VOD

Has filtrado por etiqueta: en-la-boca-del-cin%C3%A9fago

Los divertidos y sangrientos inicios de Peter Jackson

Antes de Mordor, hubo sangre. Mucha sangre.

Los divertidos y sangrientos inicios de Peter Jackson

Puedes escuchar el programa “Braindead, Bad Taste: Los divertidos y sangrientos inicios de Peter Jackson” del podcast En la Boca del Cinéfago, aquí:

Actualmente, puede que queden espectadores no aficionados a estas cosas que no tengan mucha idea de sus comienzos. Pero, si hablamos de Peter Jackson, casi todos responderán afirmativo. Su carrera inicial, y en mi opinión más interesante y redonda, está formada por dos clásicos del gore; Bad Taste, aka Mal gusto (1987), y sobre todo, la insuperable Braindead, aka Tu madre se ha comido a mi perro (1992). Y también por una, un tanto olvidada, pero reivindicable rareza como es El delirante mundo de los Feebles (1989).

El rodaje de Bad Taste se alargó hasta los cuatro años. Tuvieron que rodar durante los fines de semana y algún otro hueco libre que consiguieron. Los actores eran amigos, compañeros de trabajo y vecinos de Jackson. El presupuesto era ínfimo aunque, por sorpresa, tras el rodaje, recibieron ayuda de la New Zealand Film Commission, permitiendo que se dedicara por completo a terminarla, así como pasar la película de los 16 mm en los que fue rodada a los 35 mm necesarios para su distribución en salas de cine. Así, además de pasarla por variopintos festivales, consiguieron llevarla a Cannes y darse a conocer a mayor escala. Allí, en el famoso festival, fue donde algunos pelearon por conseguirla para su distribución comercial. Seguir leyendo…

Polémica con A Serbian Film & Rape Day

¿Hay que poner límite en cine y videojuegos?

A Serbian Film, Rape Day ¿Hay que poner límites?

Puedes escuchar el programa “A Serbian Film, Rape Day ¿Hay que poner límite a cine y videojuegos” aquí:

El 4 de noviembre de 2010 saltaba la noticia. Se suspendía, por orden judicial, el pase de la película A Serbian Film, integrante de la XXI Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia, que debía proyectarse esa misma noche. La polémica decisión se fundamentaba en que la cinta podría estar incurriendo en un delito contra la libertad sexual. A lo largo de esa noche, un grupo de espectadores reunidos frente al Teatro principal, en que debía haber tenido lugar la proyección, decidían otorgar un galardón extraordinario en contra de la censura. Apenas dos días después, el Festival de Molins de Rei, decidía también suspender el pase previsto de la cinta y en apenas un fin de semana una pequeña producción serbia se convertía en una de las películas más comentadas en años. En Octubre llegó al Festival de Sitges en olor de multitudes. Y la polémica volvió a desatarse, llegando a niveles tan surrealistas como la llamada a los juzgados del Ángel Sala, director del certamen. Muchos festivales especializados se mostraron sorprendidos por esta decisión y enviaron cartas de apoyo. Al final, lo único que consiguieron las mentes finas de la persecución, fue que una película que, seguramente, hubiera pasado desapercibida a las masas, se hiciera tan conocida que miles de personas la buscaran, cargados de morbo, para descargar en Internet. Seguir leyendo…