VOD

Has filtrado por etiqueta: psic%C3%B3pata

Room for rent

La casera cotilla

room for rent

Ver ficha completa

  • Título original: Room for rent
  • Nacionalidad: EEUU | Año: 2019
  • Director: Tommy Stovall
  • Guión: Stuart Flack
  • Intérpretes: Lin Shaye, Ryan Ochoa, Valeska Miller, Greg Joseph
  • Argumento: Joyce no puede evitar meterse en la vida de sus inquilinos

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Room for rent

Lin Shaye es conocida por el gran público por ser la médium de la popular saga de “Insidious”; un papel que la ha reafirmado como actriz fetiche del cine de terror actual, convirtiéndola en una suerte de versión femenina de Robert Englund. Para los aficionados al género su rostro no nos era desconocido en absoluto ya que, siendo hermana del fundador de New Line Cinema Robert Shaye, gran parte de los títulos de la factoría han contado con ella en pequeños papeles y la recordamos en sus apariciones en “Critters”, la saga de pesadilla en Elm Street, en la impresentablemente divertida “Serpientes en el avión” o la terrorífica y poco conocida “Dead end”. A pesar de tener una dilatada carrera, su presencia suele limitarse a secundarios acartonados, personajes donde se hace complejo brillar interpretativamente. En “Room for rent” se mete de lleno en uno de esos caracteres que son todo un regalo para una actriz y donde se explora la vis dramática antes de derivar en los registros más lúdicos del cine de horror.

Cuando el marido de Joyce fallece esta descubre el ruinoso estado de su economía y se siente perdida buscando la manera de salir adelante; así que opta por alquilar las habitaciones de su casa. La llegada de los inquilinos despierta en ella sentimientos complicados de manejar empujándola a comportamientos cada vez más agresivos.

Seguir leyendo…

The Human Centipede II

La cara y el culo de la moneda

The Human Centipede II

Ver ficha completa

  • Título original: The Human Centipede (Full Sequence)
  • Nacionalidad: Reino Unido | Año: 2011
  • Director: Tom Six
  • Guión: Tom Six
  • Intérpretes: Laurence R. Harvey,Ashlynn Yennie,Vivien Bridson
  • Argumento: Martin vive obsesionado con la película "The human centipede".Esa obsesión se hará realidad cuando captura a un total de 12 personas para armar su ciempiés.

66 |100

Estrellas: 3

HCII Grande

Decir que probablemente, “The Human centipede II” sea una de las películas mas esperadas de los últimos tiempos, no me parece en absoluto descabellado.
A muchos nos entusiasmó la primera parte, otros la odiaron visceralmente, pero lo que fue un hecho sin discusión, fue que no dejó indiferente a nadie.
Tom Six, gran provocador, con mucha astucia e inteligencia, fue avivando estas ganas de verlas con perlas como “esta segunda parte dejará a la primera como si fuera Mi Pequeño Pony”,y con imágenes convenientemente dosificadas, hasta que presentó a su gran baza: Martin.
Yo fui la primera que consideré que la labor de Dieter Lasser y su alter ego cinematográfico, el Dr. Heiter, sostenía en gran parte el peso de “The human centipede”, y tenía una curiosidad exacerbada por ver cómo se podía resolver su ausencia… y ya os digo, que en el primer momento en que vi a Martin, me olvidé de que existía el Dr. Heiter, y para mi, esto fue tan absolutamente brillante como incomprensible. Martin tenía magnetismo, me provocaba repulsión y eso que aún no sabía nada de él.

Con esta presentación, imaginaréis que mis expectativas eran brutales… y he aquí el resultado:

“The human centipede 2” es una agresión visual en toda regla, es extrema, perversa, sucia, repugnante, cruel… es la otra cara de la moneda.
¿Hasta dónde ha sido capaz de llegar Six para agradar a sus fans y encabronar aun más a sus detractores? ¿Es “The human centipede 2” una buena película? Sin duda, en los matices están las respuestas yo voy a intentar exponer mis matices, al menos los que yo percibí.

El arranque de la película es lento, incluso llegando a ser aburrido, se dibuja demasiado al personaje de Martín, en exceso.
Martin es un ser absolutamente extremo, tanto física como psicológicamente hablando, un personajes demasiado atormentado, herido y reprimido, que esconde a un chiflado psicópata de manual. Martin es la unión de todos los clichés de las películas de asesinos: retraído, solitario, obsesivo, que aún vive con su posesiva y desquiciada madre que le humilla y le odia, víctima de abusos por parte de su padre y totalmente obsesionado con formar su propio human centipede. Mitómano hasta la enfermedad, Martin es excesivo en todo.

