psicokillers

Al morir la matinée

Sangre de la vieja escuela

Has filtrado por etiquetaa: psicokillers

Al morir la matinée

Sangre de la vieja escuela

Al morir la matinée

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Al morir la matinée

Una semana antes de ver este film me sorprendió el visionado de una cinta llamada “Neptunia” en Filmin. Se trataba de una alocada comedia de terror, con todos los ingredientes de la serie B de los ochenta, bien salpimentados de sangre y con la clara intención de gustar al público, sacando el máximo partido a su evidente falta de medios. Mi sorpresa fue que, al rastrear al director de “Al morir la matinée”, vi que era también codirector de aquella. Esto me confirmó que Maximiliano Contenti es un realizador muy a tener en cuenta, un gran amante del género y de los códigos que hay que manejar para saciar a sus vampíricos seguidores.

La acción nos sitúa en un cine de Montevideo a comienzos de la década de los 90. Es la última sesión del día. Fuera llueve y apenas una decena de personas se han reunido para ver un sangriento film de terror. El proyeccionista no se encuentra bien, así que deja a las órdenes de la cabina a su hija. Su primera noche no será nada fácil, un sádico maníaco se ha colado en la proyección e irá matando a los espectadores uno a uno. Cuando descubran que está sucediendo, los pocos supervivientes tratarán de hacer frente a este despiadado enemigo.

Lo mejor: Un precioso homenaje al terror de los 80. El cine donde transcurre es genial. Muy sangrienta

Lo peor: Las actuaciones y el guion juegan sobre seguro.


Bloody hell

Entre locos y zumbados

Bloody hell

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Bloody hell

Desde que Tobe Hooper abrió la veda con “La matanza de Texas”, el cine de terror se ha llenado de familias disfuncionales de psicópatas, que se nutren con generosidad y ganas de campistas, turistas y domingueros incautos. Se trata de un formato generalmente predecible pero no por ello menos disfrutable, donde a la tensión no le sienta nada mal añadir alguna que otra muerte de brutalidad desmedida. “Bloody hell” apunta a este subgénero para, posteriormente, darle la vuelta con mucho humor mientras disfrutamos, como gorrinos en barro, entre carcajadas y salpicones de sangre.

Una de las novedades, en esta ocasión, es que a la víctima protagonista, un hombre, también le falta un tornillo. Acaba de salir de la cárcel tras cumplir su condena por escuchar a su yo interior y liar una escabechina al intentar detener un atraco. Encumbrado como un héroe por unos y como un asesino por otros, la presión está volviendo a despertarle una furia desmedida y ese reverso tenebroso que solo él puede ver. Nada mejor que un descanso lejos de las miradas suspicaces, así que nuestro amigo Rex (Ben O’Toole) decide poner tierra de por medio y viajar a Finlandia. Sin saberlo, una familia que se dedica a desmembrar a turistas se ha quedado prendada de su aspecto y lo tienen como objetivo de su próxima sesión de tortura.

Lo mejor: Muy acertada en dar al espectador lo que busca en estas propuestas.

Lo peor: El tramo central. Su final pedía al menos 30 minutos más.


Nadie duerme en el bosque esta noche

psicokillers polacos

Nadie duerme en el bosque esta noche

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Nadie duerme en el bosque esta noche

Presentada unos días antes de la festividad de Halloween del pasado año por la plataforma Netflix, "Nadie duerme en el bosque esta noche" es una producción polaca que mira con sus dos ojos al género slasher americano de los 80. A títulos como “Viernes 13”, “La quema” o “Campamento sangriento”. Un cine donde la sangre, la pulsión sexual adolescente y los escalofríos, viajaban en argumentos que poco diferían unos de otros, aunque en este subgénero la originalidad no era necesaria: el espectador del slasher sabe disfrutar de estos productos a poco que sus víctimas caigan de manera violenta y explícita y el héroe final de turno (generalmente femenino) le pegue un buen repaso al asesino. Los tiempos han cambiado y puede que la sencilla fórmula que nos encandilaba hace cuarenta años necesite alicientes nuevos para funcionar a la perfección.

Varios integrantes de un campamento de desintoxicación tecnológica, dejan sus móviles y tablets en una caja y se marchan a la montaña. Acampados y empezando a hacer amistad, la excursión se ve truncada cuando un deforme asesino comienza a darles caza.

Lo mejor: Un sangriento más de lo mismo con buena factura visual.

Lo peor: No sacar partido suficiente a sus personajes


Psicokillers: Asesinos sin alma

Pasajes del terror

Psicokillers: Asesinos sin alma


Ilustración de Ed Gein.

Juan Antonio Cebrián nace en Albacete en 1965, sintiendo de muy joven la vocación por la carrera que ha de marcar su vida: el periodismo. Orientado al mundo de la radio realiza dos másters en Comunicación y Realización de Programas. Dirige y presenta el exitoso espacio de Onda Cero, La Rosa De Los Vientos destinado a los radioyentes nocturnos. Aunque anteriormente ya había el responsable de espacios como La Red, Azul Y Verde y Turno De Noche con el que durante años fuera líder de audiencia en su franja horaria. En su larga trayectoria profesional es galardonado , entre otros, con los premios al Mejor Locutor otorgado por la Asociación de Corresponsales Diplomáticos (1994), y a la Mejor Divulgación, del Fondo Mundial para la Protección de la Naturaleza (1998). Además es autor de cuatro best sellers: Pasajes De La Historia, La Aventura De Los Godos, La Cruzada Del Sur y Pasajes De La Historia II: Tiempo De Héroes. Desgraciadamente la tarde del sábado 20 de octubre de 2007, Juan Antonio Cebrián falleció de un súbito ataque al corazón a la edad de 41 años, dejándonos a todos huérfanos de su talento. Pero siempre nos quedará su inmortal obra…

Bestias humanas y humanos monstruosos

Enuresis nocturna, piromanía, desarraigo familiar y carencia absoluta de empatía hacia el resto de seres vivos. Estas son las cuatro características principales de un serial killer, siendo la última de ellas, la que termina por delatarlos al no poder controlar un sadismo que ya se ha convertido en toda una pulsión. Pero ¿qué puede llevar a un individuo a torturar de semejante modo a sus semejantes? Averigüémoslo…