drama

Lamb

Padres paralelos

Has filtrado por etiquetaa: drama

Lamb

Padres paralelos

Lamb

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Lamb

El premio a la mejor película en el festival de Sitges de este año a Lamb puede que confunda a los espectadores que se zambullan en ella. Tal vez el galardón Una cierta mirada del festival de Cannes, que se asigna a propuestas singulares, se ajuste más a las intenciones autorales de su director: el debutante Valdimar Jóhannsson. Yorgos Lanthimos o Anticristo de Hanneke se me antojan como los inciertos cabos a los que atar este marciano film; películas de ritmo pausado, planteamiento febril y simbolismos ocultos en su metraje. Resumiendo, Lamb es, aparentemente, rara de cojones. Pero si sustituimos al cordero por un bebé humano, descubrimos que el resultado de esta ecuación es una historia muy convencional.

La acción nos sitúa en una remota granja de Islandia, en la que un matrimonio pasa los días centrado en las interminables labores de mantenimiento de la misma. Una rutina que nos llega a los espectadores con largos planos de estas agotadoras jornadas que evidencian, también, la falta de comunicación entre sus dos protagonistas (Noomi Rapace y Hilmir Snær Guðnason). Con el paso implacable de los minutos descubriremos que, esta dedicación, es la anestesia a la que se aferra la pareja para silenciar el aullido de dolor que ha supuesto, para ambos, la pérdida de su hija.

Lo mejor: Excelentes interpretaciones y elementos fantásticos para adornar una historia convencional.

Lo peor: Fantasía elevada más que cine de género purasangre, algo que lo convierte en un producto más de autor que de público masivo.


Última noche en el Soho

Sueños y pesadillas

Última noche en el Soho

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Última noche en el Soho

Por fin ha llegado a las carteleras españolas el último film de Edgar Wright que, además, supone el regreso del realizador al cine fantástico tras coquetear con el cine de acción policial, con aromas de su amigo Tarantino, en Baby driver y también tras su extensísimo recorrido por la carrera del grupo Sparks con The Sparks brothers, primer documental del director que se presentó en España durante el pasado Festival de cine de Sitges junto con este film. Última noche en el Soho, título que, por cierto, tomó prestado junto a la canción de cierre al propio Tarantino, nos prepara todo un viaje por diferentes géneros y tonos dramáticos, cargado de magia, música, nostalgia y, como no, algunos escalofríos. Un coctel medido al milímetro para llenar salas de cine.

Su trama no es nada del otro mundo, pero con gran talento, Wright la ha emperifollado y sazonado, de tal forma, que parece totalmente original. Last night in the Soho nos presenta a una joven soñadora, que bien podría protagonizar una película adolescente de Disney Channel, que quiere ser diseñadora de modas y que se pasa el día entre vestidos de princesa y discos antiguos, fantaseando con vivir en la década de los sesenta. Eloise, que así se llama esta muchacha que encarna la actriz Thomasin McKenzie, se traslada a la capital inglesa para estudiar moda y, tras intentar encajar con sus sofisticadas compañeras sin demasiado éxito, se traslada de la residencia de estudiantes a una pequeña habitación en el corazón del Soho londinense. Será en este cuarto, cuando, en sueños, se convierta en espectadora de la vida de otra joven (magnífica y elegante actuación de Anya Taylor-Joy), que aspira a convertirse en la nueva estrella de la canción de comienzos de la década de los sesenta. Todo será idílico para ambos personajes hasta que la aspirante a cantante se vea arrastrada a la prostitución y el deseo que los hombres sienten por ella se materialice, en nuestra época, en forma de inquietantes espectros que acosen a la cándida Eloise.

Lo mejor: Es todo un viaje que enamotra tanto en sus momentos más luminosos como en sus opalinas pesadillas.

Lo peor: Su tramposo giro final


Cuaderno de bitácora Sitges 2021: 13 y 14 de octubre

Que el ritmo no pare

Cuaderno de bitácora Sitges 2021: 13 y 14 de octubre

Miércoles 13 de octubre

Por suerte el día anterior pudimos descansar ya que nos fuimos a la cama a una hora prudencial, pues el día de hoy se nos presentaba intenso. Las fuerzas empezaban a flaquear, pero nada a lo que no estemos acostumbrados. Medio festival todavía por delante y las corneas sorprendentemente bien adheridas todavía al globo ocular.

Antlers: Criatura Oscura

Este era uno de los títulos que más nos apetecía de esta edición por motivos obvios: Monster movie producida por Guillermo del Toro y guionizada por Nick Antosca. El mazazo que nos llevamos a las nueve de la mañana fue bastante gordo, no os vamos a engañar. Ninguno de los dos mencionados está presente ni parece que se le espere. No me atrevería a decir que Antlers es una mala película, pues no lo es. Tampoco diría que se trate de un buen trabajo. Y eso es lo peor de todo: que es pura tibiez. La rutina más absoluta nada a sus anchas por una película que hemos visto y veremos en innombrables ocasiones. Fast food de digestión tan rápida que se va olvidando mientras se ve. No ayudan, además, un montaje chabacano al que incluso parece que se le pueda haber metido mano durante el año de retraso extra debido a la pandemia. Secuencias oscuras confusas por corte y una estructura narrativa difusa e innecesariamente retorcida. El diseño de la criatura, que además aparece en forma de efecto práctico en numerosas ocasiones, si es efectivo. Pero en un mundo post- The Ritual de David Bruckner ya nos cuesta sorprendernos.

