sexo

Titane

Armaduras sentimentales

Has filtrado por etiquetaa: sexo

Lucky Bastard

Los peligros un pajillero sobreexcitado

Lucky Bastard

Lucky Bastard cuenta la historia de un exitoso sitio web de pornografía que invita a sus seguidores a tener sexo con estrellas del porno. Dave es el joven aficionado que verá cumplido su sueño: tener relaciones sexuales con la estrella del porno Ashley Saint. Pero todo el mundo recibe más de lo que esperaba con el aparentemente afable… y con horripilantes resultados.

Debo reconocer que el título de la película, Lucky Bastard, me ha hecho gracia. El bastardo afortunado, con una cara de pardillo pajillero que tira de espaldas, por fin verá cumplido el más extremo de sus sueños humedos: cepillarse a una estrella de la industria del porno. El problema es que el “bastardo” en cuestión, por lo visto, acabará siendo más bastardo de lo que nadie sospechaba, y se las hará pasar canutas tanto a la pornostar como a todos sus benefactores de la web Lukcy Bastard (el mundo está lleno de desagradecidos). Lucky Bastard es un nuevo found footage (y ya van…) dirigido por el también guionista, productor, escritor y periodista Robert Nathan, todo un veterano de la televisión norteamericana que incluso ha llegado a atesorar un par de nominaciones a los Emmy por su labor como productor en la serie Lay y Orden. Lucky Bastard, de la que también es co-guionista, significa su debut como director de largometrajes.

24 Exposures

Obsesionado por la belleza de la muerte

24 Exposures

El fotógrafo Billy capta con su cámara sus mayores obsesiones fetichistas: cuerpos de mujeres en varios estados de desnudez y muerte. Cuando una de sus modelos acaba realmente muerta, el deprimido, románticamente y desilusionados investigador de policia Michael, que está sufriendo el demonoramiento de su actual relación, llama a la puerta del fotógrafo y descubre un mundo que lucha por entender. Tanto el extraño arte de Billy, como la aparente facilidad del fotógrafo para establecer relaciones profesionales y entrecruzadas con su novia y varias modelos. Los celos harán acto de presencia y, mientras tanto, un asesino anda suelto.

Estos tios son una pandilla de cineastas endogámicos que ponen sus talentos al servicio de los proyectos de unos y otros… sin descanso. Me estoy refiriendo a Adam Wingard y su camarilla de colegas (Simon Barret, Joe Swanberg, Ti West…), que igual se ponen tras las cámaras, como delante de ellas, escriben, ponen la pasta… lo que haga falta. En esta ocasión es Joe Swanberg, uno de los coprotagonistas de Tú eres el siguiente, el que se pone tras las cámaras para dirigir 24 Exposures, un thriller erótico en la línea de los que abundaron a principios de los 90 que tiene como protagonistas a Adam Wingard y Simon Barret, director y coguionista, respectivamente, de la mencionada Tú eres el siguiente. El resto del elenco de 24 Exposures lo forman actores y actrices que pudimos ver en el primer V/H/S, en el que Swanberg tomó parte dirigiendo el segmento The Sick Thing That Happened to Emily When She Was Younger.

Muerta pero soñando

Una de vampiros cachondos bolivianos

Muerta pero soñando

Es el año 1805, la ciudad de Nuestra Señora de La Paz vive con el temor de una invasión de la población indígena, mientras que en el interior de sus muros una rebelión se está gestando contra la corona española. Si esto no fuera suficiente, una hermosa vampiro está aterrorizando a la población, dejando a un reguero de sangre a su paso. Una joven espía irlandesa, en una misión para los rebeldes, es encontrada cerca del cuerpo de una de las víctimas. Es capturada, acusada de los asesinatos, azotada y sentenciada a muerte por garrote.

