sectas

Ruega por nosotros

Bendita eres de gracia.

Has filtrado por etiquetaa: sectas

Game of Assassins

Luchar para vivir

Game of Assassins

Cinco extraños despiertan, y lo hacen en las catacumbas de una especie de castillo. Ellos no poseen comida, no poseen agua, no recuerdan nada; y la salida está bloqueada. Todavía no lo saben, pero son capaces de cosas que nadie imaginaría. No obstante saben algo: deberán unir sus portentosas fuerzas para escapar de la siniestra aventura que se ha orquestado a su alrededor.

El estadounidense Matt Eskandari debuta como director de largometrajes con esta cinta de acción y horror, con aires del thriller “Mentes en Blanco”, que viene co-producida entre China y Estados Unidos. Una película que lleva desde finales del año pasado luchando por recabar el interés de alguna amable distribuidora dispuesta a editarla. Finalmente parece que ha sido así, después de un éxito relativo en festivales independientes especializados, Lionsgate se prepara para su lanzamiento al mercado doméstico. ¿Pero que depara “Game of Assassins”, anteriormente conocida como “The Gaunlet”?

A tenor de su tráiler no queda claro cual será el marco de la trama central, lejos de ser una nueva explotación de la archiconocida saga “SAW”, la cinta de Eskandari parece tener bien plantados los pies sobre la acción. Por ejemplo, uno de los mejores indicadores es la presencia de Bai Ling, exótica estrella internacional china que hemos podido disfrutar en la apreciable cinta cyberpunk “The Gene Generation”, “Sky Captain y el mundo del mañana” y hasta en “El Cuervo”. Además, supongo que para equilibrar a tan intensa hembra, otro de los roles protagonistas recae en manos de Warren Kole, guaperas secundario que ha destacado en televisión y en títulos como “Mother’s Day”.

La Secta de la Araña

Adorando a viejos dioses

La Secta de la Araña

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

La Secta de la Araña

El profesor Withmore llega a Budapest con la intención de desentrañar el misterio de unas tablillas de hace más de 5000 años. Su colega y experto, el profesor Roth, ha dejado la investigación inconclusa tras el repentino miedo a ser víctima de un macabro complot.

A finales de los ochenta, una época postrera para el giallo, tal y como lo conocimos durante su máximo esplendor setentero, el cine italiano de género andaba de lleno en la explotación pura y dura, pero de vez en cuando volvía a mirarse a sí mismo, aunque sin la fuerza que murió cuando en 1982 editó “Tenebre”. Por ejemplo por allí andaban el bueno de Michele Soavi con “Aquarius” o Lamberto Bava con “Crímenes en portada”; desde luego que los tiempos de “Torso”o “El Pájaro de las Plumas de Cristal” se presentaban lejanos ante la tosquedad casposa que sus escasos discípulos les imprimían. Sin embargo, la corriente del horror sobrenatural, ese lleno de látex y colores pasados de rosca, andaba en pleno auge durante el final de la década del calentador y Susana Estrada. Sobre todo en los video clubs de los Estados Unidos, que veían reinar a Freddy y demás colegas del otro mundo entre los que encontramos desde demonios cachondos al estilo de “Ángela”, la anfitriona de “La Noche de los Demonios”, hasta la surrealista variedad de poseídos de “Terroríficamente Muertos”, pasando por los lamentables “Neon Maniacs”. Estas tendencias no eran desatendidas desde el país de la bota y así surgieron clásicos de pura cepa como “Demons”, “El Engendro del Diablo” o “Dellamorte Dellamore”, películas que pese tirar por el lado sobrenatural del género guardaban en sus entrañas algunas de las características del mejor giallo; sin embargo el tirón era escaso, la ciencia ficción post o pre apocalíptica se llevaba la palma, siendo Bruno Mattei y otros mercenarios los que se llevasen la mayor cantidad de estanterías ocupadas dentro del video club… pero esa es una historia que mejor dejar enterrada.

Lo mejor: El giro de su último tercio hacia el típico terror onírico italiano, con mucho latex, desnudos gratuitos e iluminación psicodélica

Lo peor: Un tramo central bastante lento y un final que a pesar de satisfactorio es demasiado predecible.


The Den

Mejor quedar a echar cervezas

The Den

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

The Den

Elizabeth prepara un trabajo para la universidad: pasará varias semanas en casa practicando el chat aleatorio para redactar un informe del impacto de esta actividad desde una perspectiva social y humana. Sin embargo se enreda en un macabro juego del gato y el ratón cuando sin querer su ordenador empieza a ser controlado aviesamente por alguien.

“The Den” me ha dejado con una sensación contradictoria, incluso agridulce pues esperaba bastante de la misma. Por un lado su estilo visual me parece que da un nuevo y bienvenido barniz al “found footage”, pero en última instancia me ha parecido un juego narrativo inteligente pero carente de fuerza alguna. ¿Por qué? Pues por mucho que consiga mostrarse verosímil, sólida y adornada de cierta innovación, su historia deja que desear, mostrando unos personajes que causan indiferencia por su escasa profundidad; también se declara culpable de descubrir sus pasos con bastante antelación: su tramo final la emparenta con “Hostel” de la peor manera y sin mucho sentido, alardeando de una predictibilidad alarmante.

