sexo

Titane

Armaduras sentimentales

Has filtrado por etiquetaa: sexo

Sesión salvaje

Del olvido al corazón

Sesión salvaje

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Sesión salvaje

Presentada en el festival de cine de Sitges, no se nos ocurre otro festival mejor para este producto, el documental “Sesión Salvaje” es una carta de amor de sus directores al cine español que les fascinó en su infancia; a esos títulos que uno no veía, generalmente, en una pantalla grande: pero que se batían en duelo por captar la atención del público, junto a las grandes producciones de los estudios, en las estánterías de los videoclubs. Cine que se suele denominar como “de género”, aunque es una nomenclatura, a mi juicio, parcial que tal vez respondiera mejor a la calificación de Serie B o incluso de letras más bajas hasta llegar a la Z. Películas que, si acaso, acompañaban a las cintas populares en las sesiones dobles de los cines de barrio y cuyos títulos y portadas prometían sensaciones fuertes sin tapujos ni concesiones.

Acompañados por la voz de un Raphael de serie B (un cantánte que imita los caracolillos y las imposturas vocales del original) abre “Sesión Salvaje” su viaje por el nacimiento del cine de entretenimiento español. Comienza con la formación de sus creadores. Curtidos en las coproducciones de mediados de los 60, principalmente con Italia. El spaguetti western, fue la cuna del denominado chorizo western (cine del oeste made in spain), en donde se da justo homenaje a la figura de Joaquín Romero Marchent ( este año también Tarantino, desde su “Érase una vez en Hollywood” ha querído dignificar al director madrileño). Desde ese punto, el documental, a traves de más de 20 entrevistados, desgrana la lucha contra la censura franquista, nuestra aportación al fantaterror europeo, el nacimiento del cine de destape y como este termina dando origen al porno, el criminal que da nacimiento al cine kinki y la comedia española astracanada protagonizada principalmente por Ozores, Pajares, Esteso y muchas chicas ligeras de ropa.

Lo mejor: Sus secuencias y su cariño hacia las cintas de la que habla.

Lo peor: A veces salta a sitios extraños que se salen del tema. Su postproducción es algo pobre.


The Onania Club

Tom Six sigue haciendo amigos.

The Onania Club

Tom Six se mantiene firme en su método de hacer cine mediante la provocación y la polémica. Ya lo hizo con su trilogía The Human Centipede, y vuelve a la carga con lo que, según sus palabras, será “la película de terror más políticamente incorrecta de la historia”. The Onania Club trata sobre la maldad humana en muchos niveles. Su tema principal es ‹Schadenfreude›, una emoción que el filósofo Arthur Schopenhauer describió como “el pecado más malo y diabólico del sentimiento humano”. Aún no hay detalles de la trama, pero sí una idea: mujeres blancas, poderosas y ricas de Los Ángeles disfrutan profundamente de la miseria de los demás. Ya veremos que sale de todo esto, pero de lo que no cabe duda. es de que Tom Six, con mejor o peor gusto, de la forma más o menos gratuita, no entiende de ofendiditos.

#Pornovenganza

Póster y trailer del corto más pornovengativo.

#Pornovenganza

#pornovenganza nos narra como una charla a través del ordenador entre
dos amigos se convierte en una noche que ninguno de los ellos olvidará.
Lo que en principio parece ser un juego cruel, se irá tornando poco a poco
en una macabra persecución en la que quizás nadie salga con vida.
#pornovenganza es una vuelta de tuerca al clásico home invasion que te
volverá a hacer temer el oír un ruido en medio de la noche.

Ya tenemos nuevo y explicito póster y un atrevido trailer del prometedor cortometraje dirigido por Ignacio López Vacas. Os hablamos de él en anteriores noticias, cuando únicamente se conocía un teaser poster y algunas fotos del rodaje. Ahora sabemos que podrá verse en el inminente Festival de Sitges, concretamente en la sala Brigadoon el día 11 de Octubre. Así que, si este año tenéis cita en el mejor festival de cine fantástico del mundo, no dudéis en pasaros a experimentar esta #pornovenganza. Protagonizada entre otros por Alejandra Meco, de series El secreto de Puente Viejo y Acacias 38, Lua Ruiz Vecino, de Caribe ‘Todo incluido’, Isabel Remartínez, de Legionario y el salto al terreno audiovisual del actor teatral Nacho Brande, del musical El Rey León.