Deseosa de participar en la rebelión, una novicia es salvada de seguir los pasos de la espía gracias a la intervención de su tio, un sacerdote franciscano que cree que le debe ayudar en lugar de combatir a los “demonios” que asolan la ciudad. Y al acecho, en las sombras, un antiguo vampiro se encuentra en la búsqueda incesante del misterioso ser que inicialmente le rechazó.

Parece ser que Jack Avila, de orígen boliviano, se ha ganado una merecida fama de director polémico tras sus dos primeras incursiones en el género: Maleficarum, que contaba la historia de un par de muchachas de un pueblo andino condenadas a la hoguera por el Santo Oficio debido a su relación homosexual; y Martyr, protagonizada por una joven francesa del s.XXI que sufre las torturas de una virgen mártir del Siglo III d.c. Pues bien, ahora el bueno de Jack Avila vuelve por sus fueros con Muerta pero soñando (Dead but dreaming), la que se anuncia como la primera película de vampiros boliviana de la historia (mantengo la esperanza de que algún compañero boliviano contradiga dicha información). Y digo lo de que “vuelve por sus fueros” porque parece bastante evidente que Avila tiene una especial fijación por la imaginería religiosa, la tortura, la inquisición y por despelotar delante de la cámara a sus sufridas actrices protagonistas.

Zombie Ass: Toilet of the Dead

Ración japonesa de caca, pedo, culo, pis

Zombie Ass: Toilet of the Dead

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Zombie Ass: Toilet of the Dead

Algunos de los más acérrimos perseguidores y degustadores de frikadas japonesas sabrán que hay un subgénero softporn denominado Tentacles-movies. “Tentacle Movies describe un tipo de pornografía que se encuentra comúnmente en Japón. Está integrada por elementos de la pornografía tradicional junto a temas de terror o de ciencia-ficción. Las Tentacle Movies pueden incluir relaciones sexuales de naturaleza consensual, pero a menudo tienen elementos de sexo no consentido. Habitualmente se incluyen criaturas con tentáculos que tienen relaciones sexuales con personajes femeninos. El género es bastante popular en Japón, donde en ocasiones es incluso objeto de parodia. En los últimos años, las películas japonesas y asiáticas de este género se han extendido con fuerza en los Estados Unidos y Europa. Esto, junto con la presencia de muchos sitios web dedicados al subgénero, ha ampliado la audiencia de las Tentacle Movies a nivel mundial. Mientras que la mayoría Tentacle Movies son animadas, también hay un menor número de películas de acción en vivo dedicadas al subgénero.”

El anterior párrafo,efectivamente, es un copia/pega de la Wikipedia, pero me serivirá para ilustrar el paralelismo evidente que existe entre Zombie Ass: Toilet of the Dead, la película de Iguchi que hoy nos ocupa, con el subgénero de las tentacles movies. Personalmente apenas he visto alguna que otra escena suelta de alguna película de este estilo, por curiosidad más que nada; y debo decir que me parecieron muy aburridas y en absoluto eróticas. Aunque a los japoneses consumidores de este tipo de “blandiporno” (softcore), adoradores de las braguitas blancas y los pechos diminutos, puedan parecerles eróticas y alteradoras de la líbido, a mí… tal vez por ser europeo, me parecen películas que invitan al bostezo en la mayoría de ocasiones. Simplemente no veo el erotismo por ningún lado en el hecho de jugar, de manera reiterada y hasta la saciedad, con ese tipo de juguetes de simbología fálica; un elmento que en Zombie Ass: Toilet of the Dead, se repite más que el ajo.

Lo mejor: Tiene algunos buenos chistes.

Lo peor: Estos son demasiado repetitivos. Algunas escenas son excesivamente ridículas.


