crítica social

Candyman

Pecado blanco, castigo negro

Has filtrado por etiquetaa: crítica social

Candyman

Pecado blanco, castigo negro

Candyman

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Candyman

Desde los primeros fotogramas de este nuevo Candyman se notan las ganas del producto de gustar; de enganchar a una nueva generación en la espesa pesadilla que proponía Bernard Rose en 1992 con Candyman, el dominio de la mente. Comenzar con las cartelas de las productoras implicadas en este film invertidas, como si las viéramos reflejadas en un espejo y sonando de fondo el tema de “The Candyman” de la versión de 1972 de Willy Wonka and the Chocolate Factory, son una excelente forma de atraparnos; aunque transmiten un aire desenfadado que contrasta con el espíritu de terror elevado, entiéndase por ese terror de marcado carácter autoral que utiliza el escalofrío para denunciar un tema o lubricar un drama, que predomina en el resultado. Puede que ahí radique el mayor acierto de esta actualización, pero también la mayor objeción: el jugar al despiste en sus intenciones durante casi todo su metraje. Pero como lo que le gusta al espectador del cine de terror es ser zarandeado, podemos decir que lo nuevo de Jordan Peele (en este caso como productor y guionista) logra un resultado notable; pese a que su trazo grueso en su denuncia social, a punto está de lastrar todo el conjunto.

Treinta años después de los acontecimientos de Candyman, el dominio de la mente, las desventuras de la socióloga que investigaba la leyenda urbana de Candyman se han transformado también en un mito. Cuando el artista plástico Anthony McCoy conozca la historia verá en ella la base sobre la que construir todo un discurso creativo. Sin saberlo ha conectado con una fuerza sobrenatural implacable, que pondrá patas arriba todo su mundo. El hombre del garfio regresará al barrio de Cabrini Green en Chicago convertido, gracias a la gentrificación, en un punto de reunión de artistas, intelectuales y emprendedores con buena estrella.

Lo mejor: Muy buena factura y un guion que sabe conectar con la original siendo una secuela y no un remake.

Lo peor: Puede que uno solo quiera ver una cinta de terror y no una arenga política sobre los abusos policiales.


Them

Terror pata negra

Them

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Them

Jordan Peele y su Get out recuperaron el cine de terror pensado para público afroamericano. No era ni mucho menos el precursor, recuerdo títulos como “Blackula”, “Dr. Black, Mr. Hyde”, “Abby”, “Un vampiro suelto en Brooklyn”, “Bones”, o esa joya de la Troma que era “Def by temtation” del director James Bond III (¡Ole sus cojones!). Lo que sí que hizo Peele es introducir todo un discurso político, sobre la represión de la población negra en los estados unidos, en una segunda y potente lectura para nada escondida, en su escalofriante trama. Su éxito comercial y de crítica, la política de Trump y las calles ardiendo por los abusos policiales, abonaron la llegada de nuevas producciones como “Us”, “Antebellum” o “La primera purga: La noche de las bestias”. Sustos combinados con injusticias políticas afiladas... poca cosa comparada con el mal-hostiante, incómodo y escalofriante ejercicio de Black horror (así lo bautizan) que supone la serie Them.

Son los años 50. Una familia afroamericana, que ha sufrido en sus carnes lo terrible que puede ser el racismo, decide cambiar de aires y mudarse al soleado Los Ángeles, concretamente al precioso barrio residencial East Compton. Un barrio habitado por blancos que, nada más verlos llegar, harán manifiesto su rechazo a la presencia de negros en la vecindad. Los fantasmas del pasado y otro espectro más tangible y amenazante que habita en el sótano del chalet, se sumarán a la presión sobre todos los miembros de la familia, llevándolos a un estado de nervios al filo de la locura... puede que incluso algo más allá.

Lo mejor: Logra enganchar con un estilo audaz. funciona dando miedo al tiempo que hace pensar y entender muchos de los abusos que han sufrido las personas de color por el hecho de ser de una raza distinta.

Lo peor: Les pasan tantas cosas malas en tan poco tiempo, que se aleja del realismo para transformarse en una fábula.


In fabric

Me lo llevo puesto.

In fabric

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

In fabric

El cineasta Peter Strickland puede presumir, pese a los pocos trabajos que lleva a sus espaldas, de ser uno de los directores más fascinantes e inclasificables del panorama europeo. Dos de sus películas, Berberian Sound Studio, y la que nos ocupa, In fabric, han gozado del aplauso del público y la prensa del cine fantástico, pero también de la crítica de los más importantes festivales “serios” internacionales. Dos títulos nada sencillos, su narrativa es sumamente abierta. Sus finales inclasificables y su puesta en escena parecen de otro tiempo. Puede que esta singularidad haya remado a favor para que su última película hasta el momento se llevara en 2018 el Mèliés d´or a la mejor cinta europea de cine fantástico (No nos volvamos locos: este año se lo ha llevado “Pelican blood”, avisados estáis…). Con motivo de su llegada a las plataformas españolas, hemos desempolvado las notas de esa reseña que nunca escribimos.

In fabric orbita en torno a un vestido de mujer de seda rojo, expuesto en unos grandes almacenes, que fascina a sus propietarias. Su primera compradora, que lidia con un trabajo alienante y con un hijo adolescente desbocado, se siente, con él puesto, preparada para retomar las riendas de su vida. Su compra, aparentemente inocente, es seguida de cerca por las vendedoras de la gran boutique, una suerte de brujas escondidas tras la fachada de dependientas. Pero esta especie de vestido vampiro tiene un precio y no está precisamente de oferta…

Lo mejor: Una historia amplia y cambiante que atrapa. Su sutil humor negro.

Lo peor: Es tan singular que lo mismo no es lo que buscas.


