locura

Them

Terror pata negra

Has filtrado por etiquetaa: locura

Them

Terror pata negra

Them

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Them

Jordan Peele y su Get out recuperaron el cine de terror pensado para público afroamericano. No era ni mucho menos el precursor, recuerdo títulos como “Blackula”, “Dr. Black, Mr. Hyde”, “Abby”, “Un vampiro suelto en Brooklyn”, “Bones”, o esa joya de la Troma que era “Def by temtation” del director James Bond III (¡Ole sus cojones!). Lo que sí que hizo Peele es introducir todo un discurso político, sobre la represión de la población negra en los estados unidos, en una segunda y potente lectura para nada escondida, en su escalofriante trama. Su éxito comercial y de crítica, la política de Trump y las calles ardiendo por los abusos policiales, abonaron la llegada de nuevas producciones como “Us”, “Antebellum” o “La primera purga: La noche de las bestias”. Sustos combinados con injusticias políticas afiladas... poca cosa comparada con el mal-hostiante, incómodo y escalofriante ejercicio de Black horror (así lo bautizan) que supone la serie Them.

Son los años 50. Una familia afroamericana, que ha sufrido en sus carnes lo terrible que puede ser el racismo, decide cambiar de aires y mudarse al soleado Los Ángeles, concretamente al precioso barrio residencial East Compton. Un barrio habitado por blancos que, nada más verlos llegar, harán manifiesto su rechazo a la presencia de negros en la vecindad. Los fantasmas del pasado y otro espectro más tangible y amenazante que habita en el sótano del chalet, se sumarán a la presión sobre todos los miembros de la familia, llevándolos a un estado de nervios al filo de la locura... puede que incluso algo más allá.

Lo mejor: Logra enganchar con un estilo audaz. funciona dando miedo al tiempo que hace pensar y entender muchos de los abusos que han sufrido las personas de color por el hecho de ser de una raza distinta.

Lo peor: Les pasan tantas cosas malas en tan poco tiempo, que se aleja del realismo para transformarse en una fábula.


Rent-a-pal

Amigos de hierro y cromo.

Rent-a-pal

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Rent-a-pal

La cinta que os estoy reseñando es de esas que concurren a los festivales de cine fantástico y que, tras su primer pase, empiezas a escuchar hablar de ella en las colas de entrada y salida y en las recomendaciones de los corrillos. Es de esas que, cuando te estas tragando un ladrillo que pintaba estupendo, una voz dentro de ti te dice que tenías que haber elegido esta otra. Me la perdí en Sitges 2020, pero me recomendaron que le siguiera la pista. Ahora, gracias a los productores del título, he tenido la oportunidad de verla y la verdad es que me ha sorprendido muy gratamente.

La acción trascurre hace treinta años, en los últimos coletazos del mundo analógico. El protagonista es David (Brian Landis Folkins) un solterón entregado en cuerpo y alma al cuidado de su madre (Kathleen Brady) enferma de demencia senil, que pasa su día a día sentada frente al televisor viendo cine clásico en su VHS sin tener muy claro si su cuidador es su hijo o su marido. La vida de este abnegado personaje es asfixiantemente monótona. Él también desea que alguien le cuide. Sueña con encontrar una pareja mientras se desahoga por las noches recurriendo al onanismo y al cine porno en super 8. David se ha apuntado a un servicio de citas por video. Todas las semanas alquila cintas de mensajes de posibles pretendientas y cruza los dedos para que una de ellas también encuentre atractivo su desastroso video de presentación. Un día, en la oficina de esta agencia de citas, descubre una cinta titulada “Rent-a-pal” (alquila un amigo) y decide comprarla. Al llegar a casa, conoce en el video a Andy (Wil Wheaton), un personaje que desde la pantalla simula conversar, escuchar, e interesarse por la vida de quien sea su espectador, comenzando una extraña amistad.

Lo mejor: Su protagonista y su enfermiza historia de amistad te atrapan.

Lo peor: Algo precipitada en su cierre.


Salvaje

Violencia machista sobre ruedas

Salvaje

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Salvaje

Ya os hablamos de ella en Tailgate. Ahora nos animamos a escribir la reseña. Este thriller con olor a goma de neumático quemado nos brinda la oportunidad de ver a Russell Crowe haciendo las veces de sicópata asesino, empecinado en dar un mal rato a la actriz Caren Pistorius enfundada en el cuerpo de una madre recién separada a la que los problemas le salen por las orejas.

A nuestra protagonista se le ha puesto el día cuesta arriba. Se ha quedado dormida, llegará tarde al trabajo y para colmo se ve atrapada en un atasco. Cuando la furgoneta que tiene enfrente no se pone en marcha al cambiar el semáforo, decide alertar al conductor a base de claxon. Éste, ofendido, va a darle una lección que nunca olvidará.

