VOD

Has filtrado por etiqueta: japon

Godzilla, Japón bajo el terror del mosntruo

El terror invisible de cincuenta metros

deadman

Ver ficha completa

  • Título original: Gojira
  • Nacionalidad: Japón | Año: 1954
  • Director: shirô Honda
  • Guión: Ishirô Honda, Takeo Murata
  • Intérpretes: Takashi Shimura, Momoko Kochi, Akira Takarada, Akihiko Hirata, Sachio Sakai, Haruo Nakajima, Fuyuki Murakami
  • Argumento: Las pruebas con armamento nuclear sobre el océano pacifico despertarán un mal mucho mayor de lo que el ser humano pudo imaginar.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 5/5

Godzilla

Animado por el inminente estreno de Godzilla: rey de los monstruos, la secuela de la adaptación americana que hizo Gareth Edwards en 2014, por fin he decidido escribir sobre una de las películas más importantes en mi pequeño mundo de aficionado.

Antes de entrar en materia, me gustaría aclarar que la versión sobre la cual se hará referencia será siempre el corte original japonés de Ishirô Honda, previo a los recortes e insertos comerciales por parte de la distribución americana, con los cuales la propia Toho estuvo conforme. Creo importante constatar esto, puesto que la simple existencia de una versión suavizada de una película tan socialmente comprometida habla directamente de lo afilado de su discurso y de lo potente que fue y sigue siendo hoy en día.

Tendemos a considerar el cine de monstruos gigantes, el kaiju eiga, como un subgénero más próximo a la serie B, el explotation o directamente al trash. Y esto es totalmente lícito, puesto que la gran mayoría de producciones de este cariz forman parte directamente de cualquiera de estas subcategorías. De hecho, la evolución de la serie originada a partir de esta ‘Japón bajo el terror del monstruo’ acabaría derivando, y más de una sola vez, en títulos que harían las delicias del público de cualquier doble sesión de medianoche. Y es por eso, justamente, que esta primera (y única en su propio universo) entrega del rey de los monstruos suponía un golpe sobre la mesa. Puesto que no solo la potencia de su núcleo en forma de metáfora era devastadora, sino que suponía una total declaración de intenciones a favor de la narrativa fantástica más extrema como comunicadora de primer nivel. Honda, apoyado por la Toho, que se veía deslumbrada por el reciente éxito de otras producciones monstruosas como ‘King Kong’ o ‘El monstruo de tiempos remotos’, creían en un proyecto que, pese a su carácter más freak, tenía capacidad más que suficiente para hablar sin tapujos de una de los problemáticas más serias y preocupantes del momento.

Seguir leyendo…

One cut of the dead

Chiste nipón

one cut of the dead

Ver ficha completa

  • Título original: One cut of the dead
  • Nacionalidad: Japón | Año: 2018
  • Director: Shin'ichirô Ueda
  • Guión: Shin'ichirô Ueda
  • Intérpretes: Yuzuki Akiyama, Takuya Fujimura, Ayana Gôda, Takayuki Hamatsu, Manabu Hosoi, Hiroshi Ichihara
  • Argumento: Durante el rodaje de una película de terror un grupo de zombis ataca al equipo.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

one cut of the dead

Estrenada únicamente en un cine de Tokio, este trabajo de escuela se ha convertido, en su país de origen, en todo un fenómeno de masas. El boca-oído llenaba todas las sesiones y pronto la película comenzó a expandirse por otras salas. Aquellos que ya la habían visto guardaban el secreto de “su truco” y regresaban al cine con sus amigos, sin explicarles qué era lo que iban a ver, para disfrutar de sus reacciones. Durante meses se situó en lo alto de las recaudaciones en taquilla de Japón y otros países asiáticos donde ya es casi un film de culto. Tanto crítica como público se han cuidado de revelar su sorpresa. En su paso por los festivales de todo el mundo ha sucedido lo mismo: aquellos que han aguantado su peaje inicial (pues la cinta esconde sus delicias hasta transcurridos casi 40 minutos) la platea se ha venido abajo en ovaciones y carcajadas. Y es que “One cut of the dead” es una comedia sensacional y toda una experiencia de las que no se olvidan si se ve en un cine o con una buena cantidad de amigos. No quiero decir que no se disfrute en casa, pero es como ver “Rocky horror picture show” en tu sofá o verla rodeado de gente… Así que aprovechando su próximo pase en Madrid, en la muestra Syfy, me animo a escribir esta reseña con cuidado de no decir nada de más.
Seguir leyendo…

