VOD

Has filtrado por etiqueta: rom%C3%A1ntica

Noche de Graduación 3: El Último Beso

Recomendaciones cutres para Halloween, parte 1

Prom Night 3 Review

Ver ficha completa

  • Título original: Prom Night 3
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 1989
  • Director: Ron Oliver, Peter R. Simpson
  • Guión: Ron Oliver
  • Intérpretes: Tim Conlon, Cynthia Preston, Courtney Taylor
  • Argumento: Mary Lou ha vuelto del Infierno, 30 años después, para un último baile de promoción.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo Prom3_Exterior_zpskcqdt0qg.jpg

“Noche de Graduación 3, El Último Beso” es una película perfecta para disfrutar en Halloween, una obrita tan cutre como intrascendente, con ese gusto por los excesos que la convierten en la cita ideal para la levedad y cachondeo inherentes a la Noche de Brujas. Comedia, horror y romance llevando al cine de género hasta su estadio más bajo y, por qué no, más divertidos. Cada uno decide como invierte su tiempo, pero cuando era adolescente productos de este cariz, de un fuerte componente sobrenatural y juvenil, eran los que acompañaban las intensas maratones del 31 de Octubre. Termina la cosecha y nada mejor para anticipar el duro invierno que reírnos de nosotros mismos como especie. ¿Queréis uniros a esta visión casposa del terror? De aquí a la señalada fecha pagana iré desgranando “clásicos” de este tipo para el disfrute de grandes y pequeños. Tirad huevos a las casas de los profesores que os tienen manía; envolved con papel higiénico el coche de la anciana que siempre os está abroncando; pedid chucherías al señor siniestro que se toca pensando en vuestra madre; disfrazaros de prostitutas redivivas, hombres lobo del espacio exterior o vampiros esquizofrénicos… niños y niñas, os presento a Mary Lou Malone. Seguir leyendo…

Lo mejor: La sexy y mortal Mary Lou Malone.

Lo peor: Su parte cómica es muy, muy pueril.

Liza the Fox-Fairy

Una Amelie que no estomaga

Liza the Fox Fairy Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Liza, a rókatündér
  • Nacionalidad: Hungría | Año: 2015
  • Director: Károly Ujj Mészáros
  • Guión: Bálint Hegedûs, Károly Ujj Mészáros
  • Intérpretes: Mónika Balsai, Szabolcs Bede Fazekas, David Sakurai
  • Argumento: Liza es una mujer que espera encontrar el amor a los treinta, pero cada vez que se enamora sus parejas mueren, como si la maldición de las Hadas Zorro la hubiese alcanzado.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

 photo Liza_exterior_zpssjlgrjpl.jpg

Cuando Liza cumple los treinta su mundo se vuelve del revés: la anciana de la que cuida, la viuda del embajador japonés, fallece legándole su piso. Y, sin embargo, lo que más preocupa a Liza es encontrar ese amor del que hablan las novelas baratas. Su único amigo, el fantasma del cantante pop Tomy Tani, no le pondrá las cosas fáciles, haciendo que cada encuentro amoroso, a cada cual más gañan, se convierta en una odisea fúnebre. ¿Será cierto que Liza está maldita y condena a todos sus enamorados a la tumba?

“Tío, ¿qué coño hace una comedia romántica en Almas Oscuras?” Entiendo la sorpresa, yo mismo me lo he pensado varias veces antes de decidirme a reseñar “Liza the Fox-Fairy”, cierto que tiene suficientes elementos fantásticos como para haber participado, con indudable éxito en multitud de festivales de género, pero lo es igualmente que no tiene ni una pizca de terror. Veréis, estoy tan cansado de ver películas malas, véase mi periplo por el After Dark (y en breves tendremos una nueva entrega), estoy tan cansado de que de terror sólo tengan la etiqueta, estoy tan cansado de que los géneros se hayan manipulado para una nueva forma de ver el cine que no comparto… estoy tan hasta al gorro, que cuando sentí el buen rollo que me transmitía la húngara “Liza the Fox-Fairy” me dije: “¡qué le den por saco! Esta la reseño aunque se me echen los lobos al cuello”. Y así es, sería injusto no recomendar una experiencia tan simpática y auténtica, pero vaya avisado que de terror tenemos poco, aunque, pensándolo bien, encontraréis más muertes y situaciones pasadas de rosca que en muchas de las encumbradas como nuevas obras de culto: ¿“Babadook”? ¿“Turbo Kid”? No, si queréis emoción en estado puro: “Liza the Fox-Fairy”. Seguir leyendo…

Lo mejor: Su apartado visual, su entrañable protagonista y el divertido villano de la función con sus imprescindibles canciones.