Lo mejor: Lo cierto es que no aburre en ningún momento.

Lo peor: decisiones tontas y escenas inverosimiles.


Saint Maud

Dios compensa al que es paciente

Saint Maud

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

Saint Maud

Sony ha esperado a que se terminase el año para soltar la artillería pesada. Saint Maud a buen seguro formará parte del top del terror de la próxima temporada para muchos de vosotros. En España tiene su fecha de estreno en cines el 25 de diciembre. Fecha envenenada para una cinta en la que la religión va paso a paso emponzoñando la mente de su protagonista. Hay que advertir que, el terror que se nos propone, nada tiene que ver con aparecidos, efectismos visuales, gore desmedido o ritmo vertiginoso en su historia.

Maud ha regresado a su profesión de enfermera tras un tiempo retirada a causa de un turbio suceso. Su nuevo destino es asistiendo en los cuidados paliativos de enfermos terminales. El aspecto cándido de la joven contrasta con la tormenta que le suscita una existencia sin demasiado sentido. Afortunadamente la fe crece en su interior, tratando de tapar las grietas de su mente frágil. Una fe que en sus momentos más álgidos la lleva al paroxismo; a una iluminación que, la eleva tanto, que corre el riesgo de no aterrizar. Su nueva paciente es una deslenguada, descreída, y sexualmente relajada, bailarina aquejada de una agresiva leucemia. La relación entre ambas va pasando del frio al calor hasta que Dios y las malas compañías de la artista enrarecen la atmósfera.

Lo mejor: Terror serio adulto. Sus 24 frames finales.

Lo peor: Carece de sorpresas o sustos, que por otro lado tampoco los precisa.


La campana del infierno

Venganzas y matasuegras

La campana del infierno

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

La campana del infierno

Hoy toca revisar clásicos. En concreto un título relativamente poco conocido del fantaterror europeo que nacio con mal pie. Su director murio, el último día de rodaje, al caer desde lo alto del campanario que aparece en varios instantes de la cinta. Una muerte que truncó una carrera prometedora, la de Claudio Guerín, y otorgó a “La campana del infierno” la etiqueta de *película maldit*a. Es interesante revisar el título porque el tiempo ha convertido lo que era una narración inicial confusa en modernidad. Además, la potencia de alguna de sus escenas, demuestra lo transgresora que fue la década de los 70 a la hora de impactar al público.

Con un reparto internacional que encabeza el actor Renaud Verley, estrella fugaz del cine francés de la época, y la actriz Viveca Lindfors, curtida en secundarios del cine de terror y cocinera del pastel que con empeño buscaría el zombi de Creepshow, la película nos transporta a un pueblo de la costa gallega al que regresa, después de varios años internado en un psiquiátrico, Juan (Verley). Esta visita despierta el recelo de Marta (Lindfors), tía y albacea de la fortuna del protagonista. Desde el primer encuentro Marta ve, en las constantes bromas de su sobrino, una posible amenaza para ella y sus tres hijas.

Lo mejor: Mantiene el interés incluso cuando es predecible. Crea una Atmósfera inquietante que funciona de maravilla

Lo peor: Alguno de sus giros se ven hoy en día muy tontos. Las escenas con animales.


Impetigore

Cine extremo de Indonesia.

Impetigore

Impetigore sigue a Maya, quien tras sobrevivir a un intento de asesinato en la ciudad, descubre que podría heredar una casa en su aldea ancestral. Con su amiga Dini, Maya regresa a la aldea donde nació, sin saber que la comunidad ha estado tratando de localizarla y matarla para eliminar la maldición que ha afectado a la aldea durante años. Cuando empiece a descubrir la complicada realidad sobre su pasado, Maya se encontrará luchando por su propia vida.

Estos indonesios son muy brutos. Tanto, como los franceses en aquella ola del terror extremo que muchos disfrutamos y que se vino a denominar el “Nuevo Extremismo Francés”. Pues bien, ahora que éstos parecen descansar, en Indonesia quieren su parte del pastel. Así, en el género de acción Gareth Evans hizo saltar todo por los aires con The Raid (2011) y The Raid 2 (2014), aquí conocidas como Redada asesina. A nivel de popularidad, a Evans se sumó Timo Tjahjanto, todavía más sanguinario y más interesado en el terror. De hecho, en 2009 ya empezó a darse a conocer con Macabre. Luego llegaron el celebrado segmento de la secta en VHS 2 (2013), Killers (2014) o The Night Come For Us (2018).