VOD

Has filtrado por etiqueta: religi%C3%B3n

Trash Fire

Jugando con fuego

Trash Fire Review

Ver ficha completa

  • Título original: Trash Fire
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: Richard Bates Jr.
  • Guión: Richard Bates Jr.
  • Intérpretes: Adrian Grenier, Angela Trimbur, Fionnula Flanagan
  • Argumento: De vuelta a la casa de su abuela, Owen tendrá que enfrentarse a las consecuencias del incendio que causó hace años.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo Trash_Fire_Exterior_zps6tytnli2.jpg

El tercer trabajo de Richard Bates Jr. vuelve a incidir en los pilares fundamentales de su filmografía hasta la fecha: las relaciones familiares tóxicas y la religión como causa de alienación dentro de un entorno suburbano. Las herramientas para diseccionar estas obsesiones siguen siendo también las mismas, todavía sin pulir. Si en “Excision” unas gotitas humor negro y la sucinta ración de oníricas escenas truculentas servían para analizar el complejo de Dios y la represión; “Suburban Gothic” nos presentaba un retrato más ligero sobre la soledad, donde de nuevo la disfuncionalidad del núcleo familiar se erigía como lo más terrorífico de la pócima, siendo bastante intrascendente a pesar de unas sólidas interpretación. Aquí encontraremos un hibrido entre estas dos aproximaciones, todo por mostrar, que no analizar, el comportamiento de seres execrables. Seguir leyendo…

Lo mejor: Intérpretes e inteligentes diálogos.

Lo peor: Argumentalmente no tiene una dirección clara, requiriendo de una longitud de metraje excesiva para contar muy poquita cosa.

She Who Must Burn

Pecado y culpa a la parrilla

 photo SWMB_Exterior_zpsuuwg9bww.jpg

Una mortal tormenta se dirige hacia un pequeño pueblo minero cuando el predicador local alimenta el resentimiento que bulle en las almas de su rebaño. Ángela es el único recurso médico para las mujeres en esta desafortunada ciudad donde los bebés nacidos muertos y el cáncer se han convertido en algo común e inquietante. El predicador local y sus seguidores culpan a Angela de los abortos involuntarios y las muertes; e incluso su novio, ayudante del sheriff, no puede protegerla de la ira del pueblo. Las nubes oscuras se reúnen como seguidoras del predicador, infectadas con el fervor religioso e inflamadas con la justicia divina que limpiará la comunidad. Aquellos que pecan contra el Señor tendrán que pagar… Seguir leyendo…

Lavad vuestros pecados con sangre

Especial Semana Santa 2015

 photo Pascuas_Exterior_zpsxg8hafhx.jpg

Actualmente en el siglo XXI nos la tomamos un poco a broma, más preocupados por viajar que otra cosa, pero no hace mucho que en España y otros países latinoamericanos vivíamos la Semana Santa como un auténtico calvario donde la privación y el ascetismo eran nuestra forma de rendir tributo al sufrimiento de Cristo. Por no hablar de la visión anglosajona de la Pascua: ¿un conejo escondiendo huevos de chocolate? ¿¡WTF?! ¡Yo prefiero los huevos de Critters! Así que no hace falta darle mucho a la cabeza para darse cuenta de lo mucho que tienen que ver estos días con el terror y lo extraño, pues sino sabéis ver el lado oscuro de los últimos días de Jesús es que estáis muy lejos de la redención. Afortunadamente en Almas Oscuras nos gustará acercaros un poquito más a Dios con estas 5 minireseñas: una forma ideal para iniciarse en el camino del perdón divino y la expiación de los pecados. Sobre todo en el caso de una de las recomendaciones que más bien parece castigo, como llevar vuestra propia cruz a cuestas…

Comienza el paso a 25 fotogramas por segundo, las saetas ya despuntan en el horizonte, es hora de beber de la sangre de Crista y comer pasiegos mientras veis… ¡nuestro vídeo especial de Semana Santa! ¡Oh, my god! Seguir leyendo…