Festival de Sitges 2015 (Especial Asia)

Una selección del mejor cine asiático

sitges 2015 cine oriental photo sitges_orient_petit_zpsd2o6g05g.jpg

Ya tenemos lista —recién salida del horno— la segunda de nuestras video entregas de la pasada edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya (Festival de Sitges 2015). En esta ocasión Tito Jesús, Javier Muriel y Alejandro Antón nos brindan una apetitosa selección de algunos de los títulos asiáticos más destacados que pudimos ver en el Festival. Desde las últimas locuras del inefable Takashi Miike, pasando por lo nuevo de otro grande como es Sion Sono, el live-action épico de Attack at Titan, la acción más desenfrenada, el cine de época más suntuoso y el mejor anime. Drama, comedia, acción, gore, monstruos y pura psicodelia… Ya sabemos que estos asiáticos no le hacen ascos absolutamente a nada. Esperamos que la selección sea de vuestro agrado. Y recordad… esto no termina aquí. Esperamos que reservéis un hueco en vuestros estómagos para una tercera —y en esta ocasión sí, definitiva— video entrega con aquellos títulos que se nos han quedado rezagados y que merecen, sin dudarlo, nuestra atención. Por ahora esperamos que disfrutéis de nuestro particular Asia Express. Seguir leyendo…

Relatos japoneses de misterio e imaginación

El universo terrorífico de Rampo

relatos japoneses

Edogawa Rampo

Hirai Taro (1894-1965) está considerado el padre de la narrativa japonesa de misterio. Nacido en la Prefectura de Mie, se graduó en la Universidad de Waseda en 1916, y desempeñó trabajos muy dispares, como contable, administrativo, comerciante y vendedor ambulante de fideos soba desde un carro, antes de descubrir su vocación de escritor. Primer narrador moderno de misterio japonés, y durante mucho tiempo presidente del Club de Escritores de Misterio de Japón, Rampo tomó su nombre artístico de la pronunciación japonesa de Edgar Allan Poe, por cuya obra quedó totalmente hechizado desde los inicios de su carrera.

Leticia Vera

Nacida en 1982, es dibujante. Después de cuatro años estudiando Bellas Artes, decide dejarlo y empezar con la tinta como autodidacta. Ha expuesto sus obras en galerías (Idearte, Dionis Bennassar) y otros espacios de Madrid como Tipos Infames o la librería Enclave. También ha ilustrado portadas de varios libros y revistas, para Salamandra, Lunas de Papel, Trece Trenes, El Naufragio, Anémona, etc. Igualmente ha mostrado sus trabajos en diversas ferias de diseño independiente, como Nomada Market. Seguir leyendo…

Kotsutsubo

Las cenizas más baratas, amateur y peligrosas de los últimos tiempos

Photobucket

PhotobucketEri es una estudiante bastante discreta, siempre pasa desapercibida. En cambio la amiga de su infancia Mitsuko es la líder de la clase y se ve obligada a sufrir el acoso de su espeluznante profesor Ichida. Para proteger a su amiga Eri consigue una urna funeraria que contiene unas cenizas malditas que provocan la muerte del que se las lleve a la boca.

