VOD

Has filtrado por etiqueta: post-apocal%C3%ADptico

Los Invasores del Abismo

Homenaje a la italiana

los invasores del abismo

Ver ficha completa

  • Título original: I predatori di Atlantide
  • Nacionalidad: Italia, Filipinas | Año: 1983
  • Director: Ruggero Deodato
  • Guión: Tito Carpi, Vincenzo Mannino
  • Intérpretes: Christopher Connelly, Tony King, Gioia Scola
  • Argumento: Un grupo de biólogos marinos tendrá que enfrentarse al inesperado resurgir de Atlantis, el continente perdido, y su horda de maníacos moradores dispuestos a aniquilar a la raza humana.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

los invasores del abismo

Siempre ha habido países que no han tenido reparos en copiar beneficiarse del tirón mundial de ciertos géneros, creando sus propias versiones. En algunos casos el plagio es tan evidente que se utiliza hasta metraje robado de las originales, como en las Star Wars turcas, y en otras la realidad es simplemente el olfato para los negocios de varios cineastas, que perciben un público aficionado al cine que no se ve jamás saciado. Indiscutiblemente, la nación especialista en sacar tajada de esos álgidos momentos de determinados géneros es la transalpina, que ya muy pronto comenzó a despuntar en este particular campo con el nacimiento de los spaghetti western a mediados de la década de los sesenta.

Muy a finales de la década siguiente, otra generación de avispados guionistas y astutos directores empezó a especializarse en imitar el cine violento e impactante que salía de América y otros países de habla inglesa como Australia. El terreno ya había sido convenientemente allanado por otros talentosos compatriotas italianos como Mario Bava, Dario Argento o Lucio Fulci, y el mundo ya miraba al país en forma de bota como una potencia a tener en cuenta en el emergente cine de acción, suspense y terror. El mayor golpe de efecto llegó con la impactante Holocausto Caníbal, una vuelta de tuerca al subgénero canibalístico que ellos mismos habían puesto de moda. Seguir leyendo…

Lo mejor: Entrañable sabor a cutre.

Lo peor: La falta de lógica en todo puede airar a más de uno.

Oblivion

Fabricando futuros estéticos

Oblivion

Ver ficha completa

  • Título original: Oblivion
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: Joseph Kosinski
  • Guión: William Monahan, Karl Gakdusek
  • Intérpretes: Tom Cruise, Olga Kurylenko, Morgan Freeman
  • Argumento: La Tierra está deshabitada. Jack Harper es uno de los mecánicos especialistas en drones enviados en una misión que está a punto de finalizar. La llegada de una nave con supervivientes le hará replantearse muchas cosas.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Oblivion

Si de los cineastas dependiese, el mundo, la humanidad, tal como los conocemos, tendrían los días contados. Los entornos futuristas post apocalípticos han sido tema recurrente en la historia del cine, pero sobre todo desde que comenzara el siglo XXI. Este 2013 que está a punto de finalizar ha dado ejemplo ofreciéndonos todo tipo de futuros poco halagüeños. De lo comercial a lo independiente. Todo tipo de cine siente debilidad por adelantarnos su propia visión. Estados Unidos, en su vertiente blockbuster, ha contribuido con un curioso trío formado por Oblivion, Elysium y After Earth. De la primera os hablo ahora, de la segunda dentro de unos párrafos y de la tercera no creo que os hable nunca.

Oblivion llegaba precedida de un alto interés por ver si su director, Joseph Kosinski, imprimiría su ejemplar imaginaria visual y potente puesta en escena en un producto de verdadero empaque argumental. A todos les sorprendió cuando los mandamases de Disney le dieron un cheque de 170 millones de dólares para hacerse cargo de Tron Legacy (2010). Era su opera prima y tenía que sacar adelante no solo una costosa producción sino hacer felices a los fans del clásico de culto Tron (1982), atraer la atención de las nuevas generaciones y conseguir unos beneficios que se antojaban dudosos. Más que nada porque, por mucho culto que se haya creado alrededor de la primera parte, en su día fue un rotundo fiasco comercial y, todavía en la actualidad, continúa siendo una rareza ajena al gusto de muchos paladares.Seguir leyendo…

Lo mejor: Todo lo relacionado con el apartado visual. Sencillamente magnifico y digno de ver en una sala de cine o, a estas alturas, en buen HD.