Nothing bad can happen

Jugando a ser mártir

nothing bad can happen

Ver ficha completa

  • Título original: Tore Tanzt
  • Nacionalidad: Alemania | Año: 2013
  • Director: Katrin Gebbe
  • Guión: Katrin Gebbe
  • Intérpretes: Julius Feldmeier, Sascha Alexander Gersak, Annika Kuhl
  • Argumento: Prefiero no daros ninguna pista al respecto. Hay que verla...
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

nothing bad can happen

Durísima película que nos evoca a la Alemania profunda y malhechora de la mano de la debutante Katrin Gebbe. Nothing bad can happen es una de esas películas en las que debo esforzarme por no contar prácticamente nada; ni siquiera hacer mención a los créditos iniciales. Una de esas películas que hay que ver para creer, y que en todo caso luego ya habrá tiempo para los comentarios. Así que de este escrito, que funciona más como epitomo por respeto al lector, puedo aseguraros que no saldrá spoiler alguno, ni frases que puedan condicionar ese visionado virginal que merece tener todo espectador ante una obra de las características de Nothing bad can happen.

Cuando Nothing bad can happen se proyectó en Cannes por primera vez probablemente hubo la sensación, más o menos generalizada, de que podía tratarse de un drama adolescente sobre creencias religiosas alejado del cine de terror y de la tortura. Sin embargo no era, ni mucho menos, una sensación veraz; por lo que, obviamente, no sorprende que un público, con escasas ganas de soportar el tipo de vejaciones que se dan cita en Nothing bac can happen, abandonara en manada aquella proyección. Los límites que infringe Nothing ban can happen son demoledores, terribles y absolutamente aviesos. Es un p*to infierno de película. Mucho peor que un torture porn al uso. Y lo digo porque he sido de los pobres incautos que cometieron el infortunio, no solo de engancharse a la trama, si no de encariñarme con los protagonistas por lo que representan y lo que son; y eso, por ende, deja huella. Al torture porn vas mentalizado. Esperas lo peor y quieres experimentar sensaciones grotescas, por lo que es tremendamente arduo que consiga sorprender si eres un experto en la materia. Habitualmente esperas lo peor (de ahí el título irónico del filme que traducido sería “Nada malo puede ocurrir”), pero cuando no lo esperas - como en esta ocasión – todo se multiplica por dos y eso hace de Nothing bad can happen un drama llevado al extremo y con el que hay que ir con sumo cuidado porque puede herir sensibilidades. Seguir leyendo…

Lo mejor: Empieza igual que termina, en los brazo de Dios. Una burrada impactante y espeluznante.

Lo peor: Hay acciones de determinados personajes absolutamente incoherentes o no suficientemente bien explicadas.

The Last Will & Testament of Rosalind Leight

La fe es frágil

The last will and testament of rosalind leigh

Ver ficha completa

  • Título original: The Last Will and Testament of Rosalind Leight
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2012
  • Director: Rodrigo Gudiño
  • Guión: Rodrigo Gudiño
  • Intérpretes: Aaron Poole, Vanessa Redgrave, Julian Richings
  • Argumento: Leon Leigh,coleccionista de antigüedades, hereda la casa de su madre sólo para descubrir que vivía en un santuario dedicado a un misterioso culto a los ángeles.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

The Last Will and Testament of Rosalind Leight

Si hay alguien que no debería haber visto The Last Will and Testament of Rosalind Leight, ese debería ser yo. Cuando oí hablar por primera vez de la película con el fervor con el que algunos lo hacían, pensé inevitablemente que era candidata a convertirse en una de las películas del año. Mi error fue que no me molesté en leer las críticas al completo, simplemente leí la premisa inicial: grosso error. No fue hasta más tarde cuando me enteré de lo que realmente estaba a punto de ver: terror religioso puro y duro. No me gusta el terror religioso, básicamente porque es un terror que habla sobre conceptos y manifestaciones en las que no creo y que, por lo tanto, me cuesta interiorizar; además de incluir continuas peroraciones y parafernalias que me resultan siempre algo cansinas. Es un subgénero original, lo reconozco; pero en mi opinión está destinado a la reiteración continúa, ya sea en forma sermón… o no. Es por esa razón por lo que incluso me planteé la posibilidad de alejarme de esta reseña. De pasar página y olvidarme de la película… pero no lo hice, y creo que con acierto. A pesar de no ser el tipo de película ni el género que suele gustarme, hay una diferencia vital entre el terror religioso de siempre - con sus demonios y fantasmas inexistentes – , y el terror religioso de Rosalind Leight, y esa diferencia es la fe.

