VOD

Has filtrado por etiqueta: experimental

Dave made a maze

Como ser Dave

Dave Made a Maze

Ver ficha completa

  • Título original: Dave made a maze
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2017
  • Director: Bill Watterson
  • Guión: Bill Watterson, Steven Sears
  • Intérpretes: Kirsten Vangsness, John Hennigan, James Urbaniak
  • Argumento: Dave construye un laberinto de cartón en su salón, pero se pierde en él. Todos sus amigos irán a buscarlo.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo DMAM_Exterior_zpsxveicksf.jpg

Cuando un servidor andaba clamando casi con desesperación por algo de originalidad dentro del género, o circunscriban mi súplica al cine fantástico, aparece “Dave made a maze” como si Neil Gaiman hubiese unido fuerzas con Charlie Kaufman, guionista de “Cómo ser John Malkovich” entre otras piezas muy inteligentes, para engendrar un hijo bastardo del surrealismo de los Monty Python, putativo por la falta de acidez pero embellecido por los diseñadores de “Puppeteer”, juego de plataformas publicado para la pasada generación de consolas e injustamente sobrepasado. Un canto a la inventiva, con todo el dolor que la misma implica, que también bebe de la obra cumbre de Mark Z. Danielewski: la alucinante y exigente “La casa de Hojas”. Seguir leyendo…

Lo mejor: El laberinto.

Lo peor: Las actuaciones no han conseguido transmitirme todo el potencial cómico de la situación. ¿Habré sido yo?

Oats Studio

Pildorazos de irrealidad

Oats Studios

Ver ficha completa

  • Título original: Volume I
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2017
  • Director: Neill Blomkamp
  • Guión: Neill Blomkamp, Thomas Sweterlitsch
  • Intérpretes: Dakota Fanning, Steve Boyle, Sigourney Weaver
  • Argumento: Tres cortometrajes sobre el enfrentamiento del ser humano contra fuerzas alienígenas.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

 photo Oats_Exterior_zpszrnftvql.jpg

El cortometraje, epítome de lo que nunca debió de haber dejado de significar el cine independiente, es el vehículo para verbalizar mensajes cinematográficos cargados de libertad y originalidad, si así lo quieren sus autores. Desgraciadamente hace tiempo que únicamente son el vehículo de las lágrimas de fracasados sin talento, o con mala suerte, por no alcanzar las mieles de la picadora de carne que es la industria del cine actual. ¿Llamar la atención para conseguir un jugoso contrato con el que salir del anonimato que a tantos molesta o vomitar desde las entrañas toda esa mierda que no te deja dormir por las noches? En los buenos tiempos la contestación hubiese sido “ambas”.
Las oportunidades estaban ahí, más patentes, pero toda arte cuando envejece sufre cierto anquilosamiento. En el caso del séptimo arte, el más cercano al concepto puro de “negocio capitalista”, el frágil equilibrio entre existencia e ingresos económicos ha barrido de golpe y plumazo, por haberse roto, esas oportunidades donde creatividad y talento eran recompensadas. También parece más difícil salir de entre las piernas de tu madre carnal o artificial con una idea única bajo el brazo. La dichosa expresión “está todo inventado” es una losa difícil de levantar para los escuálidos creativos. Seguir leyendo…

Lo mejor: Puede que sea el cortometraje de broma, pero "God" es una joya. Lo que en absoluto desmerece al resto.

Lo peor: Quizás no sea lo peor porque dejar al público con ganas de más es buena señal, pero sabe a poco que estos universos no se desarrollen al completo.

Flesh of the Void

¿Existe todavía algo extremo?

 photo FOTV_Exterior_zpsni6sv0ex.jpg

La adolescencia, la juventud en general, provoca en el hombre un fuerte deseo de experimentación, beber la vida en todo su apogeo. Una explosión de lozanía y fuerza que marca el largo camino hacia la vejez y, posteriormente, la defunción. Quizás por aquello del equilibrio entre opuestos, algunos desarrollamos una malsana afición por lo macabro cuando llegamos a esos años adolescentes, interesándonos por el terror en cualquiera de sus formas, pero siempre ahondando en su lado más salvaje. Luego la pasión adopta otras formas y el placer por pasajes más ambientales bien merece alejarse de vísceras y cabezas partidas por la mitad.

