cuento

Todas las lunas

Érase una vez una vampira...

Has filtrado por etiquetaa: cuento

Todas las lunas

Érase una vez una vampira...

Todas las lunas

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Todas las lunas

Rodada íntegramente en euskera, la película “Todas las lunas” se vale de un monstruo ancestral, como es el vampiro, para construir con él un cuento oscuro (pero no mucho), adulto y despojado por completo de los ingredientes del terror. Algo poco frecuente en cine, más común en literatura, que sitúa la película en un territorio un tanto ambiguo y templado. Pero pese a sus imperfecciones, el film contiene también muchos elementos meritorios que esperemos que, al que lea esta reseña, le seduzcan lo suficiente para dar una oportunidad a esta experiencia.

La cuarta guerra carlista está terminando, pero sus estragos han incidido de lleno en un orfanato. Entre humo y escombros una niña está herida de muerte. En sus últimos estertores pide a una mujer que la contempla que le salve. Despertará convertida en un vampiro. Condenada a contemplar eternamente todas las lunas y a aprender a ser como el resto de su manada. Pero antes de que la enseñen las normas básicas de esa nueva vida, su clan sufre una emboscada y sola tendrá que aprender a controlar su nueva naturaleza. El encuentro con un aldeano que la acoge como a su hija lo cambiará todo.

Lo mejor: Apuesta por ser algo diferente. Su factura en la segunda mitad de la historia.

Lo peor: Su factura en la primera mitad es confusa. Sus intenciones son tan suaves que al final no deja una gran impronta.


Akelarre

Scheherezade Con escoba

Akelarre

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Akelarre

A un género, como es el fantástico, tan aficionado a los clichés hay que aplaudirle siempre la entrada de aire fresco; la llegada de propuestas que, usando estos lugares comunes, lleven las tramas a territorios nuevos. También es digno de aplauso que un director decida cambiar formalmente la manera de encuadrar una situación, saliiéndose de los estándares estéticos que se han ido realizando para historias de puntos de partida similares. El cine de época, sin ir más lejos, suele presentar siempre una fotografía preciosista, muy influenciada por lo movimientos pictóricos figurativos de la época que aborda, donde la cámara suele ser estática y donde el plano general y medio parecen imponer su ley. El director argentino Pablo Agüero ha decidido en “Akelarre” saltar por encima de la normas formales de cine de época, y valiéndose de los elementos del cine fantástico ha construido un drama brillante, que utiliza la brujería para hablar de temas actuales y que tiene ese aroma entre crónica real y cuento adulto que encanta a este que va a firmar la reseña.

Nos situamos en los primeros años del siglo XVII, en un pequeño pueblo vasco en el que los hombres se han echado a la mar y las mujeres viven cuidando las cosechas y los animales. Un día llega a la región un inquisidor (Alex Brendemühl) en busca de brujas que le revelen la ceremonia a seguir para poder contactar con Lucifer y sus fuerzas. Apresa a seis jóvenes que sospecha pueden estar hechizadas y comienza con ellas sus métodos para sacarles una confesión. Rápidamente las acusadas ven lo cerca que están de arder en la hoguera y buscan la forma de satisfacer la curiosidad del sádico inquisidor.

Lo mejor: Su osado tratamiento del montaje y la imagen y su historia.

Lo peor: La teatralidad de sus primeros compases.


Gretel & Hansel

El orden de los factores no altera el producto.

Gretel & Hansel

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Gretel & Hansel

En Baviera, a principios del siglo XIV, Gretel y Hansel, de 13 y 9 años respectivamente, viven en la miseria más absoluta. Su padre murió hace años y su madre está casada ahora con un hombre malvado. Debido a la falta de recursos y al creciente miedo que les produce su padrastro, Gretel y Hansel deciden huir del pueblo en busca de un futuro mejor. En el bosque se encuentran con varias personas que, de una forma u otra, intentan aprovecharse de ellos. Huyendo de unos y otros, conocen a un amigable cazador, que por fin les indica cual es el camino seguro a seguir. Así, los dos hermanos llegan a la cabaña de Holda, una amable mujer mayor que decide acogerlos. Lo que Gretel y Hansel no pueden imaginarse es que en esa cabaña tendrán que enfrentarse a sus peores miedos si quieren sobrevivir.