Rosalind Leight no me iba a gustar. Era una experiencia abocada al fracaso; y si tuviera que guiarme únicamente por las sensaciones iniciales del primer visionado no le habría dado el aprobado en prácticamente ninguno de sus apartados. Pero finalmente, y una vez analizada la película en su totalidad y de manera serena, sí hay algo que me gustaría destacar por encima de sus carencias: su guión. Todo comienza con las últimas palabras de Rosalind. Traspasamos puertas y salas a medida que Rosalind empieza a perorar bajo una voz en off de lo más armoniosa y apacible. Y es justo ahí, bajo el significado de esas últimas palabras, dónde se encuentra mi principal problema con Rosalind: la fe. En ningún momento he conseguido entender el porqué de su locura; solo podía intentar comprender a su hijo… y en realidad tampoco puedo decir que lo consiguiese. Seguir leyendo…

Lo mejor: Vanessa Redgrave, una de las mejores voces en off de la historia.

Lo peor: El ritmo y su consecuente falta de interés.

La Segunda Muerte

Apariciones Marianas sospechosas de asesinato

La segunda muerte

Alba Aiello, es una escéptica y solitaria policía de treinta y cinco años que se ha refugiado en un pueblo perdido. Allí intenta olvidar, y sobre todo esconder, su oscuro pasado. Pero una familia entera comienza a aparecer incinerada… Uno tras otro, todos en posición de rezo, y sin explicación racional posible. A pesar de los vínculos y pistas religiosas (en cada una de las muertes se aparece la Virgen María), Alba niega la ayuda del sacerdote local y accede a ser guiada por el Mago, un maltratado niño clarividente de once años, que poco a poco la introduce en un mundo paranormal en el que ella jamás hubiera creído y para el que no parece estar preparada.

El próximo 12 de Junio se estrenará en España, en formato VOD (a través de Filmin) el thriller sobrenatural La Segunda Muerte. La película, dirigida por el argentino Santiago Fernández Calvete, pudo verse en la pasada edición del Festival Internacional de Sitges, dentro de la sección Oficial Fantàstic Panorama en competición. La Segunda Muerte cuenta una historia inquietante, de tintes sobrenaturales y religiosos, dentro del marco de una trama policial. Santiago Fernández se apresura a incluir su propuesta dentro del género de la fantasía, un género y un término que, según palabras del propio director argentino, está actualmente en desuso. Santiago también señala que a la hora de elaborar el guión de La Segunda Muerte no se casó con ningún género. Lo importante para él era la historia, sin necesidad de incluirla dentro de ningún género o subgénero en concreto. Por esa razón al director argentino le gusta definir su película como una muestra “de género y de autor a la vez”. Seguir leyendo…

The Last Will and Testament of Rosalind Leigh

Los ángeles quieren contarte un secreto

Rosalind Leigh Grande

Rosalind Leigh PósterLeon, un coleccionista de antigüedades, hereda la casa de su madre separada para descubrir que esta vivía sobre un santuario dedicado a un misterioso culto a los ángeles. A medida que la noche se apodera de la tenebrosa casa, nuestro protagonista va dándose cuenta de que el espíritu de su madre todavía vaga por la casa usando las estatuas de ángeles que la pueblan para darle un urgente mensaje.

Seguramente el nombre de Rodrigo Gudiño no os sea muy conocido. Pues sabed que estoy hablando del creador de uno de los magazines especializados en terror y fantástico más destacados del globo: desde Canadá “Rue Morgue“. Rod fue su creador y editor en jefe hasta hace poco más de dos años. Y es que sus tareas como director de cine cada día le tienen más ocupado, no en vano ganó el premio a mejor cortometraje de animación en Sitges 2008 con la impresionante The Facts in the Case of Mister Hollow.

