VOD

Has filtrado por etiqueta: corto

The Passage

El camino a un mundo peor

 photo Passage_exterior_zpsdhcnplvy.jpg

Michael está condenado al Infierno, pero intenta esquivar la verdad con la torpe hipocresía del verdadero pecador.

Ante la falta de novedades, ¿qué mejor que hablar de un cortometraje? (En la noticia lo tenéis entero) No será ni el mejor ni el peor que hayáis descubierto, pero exige un nivel muy bajo de inglés y, vaya usted a saber por qué, me parece que posee una perezosa dinámica muy propia del domingo en que escribo sobre “The Passage”. Estamos ante el debut de Anthony Altamura como director y guionista; para tratarse de su primera incursión seria dentro del cine de género, Altamura demuestra buen hacer en la creación de una atmósfera maligna capaz de sustentar con soltura un guión, por otro lado, elaborado rápidamente en base a la típica “paranoia diabólica”. Seguir leyendo…

The Root of the Problem

Que no te den gato por diente...

 photo The_root_Exterior_zpsgc4wwwrh.jpg

Una joven ama de casa sospecha que el amistoso dentista del barrio esconde un secreto horrible. ¿Será sólo la anestesia o hay algo más siniestro escondido bajo de la superficie? Abre la boca y di “¡Ahhhhhhhh!”

A los niños siempre hemos tratado de inculcarles la necesidad de una correcta higiene bucal para evitar desagradables visitas al dentista. Sin embargo, no siempre es posible evitarlas y tarde o temprano tenemos que pasar por una consulta que, siendo niño o adulto, provoca una gran inquietud: todo tan blanco, tan pulcro e impersonal, tan “alienígena”. ¡A ninguno nos gusta que nos urgen en los dientes! Quizás por ese miedo atávico a los dentistas se sacaron de la manga Stuart Gordon y Brian Yuzna la saga “El Dentista”, unos thrillers sexuales y macarras que bebían de la corriente generada por “Instinto Básico” durante los 90’s. Pero el caso que hoy nos ocupa no podría estar más lejos de estos parámetros, concebida como un homenaje humorístico al cine de terror y ciencia ficción de los años 50, hoy os ofrecemos el corto completo “The Root of the Problem”, una obrita menor que ha cosechado numerosos premios desde su estreno en 2012. Con la pega de la versión original como único handicap, no existen subtítulos para un cortometraje fácil de seguir con conocimientos básicos de inglés, la obra de Ryan Spindell resulta ideal para refrescar la tarde de este caluroso domingo. Seguro que los escalofríos sufridos ante la visión de una consulta dental de la vieja escuela aliviaran parte del bochorno que sufre hoy casi toda España. Seguir leyendo…

The Scariest Stories Ever Told

El horror de tener un pene

 photo ted_raimi_Exterior_zps194e3ded.jpg

Podéis disfrutar del microcorto completo (V.O.) dentro de la noticia.

El lado lúdico de Halloween es el primero que salta a la vista y el que ha conquistado a todo el planeta. Fijaos que en un país tradicionalmente cristiano como España, el paganismo y jolgorio de la fiesta anglosajona, más bien marca comercial, ha logrado imponerse a las castañas y vigilias entre las fogatas de los cementerios. Llevéis flores a vuestros muertos o no, seguro que esta noche os decidís por ver una película de terror, cuando menos, sino acabáis borrachos entre gente disfrazada de brujas, zombies u otra parafernalia que se parece a la Santa Compaña como un huevo a una castaña. Así que no neguéis el lado cachondo de la celebración y animaos a calentar motores con un corto entre medio de los preparativos nocturnos.

¿Qué os parece echaros unas risas con y de Ted Raimi? ¿¡Cómo?! ¿No conocéis a Ted Raimi? No me extraña que entre las nuevas hornadas de aficionados no destaque la trayectoria del “hermanísimo” del director de la “Posesión Infernal” original (sí, y también de “Spiderman”). Su carrera se basa en papeles secundarios, principalmente en las cintas de Sam Raimi y otras series b (como la recientemente reseñada “Intruder”), además de algún papel protagonista diseminado, que se ve sesgado por un rostro histriónico muy característico: véase la entrañable “Lunatics (A love history)”.
Sin embargo es justo reconocer que para los que llevamos tiempo en esto del terror fantástico, Ted Raimi representa, a su peculiar manera, el aspecto más chorras y simplón del terror, precisamente lo que buscamos durante una noche como la presente.