Hace ya un tiempo que hablé de la japonesa Life Is Dead y es que hoy en día a la mínima que nos despistamos tenemos una nueva película asiática cada cual más casposa y … ¿“extraña” es la palabra que busco? Dejémoslo en “diferente”. De todas formas tenemos que admitir que a mucha gente le pirran estas frikadas y disfrutan viéndolas (yo me incluyo, a medias, en ese grupillo). No tiene nada malo, de hecho la mayoría de las veces lo único malo suele ser la película en sí. Kotsutsubo se une al grupo de las frikadas absolutas y plantea un argumento que no aporta casi nada nuevo. Es extraño el hecho de que unas cenizas provoquen la muerte del que las ingiera, pero no deja de ser un detalle absurdo para poder golpearnos con otra “maravilla asiática” más.

Pues bueno, si no tiene un argumento llamativo y parece una película más… ¿tiene algún actor famoso? ¡Por supuesto… que no! Podría pasar tranquilamente como un proyecto post-universitario totalmente amateur… de no ser por la buena pinta que tiene el trailer. Si tenemos en cuenta que ni Jirô Nagae (director), ni Natsumi Matsubara (actriz principal), ni Yûsuke Yamada (guionista) son realmente famosos probablemente estemos ante la película ultra-amateur con mejor pinta que he visto en muchísimo tiempo. Creo, por eso mismo, que esta película no debería ser juzgada como cualquier otra. Producciones de este tipo son las que merecen la atención de todo el mundo y si no gustan pues no pasa nada, pero si lo hacen estaríamos ante gente con un talento enorme.

Saltaba la polémica, como otras veces, en Almas Oscuras por la crítica del compañero Mr. Zombie de Eva. Si bien él hacía hincapié en el hecho de que la película fuese española yo me quiero centrar más en el presupuesto. Eva no tenía un presupuesto gigante ni por asomo, pero algo tenía. Imaginaros qué presupuesto puede tener una película como Kotsutsubo y aún así el trailer a mí me ha impactado. Yo dejo lo que hay encima de la mesa, si ahora quiere venir alguien, como en la comentada crítica, y tirármelo todo al suelo diciendo que la peli es una mierda adelante, yo me quedo tranquilo.

Life Is Dead

Me tiré a una anoche y me he despertado zombie

Life Is Dead grande

Life Is Dead poster¿Apocalípsis? No… pero se puede decir que el planeta se encuentra infestado de zombies. Estos, al parecer pueden contagiar a las personas tanto mordiendo (como lo conocíamos hasta ahora) como por transmisión sexual. Los propios zombies han sido divididos en “niveles de peligrosidad” por el gobierno. Todos los zombies por encima del nivel 3 tendrán que llevar un collar para poder controlarlos. Yukio, el protagonista de esta historia, es de nivel 3 y tendrá que enfrentarse a sus consecuencias.

La historia es original hasta la saciedad ¿me equivoco? Lo cierto es que yo me incluyo entre los que se preguntaban qué pasaría si una persona tuviese relaciones sexuales con un/una zombie (si es que hay algunas… que tientan demasiado…). De todas formas estoy seguro de que no hubiese llegado a la misma conclusión que Tomohiro Koizumi, autor del manga en el que está basada Life Is Dead (“Raifu izu deddo” en su idioma original). Ciertamente no me recuerda a nada en especial a simple vista, aunque es muy cierto que eso de los collares para controlar a los zombies ya lo vimos en la simpatiquísima Fido, aun así me parece algo bastante original dentro del contexto zombie del que se ha abusado tanto. Actores, director y básicamente todo el reparto prácticamente amateurs, así que técnicamente no deberíamos de tener nada espectacular, pero ¡ojo! es muy posible que sí lo tengamos (curiosos que os queráis adelantar al final de esta noticia tenéis el trailer).