Night of Something Strange

Bucake de fresa y nata

Night of Something Strange

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Night of Something Strange

Entre el patetismo de un empollón adicto a las pajas y la agresividad de un paleto endogámico, me he encontrado disfrutando de manera culpable, altamente culpable, de esta infra serie B llamada “Night of Something Strange”. Estandarte de la ofensa más directa y sesgada por una rogativa salida del gabinete Trump, uno duda de las intenciones, del discurso personal que mantendrían los creadores de este engendro – influenciado según los mismos por “El terror llama a su puerta”, “La Matanza de Texas” y el remake de “The Blob” – ante la homofobia, el machismo o el racismo.

Los chavales de siempre: el gordito, el chulito, la protagonista, el negro y la estrecha. Súmenle a este saco de tópicos una chica ligera de cascos, al puñetero “Hard” Dirk, a varios primos de Leatherface, a unos zombies con una seria adicción al sexo y ya tenemos los ingredientes necesarios para un viaje que termina en un motel infecto, donde las jugos de la libido manaran formando riadas. Todo por cortesía de una contagiosa enfermedad de transmisión sexual que deja a los “infectados” de “28 Días Después” como unos angelitos.

Lo mejor: Alto nivel de escatología (si considero esto lo mejor creo que debería hacérmelo mirar), lo que me pareció muy divertido dentro de su pueril ofensa.

Lo peor: Actuaciones nivel ameba, ambientación y técnica al borde de lo amateur.


Goddess Of Love

Strippers de armas tomar

Goddess Of Love

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Goddess Of Love

Desde 2011, con The Shrine, son 5 años los que han transcurrido sin ver nada nuevo del prometedor John Knautz, embarcado desde hace 3 años en la lucha por financiar vía crowdfunding —lo que resultó ser un fracaso desalentador— su nueva película, The Dark Side of Venus, protagonizada por Alexis Kendra. Finalmente, el año pasado tuvo su premiere en el célebre FrightFest bajo el título de Goddess of Love y financiada por Automatic Ent., responsables últimos de rescatar el proyecto del más triste olvido. Para mi sorpresa, Goddess Of Love no salió en absoluto perjudicada tras recorrer un camino tan tortuoso; es más, resulta sorprendente que habiendo pasado por semejante periplo durante la producción del filme, éste acabe desprendiendo semejante calidad y buen hacer. ¡Bravo!

Si algo positivo, de entrada, tengo que destacar en Goddess of Love es, de facto, lo que más se le crítico a The Shrine, anterior trabajo de Knautz, donde la historia parecía fragmentada en tres subtramas distintas unidas por un nexo común bastante tedioso. El guión de Goddess Of Love, en este sentido, es mucho más homogéneo. Tanto que inclusive se permite el lujo de jugar con nosotros —el espectador— a su antojo y salir bien parada.

Lo mejor: su sarcasmo.

Lo peor: el bajón a mitad de camino puede desanimarte tanto como para abandonar el visionado. Una recomendación: NO lo hagas


Carnage Park

Carnaza de la mala

Carnage Park

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Carnage Park

Un par de aspirantes a atracadores acaban secuestrando a una mujer durante uno de sus trabajos, que se va a la mierda cuando uno de ellos acaba tiroteado por la policía. En su huida hacia México, sin saber por qué, terminan aislados en un erial donde un ex militar, francotirador para más señas, se dedica a torturar a todas las víctimas que caen en su trampa.

“Carnage Park” es una película que empieza de forma prometedora, con mucha fuerza y un sincero tributo a la violencia imperante en la “exploitation” norteamericana de la década de los setenta. La imagen, el sonido y la edición; su aspecto visual y el trepidante ritmo forman un todo difícil de ignorar como amante de las películas de Russ Meyer o Fred Williamson. El calor emana de la pantalla, ardiendo como lo hacen los cañones de las armas de fuego que se erigen en verdadero atractivo de la cinta. Mucha poesía estética que se va desmoronando tras los títulos de crédito: “grindhouse” como si no hubiera mañana, una narrativa que se abandona a una rápida caída en el momento que las referencias a Quentin Tarantino se hacen explícitas hasta límites… ¿paródicos?

Lo mejor: Destellos ocasionales de violencia que nos recuerdan a las cintas "prohibidas" de los setenta.

Lo peor: El aburrido "corre que te pillo" al que se termina reduciendo.