Teddy

El friki-lobo

Teddy

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Teddy

Comentaba en twitter al salir del cine de ver “Teddy” que podía ser, al género de licantropos, lo que “Déjame entrar” al de vampiros, o lo que supone “Thelma” al de los poderes mentales. Esta cinta francesa, rodada con una textura y naturalismo propio del cine social británico, es una película sorprendente que, pese a seguir la senda muy manida que suelen trazar estas historias de personajes que mutan a la luz de la luna, hace el recorrido de forma que parezca un trayecto nuevo.

Nadie en el pueblo apuesta un duro por el joven Teddy. Su actitud chulesca, su familia un tanto disfuncional (vive con sus tíos en una cochambre), y el rechazo de los jóvenes de su edad, compañeros de instituto hasta que decidió dejar los estudios, han tatuado en su frente la palabra fracaso. Pero el chaval aún se aferra con uñas y dientes a tirar para adelante. Trabaja en una casa de masajes y estética, donde hace oídos sordos a los insultos de los clientes y a las insinuaciones sexuales de su jefa, y mantiene una relación con una chica bien, con la que sueña una vida tranquila ignorando las malas caras de sus futuros suegros. Una noche Teddy es atacado por el lobo que ha estado causando estragos en la región. A partir de ese momento una pequeña sucesión de cambios en el joven amenazarán sus planes de futuro.

Lo mejor: Su suave transición de lo real al terror atrapa. Es una interesante metáfora de lo complicado que es librarse de las etiquetas sociales.

Lo peor: Le faltó presupuesto a su traca final.


Assessination nation

Consejos vendo que para mí no tengo.

Assessination nation

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Assessination nation

Los teléfonos móviles y el mundo virtual se han transformado con los años en un lugar donde proyectar nuestro subconsciente, en el que depositar nuestros deseos, pulsiones e intereses sociales o privados. Mucho antes de acudir al médico hemos consultado los síntomas, frecuentemente con terror, en internet. ¿Quién no ha rastreado por la web la vida de aquel amigo o enemigo del pasado o de un compañero de colegio? Antes de ir a una cita romántica hemos compartido fotos con nuestros posibles compañeros de cama. Y, cuando nadie nos ve, hemos explorado esos videos de temas inconfesables que nos privan. Lo que socialmente reprobamos, abandona su condición de prohibido cuando estamos solos con nuestros móviles en las manos y, si existe un miedo, es el de pensar que alguien pueda entrar allí, que alguien descubra quienes somos debajo de nuestra máscara. “Assassination Nation” es, entre otras muchas cosas, un cuento aleccionador respecto a los peligros de ese mundo que apenas empezamos a descubrir. Un cuento enfocado en una generación para quien las reglas del juego han cambiado y que, posiblemente, sean ellos quienes tengan que dictar las nuevas. Una cinta juvenil que, contrariamente a lo habitual, no toma a sus receptores por tontos y les expone reflexiones e ideas de forma descarnada y directa: tal y como a ellos les gusta.

Lo mejor: Muchas e importantes reflexiones para una nueva generación que las necesita. Un personaje transexual tan normalizador y necesario.

Lo peor: El miedo de la película a suscribir todo lo que denuncia. Feminismo al borde de la caricatura.


Elysium

Acción a tope. Profundidad a medias.

Elysium

Ver ficha completa

  • Título original: Elysium
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: Neill Blomkamp
  • Guión: Neill Blomkamp
  • Intérpretes: Matt Damon, Jodie Foster, Shalto Copley
  • Argumento: En el año 2159 solo hay dos clases: los ricos, que viven a todo lujo en Elysium, y los pobres, que intentar sobrevivir en la Tierra. Un hombre intentará cambiar el orden establecido.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Elysium

Elysium viene a ser lo opuesto a Oblivion. Ya, desde la promoción, mientras que la de Kosinski se anunciaba como un divertimento cargado de acción, para terminar siendo algo más intimista y relajado, la que nos ocupa llegaba con el trasfondo social, la crítica ácida y el generador de debate como principales ingredientes. Sin embargo, estamos ante un divertimento cargado de acción. En lo que sí concuerdan es en la recaudación mundial: coincidencias de la vida, ambas han acabado sus carreras comerciales con la misma cantidad, 293 millones de dólares. También han obtenido una recepción crítica y de publico similar, incluyendo la división de opiniones. Cuentan a su vez con un presupuesto similar y con una estrella encabezando cartel. En este caso, Matt Damon. No obstante, existe un principal elemento diferenciador en cuanto a expectativas, y este se encuentra en el nombre del director: Neil Blomkamp.

Este cineasta se dio a conocer en mundo del cortometraje con su trilogía Landfall, ambientados en el universo Halo, una de las sagas de videojuegos más exitosas y reputadas de la historia. La intención del proyecto era promocionar la salida de Halo 3 allá por 2007. Dieron tan buen resultado, premio en Cannes incluido, que la oportunidad de adaptar al cine el videojuego llegó a sus manos. Un proyecto soñado por muchos, que veía en este talentoso novato su perfil ideal para ser llevado a buen puerto. Claro que, como todos sabemos a estas alturas, la cosa quedó en nada. Sin embargo, Peter Jackson, entre trilogía y trilogía megalómana y ante la cancelación de Halo, de la que iba a ser productor, le ofreció a Blomkamp la oportunidad de saltar a la gran pantalla con otra producción basada en uno de sus cortos. El corto se titulaba Alive in Joburg y la película, efectivamente, District 9 (2009).

Lo mejor: El impecable aspecto visual y un pasadísimo de rosca Sharlto Copley.

Lo peor: Una Jodie Foster desaprovechada y un guión demasiado plano y previsible para el que busque ciencia ficción de mayor calado.