Lo peor: A veces pierde un poco el ritmo.

Spring

Conejo crudo para el banquete nupcial

spring

Ver ficha completa

  • Título original: Spring
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: Justin Benson, Aaron Moorhead
  • Guión: Justin Benson
  • Intérpretes: Lou Taylor Pucci, Nadie Hilker, Vanessa Bednar
  • Argumento: Evan se marcha a Italia, donde conoce a una chica capaz de convertirse en un ser abominable.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

spring

Teriantropía: capacidad de cambiar de forma de ser humano a animal y viciversa.

“Difícil”, esa es la palabra que se me vino a la mente antes de ver Spring. Es muy difícil acertar, sobre todo cuando uno tiene en mente una película que no se corresponde en absoluto con lo que está a punto de ver. Antes de Spring, la pareja de directores Justin Benson y Aaron Moorhead dirigieron Resolution, una película de muy bajo presupuesto que cosechó un relativo éxito y que fue considerada por parte de la prensa especializada como “obra de culto”. Personalmente Resolution me pareció sumamente decepcionante. Nunca llegué a conectar con la propuesta, y no porque no quisiera, sino porque en su momento me pareció difícil – casi imposible – encontrarle la gracia a la película; aunque siempre le vi mucho potencial. La gran diferencia es que con Spring ya iba mentalizado: no iba a ver una película de terror convencional, de hecho estaba convencido de que no iba a encontrarme con prácticamente nada de terror – como así fue –, pero a pesar de todo persistía una única cuestión en mi cabeza: ¿de qué huevos va todo esto?

Spring, efectivamente, no es una película de terror; ni tampoco un nuevo Possession, como su ambiguo tráiler daba a entender. La nueva incursión de Justin Benson y Aaron Moorhead es un drama romántico mitológico, de tintes lovecraftianos, que nos cuenta la historia de Evan (Lou Taylor Pucci), un joven al que la vida ha dejado tirado en mitad de una encrucijada y que, al no tener un futuro claro, decide marcharse a Italia con el objetivo, desesperado, de desaparecer. Allí conoce a una misteriosa joven italiana (Nadia Hilker), víctima de una maldición genética que la convierte en un monstruo milenario incontrolable. Evan se enamora perdídamente sin sospechar lo que le ha caído encima. Seguir leyendo…

Lo mejor: completamente original, un guión hermoso y muy currado.

Lo peor: en cuanto a terror y a transformaciones se nos queda algo corta.

Life After Beth

A pesar de su desagradable aspecto...

 photo LAB_Exterior_zpsd6908c30.jpg

Zach está destrozado por la muerte de su novia Beth, pero cuando ella vuelve milagrosamente a la vida, decide darse una nueva oportunidad y hacer con ella todo lo que no pudo hacer cuando estaba viva. Sin embargo, el amor puede pudrirse y cuando el estado de Beth comienza a mostrar sus verdaderos síntomas el pobre Zach verá su relación puesta a prueba de una forma que nunca imaginó.