Esta dicotomía entre su buena técnica y falta de interés argumental, así como la incapacidad para asumir riesgos que si han tomado películas paralelas, en cierta manera, como “Megan is Missing” o “S&Man”, me ha decantado finalmente por mostrarme severo a la hora de asignarle una nota. Supongo que aquí entraremos en ciertas discusiones peliagudas donde cada uno destapará sus extremismos.

Lo mejor: Una primera mitad muy verosímil estéticamente y ligeramente innovadora a nivel narrativo.

Lo peor: Predecible y con una historia llena de fallos.


Children of sorrow

Planteamientos que no llevan a ningún sitio

Children of sorrow

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Children of sorrow

El Found Footage no me parece un formato sencillo. Una vez pasado (¿seguro?) el boom inicial, va volviéndose más anquilosado e incómodo, y sólo perduran las propuestas más exigentes. Dos preguntas rara vez tienen una respuesta buena y directa: ¿quién no suelta nunca una cámara?, y ¿para qué se quiere grabar absolutamente todo lo que sucede? A veces, incluso, las respuestas no están mal, pero se dedica tanto tiempo a contestarlas que deja de tener sentido. Por así decirlo, estas preguntas son para el Found Footage como la cobertura en los móviles para los Slasher: algo que hay que solventar, y hay que hacerlo de una manera que no moleste demasiado.

Children of Sorrow ofrece algunas respuestas acertadas. No utiliza mal el formato y, a veces, le sirve para dotar de sentido y hacer avanzar la historia. Otras, se salta a la torera cualquier ley y plantea cuestiones que no responde.

Ellen (Hanna Levien), torturada por la muerte de su hermana, se introduce en un grupo religioso con tintes de secta, con quienes ésta pasó sus últimos días. Es aceptada en el grupo por todo el mundo, y pronto comienza a empaparse de su filosofía: están allí porque la sociedad les ha rechazado, y sólo el padre Simon (Bill Oberst Jr.) les quiere y les otorga fortaleza. Sin embargo, como no podemos dejar de suponer, pronto el cabecilla del grupo, apoyado por su fiel acólita Mary (Whitney Nielsen), reverlarán un fondo más oscuro del que aparentan.

Lo mejor: Bill Oberts Jr.

Lo peor: La segunda mitad.


House of Manson

Brutalidad y asesinato al estilo flower power

House of Manson

House of Manson narra la vida de Charles Manson desde su infancia hasta su detención a raíz de la incursión en Barker Ranch, meses después de que los infames asesinatos de Tate/LaBianca provocaran una onda de choque que aturidó no solamente a la ciudad de Los Angeles, sino que afectó al mundo entero.

Supongo que no haría falta porque todos conocéis de sobras la historia de Charles Manson. Pero por si acaso ahí va un breve resumen de las tropelías de una de las figuras más nefastas de la reciente historia norteamericana. Charles Manson reúne a su alrededor a un numeroso grupo de acólitos a los que denomina “Familia”. Su pseudo-secta hippy compuesta por jovencitas desequilibradas escapadas del hogar paterno y fervientes adoradores de la cultura del LSD, inicia una inusitada espiral de violencia y varios miembros de la familia cometen los brutales asesinatos de Cielo Drive, el 9 de agosto de 1969. Entre las víctimas Sharon Tate, joven actriz por aquel entonces esposa de Roman Polanski y embarazada de 8 meses. Pero lejos de suponer un punto y aparte, la locura de Mason y su familia se encuentra desatada. Al día siguiente Mason irrumpe e el domicilio del matrimonio Labianca. Una vez dentro permite la entrada de varios de sus seguidores que acabarán con la pareja a puñaladas. A pesar de no estar presente en los asesinatos, Manson fue acusado de conspiración en 1971 y condenado, el mismo año, a la pena de muerte. Sin embargo la pena fue conmutada a cadena perpétua tras la abolición de la pena de muerte en el Estado de California.

The Sacrament

Bienvenidos a Eden Parish

The Sacrament

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

The Sacrament

Sam (A.J. Bowen), periodista de la revista Vice, perdió el contacto con su hermana Caroline (Amy Seimetz), drogadicta, años atrás. De repente, recibe una carta en la que la chica asegura estar rehabilitada y feliz, viviendo en una suerte de comuna hippie en la que ha descubierto a Dios. Las alarmas se disparan, y Sam decide ir a conocer el lugar en el que su hermana asegura haberse recuperado, acompañado de un cámara, Jake (Joe Swanberg) y un fotógrafo, Patrick (Kentucker Audley), para grabar un reportaje.

The Sacrament se basa en la tragedia de Jonestown, considerada la mayor masacre humana estadounidense (más de 900 muertos) por causas no naturales hasta los atentados del 11S. Jonestown fue el lugar de residencia que construyeron Jim Jones (nótese el ego desmedido de apedillarse Jones y llamar a tu ciudad Jonestown) y su People Temple, su séquito/iglesia/secta. En la película de Ti West, Jim Jones no tiene nombre: sus acólitos le llaman “Padre”, y está interpretado brillantemente por Gene Jones. Pero llegar a Eden Parish, el trasunto cinematográfico de Jonestown, no es tan sencillo: Sam, Jake y Patrick tienen que ir en helicóptero hasta un lugar indeterminado, presumiblemente en el sur de América, y de ahí son llevados en camioneta hasta la colonia. De nuevo, vuelven a ponerse en alerta: si se trata de un lugar pacífico, ¿por qué hay guardias armados franqueando el terreno?

Lo mejor: En general, estamos hablando de una película bastante solvente.

Lo peor: Su segunda mitad raramente sorprende.