experimentos

Possessor

Juntos pero no revueltos

Has filtrado por etiquetaa: experimentos

Come True

La lógica de las pesadillas

Come True

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Come True

Pudimos disfrutar de Come True en la pasada edición del festival de Sitges. Debido a las restricciones por el COVID-19, el festival de Terrormolins ha tenido que trasladar a Filmin toda su programación y realizar la edición 100% online. Desde este viernes 13 hasta el 15 de noviembre, la película estará disponible en suscripción en la plataforma, y no queríamos dejar pasar la oportunidad de hablar de ella, una de las favoritas del año.

El one man Project es un concepto muy anclado al mundo de la música. En el cine, tiende a caer en proyectos que generalmente terminan quedando en segunda línea de fuego. Películas que abrazan lo independiente con una fuerza tal vez excesiva, encorsetándose a sí mismos. El caso de Come True, si bien es clasificable con total impunidad como cine indie con todas las de la ley, es algo distinto. Ya que se trata de una película que escapa a las normativas más convencionalistas. Sin dar el salto al experimental puro ni tampoco renunciar a la narrativa estándar. El uso de según qué herramientas harían saltar el eje de las mentes más puristas de no jugar tan claramente bajo sus propias reglas sin responder ante nadie. Y es que, en ese sentido, lo que Anthony Scott Burns, director de la película entre otras multitareas. Busca es apelar al sentimiento desde una forma muy cercana a lo musical.

Sarah (Julia Sarah Stone) acaba de huir de casa, y se ha llevado consigo la imposibilidad de conciliar el sueño por las noches debido a las terribles pesadillas que la acechan. Su día a día se ha convertido en intersecciones difusas entre cabezada y cabezada. Desesperada y sin lugar al que acudir, decide buscar la esperanza en un estudio universitario sobre el sueño. A medida que Sarah empiece a sentirse segura gracias a la tecnología empleada para el estudio, y su relación con el científico supervisor, Jeremy (Landon Liboiron), vaya avanzando, sus pesadillas parecerán acercarse cada vez más a su realidad.

Lo mejor: Lo da todo a favor de sí misma. Sin miedo a las consecuencias.

Lo peor: Las consecuencias.


Dark. Temporada 3.

¿Preparado para volver a estrujarte el cerebro?

Dark. Temporada 3.

No voy a poner sinopsis, ni hablar más de la cuenta. Si alguien tiene pendiente aún las temporadas previas o algún episodio de la última, no quiero arruinar su experiencia. De hecho, tampoco quiero arruinar la mía, investigando en fotos, vídeos y demás. Quiero llegar lo más virgen posible a esta nueva temporada. La tercera. La última. Dark llega a su final a un nivel sobresaliente, difícil de mantener, ya no digo superar, con un montón de tramas, subtramas, personajes y líneas temporales por desarrollar. Ya se sabe que en este tipo de series (en el recuerdo quedó lo que pasó con Lost…) tienen expectativas tan altas para con su final, que cada uno se monta sus propias teorías y luego es imposible satisfacer a todos. En realidad, en Dark se han planteado tantas teorías que va a ser un trabajo de genios dar con un desenlace a la altura. Yo confío.

Human Zoo

Confinamiento extremo.

Human Zoo

Un grupo de personas participa en un reality show en el que el objetivo es sobrevivir al confinamiento durante más tiempo que los demás El que lo logre se llevará un millón de dólares a casa. La única regla: no hay reglas.

En los tiempos de confinamiento que vivimos, podríamos pensar que propuestas como la de Human Zoo son las que menos nos interesan para pasar el rato en casa. Sin embargo, como ha demostrado recientemente el fenómeno en Netflix de El hoyo (2019), o la recuperación multitudinaria de Contagio (2011), parece que el ser humano siente atracción y/o morbo, incluso fascinación, por contemplar de lejos una situación todavía más jodida. A veces, incluso reconforta aquello de pensar que tu situación no es agradable pero, oye, ojo con la que viven los protagonistas de estas historias. De ahí que la llegada de una película tan pequeña pero, a priori, contundente como Human Zoo, haya llamado la atención los últimos días.

Possesor

La retorcida mente de Cronenberg Jr.

Possesor

Vos es una agente de una organización secreta que utiliza implantes cerebrales para controlar el movimiento corporal de otras personas, obligándolas a cometer asesinatos que benefician a toda clase de peces gordos del mundo corporativo. Un día, durante una misión rutinaria, algo sale mal. La agente Vos se ve atrapada dentro de la mente de uno de los sujetos que trataba de controlar, cuyo apetito por la violencia se acaba convirtiendo en su peor aliado, superando incluso el suyo propio.

De tal palo tal astilla. Aunque le queda mucho por demostrar para poder ser comparado con su padre, no cabe duda que Brandon Cronenberg lleva el gen de lo retorcido y enfermizo. Su opera prima llegó hace 8 años: Antiviral. Entretanto ha rodado un puñado de cortos, pero no ha sido hasta ahora que ha decidido volver al largo con esta arriesgada apuesta, que también se encarga de escribir.

El hoyo

Clasismo vertical

El hoyo

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

El hoyo

Ganadora de la pasada edición del festival de cine fantástico y de terror de Sitges (hacía más de 10 años que una cinta española no lograba ese galardón) y ganadora igualmente del festival de cine de Toronto, la cinta que traemos hoy a la palestra es una rara avi*s en el cine patrio y tampoco es que su temática se prodigue demasiado en el internacional. Una película que utiliza la ciencia ficción para construir todo un alegato y retrato monstruoso de los *males endémicos del capitalismo.

El idealista Goreng decide entrar seis meses en el experimento gubernamental “El hoyo”. A cambio mejorará a la salida sus posibilidades laborales futuras, dejará de fumar y leerá de una vez por todas “El quijote”. Descubre un sórdido mundo en el que los voluntarios son distribuidos, por parejas, en minúsculos niveles donde todo vale y la alimentación de cada nivel proviene de los restos de un festín que dejan los habitantes de las plantas superiores. Nadie sabe la cantidad de niveles que existen, se calculan más de 200, pero a partir de la planta 50 la supervivencia se antoja complicada…

Lo mejor: facinantes diálogos cargados de mala leche. El postre.

Lo peor: Su conclusión sin ser mala en absoluto plantea cuestiones que se han de debatir pues no tendrán respuesta. Algo de sangre digital.


The Onania Club

Tom Six sigue haciendo amigos.

The Onania Club

Tom Six se mantiene firme en su método de hacer cine mediante la provocación y la polémica. Ya lo hizo con su trilogía The Human Centipede, y vuelve a la carga con lo que, según sus palabras, será “la película de terror más políticamente incorrecta de la historia”. The Onania Club trata sobre la maldad humana en muchos niveles. Su tema principal es ‹Schadenfreude›, una emoción que el filósofo Arthur Schopenhauer describió como “el pecado más malo y diabólico del sentimiento humano”. Aún no hay detalles de la trama, pero sí una idea: mujeres blancas, poderosas y ricas de Los Ángeles disfrutan profundamente de la miseria de los demás. Ya veremos que sale de todo esto, pero de lo que no cabe duda. es de que Tom Six, con mejor o peor gusto, de la forma más o menos gratuita, no entiende de ofendiditos.