VOD

Has filtrado por etiqueta: retro-ochentas

The Sleeper

Slasher al pasado

The Sleeper Posters

The Sleeper Grande
La fraternidad “Alpha Gamma Theta”, uno de esos clubes sociales formado solo por chicas guapas, ejerce este año de anfitriona para las nuevas iniciadas. Lo que no saben las hermanas es que alguien las vigila desde las sombras. Mojadas: en las duchas. Estudiosas: en la biblioteca. Coquetas: en sus cuartos. Soñando con una vida plena de éxitos: en sus cuartos. Pero los sueños, la sensualidad, el futuro… todo se resquebraja cuando el misterioso “voyeur” las va asesinando, una a una, con despiadada brutalidad.
La policia busca a las chicas desaparecidas con la esperanza de detener al asesino. ¿Llegarán a tiempo o tendrán que luchar las hermanas solas por su vida?

La vida humana es cíclica, la rueda avanza girando y algunas veces uno se encuentra en la cima y otras machacado contra el suelo bajo la base de la dichosa rueda llameante; tal parece ser el caso en esta “Kali iugá” que vivimos donde el hombre se revela, una vez más, como su propio lobo. Pero aquí estamos para hablar de cine de terror y no sobre divagaciones filosóficas que no vienen al caso… ¿o sí?

El séptimo arte no es ajeno a estos ciclos, que reflejan las tendencias de la moda, y en mayor o menor medida la nostalgia que siempre marca nuestro presente se hace santo y seña de las expresiones artísticas más “in”. Por ejemplo, un servidor recuerda con cariño la vuelta de la música garaje, y las camisas de paramecios, que se produjo a principios de los noventa; una reinvención – menos inocente, eso sí – de la psicodelia sesentera.

Siguiendo este razonamiento, parece que dentro del cine de terror muchas miradas de la actualidad se centran en el pasado reciente para sacar adelante sus proyectos, más en concreto en los años ochenta. Una muestra ejemplar de ello, con más buena voluntad que acierto, sería el reciente trabajo de Ty West en House of the Devil.

Trabajo que inmediato recordamos cuando nos enfrentamos al trailer y a los primeros detalles de The Sleeper. Un retroslasher que ríase usted de los intentos de modernización que han abordado una buena cantidad de cintas de este siglo (Laid to Rest, Hatchet o The Hills Run Red); films que intentan seguir las pautas establecidas allá por finales de los setenta/principios de los ochenta de otros slashers canónicos (…rellénese la lista al gusto del consumidor…). Y eso sin nombrar los terribles remakes que hemos tenido que aguantar, llevándose la palma a mi parecer Sorority Row y Prom Night.

Bien, el slasher de Justin Russell, su director y guionista, intenta trasladarnos a la feliz época de los video-clubs de barrio y los phoskitos, pero de forma integral; como si de un jacuzzi del tiempo se tratase. Y todo aprovechando ese morbo que el aficionado siente viendo a jovencitas monas siendo acosadas por un psicópata irredento, quizás por el puro odio que nos generan esas vidas felices de cartón piedra o quizás por adivinar quien es el asesino (probablemente aquí no sea el mayordomo); desde luego no deberá este sub-género su aceptación por enrevesados guiones.
Lo que no se le puede negar a este proyecto es el cuidado trabajo artístico, la verdad que me sorprende la calidad de la que hacen gala los diseñadores de carteles dentro del cine independiente y el esfuerzo por ofrecer más de lo mismo pero directo al corazoncito de los fanático por el cine de terror.

Además, parece que a Justin Russell le están saliendo bien las cosas porque este cineasta ha conseguido editar oficialmente, este próximo agosto, su otra cinta retro rodada en 2008; aunque esta vez la etiqueta “retro” hace hincapié en los setenta. Todo un tanto.

En principio otra aventura independiente que sin aportar nada nuevo al manido mundo de “asesinos en la fraternidad”, se presenta como una divertida opción sin más pretensiones que pasar una agradable noche de verano en tu Camaro rojo pasión mientras Mary Lou desparrama palomitas por tu entrepierna. De momento no sabemos nada sobre su estado final o estreno, pero yo me apunto.