VOD

Has filtrado por etiqueta: locura

Shortwave

Asir la llave del universo

shortwave

Ver ficha completa

  • Título original: Shortwave
  • Nacionalidad: USA | Año: 2016
  • Director: Ryan Gregory Phillips
  • Guión: Ryan Gregory Phillips, Frank Ponce
  • Intérpretes: Cristobal T. Montt, Katie Carthen, Kyle Davis
  • Argumento: recluidos en una casa en mitad de la nada, Isabel empieza a escuchar una señal de radio que parece querer devolverle a su hija.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

shortwave photo shortwave_1_zpszk06atk4.jpg

Con Shortwave queda demostrado que no hay nada más eficaz que un buen exordio con el que enganchar al espectador. Lo que me recordó, y mucho, a la primera vez que visioné Saint Ange (El Internado, Pascal Laugier, 2004) que, de hecho, no tiene reseña en Almas Oscuras… de momento. Ambas películas son de ritmo pausado, contemplativas, con puntuales momentos de terror —más escasos que abundantes—, y sin embargo ambas no dejan de resultar igual de interesantes. En el caso de Shortwave se opta por un inicio inesperado y rematadamente angustioso que nos adentra y nos atrapa en la tragedia con la que lidia Isabel (Juanita Ringeling). Vale que al final es una cuestión de preferencias, pero Shortwave ofrece un claro ejemplo de cómo golpear duro en menos de tres minutos; y todo ello contando con la única baza de una tremebunda actuación de Juanita Ringeling. Seguir leyendo…

Lo mejor: la actuación de Ringeling es hipnótica y muy pasional. Sin ella, sería un bodrio terrible.

Lo peor: no deja de ser un filme con mucho potencial pero que podría haber sido muchísimo mejor.

Darling

Abyssus Abyssum Invocat

darling

Ver ficha completa

  • Título original: Darling
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: Mickey Keating
  • Guión: Mickey Keating
  • Intérpretes: Lauren Ashley Carter, Larry Fessenden, Sean Young
  • Argumento: Una casa, supuestamente encantada, tiene una nueva inquilina.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

darling photo Darling3_zpsonsqx43d.jpg

Probablemente no debería contarte esto, pero esta casa tiene fama de estar embrujada. La gente del barrio es muy cruel y se les olvida que esta maravilla arquitectónica es la casa más antigua de la ciudad. Aunque… bueno, el hecho de que no estén protagonizadas por fantasmas no excluye que tras estas paredes acontecieran trágicas historias; sin ir más lejos me remito a su anterior propietaria, que se lanzó desde el último piso al vacío. Si aceptas el trabajo, aquí tienes las llaves de todas las puerta de la casa, menos la de la habitación del piso de arriba, al final del pasillo. Bajo ningún concepto debes abrir la puerta de esa habitación.

Resulta difícil olvidar el “¿Qué tal el día, Darling?” de Helen a su hermana Carol (que interpretó en su día Catherine Deneuve) tras llegar del trabajo mientras uno visiona la presente Darling. Tanto en aquella Repulsion (Repulsion, 1965) como en Darling, hay muchos “querida” que se sueltan sin previo aviso y que pueden llevar a confusión. Podríamos reducir la ecuación a “Un Repulsion de mercadillo” y quedarrnos más que contentos. Pero, desde luego, esto sería erróneo e injusto, porque no hay tanto de Repulsion en Darling como se afirma. Aunque por otra parte es cierto que su director y guionista, Mickey Keating, ha querido hacer una película marca Polanski, y aquí la tenéis… Darling. Seguir leyendo…

Lo mejor: Lauren Ahsley Carter

Lo peor: los dos primeros capítulos son un muermo.

Decay

La soledad apesta a carne estropeada

decay

Ver ficha completa

  • Título original: Decay
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: Joseph Wartnerchaney
  • Guión: Joseph Wartnerchaney
  • Intérpretes: Rob Zabrecky, Jackie Hoffman, Lisa Howard
  • Argumento: Un perturbado mental debe aprender a vivir acompañado de un cadáver en descomposición.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

decay photo Decay_4_zpsfxzsit4z.jpg

Adelantar, en primer lugar, que esta no es una cinta de terror a pesar de sus sustos y de lo perturbador de su contenido. Avisar a todo aquel que busque emociones fuertes y piel de gallina a base de crujidos, de susurros o de muertes, que esta no es su película. Advertir a los amantes del horror mainstream que el ritmo y la narración de Decay no es el de las películas que se crean para llenar salas de cine. Anticipar, por último, a los que buscan los excesos del gore, vísceras y despojos cárnicos que, aunque algo de eso tenemos, el objetivo de esta cinta es atacar más a la mente que al estómago. Decay es un drama; drama febril, malsano y escalofriante pero, sobre todo, un drama desoladoramente patético.

