VOD

Has filtrado por etiqueta: ni%C3%B1os-asesinos

Sinister 2

Esfuerzo amateur

sinister 2

Ver ficha completa

  • Título original: Sinister 2
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: Ciarán Foy
  • Guión: Scott Derrickson, C. Robert Cargill
  • Intérpretes: James Ransone, Shannyn Sossamon, Robert Daniel Sloan
  • Argumento: Una madre y sus dos gemelos se instalan en una iglesia en proceso de restauración. Sus sótanos esconden un secreto relacionado con Bughuul.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

photo sinister_2_1_zpsrh4c5183.jpg

Aunque lo probable es que una película de terror del 2015 te decepcione, más si las críticas no acompañan , nunca me gusta quedarme sin mi propia y humilde opinión. Ha ocurrido en contadas ocasiones. La reciente sorpresa de ver como la segunda temporada de True Detective es más que pasable, pese a las acervas reseñas que se leen por ahí, me hizo pues dar la oportunidad a Sinister 2. Vuelvo a incidir en la reticencia inicial porque el anterior trabajo del guionista Scott Derrickson, (realizador además de la primera Sinister) fue la broma de mal gusto Líbranos del mal, una película a mi juicio infame.

Aunque me consta que hay detractores, yo considero la primera Sinister una excepcional pieza de terror moderno, de las pocas que consigue ese toque malsano, enfermizo, de desasosiego, sin necesitar golpes de efecto en forma de sustos trillados o la solución ramplona de casquería en lugar de terror. La prueba es que sin apenas mostrar hemoglobina, la película se estrenó con la calificación más “adulta”, basándose sólo en el contenido. Parte de ese impronta malsana la tiene la excelente banda sonora, que incluye artistas fundamentales como los europeos Aghast, referencias del dark ambient. Y como no el elemento central de la trama, las snuff movies rodadas en Super 8, con ese componente morboso de ver las situaciones más inocentes convertidas en masacres inhumanas. Seguir leyendo…

Lo mejor: Ver de nuevo a Bughuul. Algunas muertes.

Lo peor: Copia la anterior pero sin estilo. El tono malsano e inquietante está ausente.

Children of the corn. Genesis

¿POR QUÉ NO BUSCAMOS AYUDA EN ESA GRANJA, QUE TIENE PINTA DE SER CHUNGA?

Children of the corn Genesis

Ver ficha completa

  • Título original: Children of the Corn Genesis
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Joel Soisson
  • Guión: Joel Soisson
  • Intérpretes: Tim Rock, Kelen Coleman, Billy Drago
  • Argumento: A Tim y Allie les deja tirado el coche en una carretera desierta. Lo único que parecen tener cerca es una granja en la que vive un extraño predicador y su esposa.

40 |100

Estrellas: 2

Children of the corn Genesis

“Los Chicos del Maiz” (Fritz Kiersch, 1984) era una peli pequeñita, sin demasiada ambición y, tampoco, desde mi punto de vista, demasiada calidad. Eso sí, suplía con creces sus carencias con un argumento potente –basada, es sabido por todos, en un relato de Stephen King- y un prólogo de una intensidad que luego nunca recuperaba la cinta, donde se presentaba a un villano de la talla de Isaac. La peli se instaló en el imaginario colectivo y, hasta hoy, las nuevas generaciones la conocen, más por lo que se dice de ella que por sí misma.

“Los Chicos del Maiz” es, probablemente, la saga más maltratada junto con “Viernes 13”. Vale, no han llegado al extremo de llevarse a los niños malditos en una nave espacial al espacio, pero sí ha padecido el resto de atrocidades –como llevárselos a la ciudad o intentar cambiar de asesino. Ahora, pasa por una suerte de precuela o nuevo origen. Y, viendo el resultado, quizás hubiera valido la pena plantearse hacer un remake… y ya es triste hacer esta afirmación.

