VOD

Has filtrado por etiqueta: infecci%C3%B3n

The Girl with All the Gifts

Apocalipsis con una pizca de esperanza

the girl with all the gifts photo the_girl_with_3_zpsmltw9mkt.jpg

Una enfermedad fúngica ha erradicado la voluntad y los sentimientos de buena parte de la humanidad, convirtiéndola en una suerte de zombis. En Inglaterra, unos militares retienen a unos niños, que se resisten a la infección y que están sometidos a todo tipo de experimentos. Entre ellos destaca Melanie, que adora a la profesora Justineau… y que parece tener el futuro en sus manos.

Basada en la novela homónima de M.R. Carey —que a su vez se basaba en su relato corto “Iphigenia In Aulis“—, quien también se ha encargado de su adaptación a la pantalla grande, The Girl with All the Gifts se presenta, a priori, como uno de los platos fuertes de la Selección Oficial de la 49 edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, más conocido entre los profanos como Festival de Sitges. Se trata de una ambiciosa producción que nos sitúa en un futuro distópico en el que la supervivencia de la humanidad se ve amenazada por un letal hongo cuyos efectos infecciosos convierten a sus víctimas en animales —en realidad una suerte de zombis— hambrientos de carne humana. Un grupito de críos sometidos a todo tipo de pruebas médicas, parecen ser la única esperanza de vida. Seguir leyendo…

Cabin Fever

El remake innecesario (parte 2)

cabin fever photo CABIN-FEVER-3_zpsv26vpcf0.jpg

Cinco amigos están pasando unos días de vacaciones en una cabaña en el bosque cuando se enteran de la existencia de un virus que convierte en caníbales a sus portadores.

Hace apenas una semana, a raiz de la noticia que redacté acerca del remake de Martyrs, un servidor aprovechaba la ocasión para divagar acerda de las razones por las que la maquinaria hollywoodiense es tan proclive a ofrecer nuevas versiones —remakes— dentro del género de terror. Si os acordáis os hablaba, principalmente, de dos vertientes: ofrecer nuevas lecturas de viejos clásicos que, probablemente, el público más joven desconozca; u ofrecerle al público norteamericano una versión, pasada por el tamiz de hollywood, de recientes éxitos de cinematografías foráneas (Europa, Asia…). Pues bien, aquí llega el próximo remake de Cabin Fever para mandar a tomar por el culo cualquiera de mis argumentos. Así es, los propios yankees son los encargados de lanzarse a la ¿estúpida? aventura del remake de una película hecha en su propio país y que difícilmente podemos considerar como un “clásico” si tenemos en cuenta que se estrenó en 2002. Seguir leyendo…

Hidden. Terror en Kingsville

El otro lado del espejo

hidden terror en kingsville

Ver ficha completa

  • Título original: Hidden
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: The Duffer Brothers
  • Guión: The Duffer Brothers
  • Intérpretes: Alexander Skarsgård, Andrea Riseborough
  • Argumento: Una familia vive recluída en un búnker tras el estallido, en la superfície, de un virus mortal.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Hidden terror en Kingsville photo hidden-4_zps6stzfvow.jpg

Solemos quejarnos del escaso margen de maniobrabilidad del que adolece el género. Afrontamos cada nuevo argumento, cada nueva historia, aceptando una serie de clichés y de lugares comunes con los que hemos aprendido a convivir. Nos hemos acostumbrado a ellos. Los aceptamos e incluso logramos evitar que sean un impedimento a la hora de disfrutar de una determinada película. La originalidad es un lujo (una frase que ya he utilizado en varias ocasiones), y por esa misma razón es motivo de celebración el descubrir una propuesta como Hidden, capaz de acercarse a un subgénero tan manido como es el de los “infectados” desde una perspectiva distinta, poco habitual… y excitante.