Dos jóvenes se cuelan en la casa de Jonathan (Rob Zabrecky) en busca de marihuana y lo que encuentran en su sótano es un invernadero de orquídeas. Cuando son sorprendidas por este enigmático vecino una de ellas fallece accidentalmente y la otra perece atropellada por un auto en una ciega huida… Sin saber qué hacer con el cuerpo que ha quedado en su casa y atormentado por el miedo de ser acusado de ambas muertes decide esconder el cadáver entre hielo en su bañera. Pero Jonathan no es una persona normal, carece de habilidades sociales, tiene un sentido de la limpieza compulsivo y vive castrado por el pasado maltrato de una madre enajenada (Lisa Howard); la presencia de este cuerpo de mujer desestabiliza su frágil mundo y le ayuda a soñar con otra vida que para él es inalcanzable. Seguir leyendo…

Lo mejor: Seria y sin estridencias. Una buena factura visual y una escena (la de la cucaracha) que me dejó helado.

Lo peor: La madre no resulta demasiado creíble y era algo importante. Sin saber lo que se va a ver, como era mi caso, su ritmo se hace algo tedioso.

Bedlam

Hay que estar loco para verla

Bedlam Review

Ver ficha completa

  • Título original: Bedlam
  • Nacionalidad: Australia | Año: 2014
  • Director: Chew Barker
  • Guión: Chew Barker
  • Intérpretes: Guy Edmonds, John Boxer, Peter McAllum
  • Argumento: Admitiendo su locura, un pobre hombre accede a internarse en el infame Bedlam. Allí, la locura será el menor de sus problemas.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 0.5/5

 photo bedlam_Exterior_zpsbe461118.jpg

George Kilner acepta ser internado cuando le es diagnosticada esquizofrenia. Cargado de culpa, pues su madre se suicidó víctima de la misma enfermedad y su padre lo abandonó a los abusos de un tío degenerando, se adentra entre los muros de Bedlam, una institución sometida al férreo control del doctor Black y sus matones; un psiquiátrico donde la locura es la primera fase de la superviviencia.

No sabría ni por dónde empezar. “Bedlam” es todo lo que una película, independientemente del género, nunca debería ser. Tediosa y aburrida son los primeros adjetivos que nos vienen a la mente cuando arranca la cinta, desde el primer minuto exhibe sus flaquezas técnicas y presupuestarias sin ningún tipo de rubor, lo cual provoca aun más desinterés, ¿pues quién quiere ver una película barata sin gracia alguna? Entonces, llegar a reseñar esta obra del sopor debe tener una razón de ser; en mi caso, seguir avanzando cueste lo que cueste con la nueva hornada del After Dark, infame distribución de cintas de terror independiente, la cual nació con buenas ínfulas para acabar convirtiéndose en marca registrada del peor cine realizado a lo largo y ancho del mundo.

No obstante, en ediciones pasadas siempre se podían rescatar una o dos cintas dignas del paquete de ocho que acaban siendo editadas; por ejemplo, “Seconds Apart”, perteneciente a la hornada producida durante 2011/2012, se erige como una película notable por sí sola. Una pena que en lo que llevamos de este año solo hayamos encontrados absolutos bodrios (“Red Clover” o “Mischief Night”) y obvias decepciones (“Ritual” o “Children of Sorrow”), pero os invito a visitar nuestra reseña de la anterior cinta de la dichosa productora (”Sanitarium”) para conocer nuestro periplo masoquista: ¡al fin y al cabo Almas Oscuras es la web en castellano que más tiempo ha dedicado al maldito After Dark! Seguir leyendo…

Lo mejor: Los insertos como anuncios. Desconcertantes.

Lo peor: Hay tanto malo que no sabría por donde empezar.

