VOD

Has filtrado por etiqueta: maldiciones

The Bye Bye Man

Slenderclon

The Bye Bye Man Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: The Bye Bye Man
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2017
  • Director: Stacy Title
  • Guión: Jonathan Penner
  • Intérpretes: Douglas Smith, Lucien Laviscount, Cressida Bonas
  • Argumento: Tres universitarios se mudan a una nueva casa cerca del campus donde acaban enredados en la maldición de un ser sobrenatural que se apodera de su cordura.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

 photo TBBM_Exterior_zps5qt4wvez.jpg

Cuando tres estudiantes universitarios se mudan a una vieja casa fuera del campus, sin querer liberan a una entidad sobrenatural conocida como “Bye Bye Man”, que se apodera de los que descubren su nombre. Ellos intentarán salvarse mientras al mismo tiempo mantienen la existencia de su atormentador en secreto para salvar a otros de la misma suerte.

No sé en qué punto, entre que conocí de la existencia de la norteamericana “The Bye Bye Man” y pude llegar a verla, que pensé estar frente a un slasher sobrenatural de pura cepa, uno que claramente iba enfocado al público post adolescente. Craso error, esta película dista mucho de las aventurillas del bueno de Freddy Krueger, pareciéndo antes una reinterpretación de “Candyman” o, si preferís la versión escrita, “The Forbidden” de Clive Barker. El paralelismo literario no termina aquí, pues la presente serie B, aunque con resultados varias letras inferiores, también está basada en un relato breve. De hecho, debía ser tan corto que alargar la historia hasta el formato largometraje ha resultado la peor decisión posible. Seguir leyendo…

Lo mejor: Los juegos mentales del Bye Bye Man, les he encontrado hasta un punto gracioso. Las camisetas del protagonista.

Lo peor: Actuaciones, fotografía, banda sonora y efectos especiales dignos de un telefilme.

Dark Waves

Pirati Vendetta

dark waves photo DarkWaves10_zpsxi5ugquz.jpg

Sophiane, un ex legionario francés, trae a su esposa Jazira a un nuevo hogar: una antigua torre junto mar abierto. Día tras día tienen que hacer frente a sucesos extraños, y pronto la pareja tiene que enfrentarse a un pasado que tanto deseaban olvidar. Un día, mientras está navegando, Sophiane encuentra tres pequeñas pepitas de oro que entrega a su esposa. Pero en realidad son dientes de oro que pertenecieron a tres piratas… que se levantarán del agua (y de la muerte) para recuperarlos.

Los chicos de EuroObscura nos traen información de su último estreno, la producción italiana Dark Waves (Bellerofonte), dirigida por Domiziano Cristopharo, todo un especialista en el género que cuenta con una veintena de títulos en su filmografía, un par de ellos, Flesh Mannequins: Totally Uncut y Virus: Extreme Contamination, posteriores al que hoy nos ocupa. Seguir leyendo…

Triangle

Las pesadillas no tienen final

Triangle review

Ver ficha completa

  • Título original: Triangle
  • Nacionalidad: Gran Bretaña-Australia | Año: 2009
  • Director: Christopher Smith
  • Guión: Christopher Smith
  • Intérpretes: Liam Hemsworth, Melissa George, Rachael Carpani
  • Argumento: Jess sale con unos amigos en su velero a pasar el día. Tras una terrible tormenta, un viejo barco los rescata. Y aunque parecen estar solos, alguien les aguarda.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

triangle

Reedición de la reseña de Triangle, publicada originalmente el 16/12/2009.

Un día antes de la boda, la extensa familia al completo y los más allegados amigos de la pareja ideal formada por Robbert y Rosemary, se reúnen para cenar. La hecatombe matrimonial está a punto de iniciarse. Cámaras en marcha, presentación de personajes, todo el mundo ebrio, futura esposa durmiendo en una habitación separada y, de repente, el novio, la dama de honor y el hermano borracho jugando a “quién se vuela los sesos en primer lugar”. Una situación de partida ingeniosa e inteligente.