Una niña comparte con sus progenitores la soledad y oscuridad de un refugio subterráneo. Llevan 300 días bajo tierra, escondiéndose de unos seres a los que llaman “los respiradores”. Una serie de normas que se han interpuesto y que siguen a rajatabla les ayudan a sobrevivir, pero la escasez de alimento y de agua, la ingerencia de una rata de dientes afilados y el acecho constante de “los respiradores” ponen en peligro sus vidas. Seguir leyendo…

Lo mejor: Que el final te coja desprevenido.

Lo peor: Se lo juega todo a una única carta. Si esa carta no funciona...

Doghouse

Pero qué malas llegan a ser las mujeres...

Doghouse

Ver ficha completa

  • Título original: Doghouse
  • Nacionalidad: Gran Bretaña | Año: 2009
  • Director: Jake West
  • Guión: Dan Schaffer
  • Intérpretes: Danny Dyer, Noel Clarke, Stephen Graham
  • Argumento: Seis amigos se dirigen a la pequeña localidad de Moodley dispuestos a celebrar el divorcio de Vince. Las mujeres de Moodley no son demasiado hospitalarias con los recién llegados.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Doghouse

La reseña de Doghouse se publicó originalmente el 14/10/2009. Os recuerdo que la divertida película de Jake West podrá verse en el Festival de Cine de Terror de Sabadell que se celebra mañana sábado 22 de febrero.

Uno diría que el bueno de Jake West tiene algo en contra de las mujeres. Tras debutar en el 2005 con Evil Aliens, una entrañable serie Z en la que una desdichada campesina embarazada era el detonante de la más descacharrante y descerebrada invasión alienígena de los últimos tiempos; el director británico vuelve ahora a la carga con Doghouse, una divertidísima comedia con todos los números para ser catalogada de misógina y sexista a partes iguales.

Un grupo de amigos decide reunirse, alquilar una furgoneta (con conductora incluida), dirigirse a la lejana población de Moodley (en la que se comenta que la proporción de hombres y mujeres es de cuatro a uno a favor de las féminas), y celebrar por todo lo alto el inminente divorcio de Vince. Por supuesto los planes para la celebración incluyen lanzarle el anzuelo a toda mujer de Moodley que camine sobre dos piernas y/o ingerir suficiente alcohol como para quedar inconscientes.

Pronto descubrirán que sus posibilidades de intimar con cualquiera de las mujeres de Moodley son prácticamente nulas, sobre todo teniendo en cuenta que todas ellas se han convertido, por obra y gracias de un virus de origen militar, en salvajes criaturas hambrientas de carne… masculina. Seguir leyendo…

Lo mejor: Es un sano entretenimiento que no engaña a nadie.

Lo peor: Algunos altibajos en el ritmo.

Antisocial

Bórrate cuanto antes del Face... del RedRoom

Antisocial

Ver ficha completa

  • Título original: Antisocial
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: Cody Calahan
  • Guión: Chad Archibald, Cody Calahan
  • Intérpretes: Michelle Mylett, Cody R. Thompson, Adam Christie
  • Argumento: Cinco amigos celebran el fin de año en una casa. Fuera, una terrible epidemia está causando disturbios en todo el mundo.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Antisocial

Tenía todos los números para ser una nueva muesca en la pared. Una más. Una de tantas. Antisocial, debut en la dirección del canadiense Cody Calahan, reúne a media docena de universitarios en una casa para celebrar una fiesta de fin de año. Una rubia con pocas luces y un muchacho de color tienen incluso el atrevimiento de protagonizar un escarceo sexual minutos antes de que el apocalipsis estalle… y lo haga a nivel global. El destino de ambos está sellado. No se puede ser rubia, algo lerda, tener a un novio negro deportista, intentar echar un polvo… y pretender salir indemne. Las reglas preestablecidas del género son rígidas en este sentido, y no hacen excepciones. ¿Novedades en Antisocial? Pocas. ¿Originalidad? Escasa. Personajes estereotipados y situaciones que te dejan cierta sensación de déjà vu. Reminiscencias de Pulse, 28 días después o la novela Cell, de Stephen King (por citar solamente algunas). Y sin embargo, a pesar de todo ello, Antisocial no es una muesca más en la pared. No es una más. No es una de tantas. Hay algo que la diferencia. Algo que la hace destacar y que hace buena la afirmación de que “la originalidad, en el terror, está sobrevalorada”: Antisocial es divertida, entretenidísima y sus 90 minutos (más o menos) transcurren a la velocidad de la luz.