Espíritu sagrado

Enigmas y ovnis en la vega baja

Espíritu sagrado

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Espíritu sagrado

Chema García Ibarra lleva más de diez años creando un universo fílmico muy particular en el que mezcla humor, magia y costumbrismo, en historias desafiantes. La cinta que nos ocupa supone el salto al largometraje, tras una estela de cortos premiados y seleccionados tanto dentro como fuera de la península. ¡Y menudo debut!; podemos decir que enfoca con maestría ese mundo narrativo, para ir creando un conjunto de hilos que terminan conformando un interesante tapiz, cuyo dibujo sólo contemplaremos con claridad en sus minutos finales.

La historia se sitúa en Elche, donde se busca a una niña desaparecida desde hace días. Su madre y su hermana gemela, tratan de que los medios de comunicación no olviden la noticia. Al mismo tiempo, "OVNI Levante", una asociación que se reúne en una inmobiliaria de dudoso prestigio, se prepara para un cambio en el destino de la humanidad, y José Manuel cuida de su madre vidente con alzhéimer, a la vez que se encarga de su cafetería, que es el punto de encuentro de varias vecinas.

Lo mejor: Mantiene en todo momento ese aire a caballo entre lo cómico, lo extraño y lo trágico. Sus dos momentos musicales son impagables.

Lo peor: Hay que verla preparado para una experiencia fuera de lo convencional, sino posiblemente no entres en su juego... pero yo lo intentaría de todas formas.


Cuaderno de bitácora Sitges 2021: 11 y 12 de octubre

Punto álgido e intermedio

Cuaderno de bitácora Sitges 2021: 11 y 12 de octubre

El primer lunes de siempre produce sensaciones extrañas. Nos acercamos al ecuador y eso significa tanto que queda mucho por delante como, a su vez, que el tiempo avanza a un ritmo frenético durante el festival.

Lunes 11 de octubre

Halloween Kills

Nos levantábamos prontito, pero con energías, ya que tocaba desayunar con el bueno de Michael Myers. Siempre es un placer volver a Haddonfield, pese a las incertidumbres (generalmente justificadas) que despierta el estreno de una nueva secuela de la saga (independientemente del timeline).

De Halloween Kills habíamos leído de todo. Bien, mal, regular… pero en lo que coincidían absolutamente todas las opiniones era en que no nos iba a faltar bodycount. Y efectivamente, esta secuela de la secuela intenta suplir sus carencias con una dosis descomunal de muertes a cuál más loca y truculenta. Obviamente eso se agradece. La película es puro divertimento para fans, pero precisamente su búsqueda desesperada de conectar con la película original mediante el resurgimiento de personajes secundarios con ínfimo peso tanto en la trama como en la saga la desinfla. Eso y, a su vez, la condición de capitulo intermedio. Pues su accidentado desarrollo alarga subtramas de un modo vergonzante. Ni siquiera su intento de radiografiar la América post-trump, que a nivel conceptual resulta realmente interesante, termina de funcionar por culpa de un guion que fuga por todas partes.

Pese a remar un poco a contracorriente, servidor es confidente defensor de la anterior secuela de David Gordon Green y esta nueva entrega se le queda algo por debajo, pese a ofrecer a los fans aquello que más anhelan: un Myers desbocado haciendo lo que mejor se le da. Halloween Kills funciona modo de divertimento, pese a tratar de ir más allá.

Tres

Latencia

Tres

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Tres

Se entiende por latencia en sonido, el tiempo que transcurre entre la generación de una muestra de audio por la app y la reproducción de la muestra mediante un conector para auriculares o una bocina incorporada. La gente habituada a jugar en red la conocerán sobradamente; ya que la latencia mide el tiempo que tarda una acción del jugador en representarse en pantalla. Seguro que estos jugadores saben lo frustrante que resulta interactuar con otros participantes con latencias diferentes a la suya (lo que se conoce como lag). Esos problemas de comunicación son los que explora con acierto Juanjo Giménez en su debut en el largo Tres.

La actriz Marta Nieto interpreta a una editora de sonido, especialista en montaje de audio para cine, que de la noche a la mañana empieza a notar un desfase entre lo que ve y lo que escucha, y cada día esta latencia aumenta un segundo más. Como dice ella misma: Está fuera de sincro. Este defecto la va sumiendo, cada vez de forma más profunda, en un abismo de incomunicación, terminando por contar únicamente con dos aliados: Su madre, y uno de sus Jefes (Miki Esparbé), con el que mantiene una complicada tensión sexual.

Lo mejor: Un concepto muy nuevo apoyado en buenas interpretaciones.

Lo peor: Una segunda parte más desenfocada en su argumento.