Another

Esquizofrenia satánica

another

Ver ficha completa

  • Título original: Another
  • Nacionalidad: USA | Año: 2014
  • Director: Jason Bognacki
  • Guión: Jason Bognacki
  • Intérpretes: Paulie Rojas, David Landry, Maria Olsen
  • Argumento: tras cumplir la mayoría de edad, en la mente de Jordyn se desata una guerra surrealista entre su “yo” inocente y su “yo” diabólico.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

another

Lo sorprendente de festivales como el Frightfest es encontrarse con rarezas tan provocadoras como Another dentro de su programación. Rarezas que, como en el caso de la película que hoy nos ocupa, te pueden llegar a proponer un periplo surrealista que se nutre directamente de clásicos del giallo como pueden ser Suspiria o su secuela, Inferno; y que además es hija bastarda de una de las locuras más surrealistas que nos ha ofrecido el cine a los largo de su historia: el satánico filme mexicano Alucarda, la hija de las tinieblas. Another es una puta locura, de los “WTF?” más extremos que he podido ver durante estos últimos años. Desde luego, se lleva la palma si la comparamos con filmes como Wound o The Oregonian; es decir, y resumiendo, Another es rara de cojones, socarrona y muy provocadora. Durante todo su visionado tuve la extraña sensación de estar completamente colocado y/o ebrio; es una experiencia indescriptible, lo que de un modo algo excéntrico podríamos calificar de acierto – a pesar del comentario que acabo de hacer acerca de la sensación de estar colocado durante su visionado, en absoluto recomiendo ver Another bajo los efectos de cualquier tipo de estupefaciente – .

La historia que viene a contarnos Bognacki tampoco escatima en excentricidad. El argumento de Another radica en la dualidad del bien y del mal que reside en la mente de una joven que recién acaba de cumplir la mayoría de edad. Durante el periplo que nos propone Another nos encontraremos a dos tipos de Jordyn (Paulie Rojas), la dulce y obediente Jordyn… y la terrible Jordyn – la “otra” Jordyn, de ahí el título – que sucumbe a la herencia de su madre (Maria Olsen), una malvada bruja que, desde los avernos, posee a su hija con el fin de despertar el yo diabólico que aguarda en su subconsciente, desatando el mal sobre todo lo que la rodea… incluido ella misma. De manera que entre la transición de una personalidad a la otra se producen una serie de vahídos… como si se tratará de un sueño continuo. ¿Podrá Jordyn escapar de su herencia demoníaca? Seguir leyendo…

Lo mejor: la atmósfera te atrapa desde el minuto uno. Y la escena del parto es imposible sacártela de la cabeza.

Lo peor: los Fx son horribles y ridículos, odio el fuego digital. Tener que conformarse con ver la versión corta de 75 minutos.

Phobia

Celda mental

 photo phobia_exterior_zpsc605a7c3.jpg

Jonathan MacKinlay es un hombre atrapado dentro de su casa por culpa de la agorafobia causada tras un accidente de coche que segó la vida de su esposa; desde entonces su existencia ha sido reducida a una repetición monótona de días idénticos. A medida que su miedo y odio hacia sí mismo va aumentando, una avalancha de visiones horripilantes y retorcidas empieza a roer su última pizca de cordura. ¿Son estas visiones espantosas demonios privados… o es en realidad víctima de una macabra entidad real?

Fobia sería cuando un miedo psicológico se vuelve tan virulento e intenso que el mismo se llega a considerar patológico. Así que todos vivimos al borde de la fobia, de ser controlados por nuestra mente irracional y vernos convertidos en idiotas balbuceantes. Todos tenemos miedo y debemos saber convivir con ellos…
Todo lo contrario que el protagonista de “Phobia”, anteriormente conocida como “Alone”; Jonathan un tipo superado por su miedo a salir al exterior, una extrema agorafobia nacida tras el accidente de coche que se llevó a su mujer. Obviamente, pasar tanto tiempo a solas encerrado afectaría hasta al hombre más estoico de la tierra, de tal manera que el pobre comienza a perder la chaveta. Lo que para él es malo, para nosotros resulta cojonudo, pues supone la excusa perfecta para que Rory Abel debute en el mundo del largometraje contándonos las aventuras y desventuras mentales de Jonathan. Y lo hace usando como herramienta el terror psicológico y un presupuesto ridículo (150.000 dólares). Seguir leyendo…