Lo peor: Ni el guión ni los personajes funcionan, lo que, en ocasiones, lastra su devenir hasta caer en la indiferencia.

Snowpiercer

Tren de vida...y muerte

Snowpiercer

Uniéndose al club de compatriotas que han viajado a tierra estadounidense, el director surcoreano Bong Joon-ho se encuentra terminando Snowpiercer. Eso sí, con producción compartida entre USA, Francia y Corea del sur. A quién no le reconozca por el nombre, quizás le suenen más sus notables (y controvertidas) Memories of Murder (2003) y The Host (2006), de la que ahora se prepara una secuela que no aceptó dirigir. Y no lo hizo, entre otras cosas, porque en sus planes destacaba el proyecto que nos ocupa. ¿Y esto qué es? Pues la adaptación al celuloide de la novela grafica Le Transperceneige, de Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb.

Después de una guerra mundial que precedió a una glaciación, los pocos supervivientes se encuentran en el último tren de la Tierra, llamado Le Transperceneige. Este tren continúa moviéndose en círculo a través de un desierto de hielo y nieve. Mientras los pasajeros más pobres sufren en las peores condiciones el frío y el hambre, aquellos que viajan en clase “Premium” viven como reyes. El tren continúa recorriendo este círculo vicioso, hasta que un día, uno de los “miserables” decide cambiar este status quo, a la vez que descubrirá todos los secretos del último tren de la humanidad.Seguir leyendo…

Ver nuevas imágenes y comentarios

The Day

¡Menudo futuro nos espera!

The Day

Ver ficha completa

  • Título original: The Day
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Douglas Aarniokoski
  • Guión: Luke Passmore
  • Intérpretes: Ashley Bell, Shawn Ashmore, Shannyn Sossamon
  • Argumento: El mundo ha quedado destruido a causa de una guerra. Un grupo de supervivientes que vaga por las carreteras secundarias encuentra un refugio. Lo que no saben es que esa casa en realidad es una trampa.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

the day

Si dependiera de los guionistas de cine, nuestro planeta estaría en el finiquitado desde hace unos cuantos años. El fin del mundo, sobre todo el de la especie humana, ha sido una temática tan recurrida en lo que llevamos de siglo XXI que podemos admitir un nuevo género cinematográfico: el neo-apocalipsis. Un revival del interés por el más pesimista de los augurios que está muy presente, entre otras cosas, por la tragedia anunciada y denunciada que nos puede golpear con el cambio climático y por aquellas profecías amenazadoras de los mayas, que como acabamos de comprobar, no se han cumplido. En todo caso, cambios climáticos y profecías aparte, siempre hay elementos a mano para acabar con el mundo, cinematográficamente hablando: virus, zombis, endemoniados, invasiones alienígenas, guerras nucleares. En The Day el motivo de la destrucción es una nueva guerra mundial, y sus protagonistas, un grupo de jóvenes que han decidido sobrevivir sin saltarse algunas normas de la civilización…mientras les sea posible.

Un grupo de cinco supervivientes, armados con escopetas, hachas y machetes, vagan por las carreteras secundarias de un paisaje apocalíptico en busca de un refugio seguro. La guerra ha destruido la humanidad, y los pocos supervivientes se dan cuenta que tienen que hacer lo que sea necesario para mantenerse con vida. Perdidos, hambrientos y exhaustos, buscan refugio en una granja abandonada aparentemente segura. Sin embargo, durante la búsqueda de alimentos y recursos, activan una trampa que avisa de su situación a otro grupo de supervivientes convertido en auténticos depredadores. Sin casi alimentos ni municiones, el grupo debe hacerles frente y lograr sobrevivir…Seguir leyendo…

Lo mejor: Ashley Bell y los últimos 20 minutos.

Lo peor: Salvo el de Bell, el resto de personajes son de nulo interés y nulo desarrollo, y eso que se tiran la primera mitad de la película presentándolos…

Beyond the Grave

Post Apocalipsis nietzschiano

Beyond the Grave Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Porto dos Mortos
  • Nacionalidad: Brasil | Año: 2011
  • Director: Davi de Oliveira Pinheiro
  • Guión: Davi de Oliveira Pinheiro
  • Intérpretes: Rafael Tombini, Álvaro Rosa Costa, Ricardo Seffner
  • Argumento: La civilización humana ha caído, es difícil saber por qué o cómo, pero el oficial busca encontrar a los últimos asesinos vivos. Su principal preocupación es sobrevivir entre las hordas de zombis y detener al peor de los nigromantes: El Caballero Oscuro.