Así que no podía ser más bienvenido el pequeño corto de la web “Funny or Die”, promotores de videos cachondos relacionados con nuestro amado mundillo y que para un día tan señalado nos regalan una especie de tráiler ficticio de una antología de horror que os aseguro nunca verá la luz: “The Scariest Stories Ever Told”. Presentada y protagonizada por el bueno de Ted, que en un alarde de cachondeo se ratifica a sí mismo con una buena ración de caretos exagerados. Especialmente dedicado al sector masculino de Almas Oscuras, echadle un vistazo porque es muy cortito y se entiende perfectamente aun estando en versión original… y luego os vais a emborrachar a la salud del tito Bob, ¿vale? Seguir leyendo…

The Graveyard Feeder

Que difícil es descansar en paz

TGF Ext

Burke Sawyer es cuidador del cementerio de Juniper Falls, y cuando pensaba que ya lo había visto todo en esta vida, su padre se levanta de la tumba para echarle la bronca al cantamañanas de su hijo: “¡Pero Burke! ¿Aun no te has dado cuenta de que hay una criatura robando las almas de los muertos en este maldito cementerio? ¡Reacciona! ¡Haz algo! ¿Vas a dejar qué a tu padre le sorba lo poco que queda de él un bicho salido del infierno?”

Este corto de procedencia estadounidense ya está completado y preparado para ese viaje intersticial que los cortometrajes underground emprenden no por el Aqueronte, si no por un río compuesto de distintos festivales, donde sus autores esperan darse a conocer y conseguir la atención necesaria para emprender proyectos de mayor calado. En el caso de este corto, como muchos otros norteamericanos, estas serán probablemente las primeras y únicas palabras en castellano que se le dediquen, pocos cortometrajes despuntan lo suficiente para que crucen el charco o la frontera tejana.

La Cabina

El infierno cuando menos te lo esperas

La Cabina Póster

Ver ficha completa

  • Título original: La Cabina
  • Nacionalidad: España | Año: 1972
  • Director: Antonio Mercero
  • Guión: José Luis Garci, Antonio Mercero
  • Intérpretes: José Luis López Vázquez, Agustín González, Goyo Lebrero
  • Argumento: Un hombre queda atrapado en una cabina telefónica. La situación se vuelve cada vez más desesperada al comprobar que ni él ni nadie es capaz de abrirla.

95 |100

Estrellas: 5

La cabina Grande

35 minutos. Es el tiempo que necesitó Antonio Mercero para desarrollar una de las obras maestras de la televisión española. Concretamente, una de las obras maestras del terror psicológico. Algo más de media hora que pega el culo al asiento, retuerce, enfurece y crea desasosiego. Todo comenzó en 1972.

Un pequeño favor

Aquel año, José Luis Garci, Horacio Valcárcel y el citado Antonio Mercero se reunieron. El motivo era consumar un original y ambicioso proyecto que se titularía 13 pasos por lo insólito. Pese a que no llegó a realizarse, Mercero insistió a los directivos de RTVE (Radiotelevisión Española) que aceptaran un guión escrito por Garci y él mismo, a partir de un relato corto del escritor Juan José Plans –al que también debemos la historia que dio píe a la magnífica ¿Quién puede matar a un niño? (1976)-. Finalmente obtuvo luz verde gracias al éxito que estaba teniendo su serie Crónicas de un pueblo (1971-1974) en TVE (Televisión Española). Así, como un favor, surgió La cabina.

La elección del actor protagonista era muy importante, pues éste soportaría sobre sus hombros todo el peso de la función. Además, la elevada carga de tensión que querían imprimir al relato necesitaba de un intérprete con suficientes registros para que resultara creíble. Junto a Garci, Mercero se puso en búsqueda y captura del protagonista idóneo, y como curiosidad, fue en un viaje a Nueva York, subiendo a la Estatua de la Libertad, cuando les vino a la cabeza el nombre de José Luis López Vázquez (1922-2009). Estrella reconocida de cine y teatro, aceptó el papel sin pensarlo dentro de la etapa más prolífica de su carrera; en 1971 trabajó en más de una decena de títulos, en su mayoría comedias que nada tenían que ver con lo que sería, posiblemente, la mejor y más recordada interpretación de su carrera.

Cabina Kafkiana

Un ciudadano común y corriente queda atrapado en una cabina telefónica. Al principio no le da importancia, pues lo acepta como un golpe de mala suerte cotidiano. Pero, a medida que pasa el tiempo y no logra salir, la angustia se cebará con él. Tampoco ayuda que nadie, ni transeúntes ni profesionales, consigan abrir la puerta. La cabina se convierte minuto a minuto en una trampa, un mecanismo diabólico que no responde ante la lógica. Indestructible. Sin salida.

Cada escena y cada plano del metraje están aprovechados al máximo. Se va al grano desde el primer minuto y a partir de ahí asistimos a un imparable in crescendo en el que cada cual debe sacar sus propias conclusiones. ¿Se ve con optimismo o con desesperanza? ¿Conseguirá salir o su futuro pinta definitivamente negro? ¿Qué explicación hay para su encierro, si es que existe alguna? ¿Habrá alguien detrás moviendo los hilos? Precisamente, la crítica de la época no se puso de acuerdo con el mensaje. Se llegó a asegurar que se trataba de una crítica de la dictadura franquista o incluso una alegoría religiosa (¡!). Sin embargo, sus creadores, muy acertados, nunca desvelaron su intención ni mensaje, dejando al público que pensara y analizara a su modo.