Pura comedia con mucho respeto al género con el que se mezcla, más en concreto horror, y siendo totalmente precisos: el subgénero zombie. A bote pronto todos nos acordamos de los estupendos resultados que tuvo en pantalla “Zombieland”, y no era para menos, se trataba de una estupenda película palomitera capaz de satisfacer a los amantes del terror y al espectador casual con ganas de pasar un buen rato. Parece entonces que a “Zombieland” le ha salido un duro competidor: “Life After Beth”, que pone sobre la mesa una trama romántica, muertos vivientes y mucho humor de sal gruesa. ¿Es alargada la sombra de “American Pie” y sucedáneos? Pues parece que sí, afortunadamente el tráiler muestra una buena ración de tópicos zombies, aunados con un maquillaje y puesta en escena bastante macabro, por no hablar de una calidad técnica a tener en cuenta pese a su ajustado presupuesto. Seguir leyendo…

OXV: The Manual

Cuando bradbury conoció a Punset...

oxv the manual

Ver ficha completa

  • Título original: OXV The Manual
  • Nacionalidad: Australia / UK | Año: 2013
  • Director: Darren Paul Fisher
  • Guión: Darren Paul Fisher
  • Intérpretes: Daniel Fraser, Eleanor Wyld, Owen Pugh
  • Argumento: Cada individuo emite una frecuencia con la que interacciona con su entorno; si la frecuencia es positiva el mundo favorece tu suerte y tu éxito.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

OXV the manual

Una noticia buena y otra mala: la buena es que la película que reseño hoy es estupenda; la mala es que no creo que tenga los conocimientos suficientes para contaros todo lo sensacional que tiene este título pues es un compendio de filosofía, ciencia y fantasía tremendamente complejo pero que tiene la virtud de presentarse al espectador de forma amable y amena.

La historia nos sitúa en un mundo muy cercano visualmente a nuestra época actual. En esta sociedad, la ciencia ha descubierto que cada individuo emite una frecuencia con la que interacciona con su entorno; si la frecuencia es positiva el mundo favorece tu suerte y tu éxito. Por otro lado, si es negativa tendrás menos fortuna en todo: desde que el tren llegue a su hora a que la tostada caiga del lado de la mantequilla… Nos trasladaremos a un colegio de niños superdotados (cada uno de los alumnos responde al nombre de un personaje histórico insigne) y conoceremos a Marie Courie que tiene una frecuencia tan alta que todo le sale bien aunque, como consecuencia, carece que emotividad. En el otro extremo, Issac Newton, es un joven cuya frecuencia es extremadamente baja. El contraste de ambos es tal que si permanecen juntos más de un minuto a lo largo de un año se desencadenan tremendas catástrofes. Una pena pues Newton está profundamente enamorado de Marie, y ella, por su parte, está fascinada por lo que sucede cuando ambos se juntan; así que año a año, se ven durante menos de un minuto e indagan sobre las posibilidades de lograr un equilibrio. Pasados los años Zak (Newton) descubre que determinadas palabras al ser pronunciadas alteran la frecuencia del ambiente creando un puente para equilibrar a ambos (él subirá de frecuencia y ella disminuirá la suya)… pronto otros personajes entrarán en juego con sorprendentes revelaciones respecto al nuevo poder. Seguir leyendo…

Lo mejor: Entretenida, singular, bella, inteligente y bien interpretada.

Lo peor: Es una de las almas menos oscuras de esta web y eso puede no gustar a nuestro público. Hay cierta distancia emocional que contrasta con el tono habitual de una cinta romántica.

Warm Bodies (3)

Los zombis romántico-gamberros dan un buen bocado a la taquilla

Warm Bodies

Pese a los prometedores avances, todavía quedaban dudas sobre qué podría salir de un productor como Warm Bodies, o como la conoceremos en España, Memorias de un zombi adolescente (¡!). Pues bien, a juzgar por las buenas críticas que está recibiendo en Estados Unidos, con un 76% de opiniones favorables en Rottentomatoes y un 7,4 de media en IMDB, la cosa pinta bastante bien. Al menos, pocos piensan ya que se trate de un nuevo Crepúsculo, sino que, apuntan, se encuentra más cerca, dentro de sus limitaciones PG-13, del espíritu gamberro de Zombieland (2009).