Magic Magic

Alicia solicita permiso para despegar... permiso concedido

magic magic

Ver ficha completa

  • Título original: Magic Magic
  • Nacionalidad: Chile/USA | Año: 2013
  • Director: Sebastián Silva
  • Guión: Sebastián Silva
  • Intérpretes: Michael Cera, Juno Temple, Emily Browning
  • Argumento: Alicia viaja a Chile para pasar una temporada junto a su prima Sara. Mientras se dirigen a una remota finca la joven Sara recibe una llamada que la obliga a regresar a Santiago dejando a su prima rodeada de extraños.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

magic magic

Magic magic, film dirigido por el chileno Sebastián Silva, viene a sumarse a la larga lista de películas que narran o tratan de transmitir el infierno que supone perder la razón y lo hace aplicando un estilo muy particular: condensando con su lupa el interés, casi exclusivamente, en su protagonista y siguiéndola en la experiencia planteando muchos interrogantes y sin ofrecer, como sucedería en la vida real, demasiadas respuestas. Un viaje tan particular, como podéis imaginaros, se puede antojar árido, crispante e incluso fallido, o por el contrario, fascinante y desasosegante, dependiendo, como siempre, de las pretensiones del espectador que se enfrente al flim y de lo que busque encontrar en su visionado.

Alicia (Juno Temple) viaja a Chile para pasar una temporada junto a su prima Sara (Emily Browning) y algunos amigos de ésta, amigos, de los que nuestra protagonista no tiene ninguna referencia ni relación anterior. Mientras se dirigen a una remota finca la joven Sara recibe una llamada que la obliga a regresar a Santiago dejando a su prima rodeada de extraños. Pronto las inseguridades de Alicia y sus resquemores hacia los desconocidos compañeros empiezan a hacer mella… las alucinaciones no tardarán en colocar a la muchacha al borde del abismo, un precipicio cuyo peligro nadie parece calcular.

Los delirios de la mente humana son un campo de cultivo para los cineastas más intrépidos: desde el Corredor sin retorno de Samuel Fuller, al Shutter Island de Scorsese, o el El maquinista de Anderson, hemos sido testigos de muchos y variados despegues entre los haces de luz de una pantalla. Lo que ya no es tan común es que el proceso de locura y la degradación del personaje se cuente con tanta naturalidad y simplicidad como lo presenta el film de Silva; y es que, a pesar de que todos los garfios que mantienen a Alicia anclada a la cordura se van rompiendo, su entorno continua inalterablemente sereno, ayudando al espectador a contemplar la escena desde las dos orillas de la realidad. Seguir leyendo…

Lo mejor: Excelentes actores. Un film enormemente personal.

Lo peor: Su desarrollo es lento y termina en algo que puede ser complicado de digerir.

Nazis At The Center of the Earth

Tripis con sabor Nazi

Nazis at the center of earth Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Nazis At The Center of the Earth
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2012
  • Director: Joseph J. Lawson
  • Guión: Paul Bales
  • Intérpretes: Dominique Swain, Jake Busey, Josh Allen
  • Argumento: Unos investigadores son secuestrados en la Antártica por un grupo de soldados nazis. No habíamos acabado con ellos, regenerando sus cuerpos con extraña ciencia planean traer de vuelta a Hitler para instaurar el cuarto reich.

50 |100

Estrellas: 3

Nazis At The Center of the Earth Grande

Reseña con alto contenido en incoherencias, nazis, absurdos, sustancias psicotrópicas, palabras rebuscadas, gore trapero, spoilers, disparos de plasma y estupideces. Entra bajo tu propia responsabilidad.

Varios científicos, con poco aspecto de científicos, salen por la Antártica en busca de unos compañeros desaparecidos. Pronto descubren una ciudad bajo el océano helado que alberga los restos de la unidad más destructiva de las fuerzas nazis de la segunda guerra mundial. Un grupo de soldados, que liderados por el Dr. Méngüele, ha prolongado sus antinaturales vidas a base de injertos humanos. ¿Podrán estos científicos de todo a cien parar el arma secreta que esconden las instalaciones nazis?

