policiaco

Gunpowder Milkshake

Hostias, tiros y estrógenos.

Has filtrado por etiquetaa: policiaco

Gunpowder Milkshake

Hostias, tiros y estrógenos.

Gunpowder Milkshake

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Gunpowder Milkshake

Kill Bill, de la que sin duda alguna es deudora la que nos ocupa, dejó muy claro que el cine de acción podía ser igual de efectivo y frenético protagonizado por una mujer. Luc Besson es también otro realizador empeñado en sofisticar la acción agregando bellísimas actrices a la fórmula. Los ángeles de charlie, Aeon Flux, Terminator II, Aliens o Los juegos del hambre, por mencionar a vuelapluma películas con potentes heroínas, demuestran que se puede dar muchos golpes sin renunciar a un buen tacón o carecer de un bíceps como una pata de jamón de jabugo. Gunpowder Milkshake, por tanto, no inventa el hilo negro; ni su argumento ni su irreverencia puede sorprendernos, pero el resultado logra saltar lo suficientemente alto en varios aspectos para merecer nuestra atención y algún que otro aplauso.

Eva (Karen Gillan) es la segunda generación de mujeres asesinas que emplea una misteriosa organización llamada la firma. Su madre (Lena Headey) fue una excelente sicario hasta que un día desapareció y borró todo su rastro. Quince años después la familia se reencuentra, cuando Eva se mete en dos líos peliagudos: Ha asesinado en una refriega al hijo de un mafioso rival y para salvar a una niña de ocho años ha echado a perder una lucrativa misión. Ahora perseguidas por todos, buscan el apoyo de antiguas compañera del hampa. La noche será larga y el número de muertos incontable.

Lo mejor: Sus frenéticas escenas de acción y su estilizadísimo empaque

Lo peor: No sacar partido de Paul Giamatti y tener un guion demasiado simple que no logra emocionar.


Expediente Warren: Obligado por el demonio

¿quién puede poseer a un niño?

Expediente Warren: Obligado por el demonio

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Expediente Warren: Obligado por el demonio

Advertir que soy el mismo que puntuó la primera entrega de las aventuras de esta pareja con un aprobado ramplón. Tras una segunda parte que afinaba todas las virtudes de la original, por fin regresa el matrimonio de parapsicólogos más famoso del mundo: Ed y Lorain. El exitazo de la franquicia ha hecho que la fórmula de sustos de Wan se haya repetido, desde 2013 hasta hoy, de forma extenuante... tal vez ese sea el motivo de que, en esta ocasión, se haya optado por cambiar el rumbo; acercando este expediente a otro de éxito similar: Expediente X. Aunque sustos hay a mansalva, estos han dejado de ser el motor del viaje para convertirse en un aderezo, que se distribuye con generosidad a lo largo de una estructura casi policial.

Para evitar que el demonio termine con el hermano de su prometida en un largo exorcismo, Arne Cheyenne Johnson invita al ente a tomar posesión de su cuerpo. Este intercambio, que en principio pasa desapercibido para el resto de los participantes de la ceremonia, tendrá consecuencias funestas cuando días después el joven asesine a su jefe. Conscientes de que el diablo está detrás del crimen, los Warren se pondrán a buscar evidencias para que la abogada de Arne pueda alegar la posesión demoníaca como atenuante de la condena. Al comenzar a reconstruir las circunstancias que motivaron el exorcismo inicial, descubren que algo o alguien está propiciando la entrada del mal en nuestra dimensión.

Lo mejor: Se agradece un cambio en la saga. Lo bien que funcionan sus primeros treinta minutos. y que nos regalen los sonidos reales del exorcismo en los créditos de cierre.

Lo peor: Es menos chispeante que las anteriores. El tufo de familia feliz que destila la pareja y el meter con colador a Anabelle y la monja.


Come play

Babadook lite

Come play

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Come play

Yo soy de los que opinan que “The babadook” de Jennifer Kent, es una de las mejores películas de terror del nuevo siglo. Es cierto que su parte central puede hacerse reiterativa, pero la cinta sabe llevar en paralelo una inquietud real: la de una madre que ha de lidiar, día si y día también, con un hijo problemático, y otra inquietud sobrenatural que trae una criatura con un elegante aroma a cine clásico. Pocas cintas me han transmitido de forma tan clara la angustia y la asfixia que padecen las personas que, sin ayuda, han de cuidar de un familiar dependiente. Por si fuera poco la interpretación de su pareja protagonista (Essie Davis y el jovencísimo Noah Wiseman) son de esas que se quedan bajo la piel del espectador. Seis años después, un gran estudio norteamericano ha decidido rescatar la esencia de este título australiano para regalarnos una montaña rusa de sustos al estilo de la factoría Wang.

El pequeño Oliver tiene dificultades de aprendizaje y de comunicación. En el colegio sufre el rechazo de sus compañeros. En casa la inminente separación de sus padres ha aumentado su carácter retraído. El crio utiliza su tablet como un primer filtro para ver el mundo y como herramienta para transmitir sus pensamientos. Pero la tecnología dejará de ser un aliado cuando, entre los cero y unos del ADN informático, aflore “Larry”: un ser demoníaco que habita en un cuento interactivo para dispositivos móviles, que se lleva al ciberespacio a los niños enganchados a las nuevas tecnologías.