Pues en esta primera parte, lo que vemos es el día a día de Martin. Six se recrea en su suciedad mental y en su dejadez física, para convertirlo en el reverso del educado, impoluto, elegante, estudiado y preciso Dr. Heiter.
Martin sueña con sus ciempiés, necesita que se haga realidad, pero no tiene las herramientas para lograrlo, así que se dedica a atacar a todos los que llegan al parking en que trabaja como guarda. Su método de captura es golpe en la cabeza con una barra de hierro y disparo en las piernas si es preciso. Pero al pobre Martin a veces se le va la mano, y tanto golpe termina en muerte, y llega la frustración, porque Martin no es preciso, ni tiene control ni medida y es terriblemente impaciente.
Cuando consigue a un nutrido número de víctimas, de diferentes sexos, razas, edades y corpulencias (curioso cómo un ser tan pequeño pueda arrastrar cuerpos inconscientes él solo a todas partes), los deja en un almacén hasta encontrar el momento catártico en el que tiene que ponerse manos a al obra.

Comienza la segunda parte, a partir de aquí, inevitablemnte tengo que soltar gran cantidad de SPOILERS, así que cuidado.
El festival que se esperaba de Six comienza con el brutal asesinato de la madre de Martin por él mismo, cuando ésta rompe el album de recortes de “The human centipede” en los que, aparte de las explicaciones “médicas”, Martin tiene numerosas fotos de la protagonista en estrenos y fotogramas de la película. Increíblemente perturbadora la imagen de Martin comiendo con sus madre enfrente con la cabeza destrozada, mirándola fijamente, son esos ojos saltones y escalofriantes… Martin es así!!
A partir de este momento empieza la locura de Tom Six, la de Martin y la del espectador, comienza el ciempiés de 12 partes (embarazada incluida) y dirigido por la señorita Yennie, quien es, ni mas ni menos, la parte central del ciempiés en la primera película (es conducida a la sala de “almacenaje” siendo engañada por Martin bajo la promesa de interpretar una nueva secuela. Recordemos que esta actriz se interpreta a sí misma).
Lo primero que hay que tener en cuenta es que Martin no tiene conocimientos médicos, ni materiales quirúrjicos, ni anestesia, ni una sala esterilizada para armar su ciempies, aquí es todo a lo bruto, a lo vivo. Golpe en la cabeza con barra de hierro para adormilar, extracciones dentales con un martillo, incisiones profundas en los glúteos con un cutter y unión boca-ano con grapas de una grapadora normal de oficina, todo es realmente enfermizo y doloroso (impresionante la parte en que corta los tendones de las rodillas con alicates… auuuuuuuuuuuuu)
Pues como puede, la criaturita de Martin, y dejando a “dos” cadáveres por el camino, pone al ciempiés gigante en marcha.

El sueño de Martin comienza a hacerse realidad y el histrionismo que acompañaba al Dr. Heiter y que le hacía tan genial, aquí se torna en una caricatura grotesca, porque chicos, Martin no pronuncia una sola palabra en todo el metraje,algo que me pareció fantástico en la primera parte, porque siginificaba un acto de entendimiento con la retorcida mente de este ser, sólo con sus gestos, miradas y acciones, pues para mí no hacían falta mas explicaciones, ahora,q ue Six haya privado de palabra a Martin en la segunda parte, para mí es un fallo garrafal, porque la exagerada mímica incluso puede llevar a la risa. El ciempiés, pese a lo rudimentario de la “operación” está mejor diseñado que en la primara parte.

Venga que se acerca el momento… Martin es el ser más morboso de la tierra y lo único que quiere es ver ese aparato digestivo de 10 personas en funcionamiento y como la parte principal (la cabeza del ciempiés) se niega a comer, comienza la tortura para el espectador, pues en una de las escenas mas atroces, Martin introduce un largo embudo por la garganta del ya ciempiés y obliga a alimentarse al conjunto. Aun así no hay tiempo para que se haga la digestión, por lo que, en su delirio, Martin inyecta laxante en cada parte del ciempiés y comienza la orgía de mierda, y sí, en esta segunda parte de se ve todo, incluso la mierda salpica a la pantalla y es realmente vomitivo. Todo el morbo servido, Six lo ha hecho, Six se carga la intención de incomodar en la primera parte en la que nos obligaba a imaginárnoslo todo, para mostrarlo TODO, y el exceso es un factor determinante para que la película se quede en un intento fallido de reinvención.
Todo mostrado, todo visto, todo dicho.

Ahora voy con la parte final, que puede tener varias interpretaciones, y seguimos con los SPOILERS:
¿Martin hizo algo? No señores, Martin lo imaginó mientras veía la primera parte, toda la película no es mas que la película que Martin se ha hecho y nosotros lo único que hacemos es verla a través de sus ojos, y nos lo hemos creído y hemos creído que Six se había pasado de la raya, y de repente entendemos que Tom Six se burla de él mismo, de los que le llaman obsceno y provocador barato y de aquellos que querían ver la película mas escatológicamente salvaje que se pudiera rodar (y aquí le doy las gracias a mi compañera Samdra, por la esclarecedora conversación que mantuvimos cuando terminé de ver la película, ya que yo había entendido ésto así, pero en mi shock inicial no lo había asimilado bien, y Samdra me iluminó).
Por otra parte, me hubiera encantado también la idea de Martin devorado por el ciempiés que tanto cuidó. La idea de tener dentro al ciempiés, arrancando trocitos de sus tripas, me hubiera parecido muy metafórica.

