Has filtrado por etiquetaa: mansión

Otra vuelta de tuerca

Y sigue sin funcionar

Otra vuelta de tuerca

Ver ficha completa

  • Título original: the turning
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2020
  • Director: Floria Sigismondi
  • Guión: Chad Hayes, Carey Hayes (Novela de Henry James)
  • Intérpretes: Mackenzie Davis, Finn Wolfhard, Brooklynn Prince, Barbara Marten
  • Argumento: Una institutriz es contratada para educar a una niña en una remota mansión

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Otra vuelta de tuerca

Cuando un título tiene tantos elementos positivos para ir bien, sus carencias y errores parecen señalarse con más fuerza, como si en un coro de voces se elevase el volumen de las que desafinan. En el caso de “The turning” se han mezclado tantas cosas, han tirado de tantos trucos del terror comercial y se han dado unas ínfulas creativas tan destempladas, que el resultado queda en un pastiche chirriante de difícil aprobado. Pero lo peor es que, como indicaba al inicio de este párrafo, la nueva adaptación de la obra de Henry James, buque insignia de las novelas de espectros, tiene valores que, en un engranaje mejor armado, hubieran sido de sorprendente potencia.

Kate (Mackenzie Davis), una profesora infantil vocacional, es contratada para encargarse de la educación de la pequeña Flora (Brooklynn Prince) que vive junto al ama de llaves que la cuida (Barbara Marten) en una remota mansión. Lo que comienza como un trabajo cómodo se torna inquietante cuando llega a la casa Miles (Finn Wolfhard), hermano de la pequeña que parapetado en su apariencia angelical oculta una personalidad perversa. Kate empieza a sospechar que tras el comportamiento cada vez más enigmático de los críos se esconde la influencia sobrenatural de sus antiguos tutores (una institutriz y el amo de caballerizas) fallecidos en extrañas circunstancias.

Otra vuelta de Tuerca” es junto a “Drácula” uno de los libros de horror más adaptado al cine y la televisión. La novela ha superando la veintena de versiones, una precuela (Los últimos juegos prohibidos),

Lo mejor: Ver el desparpajo en el que Brooklynn Prince se come la pantalla

Lo peor: Su inclasificable conclusión y el destrozo de la obra que adapta.