Un grupo de jóvenes universitarios se disponen a celebrar la noche de fin de año en la casa de uno de ellos. Pero pronto las cosas empiezan a torcerse. A través de una popular red social llamada RedRoom empiezan a llegarles noticias de un extraño virus que provoca en los afectados un estallido irrefrenable de violencia. Nadie sabe cómo se ha originado el mal. Ni cómo se propaga. Ni a quiénes afecta… Pero quizás tengan las respuestas a todas estas preguntas mucho más cerca de lo que imaginan.

Internet es el demonio… y las redes sociales el tridente con el que imponer su castigo a la humanidad. Vivimos pendientes de nuestro smartphone, de nuestra tablet, de nuestro muro, de las peticiones de amistad que recibimos, de la cantidad de amigos que somos capaces de acumular… Era tan sólo cuestión de tiempo que toda esta alienación virtual se nos volviera en contra y amenazara con exterminarnos de la faz de la tierra. Seguir leyendo…

Lo mejor: Diversión y entretenimiento. Nada más... y nada menos.

Lo peor: Es un batiburrillo de cosas que ya hemos visto antes.

Pontypool

Pontypool, pontypool, pontypool

Pontypool

Ver ficha completa

  • Título original: Pontypool
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2009
  • Director: Bruce McDonald
  • Guión: Tony Burguess
  • Intérpretes: Stephen McHattie, Lisa Houle
  • Argumento: Al experimentado locutor de radio Grant Mazzy le llega información, a través de su programa de radio, de que algo extraño está alterando el comportamiento de los pacíficos habitantes de Pontypool.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Pontypool

Con motivo de la celebración del Festival de Terror de Sabadell volvemos a publicar la reseña de Pontypool, la extraordinaria película que esta misma tarde inaugurará el Festival.

Palabras, palabras, palabras… teléfono, armario, tienda, salón, especie, sal, libro, pulsera… ¿alguna de estas palabras será la escogida?

A través de la palabra podemos expresar nuestro estado de ánimo. Nuestros sentimientos hacia otra persona. A través de la palabra podemos transmitir una buena noticia, prestar apoyo, dar ánimos, revelar una verdad… Pero a través de la palabra también podemos mentir, humillar, herir, provocar la ira y el odio de quiénes nos escuchan, incitar a la revolución, a las armas… matar. Nuestras palabras suelen ser un fiel reflejo de quiénes somos y de cómo somos. Por todo ello deberíamos ser responsables de nuestras propias palabras, pero… ¿lo somos realmente?

¿Qué ocurriría si en plena era de la información (de la sobreinformación), cuando nuestros oídos parecen condenados (y acostumbrados) a escuchar cualquier tipo de argumento, venga de dónde venga, y por más banal o simplemente estúpido que éste resulte; de pronto esas mismas palabras de las que os hablaba se revolvieran furiosamente en nuestra contra y fueran las causantes de nuestra aniquilación?

Un panorama parecido a este es el que dibuja el canadiense Bruce McDonald en su película de bajísimo presupuesto Pontypool, basada en la novela de Tony Burguess “Pontypool changes everything”. Seguir leyendo…

Lo mejor: Sin duda su originalidad y la capacidad de crear tensión a través de la palabra.

Lo peor: Algún personaje que irrumpe en la trama de manera muy forzada.

