maldiciones

Candyman

Pecado blanco, castigo negro

Has filtrado por etiquetaa: maldiciones

Arrastrame al Infierno

El viejo juguete, casi olvidado, de Sam Raimi

Arrastrame al Infierno

Ver ficha completa

  • Título original: Drag me to hell
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Sam Raimi
  • Guión: Sam Raimi, Ivan Raimi, Jeff Lynch
  • Intérpretes: Alison Lohman, Justin Long, Lorna Raver
  • Argumento: Christine, empleada de una oficina de préstamos, se ve empujada a negarle un crédito hipotecario a Mrs. Ganush, una viejecita gitana rumana, en aras a conseguir su ansiado ascenso. Su decisión le costará vivir un auténtico infierno.


Arrastrame al Infierno

Un buen día, no hace demasiado tiempo, Sam Raimi encontró un viejo y olvidado juguete bajo su cama. Lo rescató, lo desempolvó, y volvió a juguetear con él, recordando viejas y agradables sensaciones.

Efectivamente, Sam Raimi ha vuelto, y lo ha hecho en plena forma y fiel a un estilo que le es propio. En realidad nunca se fue. Raimi ha consolidado en Hollywood una de las carreras más prolíficas y heterogéneas cómo director de cine.

Lo mejor: El mejor cine espectáculo y de entretenimiento avalado por el genio de un Sam Raimi en plena forma.

Lo peor: Que algunos acusen Arrástrame al Infierno cómo una nueva concesión a la comercialidad por parte de Sam Raimi.


Plague Town

Adolescentes homicidas que no dan miedo... mal asunto

Plague Town

Ver ficha completa



Plague Town

Falta de ambición no se le puede reprochar al debutante David Gregory.
Probablemente en su ánimo estaba el fabricar un cuento de hadas con hechuras de pesadilla malsana y oscura.

Los elementos utilizados para ello, a simple vista, no parecían nada desacertados. Una maldición que afecta a los recién nacidos de una pequeña y endogámica comunidad, unos adolescentes fantasmagóricos, deformes y juguetones, y un tenebroso bosque cuya atmósfera impregna cada rincón de la que prometía ser una más que interesante muestra de género.

Lo mejor: Rosemary y la secuencia inicial.

Lo peor: Aburre.


Hissss

La Diosa Cobra no tiene un buen día

Hissss

Jennifer Lynch (me ahorraré señalar quién es su padre) parece dedicida a remontar su carrera como directora de cine tras prácticamente tirarla por la borda allá por el año 1993, cuando debutó tras las cámaras con la insoportablemente aburrida "Mi obsesión por Helena" (Boxing Helena).

El pasado año logró hacerse con un controvertido primer premio en el Festival de Sitges (¿los miembros del jurado se perdieron el pase de "Déjame Entrar"?) gracias a su inusual, sugestivo y terriblemente previsible thriller "Surveillance".

Voices

Ni de la familia te puedes fiar...

Voices

Ver ficha completa

  • Título original: Voices (antes Someone Behind You)
  • Nacionalidad: Corea del Sur | Año: 2007
  • Director: Ki-hwan Oh
  • Guión: Ki-hwan Oh
  • Intérpretes: Jin-seo Yun, Ki-woo Lee, Gi-woong Park
  • Argumento: Una extraña maldición está provocando la muerte de varios miembros en la familia de la joven Go-in. Ahora ella tiene la terrible sensación de que ha llegado su turno.


Voices

Por fin he acabado con el After Dark HorrorFest. En breve las conclusiones finales.

Lo mejor: La estética de las secuencias violentas.

Lo peor: Se vuelve aburrida y confusa.


From Within

En tierra de nadie...

From Within

Ver ficha completa

  • Título original: From Within
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Phedon Papamichael
  • Guión: Brad Keene
  • Intérpretes: Thomas Dekker, Elizabeth Rice, Adam Goldberg
  • Argumento: Lindsay ha sido educada con firmeza en el cristianismo en un pequeno pueblo en que la gente comienza a morir en extrañas circunstancias. Todo apunta a un caso de suicidio colectivo… pero algo terrible se esconde tras las muertes.


From Within

En tierra de nadie... ahí es dónde se queda From Within, una película correcta, que no logró desesperarme en ningún momento (como si hicieron "The Broken" o "Slaughter"), pero que tampoco supone la relativa sorpresa de títulos como "Autopsy" o "Perkins 14".

Lo mejor: los títulos de crédito al final y que la historia se sigue con cierta comodidad.

Lo peor: que no asuma más riesgos y, por lo tanto, acabe dando la impresión de ser un producto demasiado aséptico e inofensivo.