Easter Casket

Conejo de Pascua Vs. Iglesia Católica

Easter Casket

El infierno se desata cuando Peter Cottontail, también conocido como El Conejo de Pascua, se entera de que la Iglesia Católica está a punto de acabar con todos los rituales de Pascua no relacionados directamente con la resurrección de Cristo. Con el Padre Asher (un sacerdote guerrero) pisándole los talones, el Conejo de Pascua inicia una travesía de venganza dejando a su paso los cuerpos sin vida de sacerdotes y algunas colegialas. ¿Podrá Asher detenerle antes de que sea demasiado tarde?

Este es el marciano argumento de Easter Casket, quinta película del desconocido Dunsting Mills cuya filmografía está compuesta por una serie de títulos que hacen patente el gusto de este joven cineasta norteamericano por la serie Z más cochambrosa: Bath Salt Zombies, Night of the Tentacles, Zombie A-Hole y The Puppet Monster Massacre. Su último trabajo es Easter Casket, película que el propio Dustin Mills considera como su obra más extraña hasta la fecha. Y es que en Easter Casket por lo visto se dan cita demonios, conejitos, chicas desnudas, sexo, violencia, gore, monjas, colegialas, sacerdotes traviesos, y una escena que narra una puesta de huevos y que, en palabras del propio director y guionista, ¡hay que ver para creer! Una vez visto el tráiler de Easter Casket (vamos… echadle valor y dadle al play) desde luego no se me ocurriría llevarle la contraria al bueno de Mills. La película tiene que ser rara de narices.

Werewolf in a women's prison

Bestias peludas, tetas, culos y gore

Werewolf in a women's prison

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Werewolf in a women's prison

Me gustaría dedicarles esta reseña a los amigos Bob Rock y Blanch… supongo que ellos ya saben porqué. Un abrazo tios.

Iniciaré esta reseña de manera poco habitual: describiendo una secuencia de la película. Que nadie se alarme; la secuencia en cuestión no destripa ningún punto clave en la trama de Werewolf in a women’s prison (en realidad no existen “puntos clave” en la trama de Werewof in a women’s prison). Sin embargo creo que la descripción servirá para os hagáis una idea bastante aproximada de lo que la película está dispuesta a ofrecernos; y si alguien se siente incómodo con esta manera de proceder, sencillamente que se dirija al próximo párrafo de la reseña. Vamos a ello: Dos presas son condenadas, debido a su insubordinación, al castigo conocido como “La Parrilla”. Dicho castigo consiste en atar sus pies a una estaca colocada en mitad del desierto. ¿El objetivo? Qué mueran deshidratadas bajo un sol abrasador… Para la ocasión nuestras presas favoritas aparecen prácticamente desnudas y ataviadas únicamente con unas sexy braguitas de encaje. Lo tienen crudo. Ninguna presa ha sobrevivido a “La Parrilla” con anterioridad. Pero estas chicas tienen solución para todo. Una de ellas se queda mirando fijamente a la otra, le pega un lametón en el brazo y añade: “Si lamemos nuestro sudor mútuamente, lograremos salir de este desierto con vida”. Lo que viene a continuación son 5 minutos de lametazo va, lametazo viene (no se dejan ni un solo recodo de piel sin explorar), en los que nuestras protagonistas se ponen moradas convirtiendo un castigo mortal en una secuencia softcore la mar de simpática y disfrutable.

Es una auténtica gozada acercarse a una bajeza cinematográfica del calibre de Werewolf in a Women’s Prison y acabar recibiendo, exactamente, aquello que buscas. Y lo que buscaba (o al menos un servidor buscaba) era situar el cerebro en modo stand by durante 90 minutos y atiborrarme con un cutre-banquete de tetas, culos, gore y monstruos peludos. Y cuando buscas algo con ahínco y acabas encontrándolo, se convierte en un hallazgo. De manera que, por imposible y absurdo que parezca, Werewolf in a women`s prison es todo un señor hallazgo. Vaya tela…

Lo mejor: Una mujer lobo, tetas, culos y gore. Serie Z sinvergüenzona. Justo lo que esperaba de ella.

Lo peor: Que alguien se atreva a verla esperando algo más...