Fase 7

No tosas que te meto 2 tiros

Photobucket

Por lo que he podido leer esta fue una de las sorpresas más agradables del pasado Festival de Sitges, no en vano se llevó el premio al mejor guión y la gente que ya la ha podido ver habla maravillas de ella. Especialmente de la mezcla de humor negro y situaciones de tensión y/o (bastante)violentas. La película supone el debut en la dirección y guión del editor argentino Nicolás Goldbart, y cuenta con Daniel Hendler y Jazmín Stuart, juntos nuevamente tras Los Paranoicos, un humorista desconocido para mi, Yayo y uno de mis actores favoritos de siempre, el grandísimo Federico Luppi.

Fase 7

El guión gira en torno a la paranoia desatada en Argentina con la tontuna esta de la Gripe A (ahí no la clavaron bien, eh?), que debió ser muy tocha. Y se centra en los vecinos de un edificio y su extrema reacción cuando descubren que uno de los vecinos puede estar contagiado, especialmente en Coco y Pipi, una pareja de recién casados (ella embarazadísima) que al regresar a su piso descubren, demasiado tarde, el caos que se ha desatado en su edificio; y su vecino Horacio(Luppi) que es un paranoide extremista que, armado hasta las cejas, se dispone a disparar a todo lo que se mueva, especialmente si tose…

Cabin Fever 2: Spring Fever

Siempre pasa algo malo en las fiestas de graduación

Cabin Fever 2

Ver ficha completa

  • Título original: Cabin Fever 2 Spring Fever
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Ti West
  • Guión: Joshua Malkin
  • Intérpretes: Larry Fessenden, Alexi Wasser, Rider Strong
  • Argumento: El último superviviente a la bacteria necrotising fasciitis, infectado, muere atropellado por el autobús de un colegio. Aunque parece que este es el fin de la epidemia, una empresa de agua mineral se abastece del lago contaminado...

75 |100

Estrellas: 4

¿Una secuela de “Cabin Fever”?

Los primeros rumores hacen saltar las alarmas. “Cabin Fever” tiene un problema, y es que el malo –la bacteria- mata sin miedo y sin asedio. Una vez que te ha pillado, no tienes escapatoria. Es un asesino letal pero sin garra, puesto que sus víctimas mueren, no se convierten en un peligro para los demás: llega un momento en que el miedo desaparece.

Nuevos rumores: a los mandos de la secuela se va a situar Ti West. Eso es bueno y es malo. A mí me gusta, creo que es un tío que tiene estilo dirigiendo, ritmo y no hace nada porque sí, sino siempre buscando algo. Por el contrario, suele imprimir a sus películas un ritmo demasiado lento… hasta casi rozar el coñazo.

Por tanto, y pese a ser un fan de la primera parte, me puse a ver “Cabin Fever 2: Spring Fever” con pocos ánimos y mucha manga ancha.

Una empresa de agua mineral embotellada se nutre del depósito cercano a la cabaña del bosque, de manera que su último envío de mercancía a un pueblo cercano provocará que el baile de fin de curso del instituto se convierta en un baño de sangre. El propio Ti West, junto con Randy Pearlstein (guionista de la primera parte), ideólogos de la historia, y Joshua Malkin, guionista ejecutor, despliegan todas las estrategias de una secuela. Cambiamos, por tanto, de escenario: la cabaña por un instituto. También, se aumenta la dimensión de la catástrofe: ya no son tres parejas, son muchísimas más las que pueden ser afectadas por la bacteria asesina. Y se añade un grupo del Gobierno (¿?) que busca acabar con la infección.

Así, antes de llegar al baño de sangre que imaginamos que va a ser el baile de fin de curso, tenemos (¡Ay, Ti West y los ochenta!) a Dane (Alexander Isaiah Thomas), pringado oficial del cole, y John (Noah Segan), un joven sensible y un poco friki –sus amigos, salvo Dane, pasarán la noche del baile de graduación viendo en casa la novena parte de una saga de terror (sic)- enamorado de Cassie (Alexi Wasser), amigos de la infancia pero, ahora, separados por Marc (Marc Senter), el malote del instituto y novio de la chica. Lo malo de este material tan tópico es que es demasiado reconocible, lamentablemente, para muchos –entro los que me incluyo, por supuesto- y, encima, está tratado con cariño, admiración y respeto por West –por lo que, me temo, él también formaba parte de esta ecuación universal de frustración adolescente. De manera que, conforme avanzan los minutos, no sabes de qué tienes más ganas: si de que estalle la infección en toda su magnitud, o de seguir viendo un buen capítulo, quizás de los mejores, de “Aquellos Maravillosos Años”. Pero, claro, las referencias no acaban ahí: están los profes de “Grease”, y las calles –casi calcadas- de “La Noche de Halloween”.