En mi caso, cuestión meramente unida a la época, fue ahondar en el mondo y el gore alemán lo que despertaba mis bajos instintos. Una copia maltrecha en VHS de “Guinea Pig”, “Nekromantik” o “Aftermath” representaba una auténtica delicia para los sentidos, poco preocupados por argumentos con tantos años por delante. Pues bien, aunque “Flesh of the Void” no tenga nada que ver con mis arrebatos adolescentes en concreto, si me parece que exuda una malsana fascinación por la muerte, “el vacío”, que refleja a su vez ese oscurantismo al que algunas personamos nos abandonamos durante nuestra juventud. Una extensión industrial de una canción perteneciente a los “Christian Death” de principios de los noventa. Seguir leyendo…

Sam Was Here

Escribe tú el final

Sam Was Here Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Sam Was Here
  • Nacionalidad: Francia, Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: Christophe Deroo
  • Guión: Christophe Deroo, Clement Tuffreau
  • Intérpretes: Rusty Joiner, Sigrid La Chapelle, Rhoda Pell
  • Argumento: 1998, en el desierto de Mojave, California, un vendedor llamado Sam intenta sobrevivir a una persecución que no entiende mientras en el cielo una luz roja anuncia cambios.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo SWH_Exterior_zpsn5itnpdl.jpg

California, desierto de Mojave, 1998. Un resplandor extraño aparece en el cielo. Sam, un vendedor de cuarenta y tantos, viaja por las pocas zonas habitadas del desierto californiano en busca de clientes, pero no encuentra a nadie en casa. Es más, su esposa no responde a las llamadas, su jefe tampoco. Es como si todos lo estuvieran evitando. Cuando su coche se avería, Sam se convierte en prisionero de aquel ambiente vacío y hostil. Solo y sin contacto humano durante días, escucha continuamente un programa de entrevistas en la única estación de radio local. El anfitrión, un hombre llamado Eddy, recibe llamadas de oyentes que comparten su odio contra un asesino de niños presente en la zona. Al mismo tiempo, Sam comienza a ser psicológicamente acosado por amenazas extrañas que recibe en su buscapersonas. Poco a poco, la gente comienza a reaparecer y tratar de matarlo. Sam se ha convertido en un blanco desafortunado y ahora debe defenderse, perdiendo la cordura y atrapado en una paranoica crisis de identidad. ¿Es él verdaderamente el asesino que buscan o está siendo conducido como una oveja hacia el matadero? Seguir leyendo…

Lo mejor: Su atmósfera.

Lo peor: Demasiada ambigüedad para mi gusto, si iba a ser poco más que un cuadro mejor acortarla un poco.

Der Nachtmahr

Alienación teutona

Der Nachtmahr Review

Ver ficha completa

  • Título original: Der Nachtmahr
  • Nacionalidad: Alemania | Año: 2015
  • Director: Achim Bornhak
  • Guión: Achim Bornhak
  • Intérpretes: Carolyn Genzkow, Sina Tkotsch, Wilson Gonzalez
  • Argumento: Después de acudir a una fiesta Rave, una joven establece un vínculo con una criatura deforme.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo Nachtmahr_exterior_zpsswjv4dxc.jpg

¡Vaya paranoia! No en vano estamos ante una película que empieza advirtiendo que sus patrones lumínicos pueden provocar ataques epilépticos. Y aunque ciertas secuencias son realmente mareantes gracias a la fuerte música industrial (¿?) y a las brillantes luces intermitentes, la sangre no llega al río. La paranoia y el desconcierto vienen del lado argumental, con un misterio interesante y sustentado de forma honesta por una narrativa fragmentada, similar a los efectos sobre la percepción que ejercen drogas como la anfetamina o el éxtasis. Desgraciadamente la gran incógnita de “Der Nachtmahr” (“La Pesadilla”) nos lleva hasta un callejón sin salida donde toda la evocación de las cuitas de su protagonista, sumida en una metáfora del paso de la infancia a la madurez que no llega a detonar, quedan expuestas como una mera burbuja sin ningún tipo de lectura crítica, emocional o causal. Es decir, el núcleo de la trama no tiene razón alguna de ser, mera excusa para estrenar una película que quizás guste a las nuevas generaciones de aficionados al terror, pero que de este género tiene solamente lo justo, un oxidado filo psicológico a lo sumo. Seguir leyendo…

Lo mejor: su protagonista, una esplendida y joven Carolyn Genzkow.

Lo peor: Además de su lentitud germánica diseminada aquí y allá, una falta de coherencia y sentido flagrantes, por mucho que se esconda detrás de un surrealismo que no es tal.

Colonel Panics

Shock to the system!!!

 photo CP_Exterior_zpsqwsixz2h.jpg

Los destinos de dos hombres, uno del pasado y otro del futuro, acaban entrelazados cuando un malévolo virus se expande por el Nivel 4, una experiencia de juego digital que mezcla sueños y realidad.

