VOD

Has filtrado por etiqueta: hechos-reales

La pesadilla del USS Indianápolis

El mayor ataque de tiburones de la historia

 1944: La pesadilla del USS Indianapolis

“Un submarino japonés le disparó dos torpedos al costado del barco. Yo había vuelto de la isla de Tinyan, de Leyte, donde habíamos entregado la bomba, la que había de ser para Hiroshima. 1100 hombres fueron a parar al agua, el barco se hundió en 12 minutos, no vi el primer tiburón hasta media hora después, un tigre de cuatro metros, ¿ usted sabe cómo se calcula esto estando en el agua ? usted dirá que mirando desde la dorsal hasta la cola, nosotros no sabíamos nada. Nuestra misión de la bomba se hizo tan en secreto que ni siquiera se radió una señal de naufragio (risa irónica). No se nos echó de menos hasta una semana después. Con las primeras luces del día llegaron muchos tiburones y nosotros fuimos formando grupos cerrados, algo así como aquellos antiguos cuadros de batalla, igual que la que había visto en una estampa de la de Waterloo. La idea era que cuando el tiburón se acercara a uno de nosotros éste empezara a gritar y a chapotear y a veces el tiburón se iba pero otras veces permanecía allí y otras se quedaba mirándole a uno fijamente a los ojos (…) Seguir leyendo…

The Revenant (El renacido)

La historia real que ha inspirado la película

 The Revenant

En 1820, un hombre que vive en las montañas resulta herido de muerte por el ataque de un oso. Viendo que nada pueden hacer por él, sus compañeros lo abandonan en el bosque. Pero sorprendentemente se repone de sus heridas y trata de vengarse de quienes lo abandonaron a su suerte. El film está basado en un personaje histórico, Hugh Glass, trampero y explorador de finales del siglo XIX, en el que se inspiró Michael Punke para escribir la novela.

Hugh Glass habría sido un antiguo pirata que dejó la vida en el mar y viajó por el oeste americano como explorador y peletero. Su edad también se desconoce, pero se cree que nació en Filadelfia en torno al año 1780.

La aventura más famosa de Glass comenzó en 1822, cuando respondió a un anuncio del Missouri Gazette and Public Adviser, publicado por el general William Ashley, que solicitaba a un grupo de 100 hombres para “subir por el río Missouri” como parte de una campaña para el comercio de pieles. Estos hombres más tarde pasarían a ser conocidos como “The Ashley Hundred” (“Los 100 de Ashley”). Además de Glass, otros hombres dignos de mención que se enlistaron al emprendimiento fueron: Thomas Fitzpatrick (un cazador), David Jackson, Jim Beckwourth, William Sublette, John Fitzgerald, Jim Bridger y Jedediah Smith.Seguir leyendo…

El Ente: La historia de Doris Bither

Los presuntos hechos reales que dieron lugar a la película

 El Ente: La historia de Carla Moran

El 22 de agosto de 1974 en la ciudad de Culver City, California, unos investigadores, Kerry Gaynor y Barry Taff, estaban dando una conferencia en una librería local sobre la investigación paranormal. Se les acercó un mujer de unos 30 años de edad llamada Doris Bither (cuyo verdadero nombre en la película es Carla Moran), vivía en una pequeña casa con su hija de seis años de edad, y sus hijos de diez, trece y dieciséis años. Bither les solicitó a los investigadores que visitaran su casa, alegando que el lugar estaba embrujado. En una entrevista posterior con los investigadores, ella admitió que había espíritus en su casa, produciendo golpes en las paredes, voces extrañas e incluso afirmó que había sido brutalmente golpeada y violada salvajemente por fuerzas invisibles extremadamente violentas.

