secuela

La matanza de Texas

Cerdo de macrogranja.

Has filtrado por etiquetaa: secuela

Quarantine 2: Terminal

El vuelo de los infectados sosainas

Quarantine 2: Terminal

Ver ficha completa

  • Título original: Quarantine 2. Terminal
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: John Pogue
  • Guión: John Pogue
  • Intérpretes: Mercedes Masohn, Josh Cooke, Bre Blair
  • Argumento: Un vuelo interestatal se convierte en una pesadilla cuando un pasajero, afectado por un extraño virus, se vuelve terriblemente violento.


Quarantine 2: Terminal

No he visto Quarantine. En ningún momento sentí la necesidad de tragarme la fotocopia yankee del REC de Plaza y Balagueró. De la misma forma que prescindí también del remake de Déjame Entrar a cargo de Matt Reeves, o del duplicado USA del Funny Games de Haneke de la mano… del propio Haneke. Los cromos repetidos no me atraen, no me motivan.

Pero con Quarantine 2: Terminal la cosa, a priori, era distinta. Responde a una fórmula también habitual en el hollywood actual: aprovechar de forma rápida y barata (sinónimo de mercado doméstico: DVD y Blu-Ray) el moderado éxito de su antecesora en las salas de cine. Me vienen a la mente los títulos de Mirrors 2 o 30 days of night: Dark Days.

Lo mejor: La súbita irrupción de algún que otro infectado... por decir algo

Lo peor: Que se la relacione, de un modo u otro, con la genial REC


Quarantine 2: Terminal

Nada de posesiones demoníacas... un virus en toda regla y de altos vuelos

Quarantine 2: Terminal

¿Os acordais de Quarantine? Sí… el remake-literal que Hollywood le dedicó al REC de Jaume Balagueró y Paco Plaza. Yo no me acuerdo, porque simplemente nunca llegué a verla. Jamás me entraron ganas de ver una película prácticamente idéntica a otra que había visto poco tiempo atrás.

Pero todo apunta a que a Quarantine tampoco le fue tan mal en taquilla, al menos en los USA. De otra manera no se explica el advenimiento de una secuela, Quarantine 2: Terminal que, en esta ocasión, no tendrá nada que ver con el REC 2 español. En lugar de seguir el camino marcado por la discutida secuela de Balagueró y Plaza, el director y guionista norteamericano John Pogue se acoge a un nuevo escenario que también nos resulta familiar, el de la divertida serie B Flight of the Living Dead.

Hush

¡¡¡Siga a ese camión!!!

Hush

Ver ficha completa



Hush

“Hush” me la recomendó un amigo durante una conversación en la que hablábamos sobre las películas que los americanos llaman “de bajo concepto”: historias nada originales y que, probablemente, nunca pasen a la historia del cine. Sin embargo, los dos estábamos de acuerdo en que hay bastantes “low concept” que tienen mucho encanto y cuyo visionado es muy agradecido y casi obligatorio, a pesar de todo (las dos partes de “Cold Prey”, “Alta Tensión”). “Hush” es, sin duda alguna, una de esas películas sin un historión pero con suficiente encanto como para recomendarla.

Ya desde el resumen, uno se da cuenta de que no va a encontrar –casi- nada original en ella: un joven, Zakes, entra en un peligroso juego del gato y el ratón con el conductor de un enigmático camión. Obviamente, vienen a la cabeza títulos como “El Diablo Sobre Ruedas” o “Nunca Juegues con Extraños”(y con mucha más justicia otro más que es mejor no decir para no desvelar demasiado).

Lo mejor: El mimo que han puesto en la producción y en el guión.

Lo peor: Apenas hay nada original en ella.


Coffin Rock

Un thriller psicológico de esta época

Coffin Rock

Ver ficha completa

  • Título original: Coffin Rock
  • Nacionalidad: Australia | Año: 2009
  • Director: Rupert Glasson
  • Guión: Rupert Glasson
  • Intérpretes: Lisa Chappell, Robert Taylor, Sam Parsonson
  • Argumento: Jessi y Rob llevan tiempo intentando tener un hijo, sin conseguirlo. Así que acuden a una clínica de fertilidad, ignorando que el dependiente, Evan, es un perturbado que se propone convertirse en el padre de la criatura.