Tim (Tim Rock) y Allie (Kelen Coleman) son una pareja que, en pleno viaje, sufren una avería en su coche y se quedan tirados en la carretera. Como, además, ella está embarazada, no es una buena idea quedarse en mitad del asfalto, así que se acercan a una granja en busca de ayuda, lugar en el que viven El Predicador (Billy Drago) y su esposa Helen (Barbara Nedeljakova). No tendrán posibilidad de irse de allí hasta el día siguiente, así que aceptan la invitación que, de mala gana, les hacen sus anfitriones de pasar la noche. La pareja ya de por sí da mala espina: él es un predicador un tanto rígido –les pide que no hagan ruido por la noche, que no merodeen por afuera y tal- y su esposa, más joven y mucho más sexy que él, es descrita en la película por la pareja protagonista como la típica mujer del este que ha convencido a un americano para que se case con ella y se vayan a vivir juntos. Esa noche, Allí, que tiene que usar un cuarto de baño exterior, escucha un llanto lejano… y descubre que hay un niño encerrado en el granero de la casa. Poco después, comienzan a suceder unos extraños fenómenos, puertas que se cierran solas, golpes…, y a partir de este momento, el hilo argumental de la peli es: ¿quién es responsable de lo que está pasando: el predicador, su mujer, o el extraño niño encerrado en el granero?

¡¡¡POR DIOS!!! ¡¡¡QUE ESTAMOS VIENDO UNA PELÍCULA LLAMADA “LOS CHICOS DEL MAIZ” Y ES LA NOVENA DE LA SAGA!!! ¿Hay alguna duda sobre quién es el culpable de los fenómenos de la casa? Es como si hicieran un nuevo “Viernes 13” y pretendieran mantenernos intrigado con la identidad de quién se esconde tras la máscara de hockey.

Pero, seamos justos: este es sólo el mayor despropósito de una película plagada de ellos. Prácticamente todo en ella es un caos forzado y artificioso: ¿por qué la pareja protagonista se queda en casa del predicador, si ni ellos ni el predicador quiere? ¿por qué el niño diabólico espera tanto para cumplir sus objetivos? ¿por qué la mujer del predicador no habla abiertamente de lo que sucede? ¿el niño es tan poderoso y, sin embargo, son capaces de mantenerlo controlado dentro de un granero? Además, realmente, si no fuera por el prólogo de la peli y por un sueño metido con calzador a un personaje, no sabríamos decir si esto es “Los Chicos del Maiz” o cualquier otro título que se desarrolle en una granja aislada en mitad de ningún sitio.

Sólo hay dos cosas buenas en “Children of the Corn Genesis”: una que, cuando comienzan los fenómenos paranormales, los responsables de la peli tienen un poco de autoconsciencia y hacen que Allie le diga a Tim: “a lo mejor, tuvimos un accidente en la carretera y estamos muertos”. Y dos: la escena del camión que, además, me juego el cuello a que ha sido con la que han vendido este proyecto. Tras él, por cierto, se encuentra todo un veterano del terror de serie B, Joel Soisson. Si bien como director no tiene demasiados títulos, su trayectoria como productor ejecutivo es larga e incluye una pequeña joya como “Los Chicos de Al Lado” (1985, Penelope Spheeris), aparte de estar también detrás de “Dracula 2000” y su secuela, películas que no me apasionan pero que se adelantaron a la tendencia actual de vampiros guapos y sexo que ha llevado a su paroxismo la serie “True Blood”. ¿A qué viene este recorrido por la filmografía de un señor que ha hecho una peli tan mala? Pues, una vez más, a una lamentación: ¿por qué alguien tan relacionado con el terror, género con el que a priori se diría que disfruta, se pone tras las cámaras y hace un producto pálido y desganado? Un despropósito más de esta película, supongo.

Lo mejor: La escena del camión.

Lo peor: La sensación de que, otra vez, te han vuelto a tomar el pelo.