68 |100

Estrellas: 4

Beyond the grave Cuatro

Muchísimas gracias a los generosos Davi de Oliveira, director/guionista/productor de Beyond The Grave y a Isidoro B. Guggiana, productor del film; por enviarnos una copia de prensa de su largometraje debut. Es solo gracias a ellos que hoy os podemos hablar de toda una rareza. Una cinta brasileña de horror que mueve dentro de unos parámetros únicos.

El Oficial recorre en su negro coche las carreteras abandonadas de un nuevo mundo que nació nadie sabe cuando. La muerte se arrastra a la vera del camino con la forma de cadáveres andantes. El Oficial olfatea el seco aire, la sed de justicia lo lleva de agujero en agujero acabando con los peores asesinos de este mundo pobre y corrupto. Su único horizonte es El Caballero Oscuro, el que tanto le quitó y quien inició el cambio con su sangrienta magia. ¿Llegarán a encontrarse?

Cuando una película arranca con una cita de Nietzsche ya sabes que te enfrentas a una obra artística complicada; siempre que la cita sea vea reflejada honestamente dentro del contexto de la película, como es el caso de Beyond the Grave: “Nunca es alto el precio a pagar por el privilegio de pertenecer a sí mismo”. Una críptica frase que invita al autoconocimiento y que adelanta a la perfección el retorcido camino que recorremos en la extraña cinta post-apocalíptica que hoy nos ocupa.

Si por algo destaca Beyond The Grave es por su atrevimiento. Siendo una cinta de muy bajo presupuesto aborda distintos géneros desde una perspectiva poética, y muy seria, que busca implicar al espectador y sea él quien complete en su mente las piezas de un enrevesado puzzle. En el mundo fantástico, que tan solo es una distorsión de nuestra propia realidad, que nos presenta todo tiene cabida. Los elementos que nos rodean y las personas han cambiado mucho, son más complejas y tristes, desde que la civilización humana perdió contra sí misma. Poca es la información que se nos suministra, pero acompañando al protagonista de la cinta, un pesimista oficial que vive en guerra permanente con sus sentimientos, iremos conociendo un poco de esta nueva era de dolor y soledad donde los zombis campan a sus anchas, como un reflejo más de la pena que embarga a los habitantes de los desolados parajes brasileños.

Nuestro protagonista busca, a través del silencio, a los últimos asesinos sobre la faz del planeta. Su única meta es la justicia y su camino el asfalto de la carretera. Con estos aromas de road movie, y un tempo cercano al cine de Kurosawa, descubrimos que existe un asesino peor que cualquier otro. Un ser que pudo llevar al mundo a su patético estado actual, una entidad a la que siguen los zombis y cuyos rituales de magia negra dejan un rastro imposible de ignorar.

Una ambientación con mucho potencial, ¿verdad? Pero como he dicho, el discurso es el silencio, la exploración personal a través de una serie de postales líricas que interpelan al espectador. Le preguntan descaradas: “¿Qué ves?, ¿qué es esto?”. Así cada uno puede sacar sus propias conclusiones de una cinta que es exigente y que provocará el odio de muchas personas de mira estrecha. ¿Por qué? Muy sencillo: su ritmo, su vaguedad a la hora de definir ideas y una falta de medios técnicos que suele echar atrás a gran parte de los espectadores.

Ya lo he comentando, pero lo recalco: Beyond the Grave se toma su tiempo para desplegar un universo propio. Si alguien me dijese que la cinta es japonesa me lo creería, incluso existe una conexión obvia con el cine de samuráis, y no creo que sea banal. Así las secas, breves y poco frecuentes intersecciones entre los personajes son las que van dibujando el perfil de una civilización rota, una sociedad de personajes perdidos. Lo que quizás uno pueda asumir como fallo de los actores, ese alienamiento de los personajes, se va relevando como la idiosincrasia común de un mundo que, al igual que el de Rolando de Gilead – que comparte aura con el oficial de “Beyond” –, se ha “movido” y nunca sabremos muy bien por qué. Una perspectiva inteligente por parte de Davi. El ser humano está condenado a su propia ceguera con respecto a los cambios en la sociedad que vive, solo el tiempo es capaz de aislarnos de nuestra propia levedad. Y en dicho tono transcurre la cinta que nos ocupa, un tono lúgubre pero que nos coloca en nuestro merecido sitio. La única emisión de radio de este mundo devastado, se encargará de recordarnos la miseria de nuestra soledad constantemente… ¡otro gran detalle!