Lo mejor: varios sobresaltos son muy potentes

Lo peor: Los personajes, la trama y todo lo que sujeta la narración es muy poco creible


La vampira de Barcelona

Detrás del monstruo

La vampira de Barcelona

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

La vampira de Barcelona

Todo un personaje mítico de la crónica negra catalana, también sobradamente conocido en el resto de España, Enriqueta Martí, alias “La vampira del rabat”, murió en prisión, desangrada por un cancer de útero antes de que la justicia pudiera dar buena cuenta de ella. La historia oficial la dibujaba como a un monstruo, una asesina de decenas de niños que desangraba hasta la muerte y después empleaba su carne y órganos para elaborar elixires y pociones. No era extraño que su historia años después de su fallecimiento, fuera un recurso excelente para amedrentar a niños e indicarles los peligros de confiar en extraños.

Este año “La vampira de Barcelona”, película inspirada en ella, se llevó en Sitges el premio del público. Un galardón discutido, algunas voces lo tildaron de regalado, para una cinta peculiar, singular en su puesta en escena, que opta por desmontar el mito tras tan rotundo apodo y presentar a un ser frágil, mucho menos letal de lo que en principio se intuye. El monstruo se transforma en drama. Si esperáis terror esta no será vuestra reseña.

Un periodista investiga la desaparición de varios menores, entre ellos uno de la alta sociedad, en la Barcelona de principios del siglo XX. Aunque la justicia parece haber encontrado a la causante de estos secuestros, sus pesquisas le llevan a descubrir un misterioso burdel donde se puede tener todo lo que uno desee si lo puede pagar. Mientras la versión oficial se impone, las dudas del protagonista crecen y empieza a intuir que, tras la figura de Enriqueta Martí, lo mismo se esconde una élite corrupta que campa a sus anchas.

Lo mejor: Interesantísima factura y sale Anna Alarcón, una actriz que aunque no menciono en la crítica me parece que apunta muy alto.

Lo peor: Posiblemente no es la película de los visitantes de esta web.


Upload

El nuevo más allá

Upload

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Upload

La plataforma Amazon prime ha estrenado este mes de mayo la primera temporada de esta franquicia que mezcla comedia, ciencia ficción, romance y thriller a partes iguales. Con estos ingredientes construye un entretenimiento que, al igual que la exitosa serie de Netflix “Black mirror”, anticipa las posibles contradicciones y retos que pueden traernos los avances tecnológicos. De hecho “Upload” bien podría ser una extensión, en clave de parodia, de uno de los episodios más aplaudidos de la mencionada serie: “San Junipero“. Para los que no visteis este relato decir que su nombre es el de una isla de realidad virtual en la que se puede volcar la conciencia de lo seres vivos cuando llega la muerte del cuerpo.

Upload presenta dos mundos: el real, que mantiene los mismos males de nuestra sociedad actual pese a sus múltiples mejoras técnicas. Y el virtual, como “San Junipero”, donde la gente que lo pueda costear tiene la posibilidad de descargar su mente en un superordenador y vivir la eternidad o lo que les den sus ahorros en una suerte de Marina D’or virtual, reflejo más caníbal si cabe del capitalismo globalizado. A esta segunda vida “eterna” llega Nathan Brown (Robbie Amell), un informático al que un turbio accidente de tráfico le ha mandado al otro barrio antes de poder sacar a la luz una aplicación de vida digital que pondría al alcance de todos, ricos o pobres, la posibilidad de extender su vida más allá de plano físico y por toda la eternidad. Para adaptarse a esta nueva existencia contará de cicerone con Nora (Andy Allo), trabajadora de la empresa Lakeview (así se llama este nuevo cielo) con la que, paso a paso, va estrechando una relación romántica. Ambos lidiarán con los problemas de sus respectivos mundos, con sus vidas sentimentales y con los misterios que envuelven la muerte de Nathan.

Lo mejor: Plantea infinidad de ideas y situaciones no gran acierto.

Lo peor: Su mezcla de géneros a veces resulta molesta


Cry Havoc

¿El slasher perdido de Charles Bronson?

Cry Havoc

… Bueno, en realidad no. Ojalá. Aunque, dada la situación, lo más parecido que podremos tener a un slasher, aunque sea de serie Z, con participación del legendario Charles Bronson, es este Cry Havoc.

Una ambiciosa reportera obtiene una exclusiva con uno de los criminales más buscados del FBI. Para realizar la entrevista viaja a una ubicación secreta donde conoce al pudiente Voyeur, de quien se sospecha que ha pagado una cuantiosa cantidad de dinero para sacar de entre rejas al asesino en serie conocido como “Havoc”.

Para los que aún estén confusos, os lo explico rápido. El actor de gran parecido con Bronson es Robert Kovacs, también conocido como Robert Bronzi. Trabajó como carpintero, cuidando ganado, dando clases de equitación y se hizo un hueco en el parque de atracciones Port Aventura en su zona de Far West. Y también, fue un actor y especialista en las instalaciones western de Lanzarote y Almeria.