Doris Bither, un caso paranormal sin precedente

Taff y Gaynor inicialmente no creyeron la versión de Doris, principalmente debido a que el contacto físico con los espíritus u otro tipo de entidades es algo inusual y con frecuencia es una sensación fugaz, además que una fuerza lo suficientemente potente como para hacer lo que Doris explicó era algo inaudito, incluso en el mundo de la investigación paranormal. Sin embargo, Doris les dijo que los seres se le habían mostrado delante de otros testigos. Doris afirmó que había sido atacada en presencia de sus hijos, que incluso le dejaban moretones y marcas de mordidas en el cuello. Durante un ataque en particular, el hijo de Doris trató de intervenir cuando la oyó gritar, lanzándolo a través del cuarto, rompiéndose el brazo debido al ataque. Esto último llamó la atención de los investigadores, llevando los equipos de fotografía a la casa de Doris. Seguir leyendo…

Skinwalker Ranch

Otra buena idea a la basura...

skinwalker ranch

Ver ficha completa

  • Título original: Skinwalker Ranch
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: David McGinn
  • Guión: Adam Ohler
  • Intérpretes: Taylor Bateman, Steve Berg, Erin Cahill
  • Argumento: Un equipo de investigadores paranormales se dirige a un rancho de Utah en el que un niño ha desaparecido. Según sus padres, fue abducido por extraterrestres
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

skinwalker ranch

Si os digo la verdad, pese al aburrimiento que me generan los found footge a estas alturas, tenía interés en Skinwalker Ranch. Será que el tema de las invasiones alienígenas a ras del suelo me producen un cosquilleo en el estomago. Puede que el buen recuerdo que me dejó recientemente la infravalorada Dark Skies, directamente en video en España con el titulo de Los elegidos, tenga algo que ver. También, que de mi mente no se vayan varias secuencias de la no menos infravalorada Señales (2002), del actualmente muy perdido M. Night Shyamalan. Abducciones, naves que aparecen sigilosamente, criaturas alargadas y delgaduchas rompiendo la intimidad de tu hogar. A lo largo de la historia han sido elementos no solo recurrentes en la ficción, sino también en la realidad.

De los muchos lugares conocidos dentro del mundo paranormal, el rancho Skinwalker, situado en el Condado de Uintah en Utah, Estados Unidos, es uno de los más emblemáticos en lo referente a avistamientos OVNIS y secuestros extraterrestres. No por casualidad, o tal vez sí, Skinwalker proviene de un ser sobrenatural perteneciente al folclore de la mitología ute.

Aunque desde 1994, con la compra del rancho por el matrimonio Gorman, se conocen testimonios sobre los fenómenos extraños que presuntamente ocurren, fue a partir de 2002 cuando los medios le concedieron especial difusión. Un periodista llamado George Knapp tuvo acceso al rancho y relató sus experiencias. Knapp junto a psicólogos, científicos e incluso un presentador de radio local se adentraron en los misterios del rancho durante años. Desgraciadamente, hubo que creerse sus palabras puesto que no aportaron gran cosa palpable. Según cuentan, llegaron a encontrar, en la nieve, huellas no identificadas de 43 centímetros de longitud (sic). Luego, pues toda clase de fenómenos más o menos conocidos: objetos volantes no identificados, bolas de luz, poltergeist, extrañas criaturas y mutilación de ganado, entre otros. Seguir leyendo…

Lo mejor: Los primeros cinco minutos. Los últimos cinco minutos.

Lo peor: El resto.

Lo imposible

Tsunami de emociones

Lo imposible

Ver ficha completa

  • Título original: Lo imposible
  • Nacionalidad: España | Año: 2012
  • Director: Juan Antonio Bayona
  • Guión: Sergio G. Sánchez
  • Intérpretes: Naomi Watts, Ewan McGregor, Tom Holland
  • Argumento: María y Henry, junto a sus tres hijos, pasan las vacaciones en un hotel de lujo a píe de playa, en Tailandia. Una mañana, encontrándose en la piscina, son sorprendidos por un terrible tsunami.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

` Lo imposible

Ha pasado por festivales tan importantes como los de Toronto, San Sebastián y Sitges, cosechando, en gran parte, opiniones entusiastas tanto de público como de crítica. También los hay, y no pocos, que se han mostrado ofendidos y estafados, denunciando artimañas en la realización y el uso de la música para sacar la lagrima fácil. Seas de un bando u otro, lo que sí es cierto es que Lo imposible ha llegado para ser vista, discutida y, posiblemente, muy premiada.