No sé lo que he visto. Aguarda un momento: ¿qué aditivos llevaba este cigarro? ¡La tónica del gin-tonic! Seguro que estaba caducada. O a lo mejor había colocado en la bandeja del reproductor una película maldita, ¡como en los relatos de terror que tanto me gustan! “Aquel hombrecillo canoso intento ver Nazis At The Center of the Earth y acabo viajando a la dimensión desconocida”. Vaya confusión llevo en la cabeza. Vamos a ver, yo quería disfrutar de una película casposa típica de The Asylum “El Manicomio”, sí, claro. Igual resulta hasta lógico que te encierren en una celda acolchada por ver las películas que perpetra esta productora estadounidense (Mega Piranha, Zombie Apocalypse, Paranormal Entity, 2-Headed Shark Attack/a>, Mega Shark vs Crocosaurus, Mega Python vs. Gatoroid).

La cuestión es que cuando crees estar a salvo, envuelto en tu colcha de nívea caspa, con tus cervecitas, tus pantuflas de ver películas basura… ¡paf! Llegan los señores del Asylum y te ponen la cara roja a base de bofetadas visuales durante hora y media. Uno ya era consciente de a que se enfrentaba, ¡diablos, con lo que me ha costado adaptar mi paladar a la suculentas boñigas de esta productora de sinvergüenzas! Sí, sabía que Nazis At The Center of the Earth es otro nuevo intento de “mockbuster” – películas infames y de bajo presupuesto que intentan sacar provecho de grandes estrenos recientes– a costa del actual interés en mezclar elementos de la segunda guerra mundial, en concreto nazis, con terror (Dead Snow, Outpost 2, Puppet Master X) o ciencia ficción/fantasía (Iron Sky, The 25th Reich). La cuestión es que The Asylum idea un producto cuya envoltura (título, carteles e imágenes promociónales) recuerda muy ligeramente a Iron Sky y suelta semejante proyectil sobre las aguas del mercado doméstico para que desprevenidos soldados, como el que escribe esta lisérgica misiva a su Lilí Marleen de turno, acaben sus días en el Valhala de la demencia. Pero en estos enormes salones no corre el alcohol, las valkirias no me sientan en sus fornidos regazos y Odín no tira las runas a sus huestes. Para nada, Nazis At The Center of the Earth es un continuo “a ver quien la suelta más gorda”. Y da igual que las descabelladas ideas sean complicadas de representar en la pantalla, ¡la imaginación y la falta de recursos al poder! Os aseguro que escenas bélicas más desarrolladas han salido de este soldadito y sus compañeros de plomo cuando solo era un tierno infante.

Llamad a los interrogadores profesionales, sacad las pinzas, las baterías, el jerbo y la vela… estos cabrones de Asylum tienen que terminar confesando la verdad: ¿A qué sustancias recurrió el guionista Paul Bales para completar el libreto? Os llamó y reunió para una prueba iniciatica de redacción de guiones, ¿verdad? Seguro que el mezcal corría a raudales y, ¡ale!, siguiendo a vuestro espíritu guía (¡víboras! ¡Todos víboras!) os dedicasteis a solar burrada tras burrada: “Nazis viviendo en la Antártica en una formación bajo el océano que sea como un bosque del norte de Estados Unidos”. “Yo subo la apuesta: que sea la división del Doctor Méngüele y que hayan ido sobreviviendo reemplazando trozos de su carne… ¡nazis inmortales!”. “Esperad, esperad, pásame la pipa de agua. ¿Y si incluimos un hitler-mech?” Un momento, Interrogador Número Uno, queme los pezones de ese sujeto. ¡Aquí está prohibido soltar destripes! ¿Cómo tenéis la desvergüenza después de haber realizado una película tan mal editada y dirigida? Encima os la habéis tomado en serio. ¿A qué vienen esas explosiones azules, las pistolas de fotones, las violaciones, usar líquido neuronal de fetos, el cacharro-ovni? Vais a soltar la verdad aunque sea a puñetazo limpio… ¡traed el jerbo y el tubo de ensayo!

