drama

Lamb

Padres paralelos

Has filtrado por etiquetaa: drama

SITGES 2020 vídeo reportaje

Terror y mascarillas

SITGES 2020 vídeo reportaje

Casi una semana después de su cierre, hemos puesto en común nuestras notas y preparado estos casi 18 minutos de resumen de nuestras jornadas en el festival que más queremos y disfrutamos. No ha sido fácil. Este año se mezclaban sentimientos contradictorios. Alegría de estar en el epicentro de un evento que ansiamos durante todo el año, con la sensación añadida de ser uno de los pocos privilegiados de disfrutarlo en persona. Y pena de encontrarse sesiones semi vacías por las medidas de seguridad y un evento que, conforme pasaban los días, iba mermando su oferta.

La pandemia también tocó a este equipo, Javier Muriel que siempre forma tándem con este que firma la reseña, se quedó varado en Madrid. Por lo que este año la animación, que a nuestro compañero le encanta, se quedó fuera de nuestro menú. ¡Pero qué menú! Pese a que la oferta de título se redujo en más de 50 películas, lo que Ángel Sala y el resto de equipo ha seleccionado para la ocasión era sumamente interesante. Me atrevo a decir que, de todas las ediciones que he vivido y ya van diez, esta es sin duda la que más títulos de fantasía pura sangre ha reunido. Puede que otras hayan tenido más calidad pero en lo de a entretener la 53 edición se lleva la palma. Tanto es así, que nos ha costado elegir qué se quedaba fuera de nuestra pieza porque bien podríamos haber incorporado otros 18 minutos de cine.

FESTIVAL DE SITGES 2020 II

(días 2 y 3)

FESTIVAL DE SITGES 2020 II

Primer y único fin de semana con la programación inmaculada. Las calles se llenaban, pero las medidas seguían estrictas y cumplidas a rajatabla. Los pases se veían más abultados, y la sensación era de agradecer.

Sábado 10

SAVE YOURSELVES!

Empezábamos el fin de semana con la obligatoria comedieta milenial que no puede faltar nunca en el festival. Sin embargo, y pese al cariño que suelen despertar estas propuestas, Save Yourselves! Se quedó en agua de borrajas. Y realmente lejos de otras propuestas primas hermanas del discurso como la reciente After Midnight. En este caso la condescendencia camuflada de cariño con la que se trata el discurso tecnológico nubla las buenas intenciones de una película con ganas de gestar un retrato generacional pero que casi termina enturbiando más un prototipo ya de por sí bastante odiado. El tiro por la culata, que se suele decir, pues el empeño en dibujar la metáfora le hace olvidarse de todo lo que no tenga que ver con la dirección preestablecida de dos personajes que terminan siendo planos por reiteración. Una lástima, pues la propuesta era más que interesante, y una vuelta más a su guion podría haberla hecho llegar a bastante mejor puerto.

FESTIVAL DE SITGES 2020

(días 1 y 2)

FESTIVAL DE SITGES 2020

Otro año más, y previos preparativos excepcionales, llegó de nuevo la fecha marcada en rojo sangre en el calendario de los amantes del fantástico. Los nervios se justifican más que nunca en un año con un componente más de género que nunca. Y es que, no ausente de infectados rabiosos, la pandemia mundial que nos azota este 2020 ha hecho zozobrar, pero no ha podido con el evento más importante del año. Muchos han sido los que no han podido asistir, pero si han podido disfrutar de la versión online del festival. Los que sí lo han conseguido viven los periplos entre auditori y retiro sabiendo que esas caminatas son más un regalo que nunca. Las medidas de seguridad de cara al enemigo invisible han sido rigurosas, y los escurridizos inconscientes no han quedado impunes ante una colaboración público-organización vinculados por un objetivo común. Mantener los mejores diez días del año a flote. ¡Empezamos!

Jueves

ARCHENEMY

Los buenos Sitges se inician en las salas pequeñas a primera hora. Nosotros decidimos empezar a lo grande estrenando el prado y las ortopédicas sillas de su anfiteatro. Las ganas de disfrutar de lo nuevo de Adam Egypt Mortimer, autor de la fantástica *Daniel Isn’t Rea*l podían con todo. La película no entusiasmó al público, pero sigue contando con elementos muy personales que ya jugaba en su debut. La narración interior hace que la vuelta de tuerca en esta película de superhéroes esté en la referencialidad de su conflicto moral, que, pese a lo conocido, funciona a las mil maravillas. A la película le falta dinero, pero en lo visual juega muy bien con el uso de los colores, y las secuencias de animación añaden un plus de carácter propio.

