experimentos

Possessor

Juntos pero no revueltos

Has filtrado por etiquetaa: experimentos

Possessor

Juntos pero no revueltos

Possessor

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Possessor

Desde luego, de casta le viene al galgo. Brandon Cronenberg no ha buscado lejos referencias para hacer su cine. Su anterior título (antiviral) y éste, que le ha otorgado el aplauso de la crítica y el público especializado en fantástico, parecen una prolongación del trabajo que en este género hacía su padre antes de saltar a terrenos mucho más autorales. Le ha venido de perlas que su progenitor aparcara, con “eXistenZ”, su exploración de la fantasía. Así evita en gran medida otra frase hecha: “Las comparaciones son odiosas”. Cronenberg ha apostado a lo grande y ha construido en su segunda película una cinta cien por cien adulta, donde la violencia, el sexo y las decisiones autorales la hacen merecedora por goleada de la calificación R en la industria americana. En Sitges se hizo con los dos premios gordos: a la dirección y a la mejor película. Dos galardones que se suman a infinidad de nominaciones y premios de otros certámenes, alguno de ellos incluso de cine “Convencional”.

Una corporación utiliza un revolucionario método para invadir, de forma silenciosa, la mente de otras personas con fines de espionaje empresarial. Estas particulares posesiones son empleadas para cometer crímenes sin aparente conexión con los intereses comerciales que se esconden detrás. Pilotar estos cuerpos ocupados no es nada fácil: los moradores se manchan con el subconsciente de sus víctimas. Regresan a sus cuerpos confusos, afectados por pensamientos y recuerdos que no son suyos. Tasya (Andrea Riseborough) es una de las agentes más eficaces, aunque sus constantes invasiones de otros ya empiezan a hacerle mella. En su nueva misión ha de ocupar el cuerpo de Colin (Christopher Abbott), novio de la hija del presidente de la competencia (Sean Bean), para descabezar a esa empresa asesinando a su futuro suegro y después borrar sus pasos induciendo a este cuerpo al suicidio. Lo que en ese momento desconoce es que el joven tiene la mente más desordenada que ella y que la fusión de ambos va a desencadenar un descontrol de funestas consecuencias y toda una pelea de ambas personalidades para controlar ese cuerpo.

Lo mejor: Seria, cruel, explícita, sin concesiones y con factura e interpretaciones muy buenas.

Lo peor: El conjunto es frio y su conclusión confusa.


Oxygen

¿Te acuerdas de Buried? Pues sube la apuesta

Oxygen

Una mujer se despierta en una unidad criogénica médica. No recuerda quién es ni cómo ha terminado encerrada en una caja no más grande que un ataúd. Mientras se queda sin oxígeno, debe reconstruir sus recuerdos para encontrar una salida a su pesadilla.

Alexandre Aja lo ha visto claro: le debió gustar tanto la idea de Buried, aka Enterrado, la notable película dirigida por Rodrigo Cortés allá por 2010, que pensó en hacer algo parecido, pero subiendo la apuesta al más dificil todavía. Y es que en Oxygen la sufridora protagonista tendrá que encontrar salida a su situación limite encerrada, no en un ataúd, sino en una compleja unidad criogénica. Por tanto, lo rudimentario dejará paso a lo tecnológico, y la sorpresas y giros, seguro, estarán presentes durante todo el metraje. Apuesta fuerte de un Alexandre Aja que parece decidido a seguir trabajando en streaming para Netflix, tras La resurrección de Louis Drax (2016).

Stay Out of the Attic

Trabajo nocturno, experimentos y nazis

Stay Out of the Attic

Un grupo diverso de ex convictos convertidos en transportistas son convencidos por su espeluznante cliente, para que trabajen toda la noche a cambio de un generoso aumento de sueldo. A medida que avanza la noche y se limpian las habitaciones, van descubriendo poco a poco los horrores que existen dentro de su vieja mansión victoriana, que incluyen trampas explosivas, experimentos humanos, monstruos nazis y mucho más.

Si bien es cierto que en España tenemos una plataforma streaming interesante como Planet Horror, o del canal Dark, se echa de menos algo como Shudder, que supone realmente un Netflix del terror. Digo Netflix, como HBO, Amazon o lo que sea. El caso, es que se trata de una plataforma de ese tipo, que apuesta totalmente por el género y tira del mismo modelo: compras externas y producción propia. Algunas de las sorpresas recientes del terror, como The Mortuary Collection (2019) o Host (2020) vienen de ahí. Veremos qué sucede con su apuesta por estas tierras.