No, no me he equivocado en el título. No es Hansel y Gretel, sino Gretel y Hansel. Esto, parece que haber tenido cierta repercusión entre algunos espectadores, enfocándolo al empoderamiento femenino tan presente en la actualidad y demás. Sinceramente, no creo que vaya por ahí. Al menos, no en gran parte. En realidad, se trata de la historia de Gretel. Ella es la verdadera protagonista. Y como aclaro ahí arriba, el orden de los factores no altera el producto. Vaya, que pese a todo la historia es la misma de siempre, pese a darle el punto de vista, la mirada, de la parte femenina de los hermanos. Entonces ¿qué diferencia esta enésima versión/adaptación del mítico cuento de hadas de los hermanos Grimm? El elemento de terror psicológico y visceral y la atmósfera enrarecida y pesadillesca. Y precisamente ahí, en lo formal, en ese espectacular envoltorio, es donde triunfa. Es indiscutible la gran labor de fotografía, puesta en escena, ambientación. Esto, digamos, es la parte objetiva de la reseña. Vayamos a la subjetiva.

Lo mejor: El apartado visual, la atmósfera y Sophia Lillis.

Lo peor: El guion, lento y soso hasta el hartazgo.


Scary Stories to Tell in the Dark

Cuentos terroríficos marca Guillermo del Toro

Scary Stories to Tell in the Dark

Es 1968 en América. El cambio se asoma en el viento, pero alejado de los disturbios de las ciudades tenemos el pequeño pueblo de Mill Valley, donde durante generaciones, la sombra de la familia Bellows ha crecido enormemente. En su mansión a las afueras de la ciudad, Sarah, una joven con horribles secretos, convirtió su torturada vida en una serie de historias de miedo, escritas en un libro que ha trascendido en el tiempo, historias que pueden volverse muy reales para un grupo de adolescentes cuando descubran el aterrador libro de Sarah.

En 2013 la CBS compró los derechos de los libros infantiles del fallecido Andrew Schwartz, con vistas a hacer una película. No fue hasta 2016 que Guillermo del Toro se interesó por el proyecto y se puso manos a la obra en tareas de producción y guión. A él se unieron en la escritura John August, habitual colaborador de Tim Burton en películas como Big Fish (2003) o Frankenweenie (2012), Dan y Kevin Hageman, de La Lego Película (2012) y Marcus Dunstan y Patrick Melton, de The Collector (2009) y The Collection (2012). Una curiosa mezcla de cineastas que promete llevar a buen puerto todo esto bajo la dirección del muy prometedor André Øvredal, el mismo tras Trollhunter (2010) y La autopsia de Jane Doe (2016).

Errementari (El herrero y el diablo)

El diablo viste de paleto

Errementari (El herrero y el diablo)

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Errementari (El herrero y el diablo)

El norte de España es rico en folclore y tradiciones. Sus bosques frondosos, sus aldeas aisladas y sus neblinosas llanuras, han albergado todo tipo de brujas, duendes, aparecidos y criaturas que, con los años, se han difuminado u olvidado bajo el avance imparable de la civilización y la industria. Unos pocos han sobrevivido como relatos tradicionales que divierten a adultos y asustan a los más pequeños. El cine ha traído a la pantalla estos mitos, en algunas ocasiones, y con desigual fortuna. Me gustaría destacar la sensacional y poco conocida en nuestras tierras (aunque multipremiada fuera de ellas) O Apóstolo, muy similar en intenciones y resultado a la que traemos hoy, que utilizó el stop motion para hilar diferentes leyendas gallegas. Ahora, bajo la producción de Alex de la iglesia, el director Paul Urkijo Alijo, se anima a recrear uno de los relatos más populares del imaginario vasco, tomando la suficiente distancia con el original para hacer de él algo nuevo, pero con todo el regusto del clásico.

La pequeña Usue entra en la tétrica herrería de las afueras de su aldea. Un lugar envuelto en misterio y habitado por un huraño personaje: Patxi. Al mismo tiempo, un representante del gobierno ha llegado al pueblo dispuesto a solucionar el misterio que envuelve al lugar y la desaparición de un cargamento de oro.

Lo mejor: Su frescura y buena forma de jugar con lo clásico y lo moderno.

Lo peor: La dirección de la figuración de algunas escenas te saca de la cinta.