Akelarre

Scheherezade Con escoba

Akelarre

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Akelarre

A un género, como es el fantástico, tan aficionado a los clichés hay que aplaudirle siempre la entrada de aire fresco; la llegada de propuestas que, usando estos lugares comunes, lleven las tramas a territorios nuevos. También es digno de aplauso que un director decida cambiar formalmente la manera de encuadrar una situación, saliiéndose de los estándares estéticos que se han ido realizando para historias de puntos de partida similares. El cine de época, sin ir más lejos, suele presentar siempre una fotografía preciosista, muy influenciada por lo movimientos pictóricos figurativos de la época que aborda, donde la cámara suele ser estática y donde el plano general y medio parecen imponer su ley. El director argentino Pablo Agüero ha decidido en “Akelarre” saltar por encima de la normas formales de cine de época, y valiéndose de los elementos del cine fantástico ha construido un drama brillante, que utiliza la brujería para hablar de temas actuales y que tiene ese aroma entre crónica real y cuento adulto que encanta a este que va a firmar la reseña.

Nos situamos en los primeros años del siglo XVII, en un pequeño pueblo vasco en el que los hombres se han echado a la mar y las mujeres viven cuidando las cosechas y los animales. Un día llega a la región un inquisidor (Alex Brendemühl) en busca de brujas que le revelen la ceremonia a seguir para poder contactar con Lucifer y sus fuerzas. Apresa a seis jóvenes que sospecha pueden estar hechizadas y comienza con ellas sus métodos para sacarles una confesión. Rápidamente las acusadas ven lo cerca que están de arder en la hoguera y buscan la forma de satisfacer la curiosidad del sádico inquisidor.

Lo mejor: Su osado tratamiento del montaje y la imagen y su historia.

Lo peor: La teatralidad de sus primeros compases.


Remember me

Entre el cuento de fantasmas y el J-horror

Remember me

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Remember me

No volveré a ensalzar las virtudes de los productos BBC, pues lo hice hace unos días, pero en esta ocasión el aspecto formal es, nuevamente, lo más atractivo de esta ghost story. Su imperfecta historia se salva gracias a la potencia de varias de sus escenas y a la presencia de un actor mítico británico: El ex Monty Python Michael Palin.

Tom Parfitt ( Michael Palin) es un anciano que, al no valerse por si mismo, es trasladado a un geriátrico. A los pocos minutos de llegar al centro, la asistente social que le lleva muere violentamente en un extraño suceso del que sólo Tom ha sido testigo. Comienza a rondar, a partir de ese momento, una amenazante presencia femenina que acosa a todos los que se acercan al extraño anciano. Especialmente presiona a una joven trabajadora de la clínica (Jodie Comer ) y al oficial de policía (Mark Addy ) que se encarga del caso y que trata de encontrar una respuesta lógica a todo el asunto.

Lo mejor: varias de sus secuencias son muy potentes

Lo peor: Su cierre


Lovecraft Country

Lovecraft + HBO + Jordan Peele + J.J. Abrams.

Lovecraft Country

Atticus Black comienza un viaje por carretera en los años 50 junto a su amiga Letitia y su tío George en busca de su padre desaparecido. El viaje se convertirá en una lucha por la supervivencia, afrontando el racismo de la América blanca así como una serie de monstruos que podrían haber salido de un libro de Lovecraft.

En 2016, la novela Lovecraft Country, de Mark Ruff, se convirtió en un éxito a todos los niveles. Era cuestión de (poco) tiempo que la industria audiovisual se interesara por sus derechos para llevarla a las pantalla. Y en este caso, no a la grande sino a la pequeña y en formato serie, de la mano de un trío de ases: HBO, Jordan Peele y J.J Abrams. De hecho, en 2017 comenzó a gestarse este proyecto, que puede describirse como una mezcla de drama sobre el racismo y horror cósmico. El propio Lovecraft, que no tiene qué ver con la novela más allá de su influencia y el título, ya metía el tema del racismo como origen de algunos de sus monstruos.