Phobias

Una fobia para cada momento del dí

Phobias

Cinco pacientes peligrosos que sufren de fobias extremas y que son custodiados en un recinto de pruebas del gobierno son sometidos a un test definitivo a manos de un doctor que sueña con convertir sus temores en un arma.

Espacios abiertos, cerrados, arañas, altura, a volar, a los truenos, incluso a los perros… Fobias hay para dar y tomar. De hecho, prácticamente cualquier cosa que exista podría provocar fobia para alguien en el mundo. También, cosas que no existen. Así, hay un abanico enorme de opciones para el cine a la hora de elaborar historias que hablen de las mismas, y el terror suele ser muy efectivo. Partiendo de esta base, una línea argumental, la que veis en la sinopsis, derivará en cinco historias sobre cinco de estas fobias. Y cada una, tiene un director para ponerla en pantalla: Camilla Belle, Maritte Lee Go, Joe Sill, Chris Von Hoffman y Jess Varley. Lo sé, todos novatos/desconocidos o casi desconocidos, con la curiosidad de Camilla Belle, actriz que se estrena en la dirección, a la que recordareis como la victima infantil de la primera escena de El mundo perdido (1997) o escapando de un asesino en su chalet en Cuando llama un extraño (2006).

Honeydew

No te fíes de los ancianos

Honeydew

Una pareja quiere pasar el fin de semana en el campo y al principio todo va bien, en medio de la noche un granjero de la zona les echa por estar en sus tierras y tienen que marcharse al momento. Al poco encontrarán una casa en la que vive una dulce señora mayor que los acogerá y dará de comer.

De esa línea de terror independiente (o no) con ancianos inquietantes y/o perversos como villanos, nos llega Honeydew. Y es que, efectivamente, los ancianos no tienen porqué ser personas entrañables con los que mantener una conversación sobre los tiempos pasados en su casita de campo, sino que pueden albergar perversos planes que pongan en peligro tu vida. Lo hemos visto recientemente en películas como The Taking of Deborah Logan (2014), La visita (2015) o Relic (2020). Y oye, funciona bastante bien… ¿Será el caso de Honeydew? A juzgar por su paso por distintos festivales durante 2020, como Tribeca o Sitges, hay disparidad de opiniones. Los hay que alaban su buena atmosfera para generar terror sin necesidad de sustos fáciles ni soltar tripas por los aires, pero también los que que consideran que es aburrida y vacía.

Swallow

Mother faquir

Swallow

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Swallow

Comenzamos el año saliéndonos del terror, al menos del de sustos, apariciones y asesinatos. Pero tranquilos, que no estaréis cómodos y en varios momentos os va a costar seguir viendo este drama. Swallow es un tenso relato de autodescubrimiento; de crecimiento en seguridad de un personaje femenino metido en una peligrosa (y desagradable) dinámica. La película es uno de esos filmes que, pese a su carácter más propio de cine indie, triunfan en festivales de fantástico (como Sitges 2019 donde pudimos verla por primera vez), pues la naturaleza de algunas de sus secuencias no es de las que acostumbra el espectador del cine de autor.

Swallow centra su cámara en el personaje de Hunter (Haley Bennett): Un ama de casa que hace poco ha contraído matrimonio y que se ha trasladado, con su marido, a un lujoso chalet regalo de sus suegros. Mientras su esposo trabaja, ella se dedica a decorar las habitaciones y aprender, no con demasiado éxito, a ser una media naranja servicial y a agradar a su nueva familia. Prácticamente ignorada por todos, la vida de Hunter vuelve a brillar cuando se queda embarazada, aunque ella se siente cada vez más insegura. Como vía de escape de su estrés, comienza una extraña dinámica de comportamiento: ingerir objetos cada vez más peligrosos. Un trastorno compulsivo que amenaza no solo a su salud y al futuro bebé, sino también a su estatus social.

Lo mejor: La impotencia que producen varias escenas que te deja acongojado.

Lo peor: No deja de ser un drama muy bien contado, asi que si buscas terror no te seducirá.