remake

Ojos de fuego

Fritanga

Has filtrado por etiquetaa: remake

Ojos de fuego

Fritanga

Ojos de fuego

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Ojos de fuego

Reconozco que hace varias décadas que leí la novela Ojos de fuego de Stephen King, así que mis recuerdos son un tanto peregrinos. Tengo en mente que fue una lectura bastante divertida, pese a ser una obra menor dentro de formar parte de la edad de oro de este autor. También recuerdo que la adaptación al cine de 1984, firmada por Mark L. Lester, me sorprendió por lo fiel a la novela pese a que, por el camino, se perdiera la conexión tan especial que logra siempre King en el lector con sus protagonistas. Como fan del escritor que fui (llevo un tiempo desconectado de la literatura de este autor) esperaba con expectación esta nueva revisión de la novela que, además, crecía en interés al venir firmada por Keith Thomas, ya que The vigil no me había gustado especialmente pero mostraba a un director con maneras a la hora de crear atmósferas y desarrollar personajes… mi decepción ha sido mayúscula.

Para los que no conozcan la trama, Ojos de fuego cuenta los intentos de escapar de la influencia de una malvada organización gubernamental secreta, llamada La tienda, de una pareja y su hija pequeña Charlie. El matrimonio se conoció en un experimento del que fueron cobayas humanas y con el que adquirieron poderes extrasensoriales que también han transmitido a su hija. La pequeña está empezando a descubrir su capacidad de generar fuego con el pensamiento… un poder que es incapaz de controlar y que va a destapar su escondite, obligándolos a una precipitada huida. Un cruel sicario llamado Rainbird, tiene en el punto de mira a la familia y no va a dejar que su presa escape bajo ningún concepto.

Lo mejor: ¿Por qué poner el nombre de un libro a una película que se pasa por el forro la trama?

Lo peor: La música de Carpenter nos hace vislumbrar lo que podía haber sido este film


La matanza de Texas

Cerdo de macrogranja.

La matanza de Texas

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

La matanza de Texas

La matanza de Texas original, la de Tobe Hooper, tenía una impronta cercana al found footaje. Encuadres sucios, imagen excesivamente granulada y una mezcla de sonidos muchas veces saturada obraban el efecto de algo crudo, casi espontáneo y al borde de la imagen casera, que producía una atrapante sensación de realidad. Se habla de la brutalidad de sus imágenes, pero si la observamos con atención, nos damos cuenta de que es más lo que se sugiere que lo que se presenta de forma explícita. Desde entonces hasta ahora, muchos han sido los intentos de remake pero pocos los de recuperar el espíritu original de la cinta. La suciedad y naturalidad se han suplido por encuadres trabajados, los personajes han perdido su aire espontáneo en favor de diálogos acartonados del cine de género, y la crudeza de las muertes, casi un falso Snuff, se reemplaza por gore abundante y efectos prácticos. Lo atávico se convierte en alimento procesado.

Años después de las muertes de la cinta original, llegan al pueblo un grupo de jóvenes inversores con el fin de transformar la localidad en una especie de parque temático. No tardarán en encontrar en uno de los edificios a los últimos habitantes de un orfanato, que se muestran reticentes a abandonar lo que durante décadas ha sido su hogar. Sin saberlo han despertado los instintos homicidas de Leatherface, que sacará su sierra mecánica a pasear y a sembrar de muerte las polvorientas calles del pueblo.

Lo mejor: Se ve con facilidad. Las muertes no se cortan en sangre.

Lo peor: Se olvida con facilidad. Pocas pretensiones de asustar. Buenas ideas aquí y allá pero nada explotadas.


El callejón de las almas perdidas

mucho más largo que ancho

El callejón de las almas perdidas

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

El callejón de las almas perdidas

Pese a que esta no va a ser una reseña especialmente positiva, me gustaría que fuera por delante mi absoluta admiración por el trabajo de Guillermo del Toro. Si hay alguien brillante a la hora de crear atmósferas mágicas y evocadoras en el cine norteamericano actual, sin duda ese es el gordo querido. Es también uno de los creadores que mejor han entendido la fantasía como aderezo a dramas, westerns o cine romántico, sin renunciar de cuando en cuando a genuino cine de terror. Su último trabajo, El callejón de las almas perdidas, es un remake muy particular, que deconstruye la trama del clásico de 1947 y la engasta dentro de una pieza de orfebrería visual con el sello genuino del mejicano. Se vale de dos lenguajes: Uno como en La forma del agua, que mezcla realismo nostágico con magia (muy en la línea de la serie Carnivale) y el otro una reimaginación de cine negro, muy próxima al comic, que podríamos emparentar con las adaptaciones de Sin city. Dos mundos que para este que firma no sólo no terminan de casar, sino que parecen constantemente ponerse la zancadilla y competir en una batalla que tiene como principal víctima al resultado.