¿Cual hubiese sido vuestra teoría en lo referente al sexo con zombies? Suena a tema tabú o, directamente, a tema de “enfermo mental”, pero yo creo sinceramente que es algo que se nos ha pasado a casi todos por la cabeza alguna vez. Para mi queridísimo Lovecraft el sexo también era un tema tabú y por ello omitía en una manera desorbitante a las féminas en sus relatos, aunque insinuaba relaciones sexuales entre los extraños monstruos que él mismo había creado y los humanos. Más de uno nos habremos imaginado, con desagrado, dichas relaciones, pero no hace falta investigar mucho para dar con Neonomicon, una serie de ideas retorcidas dándonos, al fin y al cabo, la opinión del gran Alan Moore sobre dichas relaciones. En fin, que todos somos muy puritanos y muy reservados por fuera, pero al final se nos ocurren las barbaridades más grandes posibles (si todos las pensamos… ¿dejan de ser barbaridades? Ese sermón mejor pa’ otro día). En definitiva, desde mi punto de vista Life is Dead no deja de ser un Neonomicon en versión zombie, aunque todavía no sabemos si alcanzará el mismo nivel (dios quiera que sí). Para que luego digan que “estos japoneses son muy raros”… al final va a resultar que no somos tan diferentes como creíamos. Espero que esta nueva película nos procure una bonita batalla entre la imaginación de Tomohiro Koizumi y nuestro carácter crítico.

Buraddo (Blood)

El placer más antiguo...

Blood Grande

Blood PosterSamuráis en la época actual, vampiresas sexys hasta la muerte (nunca mejor dicho), sangre, acción, afiladas katanas, cables… toda una mezcolanza que se da cita en Buraddo, Blood (pero no confundir con el famoso animé y su live-action). De Ten Shimoyama, director de la exageradamente épica Shinobi, una nueva producción japonesa que busca hacer hincapié en todo el erotismo implícito del mundo vampírico (sin embargo aquí no tenemos chupasangres post-adolescentes con una grave adicción a la purpurina). A punto de ser editada en formato doméstico, allí por la tierra del tío Sam, de momento ha sido estrenada en pantalla grande sin gran beneplácito por parte de la crítica. Bien, después de ojear las capturas, trailer y demás, uno no está plenamente convencido de que la mezcla de artes marciales, sensualidad y horror esté muy equilibrada, pero es innegable que su protagonista femenina (Aya Sugimoto) tiene algo; y no os hablo de ese par de colmillos que luce con tanto desparpajo… esto es una mujer, señores!! Y con tremendo arrebato patético, la sinopsis y el trailer os dejo hasta la próxima noche en que una vampiresa envuelta en vaporosa gasa tenga a bien acercarse hasta los pies de mi cama…

El detective Hoshino (Kanji Tsuda) investiga el asesinato de una dama en la mansión propiedad de Miyako Rozmberk (la madura y sexy Aya Sugimoto), una vampiresa muy seductora. Ukyo Kuronuma (Jun Kaname), un samurai de la era Edo condenado a vivir eternamente como vampiro por las malas artes de Miyako, es acusado del crimen; pero antes de que nada se pueda hacer contra él, Hoshino también termina sometido bajo el embrujo de Miyako; lo que lleva a Hoshino y Ukyo a luchar uno contra otro por el privilegio de compartir la eternidad con la deseable señora de las tinieblas: Miyako.

Higanjima

Terror en la isla de los monstruos

Higanjima

Ver ficha completa

  • Título original: Higanjima
  • Nacionalidad: Japón / Corea del Sur | Año: 2009
  • Director: Tae-gyun Kim
  • Guión: Kôji Matsumoto, Tetsuya Ôishi
  • Intérpretes: Dai Watanabe, Asami Mizukawa, Kôji Yamamoto
  • Argumento: Akira viaja junto a sus amigos a la isla maldita de Higanjima para recuperar a su hermano mayor.

58 |100

Estrellas: 3

Higanjima

Higanjima es la adaptación cinematográfica de un popular manga homónimo cuyo autor es el japonés Kôji Matsumoto.
Vaya por delante que desconozco el cómic al cual acabo de hacer referencia, así que me limitaré a dar mi opinión acerca de si Higanjima me ha parecido una buena o mala película, dejando de lado su grado de fidelidad a la fuente original.