En cuanto a la taquilla, el romance zombi no ha empezado mal: 20 millones de dólares en el primer fin de semana. Pese a que no se ha dado a conocer el presupuesto oficial, es de suponer que, sin contar publicidad, se situará entre los 20 y 30 millones. Ahora hay que esperar para comprobar si funciona el boca a boca o su funcionamiento responde a los esperables descensos agudos del género y comportamiento fanbase. En el peor de los casos dudo que baje de los 55 millones. Así, Warm Bodies se suma a los buenos resultados del fantástico/terror de 2013 junto a Hansel y Gretel: Cazadores de brujas (34 millones en 10 días), Mamá (58 millones en 17 días) y ya prácticamente fuera de distribución, La matanza de Texas 3D, que se planta en los 34 millones. Seguir leyendo…

Lo

Amor, ese dulce dolor demoníaco

Lo Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Lo
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2009
  • Director: Travis Betz
  • Guión: Travis Betz
  • Intérpretes: Jeremiah Birkett, Sarah Lassez, Ward Roberts
  • Argumento: Justin encuentra un antiguo libro propiedad de su novia recién secuestrada por demonios. Desesperado por el amor, invoca al demonio Lo para que le ayude en el rescate, pero éste tiene otros planes…

73 |100

Estrellas: 4

Lo Grande

Reseña dedicada e Elniniodecristal, porque estoy seguro de que Lo es una película que le encantará, y a Zalomero, porque se trabajó unos fantásticos subtítulos en castellano que hacen justicia a un proyecto tristemente ignorado.

Lugar para contemplar

Justin ha perdido a su novia, algo se la llevó al Inframundo, dejándole solo su libro de conjuros como recuerdo. Ni corto ni perezoso traza el círculo y los símbolos, usa su sangre como puerta y el cuchillo ejerce de llave. El olor a azufre llena sus sentidos, no se trata de George Bush Jr., un extraño demonio retorcido acude a su llamada, Lo, que es lo suficientemente atractivo para ser presidente. Justin exige la presencia de su novia, pero los demonios son ladinos, con engaños y juegos de sombras la mente de Justin empieza a deteriorarse, ¿cómo atravesar los vapores y espejos del Infierno para volver a besar a April? El tiempo se agota y los trucos de Lo acercan a nuestro héroe a la trágica y hermosa verdad…

Lo es una película diferente, una cinta independiente que sabe de donde proviene, que es lo que quiere contar y como hacerlo. Película de bajo presupuesto estrenada de tapadillo en 2009, sin mucha repercusión entre prensa y público, viene a ser la demostración práctica de que lo importante dentro de un proyecto cinematográfico no es el presupuesto, si no el equilibrio entre la narración y lo narrado. Travis Betz, su director, guionista y principal responsable, ha conseguido los distintos aciertos básicos para que una obra plástica tenga su razón de ser, todo bajo la dignidad como premisa. Resulta casi hasta raro que tras estos aciertos se halle un artista bastante íntegro, solo hace falta ver su carrera – tristemente escasa – para darse cuenta que estamos ante un hombre con los pies en la tierra, un amante del fantástico más lírico, y a la vez desprejuiciado. Podéis disfrutar de unos breves apuntes sobre sus proyectos presentes y pasados aquí.

El amor no alimenta pero calienta

Parece mentira que sin apenas dinero, solo estrujándose la cabeza para representar la historia con cuidada estética se aleje de la maldición de los proyectos de serie Z: adecuando el discurso a los medios, lejos de intentar imitar una producción de altos vuelos sin recursos, el director norteamericano ha tirado de imaginación, originalidad, algo de descaro y buen humor, así como de un cuidado guión basado en diálogos frente a la acción, para contar una historia sobrenatural de demonios, que parece extraída de un número cualquiera de Hellblazer. Pero no solo de referencias modernas subsiste Lo, no son baladíes las menciones en el mismo metraje a “La Trágica Historia del Dr. Fausto”, en concreto al libreto teatral, y un servidor aun iría más allá: algo de la magnífica Divina Comedia podemos encontrar entreverado en los múltiples diálogos que el díscolo demonio Lo y el arriesgado Justin mantienen. Sobre todo por cuanto el amor, el sentimiento más “puro”, es el motor del deseo de Justin, un hombre normal, con sus dudas y miedos, que solo busca reencontrar a la mujer que ama, sin importar las consecuencias y sin entender muy bien sus propias motivaciones… ¡oh, “l’amour est un oiseau rebelle”! Un pájaro que mas tarde o temprano sobrevuela los volcanes de lava del Hades, como bien va a comprobar nuestro protagonista.