Pues bien, parece que su carrera como cineasta alzo un poco más el vuelo y termina cristalizando en su primer largometraje, la cinta de terror sobrenatural The Last Will and Testament of Rosalind Leigh, una película que en boca de su propio autor intentará innovar en cuanto a técnicas narrativas para reflejar la psicología de los espíritus. Técnicas al servicio de un debut que intenta adentrarse en la etérea mente de los fantasmas para que su historia perdure en el ánimo des espectador hasta aterrarlo en la soledad de su hogar. ¡La verdad que el muchacho apunta alto!

Y para ello ha contado con reputados expertos entre bambalinas del cine fantástico como Derek Rogers (Cube, Resident Evil) en tareas de director de fotografía o el técnico en FX Kyle Glencross. Otra interesante adición sería la presencia como protagonista absoluto de Aaron Pole (Small Town Murder Songs, Gangster Exchange), un actor que siempre que hemos podido ver en alguna serie de televisión lo ha hecho muy bien. Y ojo, que a su lado tenemos actores de la talla de la galardonada Vanessa Redgrave o Julian Richings (X Men 3: The Last Stand, Wrong Turn, Cube).

Pese a las obvias similitudes, espero que el resultado final de estas ultimas voluntades y testamento tengan un acabado final muy distinto al de la decepcionante 11-11-11. De momento comienza su singladura por los mercados de distintos festivales, destacando su presencia en la bella población francesa de Cannes, donde esperamos que coseche el éxito que merece la obra de un genuino o amante del terror.

Os dejo con el tráiler cortesía de “Bloody Disgusting”…

Red State

Hola me llamo Kevin Smith y soy un cachondo

Red State

Ver ficha completa

  • Título original: Red State
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Kevin Smith
  • Guión: Kevin Smith
  • Intérpretes: John Goodman, Melissa Leo, Michael Parks y Michael Angarano
  • Argumento: Tres jovenes con ganas de echar un polvo se ven metidos en medio de una batalla campal entre fanáticos religiosos y las Fuerzas del Orden

42 |100

Estrellas: 2

Red State

Kevin Smith y su Red State han logrado el triunfo en la sección a concurso del 44 Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. No sé… tengo la ligera impresión de que el jurado del festival no tuvo en cuenta la opinión de Almas Osucuras a la hora de tomar la decisión (ironía). Os dejo con la reseña que hace un par de semanas publicamos de Red State.

1. Empanada de ideas:

PhotobucketEstas son las películas que más me cabrean, en serio, no los truñacos que te ves sabiendo que te enfrentas a algo muy chungo, no, esas no porqué ya sabes lo que te espera; las que más me joden, disculpen mi francés, son las que te llaman la atención desde un principio, te seducen con trailers e imágenes impactantes, te cuentan que van a ser una de las películas del año, tú mismo piensas que la idea original promete muchísimo y, a pesar de que una vocecilla te dice de fondo “que es Kevin Smith, cuidado…”, acabas esperándolas como agua de mayo. Y el día que al final te dispones a verla estás hasta nervioso ante la expectativa. Bueno, pués cuando todo eso se traduce en un amasijo de ideas muy mal ensambladas remetadas con el que, probablemente, sea el final más estúpido de los últimos años…es cuando te cabreas. Y mucho. No sé si en el fondo no deja de ser unas risas de Kevin Smith y sus colegas, o lo que en un principio fue una buena idea acabó degenerando en lo que es en realidad RED STATE.

Me explico. La iglesia (Westboro Baptist Church) y el personaje de Abin Cooper (basado en un tal Fred Phelps e interpretado con auténtica maestría por Michael Parks) son reales, tan reales que tienen pendientes varios juicios y hasta la extrema derecha más radical huye de ellos. Y si la idea del director era denunciar la presencia de este tipo de Iglesias extremistas, y al mismo tiempo crear una historia de terror y violencia, pués me parece genial, de hecho fue lo que más me llamó la atención desde un principio. Además esa idea tiene muchísimo potencial. Y ese potencial se desarrolla durante la primera parte de la película con bastante eficacia, tanta que durante la primera media hora estaba embobado con la que (o eso creía yo) se me venía encima. Pero, sin venir mucho a cuento y de una manera harto precipitada, todo ese excelente entramado de fanatismo, terror y violencia se convierte en algo completamente diferente, algo mucho peor: una estupidez.