Higanjima, coproducción japonesa y coreana dirigida por el coreano Tae-gyun Kim, cuenta la historia de Akira, un joven con tendencia a meterse en problemas que un buen día recibe la visita de una misteriosa mujer informándole de que su hermano mayor, al que creía muerto, sobrevive en una remota isla haciendo frente a un opresor ejército de vampiros.
Decidido a recuperar a su hermano, Akira reúne a sus mejores amigos y juntos emprenden un largo viaje hacia la isla maldita de Higanjima.

La primera mención es para el género en el que cabría incluir una película como Higanjima, y este no es otro que el género de aventuras y/o acción. Cierto que elementos tales como los sanguinarios vampiros que pueblan la isla de Higanjima, o cierta predilección por las cabezas reventadas por el impacto de un enorme ariete con el que va armado uno de los principales protagonistas (junto a otras lindezas gore), emparientan Higanjima con el género terrorífico; pero en el fondo no deja de ser una aventura de aires juveniles y repleta de acción. Pura acción.

Se impone la épica de saldo, las batallas nocturnas, el cuerpo a cuerpo, las piruetas imposibles, las salpicaduras de sangre y las espadas resplandecientes. Secuencias de acción la mayoría de ellas rodadas con energía, un evidente sentido estético y gusto por lo expeditivo y lo sangriento (mucha atención a la magnífica secuencia que abre la película).

El problema es que detrás de todo este torrente de acción debe existir una historia. Y detrás de esta historia unos personajes que la empujen, que la ayuden a avanzar.
Sobre todo si tenemos en cuenta que Higanjima ostenta una duración, a todas luces excesiva, de más de dos horas; y es en este punto donde a la película de Tae-gyun Kim se le empiezan a notar las costuras, quizás no rotas, pero sí descosidas.

Al poco atractivo que ya de por si encierra la trama de Higanjima, se le une un ritmo, en ocasiones, excesivamente parsimonioso y la aportación nula de algunos personajes secundarios (hay un par de amigos del protagonista que en el supuesto de haber desaparecido del mapa durante los primeros minutos de la película, sin explicación de ningún tipo, nadie se hubiera percatado de ello), para acabar ofreciendo una conclusión dolorosa: cualquier atisbo de historia o drama que intente aportarnos Higanjima palidece, irremediablemente, ante la espectacularidad de sus secuencias de acción.

De esta manera llega un momento en el que te agotan los lloriqueos constantes del protagonista – cuyo tránsito y maduración de chico timorato a único héroe capaz de poner al villano de turno en su sitio, nos lo sabemos de memoria – , te desesperas ante la verborrea irrefrenable de algunos personajes, pasas olímpicamente de los conatos de romance absolutamente prescindibles y, finalmente, decides desconectar de la historia y esperar, pacientemente, a la siguiente secuencia de acción, al siguiente cuello rebanado o a la siguiente criatura monstruosa (perfectamente recreadas por unos efectos CGI más que honrosos) que vuelva a animar la fiesta.

Es evidente que a Higanjima le sobra metraje, mucho metraje (incluso algunas secuencias de acción se dilatan excesivamente en el tiempo y acaban aburriendo al personal), y le falta una mayor concreción en el guión y en la definición de algunos personajes.

Pero en cualquier caso, la vistosidad de la gran mayoría de su secuencias de acción, su gusto por la hemoblogina (sin exagerar), la presencia de unas criaturas con un acabado bastante convincente y algunas salpicaduras de humor negro, convierten a Higanjima en un producto afable, ameno y de fácil consumo… a pesar de alguna que otra mirada furtiva a nuestro reloj.

Lo mejor: La vistosidad de la acción, la puesta en escena y los efectos especiales.

Lo peor: Su excesiva duración va en decrimento del interés de la historia.