Pero, ¿qué sucede realmente en la película? ¿Es tan buena y sobrecogedora? ¿Es tan manipuladora y decepcionante? Vayamos paso a paso.

El infierno de 2004

El terremoto del océano indico de 2004, también conocido como terremoto de Sumatra-Andamán, fue un terremoto submarino que ocurrió a las 07:58 (en tiempo local de la región) del 26 de Diciembre, con epicentro en Sumatra (Indonesia). Ocasionó una serie de tsunamis en la mayoría de las costas de los países que bordean el océano índico. Naciones Unidas confirmó que la cifra total de pérdidas humanas fue de 229.866, siendo 186.983 muertos y 42.883 desaparecidos. Es considerado el noveno desastre natural más mortal de la historia moderna, cuya magnitud llegó a registrarse en un 9,3 en la Escala Richter. Así, el también llamado “tsunami asiático” se convirtió en el segundo más grande registrado desde la aparición del sismógrafo alrededor de 1875. Seguir leyendo…

Lo mejor: Dirección, interpretaciones, banda sonora, montaje, efectos especiales…prácticamente todo.

Lo peor: Puede que para algunos el lado sentimental se encuentre subrayado artificiosamente para buscar la lágrima fácil…

Terror en Amityville

Entre la realidad, la ficción y las historias interminables

Amityville Poster

Ver ficha completa

  • Título original: The Amityville Horror
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 1979
  • Director: Stuart Rosenberg
  • Guión: Sandor Stern
  • Intérpretes: James Brolin, Margot Kidder, Rod Steiger
  • Argumento: Un joven matrimonio se decide a comprar la casa de sus sueños. Una casa que, un año atrás, fue escenario de un horrible crimen. Perturbadores sucesos sobrenaturales harán la vida imposible a los nuevos propietarios.

65 |100

Estrellas: 3

Photobucket

Sucedió en 1974. Concretamente, el 13 de noviembre. Un pequeño pueblo, de nombre Amytiville, situado en el condado de Sufflok, Nueva York, se haría famoso debido a un cruento crimen. El joven Ronald DeFeo asesinó a sus padres y a sus cuatro hermanos. Su argumento en el juicio fue, nada menos, que escuchó voces procedentes de la casa que le incitaban a hacerlo. Voces que le advertían del mal que guardaban para él sus seres queridos. Un caso más de locura, una buena actuación para evitar la cárcel con los presos comunes o un caso de casa encantada, lo cierto es que encendió una llama que con el paso del tiempo creó la leyenda.

DeFeo no pudo evitar la carcel, y el 19 de noviembre de 1975 comenzó una condena de 25 años por cada asesinato. Actualmente sigue preso.

Uno año después de la carnicería y con el juicio del criminal todavía reciente, una nueva familia, los Lutz, compraron la casa a un precio rebajado, considerándolo una autentica ganga para lo que parecía ser la casa de sus sueños. Y aquí comienza el verdadero embrollo: exactamente 28 días después de su adquisición, los Lutz tuvieron que salir con lo puesto de la casa, en una noche de tormenta, y no regresar jamás. Los acontecimientos sobrenaturales que presuntamente vivieron aquellos días fueron puestos en papel en 1979 por la periodista Jay Anson. Un libro que no tardó en encontrar la atención por parte de productores de Hollywood. Así, ese mismo año, se dieron prisa para tener lista Terror en Amytiville, adaptación al celuloide casi literal del libro de Anson.

Aprovechando la fiebre y moda que habían desatado los medios y el libro sobre el caso, lo tuvo fácil para convertirse en un gran éxito comercial. Éxito que dio el pistoletazo de salida para lo que sería, a poco riesgo de equivocarme, la saga más longeva de la historia (siete secuelas, un remake y dentro de poco una secuela de dicho remake) en cuanto al subgénero de casas encantadas. Lo que no quiere decir que también haya sido la mejor. Más que nada porque, salvo tras la aceptable primera entrega, que ahora pasaré a comentar, y la más o menos potable segunda (que no era una continuación sino una ficción basada en el personaje de Ronald DeFeo), las demás solo contribuyeron a llenar las estanterías más polvorientas del video club.