No entiendo que ocurre, intento escribir la reseña pero mi mente a veces me engaña y veo unas instalaciones a mi alrededor, parecen unos laboratorios, o unos almacenes abandonados donde los nazis intentan medrar hasta que unos científicos norteamericanos llegan para aguarles la fiesta con sus conocimientos, sus triples traiciones, sus caras de actores desfasados… Por qué yo estaba viendo una película, ¿cierto? ¡Qué experiencia! Probablemente sea la peor película que he visto en los últimos años en cuanto a diálogos y actuaciones. Igual eran imaginaciones mías, pero Jake Buses (Agárrame esos fantasmas, Juerga de Solteros) anda todo la película partido del culo, cuando su personaje transita entre la falta de ética del genio chiflado y los comentarios de un surfista desubicado. Dominique Swain, tan mona ella luciendo una pequeña boina nazi, unas veces es sentida patriota del aguilucho, otras picante zorrilla fascista y otras… pues ni lo sé, porque todos los actores declaman sus líneas, al refugio de unos decorados de cartón piedra 486, como si tuviesen la piña de Bob Esponja atrapada entre los cachetes del culo. ¡Vamos, un despropósito en toda regla al que se les une la tremenda falta de respeto con el vestuario! Nuestro querido amigo Mr. Joe D’Amato ya lo dejó caer: ¿los nazis compran sus uniformes en “El Cotillón”?

La cuestión es que como película casposa, como producto característico de The Asylum se convierte en una de sus cimas. No creo que la productora vuelva a conseguir tales cotas de psicotronía, quizás contratando a Pedro Temboury. La última media hora con un Hitler desmelenado y todos los personajes sufriendo cambios de personalidad continua se convierte en la perfecta oda al despropósito (¿un robot sentándose? ¡Mein Gott!). Una masturbación colectiva de la que dudo seriamente si su director podía controlar de forma mínima. Se nota que Joseph J. Lawson dirigía por primera vez, sobre todo por la falta de ritmo tan escandalosa que obtiene con semejantes escenas absurdas que tiene delante de la cámara. Quiero imaginármelo como un muñeco propio de la Full Moon con una cámara digital pegada a uno de sus bracitos. Solo semejante imagen puede representar las nulas capacidades de un cineasta. Por otra parte, y como experto en efectos especiales, J. J. Lawson, se muestra bastante eficaz regalándonos un continuo discurrir de trucos de guerrilla y montajes casposos para recrear un mundo en el que solo los gusanos del tequila podrían sobrevivir. Mención especial para ciertas creaciones digitales, hasta Jess Franco las hubiese expurgado del metraje oficial. Lo que no quita para que todo mezclado en un crisol de memeces sea sumamente hipnótico, que no necesariamente divertido.

Curiosamente, y después de esta delirante reseña, sigo sin saber lo que he visto. Sigo sin saber si el final es una broma edulcorada o la simple verdad de que el bien representado por los Estados Unidos es más fuerte que un grupo de nazis medio podridos y con una preocupante falta de recursos. Sigo sin saber si la seriedad que se respira en gran parte de su metraje es una broma implícita o si realmente sus responsables se lo estaban creyendo por momento. Sigo sin saber como pueden encontrar trabajo algunos actores secundarios – en concreto el muchacho pakistaní o indio que luce una continua cara de fumado –. Sigo sin saber si me ha aburrido el que a ratos sea un correcalles como casi todas las películas de The Asylum. Sigo sin saber si recomendarla, si la nota que he vomitado refleja la fuga de realidad que es Nazis At The Center of the Earth, si quiera sé como habéis aguantado leyendo hasta esta serie de delirios – pretendidamente humorísticos –. Quizás, y solo quizás, si habéis llegado hasta este punto sin saltaros ningún párrafo, estéis preparados paras disfrutar/odiar una cinta demostrando una vez más que The Asylumn no tiene vergüenza ni la conoce, y que cuando se propone a hacer algo pretendidamente psicotrónico pude superarse sin despeinarse, aunque a costa de algo de frescura, de ese humor involuntario que tantas buenas tardes nos ha dado…

“Doctor, algo ha pasado con el paciente Rock, está echando espuma por la boca.”
“¡Dios! ¿Quién ha tenido la brillante idea de dejarlo junto a un reproductor de video con un DVD de The Asylum?”
“Lo siento… el dijo… pensé que tal vez eso le ayudaría…”
“¡Silencio enfermera! Traiga el bromuro en grano, y rece porque no despierte del coma. Nadie puede saber lo que volverá… ¡del otro lado!”

Lo mejor: Tremenda locura, si eres capaz de disfrutar con lo incoherente aquí tienes paletadas.

Lo peor: Tanta locura acaba siendo agotadora.