¡Arrolladora! Sin lugar a dudas, ese sería mi calificativo para resumir a esta pequeña joyita titulada Shotgun Wedding, desgraciadamente olvidada entre tanto bodrio filmado con cámara en mano. Es curioso, pero a veces me da la sensación de que son los peores found footage los que llegan a un público mayoritario. Hemos sido muchos - yo mismo me incluyo – los que nos hemos cebado con producciones tan horrendas como The Jungle, Aréa 407 o cualquier deleznable producto taquillero a la sombra de la saga Paranormal Activity; y sin embargo ahora me llega el momento de reseñar un found footage por el que de verdad ha merecido la pena invertir mi tiempo, y ni una sola alma la ha visto. No estoy diciendo que Shotgun Wedding sea una película perfecta, pero el entretenimiento está más que asegurado; y es realmente triste ver como películas de similar catadura, como la mencionada The Jungle, gozan de mayor alcance y distribución. Seguir leyendo…

Lo mejor: Un guión tan serio como solido

Lo peor: Algunos la consideraran de efectismo fácil

Kotsutsubo

Las cenizas más baratas, amateur y peligrosas de los últimos tiempos

Photobucket

PhotobucketEri es una estudiante bastante discreta, siempre pasa desapercibida. En cambio la amiga de su infancia Mitsuko es la líder de la clase y se ve obligada a sufrir el acoso de su espeluznante profesor Ichida. Para proteger a su amiga Eri consigue una urna funeraria que contiene unas cenizas malditas que provocan la muerte del que se las lleve a la boca.

Hace ya un tiempo que hablé de la japonesa Life Is Dead y es que hoy en día a la mínima que nos despistamos tenemos una nueva película asiática cada cual más casposa y … ¿“extraña” es la palabra que busco? Dejémoslo en “diferente”. De todas formas tenemos que admitir que a mucha gente le pirran estas frikadas y disfrutan viéndolas (yo me incluyo, a medias, en ese grupillo). No tiene nada malo, de hecho la mayoría de las veces lo único malo suele ser la película en sí. Kotsutsubo se une al grupo de las frikadas absolutas y plantea un argumento que no aporta casi nada nuevo. Es extraño el hecho de que unas cenizas provoquen la muerte del que las ingiera, pero no deja de ser un detalle absurdo para poder golpearnos con otra “maravilla asiática” más.

Pues bueno, si no tiene un argumento llamativo y parece una película más… ¿tiene algún actor famoso? ¡Por supuesto… que no! Podría pasar tranquilamente como un proyecto post-universitario totalmente amateur… de no ser por la buena pinta que tiene el trailer. Si tenemos en cuenta que ni Jirô Nagae (director), ni Natsumi Matsubara (actriz principal), ni Yûsuke Yamada (guionista) son realmente famosos probablemente estemos ante la película ultra-amateur con mejor pinta que he visto en muchísimo tiempo. Creo, por eso mismo, que esta película no debería ser juzgada como cualquier otra. Producciones de este tipo son las que merecen la atención de todo el mundo y si no gustan pues no pasa nada, pero si lo hacen estaríamos ante gente con un talento enorme.

Saltaba la polémica, como otras veces, en Almas Oscuras por la crítica del compañero Mr. Zombie de Eva. Si bien él hacía hincapié en el hecho de que la película fuese española yo me quiero centrar más en el presupuesto. Eva no tenía un presupuesto gigante ni por asomo, pero algo tenía. Imaginaros qué presupuesto puede tener una película como Kotsutsubo y aún así el trailer a mí me ha impactado. Yo dejo lo que hay encima de la mesa, si ahora quiere venir alguien, como en la comentada crítica, y tirármelo todo al suelo diciendo que la peli es una mierda adelante, yo me quedo tranquilo.

Playback

Rebobina pero no avanza

Playback Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Playback
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2012
  • Director: Michael A. Nickles
  • Guión: Michael A. Nickles
  • Intérpretes: Christian Slater, Johnny Pacar, Toby Hemingway
  • Argumento: Una pequeña comunidad estadounidense se ve acosada por los fantasmas de su pasado. Un asesino sobrenatural medra entre sus jóvenes.

55 |100

Estrellas: 3

Playback Grande

Una pequeña y tranquila comunidad, un viejo crimen que conmocionó a la sociedad local, unos adolescentes empeñados en rodar su propio corto de terror, un chico antisocial con tendencias morbosas, la historia de un director de cine maldito, un policía con afición por las chicas de instituto, una espíritu con ansias de perpetuarse y muchas cintas de video encantadas para conformar la tópica historia de una maldición que va más allá de la razón: (Coros armónicos on) ¡Playback! (Coros armónicos off)