La ventaja que tiene Terror en Amytiville frente al resto de la saga es su equipo. Aunque aprovechados a medio gas, contó con un director de calidad probada como Stuart Rosenberg, autor de La leyenda del indomable (1967) o la posterior Brubaker (1980). Contó también con un interesante reparto, encabezado por James Brolin, Margot Kidder y Rod Steiger. La notable banda sonora, nominada al Oscar y al Globo de oro, fue obra de Lalo Schifrin. No iba mal la cosa. El problema es que, aunque aceptable como apunté anteriormente, *la película se resiente de un trabajo ajustado a lo funcional por parte de director y reparto. * Así, la puesta en escena de Rosenberg sigue los acontecimientos con poco entusiasmo, mientras que sus intérpretes de carácter componen correctos personajes, dentro de las limitaciones de su desarrollo en el guión, pero a medio camino entre la profesionalidad y la búsqueda del cheque.

¿Qué tiene entonces esta película para considerarse actualmente un pequeño clásico del cine de terror? Si no destacaba especialmente en ningún apartado, ¿cómo es que se sigue hablando de ella, se siguen haciendo secuelas, remakes y reboots? La respuesta la encontrareis en los propios sucesos que la procuraron su existencia. Y es que estos hechos, ya sean verídicos o una simple estafa, en su época fueron lo suficientemente impactantes para sugestionar a varias generaciones y dejar el morbo servido. Una sugestión y un morbo que, a poco que uno sea aficionado a estos temas, le llevará curioso y dócil ante el visionado del film. Predispuesto, vaya.

Sobre todo en su época, hay que reconocer que Terror en Amytiville funcionaba como “show de los horrores”. No hay que evaluarla, en este caso, como buena o mala, términos quizás demasiado radicales cuando se habla de algo que es puramente sugestión y curiosidad. Aunque algo desfasada hoy en día, funcionó y puede seguir funcionando por su cúmulo de situaciones escabrosas, algunas de ellas realmente aterradoras: extraños líquidos oscuros que salen de los grifos y del aseo, apariciones fantasmales y plagas de moscas cuidosamente organizadas, entre otras cosas. Sin olvidarnos del cambio de humor que experimentaban los miembros de la familia, sobre todo el marido, George, según dicen de asombroso parecido con DeFeo, y que se sintió, alguna que otra vez, poseído por el mismo mal que rondaba la cabeza de aquel.

Más allá de todo esto, no pasa ni pasará de ser una película de casas encantadas del montón. Pese a su popularidad y su aura de clásico e incluso de obra de culto, no estamos ante algo realmente a destacar. Más bien, ante una pequeña rama de las muchas, de mayor o menor interés, que han surgido a raíz del caso DeFeo y el posterior caso Lutz. Algo que hoy en día se encuentra por encima de cualquier fraude demostrable. La historia espectral de Amytiville posiblemente es falsa, y posiblemente los Lutz fueron un poco más ricos después de vender los derechos a la periodista. Ninguno de los varios inquilinos posteriores de la casa ha tenido que salir por patas ni han relatado acontecimiento extraño alguno. Pero, sea como sea, la leyenda de aquella casa, de aquel pueblo que fue y es improvisado destino turístico, ha quedado viva en papel y celuloide.

Lo mejor: Todo lo que rodea el caso, la leyenda que surgió y, como elementos puramente cinematográficos, la notable banda sonora de Lalo Schifrin y el impacto de algunas escenas terroríficas.

Lo peor: Pese a su popularidad y actual estatus de pequeño clásico, no deja de ser, en conjunto, una de casas encantadas del montón. Se queda a medio gas si tenemos en cuanta el potencial de la historia y del equipo detrás y delante de las cámaras.