El 13 de Diciembre de 1972 se estrenó en La 1 (TVE) y, aunque con buenos índices de audiencia, parte del público parecía no estar preparado para, como he apuntado, sacar sus propias conclusiones. Hubo opiniones de todo tipo, pero no dejó indiferente a nadie; se registraron numerosos casos de personas con miedo a entrar en las cabinas telefónicas por miedo a quedarse encerrados.

Los premios no se hicieron esperar, consiguiendo, entre otros, el Emmy al mejor telefilm, el Quijote de Oro de la crítica española al mejor director, el Fotogramas de Plata televisivo al mejor actor o el premio al mejor programa dramático del canal 47 de Nueva York. Además, consiguió distribución mundial, algo que no había obtenido hasta el momento ninguna otra producción española. Las posteriores emisiones y ediciones en VHS y DVD incrementaron su fama y reconocimiento, hasta llegar a considerarse una obra de culto.

Otras curiosidades

Debido al miedo que tenían muchas personas por entrar en cabinas telefónicas, la empresa Telefónica contrató a José Luis López Vázquez para protagonizar varios anuncios. En uno de ellos, el actor entraba en una cabina en la que quedaba encerrado, pero al fin conseguía salir. Similar era el anuncio de Retevisión, ya en 1998, según el cual Vázquez se encontraba en el desierto encerrado en una cabina que, de repente, se abría dejándole libre. Se trataba de una metáfora sobre el fin del monopolio de Telefónica. El caso es que no se pidió permiso por los derechos de La cabina y Mercero interpuso una demanda contra Retevisión. Los directivos aceptaron el plagio y no se llego a celebrar juicio.

Cortometraje

Lo mejor: La interpretación de José Luis López Vázquez y el brutal in crescendo del guión.

Lo peor: ¿Lo qué?

Black Goat

La cabra negra de los bosques con sus diez mil retoños

Black Goat Grande

Black Goat Grande 2

Jacques Cowan es lo que los franceses llaman “un corredor de los bosques”. Puede que sea un extraño en el nuevo mundo, pero Jacques rápidamente aprende las sendas de los nativos, su lenguaje, sus rutas, costumbres y habilidades. Pero el no abandonó su vida en otras tierras por aventura, libertad o emoción; el tiene mucho más en la mente que comerciar con pieles y esquivar a la muerte. Jacques conoce de historias que han cruzado hasta el océano, extraordinarios cuentos sobre místicas criaturas y fuerzas desconocidas. Jacques busca una codiciada presa que otros consideran una mera leyenda, lo que desconoce es que la leyenda ha emprendido su propia partida de caza.

Cthulhu Noel ha querido bendecir a los lectores de Almas Oscuras con un pequeño presente navideño que un servido ha encontrado a los pies del Retoño Oscuro que ejerce de arbolito de navidad. Uno deformado, innatural, abominable, demencial, hediondo, profano, ultraterreno… Ni más ni menos que un breve encuentro con nuestra venerada Shub Niggurath (“¡Iä, iä!”), a través de un corto que promete invocar las bondades de la leche color índigo con que la Cabra Negra amamanta a las estrellas. Una historia humilde que no necesita de palabras para transmitir la buena nueva de los viejos dioses.

Escrita y dirigida por el cineasta undreground Joseph Nanni (especializado en rodar cortos alrededor de la cosmogonía lovecraftiana) y protagonizado por Adam Wilson – un actor también independiente –, recientemente han surgido grandes planes alrededor de esta creación de escasos seis minutos: Black Goat, en directa referencia a la deidad de los Mitos de Cthulhu.

El canadiense Nanni está trabajando actualmente en convertir su corto en un largometraje. Durante una reciente entrevista, para los medios especializados, comentó: ”Estamos trabajando para llevar a nuestro bando una distribuidora importante. No hemos comentado nada acerca del elenco de actores, aunque Adam me gustaría que interpretase el papel principal. El diseño de producción ha comenzado, pero todavía estamos buscando artistas que nos iluminen para conseguir un perfecto diseño de las entidades lovecraftianas que queremos plasmar.”

Junto al citado Wilson, el artista Dave Carson, al cual pertenece la ilustración a la derecha del cartel de Black Goat, tiene la intención de participar en el interesante proyecto con el objetivo de, en palabras de Nanni, “ayudarnos a crear desagradables Dioses Primigenios para nuestro inminente largometraje”.

Desde aquí le deseamos suerte a un proyecto complicado, pero que basado en un corto tan interesante como el presente puede llegar a buen puerto. Por favor, entended el cortometraje como una obrita sencilla, respetuosa y cuya forma de hacer hincapié en la atmósfera demuestra que Nanni es un verdadero amante de los mitos, y por muy complicado que sea trasladar a la gran pantalla el horror cósmico del maestro de Providence, siempre son bienvenidas las obras que buscan transmitir ese terror tan emocionante, con sinceridad y honestidad – las únicas herramientas válidas –.