Playback viene a ser una película bastante engañosa y confusa, más incluso que las grabaciones con las que Milli y Vanilli nos deleitaban en sus conciertos (¡qué doble sentido tan bien traído!). Sobre todo porque intenta mezclar varios estilos argumentales con personajes intrascendentes y todo envuelto en un estilo narrativo bastante farragoso, que no acaba de hacer hincapié en los puntos más interesantes del guión. Resulta que cuando uno quiere ver una película sin pretensiones, su responsable (en este caso director y guionista, Michael A. Nickles, cineasta detrás de la aun peor XII) tiene la brillante idea de meter en el saco un montón de ideas distintas y hacerse la picha un lío contándonoslas. Una pena este exceso, porque como demuestran unos giros argumentales inesperados, el libreto está más trabajado que la gran mayoría de las producciones independientes que disfrutamos en la actualidad. No esperaba encontrarme tamaña complicación y deseo que así se refleje en la confusa reseña que voy a regalaros.

A saber, Playback aúna un “slasher” sobrenatural con lo que un servidor viene a llamar “fantasmas tecnológicos”, servido dentro de un gran supositorio para adolescentes. Por si fuera poco, pulula un Christian Slater bastante desmadejado y cuya presencia es injustificable, aunque su papel sea lo suficientemente descacharrante como para sacar al público continuas muecas de incredulidad. Ejerciendo de policía medio pedófilo, se marca unas escenas supeditadas a su cara plana y patética que emparentarían Playback con el loco mundo de las “caspamovies”. Eso sí, la caspa no llega al rio puesto que el trabajo de Slater se reduce al de un mero secundario que da renombre (¿?) a la cinta… el resto de la producción es bastante serio. Eso en cuanto a la presencia de una estrella en franca decadencia; porque los verdaderos protagonistas son un grupito de adolescentes que pese a esforzarse despertar nuestra empatía resultan dañinos a la vista.

La presencia de estos jóvenes creo que quiere justificar el público objetivo al que se enfoca esta producción, pero curiosamente su argumento estaría más enfocado a un público adulto capaz de saborear la miríada de tópicos robados de otras películas, sin acusar tanto la falta de criterio en cuanto a narrativa difusa.

Así tenemos al asesino, Quinn, capaz de poseer a sus víctimas mediante cámaras de vídeo y cuyo trasfondo se nos narra con estética puramente japonesa: sustos diseminados que se basan en la atención sobre una imagen fija para subir bruscamente el volumen. Un recurso facilón que podría ser efectivo si el malo de la función impresionase, pero por desgracia el personaje es un pálido reflejo del “chico rarito del instituto”, lo que no viene a ser muy rompedor. Extraña además esta interpretación tan floja, porque el actor que calza los zapatos del asesino viene a ser un joven prometedor y competente: Toby Hemingway (Cisne Negro, In Time, Bones). La causa es que la la dirección artística brilla por su ausencia; y el otro ejemplo perfecto sería el antagonista de Quinn: un joven aficionado al terror (otro guiño fácil de cara al público), que es interpretado, como bien puede, por un verdadero currante de la pequeña pantalla, Johnny Pacar (conocido en Almas Oscuras por su papel en Zombie Apocalypse).

A través de sus cámaras ocultas y televisiones, el asesino (cuál Pinker del siglo XXI) va haciendo mil y una diabluras a los chicos de su entorno. Maldades que ocultan la sana intención por descubrir donde reside su único descendiente y recipiente de su propia alma (nudo de la trama pesimamente contado). Paralelamente, otros adolescentes del mismo instituto investigan la obra y vida de un cineasta (Lui Prince) que vendría a ser la clave de toda la historia. Claro, todas estas idas y venidas resultan de una intrascendencia peligrosa debido principalmente a un par de motivos:

A.- El argumento está construido sobre los mismos tópicos encumbrados por decenas de películas anteriores y superiores. Tópicos que nacen de donde ya habréis imaginado tras leer el párrafo anterior: The Ring, Shocker y Con la Bestia Dentro. ¡Ojo! Igual que he citado estas tres cintas, podría haber citado otra docena. Playback avanza a buen ritmo, pero cada pequeño paso que da hacía delante lo podréis prever cinco minutos antes.

B.- La insulsa adimensionalidad de los personajes. Quizás sea mi edad, no lo sé, pero los jóvenes de Playback me han parecido anodinos como pocos. Su caracterización me ha recordado, salvando las distancias, a otra película que provoca la misma insatisfacción: Forget Me Not. Una pena porque el discurrir de las investigaciones sobre el pasado de Lui Prince (sí, Michael A. Nickles también ha visto/leído “El corazón del ángel”) tienen su aquel, por aquello del peligro implícito al conocimiento; y os hablo en toda la dimensión “lovecraftiana” del saber.