La vaguedad en el discurso, lo ambiguo de cada frase del reducido dialogo, obedece a una clara intención: que el espectador complete la historia a su propia manera. Una arriesgada forma de entender el cine que, gracias a la clara fotografía acompañando a la acción – situada primordialmente de día, quien sabe si para ahorrar recursos de focos –, se convierte en el peor enemigo de Beyond the Grave, así como en su plato fuerte. ¡Bella contradicción!

Por un lado hay personas que buscan en una película entretenimiento puro y duro, pasar un buen rato y dejar de darle vueltas a los engranajes de su cerebro. Algo que es loable y hasta el cinéfilo más intelectual practica de vez en cuando. Bien, en ese caso olvidaos de disfrutar Beyond the Grave, un tremendo handicap para una película de zombis. Pero es que, realmente, aquí los zombis si que permanecen en segundo plano, solo personifican el fin de la humanidad, el cambio al que todos debemos someternos. Su amenaza es filosófica nunca física. Al menos así lo he querido interpretar. Como veis esa faceta de discurso libre tiene su lado bueno: vosotros podréis sacar vuestras propias conclusiones sin necesidad que os guíen del punto A al B con media docena de escenas de acción masacrando zombis para completar hora y media de metraje.

Además, toda esta forma de narrativa casa muy bien con el reducido presupuesto con que contaron Isidoro y Davi. Estamos ante cine “underground”, de “guerrilla”, realizado con corazón y cabeza. Puede que el dinero no alcance para un maquillaje que Tom Savini diseñaría en el lavabo de su casa, pero se suplen con inteligencia sus muchos defectos gracias a la intensidad y el pulso firme a la hora de rodar planos largos, muy en la vena de ese falso western que tantas veces rodó Kurosawa. Los actores también se confabulan para sacar la película adelante. Por mucho que se trate de actores desconocidos internacionalmente, dentro del panorama terrorífico, interpretan sus papeles con solvencia. Destacando por encima de todos a Rafael Tombini. A cargo del oficial, sabe aportar una dosis de tragedia y otra de determinación a un personaje que evoca soberbias imágenes de venganza y furia. Me sorprendió gratamente su estética, muy en la línea del protagonista de otra película post-apocalíptica bien distinta pero bastante recomendable: “Holocausto Samurai” (1998).

El aprovechamiento de paisajes industriales herrumbrosos y rurales completamente deprimidos termina por redondear una ambientación que puntúa a muy alto nivel y resulta ideal para los soñadores. No reinventa la rueda, puesto que ese tipo de escenografías post-apocalípticas las aprovecharon los italianos mucho antes, pero siempre se agradece algo de verosimilitud a la hora crear atmósfera.

En definitiva, una película humilde pero que apunta alto en cuanto a su capacidad de conjurar imágenes internas muy interesantes para el público inquieto. Seguramente causará una fuerte división entre los aficionados cuando llegue su esperado estreno internacional, unos dirán que es la peor película de zombis y otros que es la película más distinta de zombis que jamás hayan visto. Para mi ha sido un viaje metafórico a los rincones más oscuros del análisis humano y la raíces del mal que todos llevamos dentro. Como anecdota comentar que estamos ante la primera película de muertos vivientes rodada en Brasil – seis años hasta ver la luz –. Puede que existan otras cintas como Mangue Negro (2008), películas brasileñas con redivivos de por medio y estranadas antes; pero dejando aparte frases publicitarias, creo que nos encontramos ante otra de esas películas que dignifican la producción independiente de Latinoamérica.

Lo mejor: La mezcla de magia negra, road-movie, cine post-apocalíptico, venganzas, acción y zombis crean un mundo único cuya belleza surrealista empapa al espectador, principalmente, por su fotografía.

Lo peor: Los tiempos son muy pausados, al buscar una narrativa poética se complica el entender fácilmente el mundo imaginario donde transcurre la historia.