La interpretación que yo saco es que la primera parte y la segunda son desquiciadamente complementarias, aunque la segunda sale perdiendo.
Cierto que Martin tiene un carisma especial, totalmente diferente al del Dr. Heiter, pero hipnótico también, pero la sombra del doctor alemán al final es alargada…
Vivimos pues la asepsia de la primera frente a la suciedad de la segunda, el lenguaje vs la mímica, la imaginación contra la imagen… como digo, son las dos caras de la misma moneda.

En ambas, el tratamiento de la imagen está muy conseguido. Consideré un acierto el pulcro color blanco de la primera, ue hacía mas incómodo lo que nos imaginábamos, al igual que considero un acierto, la imagen en blanco y negro de esta segunda parte, que no hace mas que acentuar el oscuro color de la sangre y de la mierda… esta imagen feista te acerca más a la mugre del almacén, al parking y a la casa de este tarado llamado Martin, te acerca a su sudor, a su dejadez, a su nerviosismo, a su obsesión y a su locura.

Obviamente hay muchos elementos que jugaron en su contra: lo primero es que para mí, es mucho mas perturbador en temas tan delicadamente desagradables como éste, que se insinúe a que se muestre, que te obliguen a ti a ser el depravado dentro de tu mente a que te muestren todo tal cual.
Sinceramente, creo que a la primera hora le sobran 15 ó 20 minutos y creo también que hay escenas y personajes que sobran y empobrecen un resultado que lo tenía ya de por sí complicado. Obviamente meter a una mujer en avanzado estado de gestación sobraba y el incidente del coche es totalmente gratuito (y otra vez un recién nacido de por medio…como provocación inútil y barata). El doctor de la barbísima tampoco aporta nada a la trama y debería haber dado mucho mas juego.

En definitiva,“The human centipede 2” es una hipérbole gigantesca, una exageración hecha con toda la consciencia del mundo, para provocar a todos aquellos que esperaban que al bueno de Six se le fuera la olla y poder decir,¿quien está mas enfermo? ¿Quien es aquí Martin? ¿Era esto lo que en realidad queríais, verdad? Pues aunque me odiéis, aquí está, precisamente lo que veníais a buscar. Ésta es mi gran broma.
(pero Six… yo esperaba más y no me refiero a cantidad…).

“The human centipede. Fullsequence” es sentir el dolor que es ver al pequeño gran Martin masturbándose con una lija, y poder entender el placer que le causa, pero definitivamente siendo consciente de que es rizar el rizo.
No os toméis demasiado en serio esta película, simplemente hay que entenderla como la gran bizarrada que Tom Six se vio “obligado” a filmar para tener la cara y la cruz de esta gran moneda que es el ciempiés humano.
Será en la tercera parte de la trilogía, donde se decida si Tom Six es un director muy inteligente o se queda en mero provocador.

Lo mejor: Martin y su auténtica locura

Lo peor: El exceso

Choose

¿A quien mato? ¿A papá o a mamá?

Choose Grande

Choose PosterLos amantes del thriller más clásico probablemente recibirán con los brazos abiertos Choose, una nueva cinta estadounidense, que en la línea de otros productos de corte investigación/crimen, presenta las andanzas de un “slasher” encapuchado que parece sacado de la misma F, y cuya afición desmedida por el juego del gato y el ratón le deparará un enfrentamiento letal con la heroína de turno.

En este caso, la partida estará protagonizada por la bella Katheryn Winnick (“Amor y otras Drogas”,“Amusement”) y Kevin Pollack (“Sospechosos habituales”, “Otis”). A los mandos contamos con el debutante Marcus Graves, que estrenó ayer su opera prima en algunos cines estadounidenses, a la par que la cinta ya puede ser alquilada por los servicios de cable de su país de procedencia.

Aunque a priori no invente la rueda y el argumento se ciña a las reglas canónicas de un género que solo ofrece algo de calidad fuera de las fronteras yankies, seguramente tendremos tiempo de juzgar si los resultados, al menos, nos divierten y nos tensan al borde del sofá. Hasta entonces os dejo con la sinopsis y el trailer…

Sara despierta en medio de la noche para encontrar a sus padres maniatados y bajo el control de un encapuchado que invita a la chica a decidir quien matará. “¿Mato a tu padre o a tu madre? Decídelo antes de que la sangre que gotea de ese reloj de arena se termine o mataré a los dos”

El asesino del reloj de arena sangrante sigue siempre el mismo “modus operandi”: elige a su victima y la empuja hasta una situación límite en la que esta debe tomar una decisión que costará más o menos vidas. El nuevo objetivo del psicópata apodado “Scar Lip” es Fiona (Katheryn Winnick), una estudiante de periodismo que le devuelve el favor a su verdugo movilizando a su padre comisario para detener la ola de crímenes.