Coffin Rock

“Atracción Fatal” (1986), de Adrian Lyne, dio el pistoletazo de salida a finales de los ochenta, y los primeros noventa fueron el reinado del llamado “thriller psicológico”, un nombre serio para encubrir películas de psicópatas desde una óptica realista, generalmente protagonizadas por personajes más adultos que los slashers, y haciendo hincapié en los caracteres que mostraban y en el desarrollo de sus historias, en vez de en los crímenes. Se trataba de un género muy codificado: cuando uno empezaba a ver una de estas películas, sabía que tenía aproximadamente una hora de exploración psicológica de personajes, más adscrita al drama y al suspense, con algunos tintes de terror, y que era en la última media hora o quince minutos cuando aquello se volvía oscuro.

Normalmente, siempre se reservaba algún susto para el final, que solía funcionar a la perfección debido al tono comedido del resto del trayecto. Así, tras la peli de Lyne, parecía que todos los directores con relevancia tenían que hacer su propio thriller psicológico: Barbet Schroeder dirigió “Mujer Blanca Soltera Busca…” (1992), John Schleshinger “De repente, un extraño” (1990), y hubo un par de pelis de bajo presupuesto que se convirtieron en sleepers del género y reavivaron la llama, “Malas Influencias” (1990), de Curtis Hanson, y “La Mano que mece la Cuna” (1992), también del mismo director.

Lo mejor: Que es un thriller psicólogico a la antigua usanza pero que no huele a viejo.

Lo peor: Consigue evitar lo previsible del género sólo en apariencia.


The Experiment

Cuestión de poder

The Experiment

Ver ficha completa



The Experiment

Aviso de posibles y más que probables spoilers a lo largo de la reseña. He intentado destripar lo menos posible, pero no sé hasta qué punto lo he logrado…

Hacer un remake de una película sólo ocho años después de su estreno, me parece excesivo y precipitado, pero teniendo en cuenta el poco gusto de los americanos a las versiones originales y los subtítulos, ya es extraño que el remake de “Das experiment” no hubiera sido un hecho todavía hace menos tiempo.
Confiemos en la “buena voluntad” de los que hacen un remake para publicitar de nuevo la obra original (ejem, ejem…).

Lo mejor: El argumento, la tensión, el momento en que todo cambia y que la realidad del comportamiento humano supera a la ficción

Lo peor: Los personajes son predecibles y lo rápidamente que cambian el chip al finalizar


Mirrors 2

Espejito, espejito ¿quién es la más decapitada del reino?

Mirrors 2

Ver ficha completa



Mirrors 2

En 2008, el aclamado director galo Alexandre Aja dirigía Mirrors (en España, “Reflejos”), remake de la coreana Into the Mirror, un thriller sobrenatural que contaba con la participación, como productor y protagonista, de un Kiefer Sutherland rozando la cumbre de su popularidad gracias al catódico Jack Bauer de la serie 24 (me declaro fan incondicional de la serie).

El Mirrors de Aja nos hizo partícipes de una historia de traviesos espejos y fantasmas vengativos ocasionalmente intensa (tan solo “ocasionalmente”), con un par de muertes memorables (cortesía del tándem Nicotero-Berger), y con uno de esos finales capaces de dividir al respetable entre aguerridos defensores y contundentes detractores. El público en general, y los seguidores de Alexandre Aja en particular (entre los que también me cuento), recibieron Mirrors con cierta tibieza. Muy probablemente el hecho de que Mirrors salga derrotada por knock out si la comparamos con la potencia y la agresividad de las obras inmediatamente anteriores de Aja (la seminal Alta Tensión, piedra angular de la Nouvelle Horreur Vague; y su gran obra maestra hasta el momento, el remake de Las Colinas Tienen Ojos, un auténtico bofetón en la cara a todos aquellos que, por regla general, renegamos de los remakes), le hiciera un muy flojo favor a la recepción de la película.

Lo mejor: Un par de muertes espectaculares.

Lo peor: Al final descubre su verdadera naturaleza: un thriller sobrenatural ramplón y muy inferior a su antecesora.