Tras bambalinas

El primer acierto estético de Travis Betz es adecuar el lugar de los hechos a su presupuesto y experiencia. Así, la acción ocurre, al completo, sobre una especie de escenario en que se convierte la habitación de Justin, a oscuras, y que nunca llegamos a ver. Un círculo protector en el centro, sobre el que se sienta hierático Justin, y alrededor el demonio Lo al acecho, otros “amigos” colaborando en la función y lo mejor: los recuerdos de Justin transformados en pequeñas representaciones de teatro frente a sus alucinados ojos. Un metalenguaje que aporta frescura y diversión, desde el momento que la película no se toma en serio a si misma, al menos en la superficie, porque una corriente subterránea de fuerte sentimentalismo recorre cada fotograma, pero de una forma tan honestas que jamás se ve nada empalagoso – el romanticismo bien medido –. El citado metalenguaje alcanza cotas surrealistas con la presencia viva de las mudas Tragedia y Comedia, símbolos del teatro que ayudan a entender porque emociones debemos transitar ante una escena, o recuerdo de Justin. Por si fuera poco, una buena parte de los planos dedicados a la representación teatral se producen de lado, con respecto al barato escenario, de tal forma que vemos entre bambalinas a distintos miembros del set en sus labores: una costurera, un tipo revisando lo que suponemos un guión, una pareja dándose el lote. Una visión irreverente que ánima el ritmo reposado de Lo, el cuál se convierte en su seña de identidad y peor enemigo. Las pausas teatrales, la cadencia de los discursos, todo nos dirige hacia la idiosincrasia de las candilejas y pese a marcar la diferencia, el punto original dentro del género terrorífico, siempre resulta chocante sentarse ante una película y acabar tragándose una obra de teatro.

Empatía contrarreloj

Otro interesante acierto es presentar la situación argumental como una contrarreloj donde está en juego el alma de Justin, tal vez su vida o su amor. La urgencia nos mantiene alerta y nuestro interés detona empatizando con la sencillez del personaje principal. Entonces no nos cuesta nada entrar en el juego de frases y contra frases con las que se desgrana el argumento, sencillito, eso sí, y diferentes reflexiones acerca de la condición humana: el mal, la muerte, el sacrificio, los “nudos” en la garganta y otras ideas que obsesionan a la humanidad desde su toma de conciencia. Así que pese al humor transversal que aligera dichas reflexiones, no esperéis un proyecto desprovisto de profundidad, todo lo contrario. Una vez que Travis Betz atrapa nuestra atención gracias a los maquillajes – trabajados, pero no perfectos – de Lo y otras criaturas, una vez que la oscuridad acechando el círculo nos hace centrar nuestros pensamientos solo en Justin – punto focal del escenario – y lo tremendamente humano que parece, las cavilaciones poéticas se filtran en nuestra corriente sanguínea casi sin darnos cuenta. Todos hemos sufrido/disfrutado del amor en algún momento de nuestras vidas – y si aun no lo has hecho, no te preocupes, estás “condenado” a encontrártelo de bruces –, así que la vivencia que nos proporciona Lo se vuelve una experiencia personal, intima y muy satisfactoria. Aunque todo sea dicho, dejarse llevar requiere cierto esfuerzo, como en cualquier otra prueba emocional mover los engranajes oxidados de nuestro corazón y cerebro es imprescindible. Empero, Lo supone un entretenimiento por si mismo, si no deseas diseccionar tu corazón siempre puedes dejarte llevar por la estética minimalista y su propia absurdez cómica. Aunque profundizar en el sabor de un beso sincero sobre tus labios, en la pequeña cantidad de saliva ajena que llegamos a degustar, me parece mucho más intenso.