Bradley Cooper interpreta a un vagabundo que logra enrolarse en la troupe de un circo de fenómenos que, en el albor de la segunda guerra mundial, recorren la Norteamérica más deprimida. Este perdedor de manual poco a poco va transformándose en un personaje de peso dentro de la organización del circo y comienza a interesarse por los trucos que emplean, para sacarle los cuartos a los incautos pueblerinos, una pareja de mentalistas (David Strathairn y Toni Collette). Su ambición irá creciendo en paralelo con el deseo que siente por una compañera de espectáculo (Rooney Mara), con la que planea una vida más grande llena de triunfos. Cuando sus metas empiezan a materializarse, una bella psicóloga (Cate Blanchett) le planteará un peligroso atajo para lograr lo que siempre ha deseado.

Lo mejor: Lo visual y las actuaciones son excelentes. Su cierre es escalofriante.

Lo peor: Demasiado confusa en su recorrido y poco verosímil.


Historias para no dormir

Con la cara lavada

Historias para no dormir

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Historias para no dormir

Radiotelevisión española y los señores de Amazon unen fuerzas para lanzar, relanzar, mejor dicho, la mítica Historias para no dormir. Primera serie de televisión de género fantástico patrio, que vio la luz de la mano del genial Chicho Ibáñez Serrador en la década de los sesenta. Sus pesadillas, la gran mayoría de ellas adaptaciones de relatos de prestigiosos autores de literatura fantástica, venían a ser la respuesta ibérica a The Twilignt zone. Su puerta abriéndose en la oscuridad y el grito que la acompañaba forman parte del imaginario de varias generaciones.

Hace algo más de una década Telecinco se propuso relanzar el formato con sus Películas para no dormir (los derechos del título original pertenecen a RTVE) y un ramillete de grandes directores, el propio Chicho incluido, se animaron a crear un abanico de películas notables. Cuento de navidad de Paco Plaza, Para entrar a vivir de Balaguero o La habitación del niño de Álex de la iglesia, sin duda hubieran merecido mayor aplauso del que se llevaron en su momento.

En esta ocasión, en lugar de partir de guiones nuevos, se han readaptado cuatro de las narraciones originales...

Lo mejor: No se limitan al remake sino que logran entidad propia.

Lo peor: No cumplen con el título porque el terror prácticamente brilla por su ausencia.


Cube (2021)

Regresamos al cubo, pero hablando en japo.

Cube (2021)

Un grupo de personas que no se conocen entre sí se encuentran encerradas en el interior de una estructura cúbica sin saber cómo han llegado allí. Pronto descubren que, a través de las caras de ese cubo, pueden acceder a otros cubos similares y deciden intentar escapar, aunque la compleja estructura no se lo va a poner fácil, y muchos de estos habitáculos rebosan trampas mortíferas.

Han pasado 23 años del estreno de Cube. Hace 23 años, centenares de espectadores quedaron sorprendidos en el Festival de Sitges con la opera prima del muy prometedor director italiano Vincenzo Natali, que al menos, para el que esto firma, no ha vuelto a alcanzar este nivel. De hecho, se coronó como la mejor película en la 31ª edición de certamen. Mucho se ha tardado, después del éxito y culto creado, en llevar la obra al tan explotado territorio del remake del siglo XXI. Y no, no han sido los de Hollywood, al menos por ahora, sino los japoneses. Y es que Cube vuelve a saltar a la palestra con un inesperado teaser surgido en las red los últimos días. El director de esta nueva versión es Yasuhiko Shimizu, cuya única otra película es una curiosa incursión en el terror, con toques bastante sádicos, titulada Vise. La película se estrenará en Japón el próximo 22 de octubre.

The beast

Sólo puede quedar uno.

The beast

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

The beast

Creo que no se le escapa a ningún aficionado al cine de entretenimiento, y menos aún tras el éxito de Parásitos, la increíble solvencia que tiene el cine surcoreano. Sus producciones presumen de una arrebatadora calidad técnica a la hora de encuadrar o mover la cámara, y en función de dotar de potencia a sus historias no se andan con cortapisas, aunque son sumamente elegantes a la hora de rodar violencia o sexo. Son estos rigores, tanto técnicos como narrativos, los que han terminado de seducirnos en occidente y nos hacen valorar e interesarnos por las propuestas que nos llegan desde allí.

Hoy vamos a hablar de the beast, el último fenómeno de los thrillers coreanos. Taquillazo en su país, es una cinta policial en toda regla, que se cuela en esta web prioritariamente de cine fantástico, por su violencia y porque salta de cuando en cuando en su narración por el género de psicópatas.

Lo mejor: muchas sorpresas con un ritmo notable.

Lo peor: Tantos giros resultan agotadores