuento de las comadrejas

Primero lo primero: rendir pleitesía a Campanella, un director brillante con una excelente carrera plagada de títulos excelentes. Sabe moverse por dramas como “El mismo amor, la misma lluvia” (para mi gusto su mejor cinta) o “El niño que gritó puta”, a la comedia tierna de “El hijo de la novia” o “La luna de Avellaneda”. Su thriller “El secreto de sus ojos” le llevó a ganar el Oscar. En televisión nos ha regalado la serie “Colony”, donde en clave de ciencia ficción nos cuenta una de rebeldía frente a la dictadura, algo que la emparenta con varios temas de las mencionadas “El mismo amor, la misma lluvia” y “El secreto de sus ojos”. En esta ocasión regresa a la comedia con la adaptación a la época actual de un texto de Augusto Giustozzi, cuyo nombre evitaré para no hacer spoilers. El resultado no es cine de terror pero, a buen seguro, que gustará a los amantes del género, pues esconde una comedia negra que se puede emparentar con facilidad a montajes teatrales como “La huella” o “La trampa de la muerte” ambas excelentemente llevadas a la gran pantalla, o a filmes como “Un cadáver a los postres”, “El perfecto anfitrión” o la reciente “Matar a Dios”, títulos todos donde el toma y daca de los diálogos es brillante y donde se adereza toda la situación con algún que otro muerto.

Lo mejor: Grandes actores con grandes diálogos.

Lo peor: antes de último acto la trama baja de intensidad.


Crimewave

Cazando ratas

Crimewave

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Crimewave

En una noche de tormenta en Denver, Vic Jackson, un especialista en sistemas de seguridad en la tienda Odegard, está teniendo “serios” problemas. No sólo porque está enamorado, sino también porque su jefe ha decidido que esa noche sea la noche en que elimine a su socio. Vic es acusado por el asesinato, aunque mantendrá su inocencia hasta la silla eléctrica. Cuando se encuentra ante ese terrorífico momento, toda su vida pasa ante sus ojos, y comienza a tomar conciencia de todos los hechos que le han llevado a la sentencia de muerte…

Después de dirigir Posesión infernal en 1981, Sam Raimi (Royal Oak, Michigan,1959) tardaría cuatro años en estrenar Crimewave, un film en el que, aparte de él mismo, se verían involucrados los hermanos Coen en el guión. Con esos ingredientes, ¿qué podía fallar? “¡Todo, o casi todo!”, grita el público desde las butacas tras su visionado.

Lo mejor: la escena de la persecución en el pasillo de las puertas.

Lo peor: la pesadez que provoca tanto histrionismo.