Demon Girl

No sería justo analizar Lo sin detenernos un segundito en su punto álgido con diferencia. Justin intenta convencer a Lo de que traiga de vuelta a su chica raptada hasta el Infierno. Las conversaciones son la punta del iceberg, la parte visible de un juego del gato y el ratón que se materializa muy adecuadamente en el dialogo interno que mantiene Justin con una herida en su mano, auto infligida para la realización del ritual de invocación, por donde se filtran sus propios pensamientos. ¿Más alegorías? ¿Escenas figurativas? ¿Manipulación demoníaca o locura? Pues para responder a estas preguntas, y formular algunas nuevas, Travis Betz se saca de la manga un tema musical, en la línea del pop fin de curso de los 50, que es simplemente genial. Irónico, preciosista y, a la vez, repulsivo; justo todo lo que resulta su interprete: El Demonio Jeez, cuya presencia viene a ser parte fundamental de la trama. Adornada con sombras chinescas – de nueva esa vuelta a los espectáculos directos y sencillos –, la canción funciona incluso como video-clip propio. Si de las pequeñas locuras que vamos contemplando – el diablillo rata, el camarero bailón, la macabra agonía de Mayo y Junio – brilla alguna con luz propia, ya sabéis que se trata de la canción Demon Girl, y solo por verla, recomendaría ya el visionado de Lo. No solo por su calidad musical – algo extensible al resto del “score” –, si no también por significar la respuesta más cruel imaginable a las preguntas que comentaba antes: la existencia es una tétrica broma cósmica, un sádico accidente. ¡Pedazo de respuesta! Pero vamos, se trata de una percepción meramente personal.

La luz al final del túnel

Asimismo, me gustaría destacar que al contrario de otras producciones “low-cost”, la película que hoy nos ocupa, se molesta en proporcionarnos un final de verdad. Una correcta interpretación de lo que hemos estado viendo, sin tomarnos por idiotas. No deja de ser una conclusión simple, pero adecuada al tono minimalista y vagamente nostálgico que impregna el ajustado metraje (una hora y cuarto muy bien aprovechada). Un final emotivo que lo es por el descarado esfuerzo que los actores – como en el teatro, parte imprescindible del espectáculo – han realizado durante los minutos previos. Puede que, como ya he comentado, los maquillajes no sean perfectos – en cuanto a acabado, porque su diseño es digno de aplauso, enfervorecido en el caso del diseño de Lo –, que los decorados sean inexistentes y que la dinámica argumental se haga pesada a ratos… no obstante el elenco está que se sale. Jeremiah Birkett, secundario de multitud de series de televisión norteamericanas, simplemente lo borda como Lo: a ratos cínico, agresivo, voluble o, incluso, tierno. Consigue con su “arrastrada” interpretación darle sentido al final del que os hablaba. Aunque tampoco podemos olvidarnos de los otros dos actores principales, también curtidos como segundones de diversas series o películas de bajo presupuesto. En concreto, Ward Roberts (Justin) apunta maneras con una naturalidad muy bien lograda, vuelvo a recalcar el grado de empatía que consigue con el espectador. Finalmente, Sarah Lassez queda un poco descolgada – pese a ser su personaje, April, el eje de la trama – en cuanto a metraje a su disposición, no obstante consigue enternecernos cuando se muestra en pantalla… y a este decadente que suscribe hacerlo suspirar con melancolía.

Abajo el telón

Una vez terminada la obra, los actores salen a recoger los elogios o los insultos del público presente. En este caso todo deberían ser elogios, rosas sangre a sus pies, pese a que los fallos existen en buena cantidad, considerémoslos algo inherente a la humildad del proyecto – que en ningún momento intenta engañar a nadie –, pecadillos que el desparpajo de la representación ha superado con nota. No obstante, ¿cómo diablos recomiendas una obra de teatro? Veréis no soy muy aficionado, la verdad. Ver películas, conciertos, leer, emborracharm… estoooooo estudiar historia grecolatina y otras aficiones, me tienen ya sorbido el coco; así que entiendo que muchos de los por aquí presentes se sentirían igualmente descolocados con este proyecto. Así que cada uno decida por si solo. ¿Comedia o tragedia? ¿Amor o sexo? ¿Las mismas películas de siempre o algo completamente diferente? Un servidor lo tiene claro: todo, quiero todo!!!

Lo mejor: "Demon Girl" del Demonio Jeez and The Go 2 Hells.

Lo peor: Su naturaleza, eminentemente teatral, provoca altibajos en el ritmo.