Ahora bien, quiero dejar claro que Playback no es una mala película. Desprende un verdadero esfuerzo por satisfacer al aficionado en su más amplio espectro, lo triste es que no haya podido usar armas más personales y complejas. Tampoco creo que sea una pérdida de tiempo, contiene la dosis suficiente de gore, sustos e incluso “chicas desnudas” para satisfacer el “espíritu de lo estándar” que todos tenemos dentro. ¿Qué no acaba de cuajar el resultado por falta de intensidad a la hora de unir las piezas del puzle? ¿Qué algunas actuaciones no son todo lo profundas que podría? ¿Qué la edición es bastante liosa y se maneja mal con la acción simultánea? ¿Qué todo está más visto que el tebeo? Sí, de acuerdo. No obstante, para lo que viene a ser una cinta directa a DVD (con estrenos limitados en salas USA el pasado 9 de Marzo), tiene un acabado técnico estupendo – quizás incluso demasiado, lo que resta algo de gracia a las apariciones de “pelele” Slater – y los ingredientes suficientes como para no aburrir. Aunque a los valientes que decidan acercarse a ella advierto: preparaos para el regusto a banalidad que dejará en vuestra boca… ¡claro que peores son otros regustos!

Lo mejor: Ciertos giros de guión, su pulido acabado y Christian Slater

Lo peor: Sus tópicos, sus personajes y Christian Slater

Playback

La Maldición de Christian Slater

Playback Grande

Playback PosterUn grupo de estudiantes universitarios escarban en el oscuro pasado de su pequeño pueblo, lo que no podían siquiera imaginar, era despertar las iras de un viejo espíritu que toma posesión de sus victimas y cuya odio por el pueblo no conoce límites. Un policía local comienza a investigar la desaparición de unos jóvenes para acabar dando con el origen del espíritu que atormenta al pueblo.

Si hace escasos minutos os hablaba de los “perdedores”, como interpretarlos dentro del mundillo interpretativo y uno de sus más famosos exponentes (Mark Hamill en la nueva Airborne), ahora le toca el turno a otro actor cuya carrera ha ido cayendo y cayendo hasta sentarse en el regazo del mismísimo príncipe de las tinieblas. ¿Quién podrá ser? [Redoble de tambores], ¿Edward Furlong? ¡No! ¿Macaulay Culkin? ¡No! ¿Corey Feldman? ¡No! Entonces solo nos queda: ¡Christian Slater! Premio para el caballero, aunque no fuese muy difícil acertar gracias a las “pequeñas pistas” como las imágenes que acompañan esta noticia o el subtítulo de la misma.

Lo interesante es observar como los actores que Hollywood ha estigmatizado – al menos en lo que respecta a producciones dignas o de muchos medios – intentan sobrevivir en el medio, involucrándose en proyectos independientes donde su nombre aun pueda significar algo. Curiosamente, el cine de género y, más específicamente, el de terror suelen ser el mejor cobijo para estos artistas venidos a menos, y así llegamos hasta el caso de hoy: ¿Qué hace Slater en una cinta de horror sobrenatural, de dudosa calidad y que roba descaradamente conceptos, ya en desuso, del cine japonés de los últimos años? Por si fuera poco, un proyecto mal avalado, este Playback, dirigido y escrito por el cineasta detrás de la deleznable XII. Probablemente Slater intenta, por enésima vez, reflotar su carrera que lejos queda ya de esos inicios prometedores con interpretaciones sentidas y con personajes que eran un auténtico caramelo: El Nombre de la Rosa, Amor a quemarropa, Entrevista con el Vampiro, Escuela de Jóvenes Asesinos, El Gato Infernal, Very Bad Things, etcétera…

¿Y por qué será que Slater ha caído en desgracia los últimos seis años y no se vislumbra luz en su horizonte profesional? Un servidor tiene una teoría: Muchos recordaréis que nuestro buen actor protagonizó en 2005 una de las caóticas adaptaciones de videojuegos de nuestro “venerado” (aplausos y risas en “off”, por favor) Uwe Boll. Ni más ni menos que Alone in the Dark, una película con supuestos tintes lovecraftianos (en la vena de los magníficos videojuegos que se editaron el siglo pasado) que me hizo gritar en el cine y exigir al acomodador que me arrancase los ojos. Pues probablemente algo sucediese en el rodaje de Alone in the Dark: tal vez los Dioses Exteriores no soportasen el insulto de tamaña infamia, puede que la famosa maldición del oro de los nazis persiga a los que se juntan con Uwe Boll o, a lo mejor, incurrió en las iras del Herr Doktor, que todos sabemos es un nigromante cabrón de nivel treinta… de la forma que sea, resulta divertido especular sobre estos actores que una vez fueron la gran esperanza blanca y hoy son un pequeño cagarro marrón.