Quiero hacer hincapié en esto: quien no esté dispuesto a ver una versión gore de un episodio de “Dawson Crece”, debe alejarse de esta película como alma que lleva el diablo. Porque si el capítulo adolescente-emocional es muy completo, el sangriento tampoco está mal servido. Hay un par de explosiones de hemoglobina antes de que estalle el verdadero baño de sangre, el baile de graduación, y cuando esto sucede, hasta uno, como espectador tiene la sensación de estar pringado. Algo parecido me ocurrió con “Planet Terror”, de Robert Rodríguez: llega un momento en que todo es tan desfasado, cafre y divertido que se supera el asco y, simplemente, se empieza a disfrutar con la pringue. Aunque, personalmente, los dos momentos más destacables a este nivel, desde luego, suceden al margen de la fiesta. El primero es una felación en los baños del insitituto donde descubrimos que, probablemente, la chica encargada de hacerla esté contagiada… y el segundo, las consecuencias de este acto para el pene del muchacho.

Las notas más peliagudas de la película se alcanzan en el tramo final. “Cabin Fever 2” es una película coral: hay muchos personajes, y cada uno de ellos tiene su propia trama. Para el final, salvo una excepción, se ha optado por concluirlas por separado. Si uno, como fue mi caso, está imbuido y disfrutando con la película, todas y cada una de las conclusiones entran bien, cierran sus tramas y la sensación general es buena. Pero es cierto que, en frío, lo inconexo del último acto parece llevar a preguntarte si eran necesarias tantas historias o algunos elemento importantes, como la misma fiesta de graduación: si la infección anda por todo el pueblo, ¿para qué hacer tanto énfasis en la noche de graduación? En la trama principal, la que llevan sobre sus hombros John y Cassie, se intenta sustituir un final contundente con un par de escenas sangrientas para camuflar que ésta, en realidad, se queda inconclusa. Lo mismo que la del agente Winston –que reaparece en esta secuela- y su colega: ¡maldición!, esta sí que está mal resuelta, y se nota sobre la marcha.

Pero también quiero insistir en esto: a mí, por encima de todo, me pareció una película divertidísima. Empezando por los créditos de apertura, dibujos animados, y acabando por los de cierre, nuevas animaciones que enseñan qué es de algunos secundarios, todo parece estar cuidado, mimado y meditado para que luzca y entretenga. Ti West rueda como Dios y aquí, una vez más, lo confirma. Es capaz de darle personalidad y entidad a un material tópico y escasamente original. Se olvida de sus pretensiones grandilocuentes y artísticas, y se centra en algo mucho más básico pero, por qué no decirlo, más difícil: entretener durante una hora y media. Y lo consigue, vaya que sí, a pesar de que podía haberse perdido por vericuetos “profundos”: recordemos que “Cabin Fever” tenía una doble lectura. Su mecánica funcionaba bien tanto a nivel argumental como a nivel metafórico (la infección se propagaba en función del grado de intolerancia de los jóvenes). No hay rastro de eso en “Cabin Fever 2: Spring Fever”, aunque tampoco se lo echa en falta.

Lo mejor: Que abundan las cosas buenas en la película.

Lo peor: Lo fácil que lo tienen el agente Winston y su colega para escapar del pueblo.

¿Dónde conseguirla?
Gore Nation: “Cabin Fever 2: Spring Fever” en VOSE.