2. Fanáticos religiosos vs. Policias armados hasta los dientes:

PhotobucketLa película arranca con tres chavalucos más salidos que el pico de una plancha buscando plan para el finde, es decir, a quién y cómo trajinarse. Y con esto de las nuevas tecnologías y las redes sociales localizan a una “chica” dispuesta a hacérselo con los 3!!. Acto siguiente: coger el buga de uno de sus padres y salir echando mixtos hacía la noche de sus vidas. Y tan rápido van, que por el camino casi se estrellan con un coche aparcado a oscuras a un lado de la carretera, donde el Sheriff local hace “cositas” con un jovenzuelo, algo que no parece muy relevante, pero que lo será. Cuando llegan a la cita, se encuentran con una caravana cochambrosa al más puro estilo white trash y en vez de una chavala una señora (Melissa Leo) que bien podría ser su madre, la cual les atiborra de cervezas (trucadas) hasta que caen inconscientes.

Cuando se despiertan, esposados, se dan cuenta de que les han separado. Por un lado dos de ellos en los bajos de una iglesia, y el otro en una jaula cubierta con una lona gruesa. Pero los 3 son conscientes de lo que ocurre a su alrededor: un pastor alucinado e histérico (Michael Parks) alecciona a su (escaso) rebaño acerca del lamentable estado del mundo en el que vivimos, pero haciendo especial hincapié en el peligro y la amenaza que supone la lacra de los sodomitas y su corrupción moral. Para demostrar sus ideales que mejor que pegarle un tiro en la cabeza a un pobre hombre atado al púlpito, momento que los chavales deciden escapar (todo sea dicho de una manera bastante poco verosimil…), adentrándose en el pasadizo que hay bajo la iglesia y encontrándose, entre otras cosas, con un arsenal digno de un país pequeño.

Y aquí es donde entra en acción el Sheriff, ya que asustado de que los conductores le hayan reconocido decide mandar a uno de sus ayudantes en busca del coche. ¿Y dónde está el coche?, pués en La Iglesia de los Fanáticos de las Armas y Nuestro Buen Señor Jesucristo. Tiro en la cabeza al poli. ¿Consecuencias?, la película pega un giro de 180º con la llegada del FBI y su legión de “soldados” armados hasta las cachas con órdenes estrictas de acabar con una célula terrorista (ya sabeis, no quieren otro WACO), encabezados por un escéptico agente (John Goodman) no muy de acuerdo con las citadas órdenes.

Y todo se va al carajo…

3. Pero WTF!!!:

PhotobucketAsí qué pasamos de lo que prometía ser un survival en toda regla a una ensalada de tiros pobremente justificada (creo que hay una delgada línea que separa el intentar prevenir otro WACO a matar a todo lo que se mueva, sean inocentes o no). Y eso no es lo peor, lo peor es que, tal vez, esta especie de “OK Corral” podría haber convertido en duelo de tensiones entre esos 2 lados opuestos de la ley armados hasta los dientes, pero ni siquiera eso. Por un lado los fanáticos religiosos que pasan de ser tiradores expertos a suicidas vocacionales, y por el otro unos agentes de la ley que no le dan ni al arcoiris que de repente se convierten en máquinas de matar. Todo ello entremezclado con unos diálogos pretendidamente gracioso e irónicos (ya ni esto Kevin, ya no haces ni gracia…) y los desvarios de los fanáticos que rozan el absurdo. Y cuando ya piensas que no puede empeorar más…llegan esos 10 minutos finales que te dejan con cara de pescao, de hecho los tuve que ver 2 veces para creerme que el tipo tenía tanto morro como para colocarnos semejante desfachatez…

Si no fuera por las magistrales interpretaciones de John Goodman, Melissa Leo y (especialmente) Michael Parks, esto no merecería ni siquiera estrenarse en los cines, por no hablar ya de programarse en Sitges.

Lo mejor: La primera media hora y los actores

Lo peor: La sensación omnipresente de que nos estan tomando el pelo...