Hellacious Acres

Si lo sé no me levanto

Hellacious Acres Grande

Hellacious Acres PosterJohn Glass despierta en un granero abandonado de su larga siesta criogénica. Las décadas han pasado y el planeta ha sido devastado por la tercera guerra mundial. Por si fuera poco, la habitabilidad de la tierra está en entre dicho tras una invasión extraterrestre. Sin embargo, no todo está perdido; John sabe como reestablecer una atmósfera estable para la vida humana: ciertos códigos, desperdigados por lejanos eriales, activaran una avanzada máquina que hará el aire respirable. Embarcado en una misión solitaria sobre la superficie de un planeta demasiado parecido al infierno, tendrá que hacer frente a supervivientes enloquecidos, alienígenas, equipo defectuoso, “laaaaaaargas” caminatas y una desproporcionada dosis de mala suerte que puede resultar perjudicial para su salud.

Hellacious Acres: The Case of John Glass es una comedia negra de ciencia ficción minimalista ubicada en un futuro apocalíptico pensado para ser protagonizada por Napoleon Dynamite. Un largometraje canadiense de bajo presupuesto – más en concreto 9.000 dólares sacados del bolsillo de sus responsables directos – que en palabras de Pat Tremblay, su propio director, guionista, editor, técnico en FX, cámara, etc, trata de construir un cuento distópico y anti-épico sobre las penurias y despojos de la guerra. Su historia busca capturar, con los pies sobre la tierra, conceptos y situaciones básicas de la ciencia ficción, pero desde una perspectiva algo retorcida.

Como resultado inmediato tenemos un trailer que solo presenta al protagonista de la cinta, sobre todo con un trabajo de fotografía retro que nos deja con ganas de más y con la duda de si el alcance de este nuevo proyecto llegará a ser satisfactorio para los amantes de la ciencia ficción oscura. De momento, Pat Tremblay está paseando a su retoño por todo festival de cine underground que se precie… ¡suerte!

Plug

Robotech Mad Max Underground 3.0

Plug Grande

Plug Poster¡Achtung! ¡Achtung! La desolación reina en la tierra, y su desértica superficie se ha convertido en un violento campo de batalla para robots sicóticos. Ante semejante panorama, seguimos las andanzas de la atrevida Leila; una joven que comienza en Oregón la búsqueda de otras formas de vida entre las ruinas de la civilización… aunque el éxito podría ser muy peligroso.

Misterioso proyecto este Plug del que recientemente han goteado unas imágenes y se ha liberado un trailer desde la página web de la desarrolladora Steambot Studios. Y digo misterioso porque ni la breve pincelada argumental (no me atrevo a llamarla sinopsis), ni el trailer desvelan que se pueda tratar de un corto, un largometraje o cualquier otro tipo de proyecto.

Lo único seguro son dos puntos:

a) Detrás de este proyecto post-apocalíptico se encuentra, como escritor y director, David Levy (diseñador de videojuegos, entre ellos: Assassin’s Creed y Tron Legacy).

b) El diseño de los robots y la localizaciones donde se enmarca la acción refieren directamente a importantes nombres propios para un servidor: Robotech y Mad Max.

En horas relativamente bajas, la ciencia ficción oscura (o llamadla como queráis, todos sabéis a que tipo de cine me refiero) sobrevive agónicamente en proyectos humildes que no logran despuntar como Pandorum o Cargo, en superproducciones fallidas como Skyline o en apestosos remakes, secuelas y precuelas (como bien sabe el profesor Armitage, hay cosas que mejor dejar dormidas; los replicantes y los alienígenas de H. R. Giger son dos de ellas).

Bueno, está bien, con cuentagotas surgen cintas muy interesantes (Distrito 9 o Moon) que aportan un hilo de esperanza a aquellos que nos criamos con la boca abierta mientras los Invid arrasaban nuestro planeta, Hal-900 sufría crisis de identidad o Max Rockatansky devoraba millas en su Ford Falcon; está por ver en que categoría pueda entrar Plug, si acaso acaba por ser un largometraje. Lo que nadie puede negar es cuan sugerentes resultan esos androides en medio de la puñetera nada.

Ávido de más noticias post-apocalípticas esperaré sentado a los mandos del Nostromo mientras floto entre el polvo estelar, dormido pero soñando…