Pero no perdamos la esperanza, según el presidente de Magnolia/Magnet Releasing (distribuidora de Playback), estamos ante un producto muy aterrador y que proporcionará un montón de diversión a los amantes del terror sobrenatural. Muy bien, pero quizás este señor debería fijarse en el trailer que su empresa promociona. Vale, no pinta mal del todo, al menos quiere hacer hincapié en la faceta del terror más escandalosa y directa, lo cual no me parece malo del todo. No obstante, su sinopsis y sus imágenes revelan un abuso de tópicos algo cansino. Fallo muy propio de las producciones directas a DVD. Vamos, si el único reclamo va a ser el pobre Christian Slater, muy bueno debería ser el guión para que merezca la pena perder hora y media con ella. Pero insisto, no se puede descartar Playback como un buen entretenimiento, basado en los sustos fáciles, para tardes intrascendentes de sobremesa.

Saliendo bajo demanda este 3 de Febrero, antes de su limitadísimo estreno en cines norteamericanos el 9 de Marzo, pronto podremos salir de dudas: ¿Será el nuevo clavo del ataúd artístico de Slater? ¿Tendrá buenos sustos? ¿Por qué hay tantos fantasmas vengativos en el séptimo arte? Todo esto y mucho más, muy pronto, en sus pantallas.

Hisss

Serpientes, indios, bailes y una hija a punto de ser desheredada

Hisss

Ver ficha completa

  • Título original: Hisss
  • Nacionalidad: India, USA | Año: 2010
  • Director: Jennifer Chambers Lynch
  • Guión: Jennifer Chambers Lynch
  • Intérpretes: Irrfan Khan, Mallika Sherawat, Divya Dutta
  • Argumento: Un guiri con cáncer cerebral viaja a la India para capturar a la legendaria diosa serpiente buscando un remedio contra su enfermedad. Una vez allí, secuestra a otra serpiente, el amante de la diosa, para que ésta vaya en su búsqueda.

25 |100

Estrellas: 2

Hisss

Antes de nada quería aclarar unas cosas. Que nadie se crea que esto de escribir reseñas es sencillo. Se te puede dar mejor o peor escribir y/o expresar lo que ves, pero antes de escribirlo hay que verlo. Al menos, si quieres escribir con criterio y no con suposiciones o prejuicios. Esto, que suena muy bonito, a veces desemboca en un suicidio cerebral de hora y media. Y todo por el noble arte de escribir la reseña con criterio. Es por ello que el que suscribe se traga algo como Hisss. Los lectores asiduos de Almas Oscuras se habrán dado cuenta que en la barra derecha de la página, en la sección de “Próximamente”, lleva anunciada esta película alrededor de dos meses. Ingenuo de mí, antes de visionar un trocito del despropósito que nos ocupa, tenía ciertas expectativas. Una vez prometida la reseña para Almas, y como hombre de palabra que soy, no hubo marcha atrás. Así que, si sois de los que disfrutáis con el sufrimiento ajeno, os describiré mi pesadilla en las próximas líneas.

Mis expectativas ante Hisss venían por varias razones. La principal, su directora. Por si alguien lo dudaba, Jennifer Chambers Lynch es la hija del mismísimo David Lynch. Aprovechando en enchufe se inició bien jovencita como directora con una tontería como Mi obsesión por Helena (Boxing Helena, 1993), y luego, supongo, fumo algunas sustancias alucinógenas de las caras que la mantuvieron ausente hasta que despertó, hace tres años, con la más interesante Vigilancia (Surveillance). No piensen que aquella fue la gran cosa, pero desde luego apuntaba unas maneras en el manejo de suspense, la atmosfera y la narración que permitían a la muchacha subir el escalón pendiente. No sin polémica, Vigilancia venció en el Festival de Sitges de aquel año. El nuevo paso de Lynch estaría, definitivamente, enmarcado en el género fantástico y el terror propiamente dichos: la puesta en imágenes de la leyenda india de la diosa serpiente, rodada en Bollywood con actores y equipo técnico de allá, pero un presupuesto más holgado (tampoco mucho) debido a la colaboración con Estados Unidos.