Ya comenté recientemente mi pasión adolescente por el movimiento “cyberpunk” en la reseña de “Haze”. Vaya, era una época en la que soñaba acostarme con “Aelita” y sustituirme un brazo por taladro hidráulico. Recuerdo con especial cariño las excursiones al vertedero, junto a Los Niños Salvajes, con objeto de recuperar maniquíes en buen estado y adaptarlos a nuestras necesidades “biónico sexuales”. Por supuesto, todos gritábamos “Tetsuo” ante las primeras muestras de óxido sobre nuestra piel. Luego, al tiempo, conocí a Evil Ed, y demás amigos neuromantes, pudiendo expresar nuestros delirios distópicos a ritmo de Billy Idol mientras luchábamos contra las corporaciones por el control del mercado del “Encaje Negro”. Sí, este fallo en mi matriz neuronal me ha proporcionado buenos momentos, y espero que lo siga haciendo cuando “Colonel Panics” la bombardee con sus efectos lisérgicos. Seguir leyendo…

Haze

No hay mensaje si no hay receptor

Haze Review

Ver ficha completa

  • Título original: Haze
  • Nacionalidad: Japón | Año: 2005
  • Director: Shin'ya Tsukamoto
  • Guión: Shin'ya Tsukamoto
  • Intérpretes: Shin'ya Tsukamoto, Takahiro Murase, Takahiro Kandaka
  • Argumento: Un hombre despierta amnésico en un laberinto de estrechos pasillos de cemento.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo Haze_Exterior_zps5xgznzpp.jpg

Un hombre, herido en el estómago, vaga sin memoria por unos estrechos pasillos de cemento. La ignorancia y la confusión se funden con un sentimiento de horror que le impide recordar algo muy importante.

Hablar de “Haze” es, por obligación, hacerlo de su autor: Shin’ya Tsukamoto. Un artista todoterreno que protagoniza, dirige, escribe, produce y edita este mediometraje que suponía una vuelta seria al cine transgresor e inquietante que le otorgaron fama internacional. Probablemente alejada del terror puro, “Haze” es capaz de crear más desasosiego que el cine de género al uso, la impronta personal que deja en cada uno de sus proyectos se vuelve a teñir de gris cemento en otra pequeña oda a la alienación, como ya lo fue su obra maestra, “Tetsuo”. Seguir leyendo…

Lo mejor: Consigue transmitir tensión y claustrofobia en elevadas dosis.

Lo peor: Su final, sin dejar de ser metafórico y hermético, ofrece demasiada información que, particularmente, me aguó la experiencia.

Flick

El R'n'R te mantendrá con vida

Flick Review

Ver ficha completa

  • Título original: Flick
  • Nacionalidad: UK | Año: 2008
  • Director: David Howard
  • Guión: David Howard
  • Intérpretes: Hugh O'Conor, Ricci Harnett, Faye Dunaway
  • Argumento: Cuarenta años después, Johnny vuelve de entre los muertos al volante de su coche, recorriendo las calles por la noches y escuchando Rock and Roll en la radio. Ha regresado en busca de Sally... y de venganza.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo Flick_exterior_zpsuh9tbds4.jpg

Johnny “Flick” Taylor es un “teddy boy” que tiene un apodo molón, a cuenta de su afición por las navajas automáticas, y unos pies prodigiosos para el baile. Pero le faltan sólo dos cosas para poder morir feliz: un baile y un beso en la mejilla de Sally, esa chica inalcanzable. Decidido a lograrlo en aquella lejana noche de finales de los cincuenta, se lanza delante de su amor platónico, siendo humillado por los matones de la sala de baile a causa de su tartamudez. Enfermo de amor, se lanza al ataque con su navaja provocando una masacre y raptando a Sally. La huida sale mal y acaba con su “buga” en el fondo del río, muriendo mientras su cautiva sobrevive por los pelos.

Han pasado las décadas y el nombre de Johnny ha sido olvidado en la pequeña ciudad británica de “Hobb’s End”; hasta que el coche es encontrado durante un dragado del río. La música rockabilly, que sigue sonando desde una estación pirata, se filtra por las húmedas venas del cadáver resucitando su sed de venganza. En busca de Sally y los matones que le humillaron, dejará a su paso un reguero de sangre que deberán seguir un par de detectives chispeantes: la teniente McKenzie, recién llegada de Memphis, y su obesa contrapartida británica. Seguir leyendo…

Lo mejor: El riesgo visual que adopta con cuatro duros. Lynch estaría orgulloso de varias escenas, sórdidas e inquietantes como una pesadilla.

Lo peor: Lo mal que están los actores, increíble en el caso de Faye Dunaway. Dirección de actores 0.