La maldición señala que cada vez que un hombre profana o viola a una cobra (¿?), son condenados a sufrir la ira de la mujer serpiente, de la muerte y la infertilidad. De generación en generación viajaron estas leyendas, y existen numerosas esculturas de dichas deidades mitad mujer y mitad cobra.

Jennifer Lynch se vale de dicha historia para dar comienzo al sufrimiento del espectador. Así, y pese a que en los primeros, digamos, treinta minutos, la cosa parece que no irá tan mal (la presentación de la diosa serpiente, el primer ataque, su erótica coreografía en una farola), acto seguido se va perdiendo en la oscuridad de las cloacas más pestilentes. Es entonces cuando toca explicarse el porqué el primer ataque es explicito y brutal, mientras que todos los demás (tampoco muchos) están rodados con el truco de las sombras, el del primer plano y fundido en negro o el acercamiento de la cámara por detrás de la victima y su grito al girarse. También podríamos preguntar porqué los efectos de maquillaje están trabajados ( y ya de paso, qué narices hace alguien como Robert Kurtzman metido en estas mierdas) y los efectos digitales cantan hasta desgañitarse (atención al clímax final). O, y ya termino, porqué tienen que salir bailando siempre los indios. Coño, incluso la tipa esta (la directora) se permite rodar una persecución salchichera con chunda chunda por los barrios mugrientos de alguna ciudad de allá y meter (¿cómo crítica social dirá ella?) a un niño defecando en el suelo mientras, cual escena “chistosa” de Michael Bay, los implicados saltan por encima y éste los mira con asombro.

Hacia el final se hace tan desesperadamente aburrida que ni el despiporre de lo que vemos resulta agradable con sustancias alucinógenas.

Las interpretaciones son terribles, salvando (un poco) al protagonista masculino, la estrella de Bollywood Irrfan Khan. Respecto a la mujer serpiente, decir que está “interpretada” por la espectacular modelo Mallika Sherawat. Contemplando sus cualidades interpretativas, lo más probable es que, de no ser por su físico, estaría haciendo carrera profesional detrás de la caja en algún supermercado hindú. Lo del villano guiri sobreactuado y doblado es de traca.

A todo esto Jennifer Lynch, pese a que Hisss ha recibido críticas y opiniones negativas y no ha sido vista en la mayor parte del mundo, tiene dos nuevos proyectos para dirigir. Vale que gracias a su padre pueda dirigir películas, pero de seguir por este camino el pobre David hará valido aquello de “cría cuervos…”.

Lo mejor: Algunos efectos de maquillaje y un comienzo relativamente prometedor.

Lo peor: Interpretaciones surrealistas, efectos digitales bochornosos, guión tedioso y dirección plana a la vez que pretenciosa.

Red Riding Hood

Caperucita Roja versión 2.0

Photobucket

PhotobucketAhemmm, esta película la podemos ver de dos formas: 1: una moñada al estilo los vampiros de pega de la saga TWILIGHT (de hecho la directora de esta es la misma de la primera parte de la “saga”), o 2: un acercamiento interesante y morboso a una leyenda que lleva circulando por el subconsciente colectivo de todo el mundo desde hace más de 700 años. ¿En qué me baso para esto último?, primero en el casting: Amenda Seyfried (no sé, es ver a esta chica y subirme la bilirrubina cosa mala… y además tiene un aire morboso que no puede con él), Gary Oldman (uno de los mejores malos de la historia del cine, punto pelota), Shiloh Fernandez (muy inquietante en DEADGIRL), Virginia Madsen (hablando de morbo…), Lukas Haas….

Y segundo lo visto en el trailer, que refleja el lado más tenebroso de la historia: la de un hombre lobo que tiene aterrorizados a los habitantes de un pequeño pueblo ambientado en una suerte de Baja Edad Media. En el citado pueblo estaban acostumbrados a un acuerdo con el bicho: cada mes le ofrecían un animal a cambio de no atacar a las personas. Pero eso se acaba en el momento en el que encuentran muerta a la hermana mayor de Valerie (Seyfried), una joven del pueblo con una inexplicable y misteriosa conexión con el animal. El pueblo pide ayuda a uno de los mejores cazadores del país, el Padre Solomon (Oldman), quien les alegra el día al decirles que en realidad no es un lobo muy tocho, sino un hombre lobo que, además, se encuentra entre ellos…