VOD

Has filtrado por etiqueta: sitges-2013

The Green Inferno

El intento fallido de Eli Roth de acercarse a Holocausto Caníbal

the green inferno

Ver ficha completa

  • Título original: The Green Inferno
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: Eli Roth
  • Guión: Guillermo Amoedo, Eli Roth
  • Intérpretes: Lorenza Izzo, Ariel Levy, Sky Ferreira
  • Argumento: Justine y sus idealistas compañeros llegan a Perú para impedir que la destrucción de una parte de la jungla perturbe la vida de una tribu local.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

the green inferno

Tenemos un póster y el primer tráiler oficial de The Green Inferno.

The Green Inferno llegaba a Sitges como primicia en Europa, tras su paso por el Festival de Toronto. Las críticas que allí suscitó la película no fueron precisamente muy halagüeñas. De todas maneras soy de los que no suele dejarse influenciar en este aspecto, y si la película acaba apeteciéndome intento verla sin dejarme llevar por posibles prejuicios. También es cierto que cuando aparecieron las primeras noticias de The Green Inferno, esta especie de homenaje a las películas de caníbales que tuvimos la suerte de disfrutar en los ochenta, y especialmente centrado en el clásico de Ruggero Deodato, Cannibal Holocaust, no me entusiasmaron especialmente; aunque con el discurrir de los días, y dada mi absoluta pasión por este tipo de cine, me fui animando más y más, hasta que al fin decidí acercarme al Auditori de Sitges para poder verla.

La verdad es que esta es la primera vez que hago una review sin poder revisar tranquilamente, en la pantalla de mi televisor, el DVD de la película a comentar - o en la pantalla del ordenador, según se tercie – . Esta vez toca hacerlo de memoria; pero tengo la película fresca, recién vista y por lo tanto voy a contaros, según mi punto de vista, qué ha hecho de bueno y de malo Eli Roth y su equipo creativo con The Green Inferno.

La película presenta apreciables cambios respecto a aquellos clásicos ochenteros que adornaban las estanterías de los videoclubs de la época. El primero es que rehúye del found footage o metraje encontrado, formato en el que la película de Deodato fue pionera. Personalmente esta decisión me pareció genial. No tenía ganas de ver una copia exacta o más o menos inspirada en Holocausto Caníbal. Deseaba que The Green Inferno tuviera sello propio, y en ese aspecto creo que la película resulta acertada y convincente. En cuanto a la historia que cuenta la película deciros que en esta ocasión voy a evitar los spoilers prácticamente hasta el final de la review, puesto que es una película que poca gente ha visto y creo necesario contar lo máximo posible de ella pero sin tener que desvelar detalles trascendentes de su argumento. Cuando lleguen los spoilers avisaré claramente de su presencia. Seguir leyendo…

Lo mejor: La fotografía y todos aquellos efectos especiales que no recurren al uso de CGI.

Lo peor: Indudablemente, el tono y los derroteros que toma la película a partir de mediado el metraje, es un tobogán en descenso progresivo y sin frenos.

Big Bad Wolves

Los maníacos solo temen a los maníacos

big bad wolves

Ver ficha completa

  • Título original: Big Bad Wolves
  • Nacionalidad: Israel | Año: 2013
  • Director: Aharon Keshales, Navot Papushado
  • Guión: Aharon Keshales, Navot Papushado
  • Intérpretes: Guy Adler, Lior Ashkenazi, Dvir Benedek
  • Argumento: Había una vez una pequeña niña de cabellos dorados a la que le encantaba jugar al escondite, un día con lobos quiso jugar y como penitencia su cabeza se dejo amputar.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4.5/5

big bad wolves

Con motivo del estreno de Big Bad Wolves en España, reeditamos la reseña de la película publicada originalmente el 29 de septiembre de 2013.

¿Qué esperar de la que muchas voces señalaban como una de las mejores películas del año? Nadie se imagina la cantidad de veces que me hice esta pregunta antes de ver Big Bad Wolves. Cuando comentamos una película de la talla de Big Bad Wolves (ganadora en diversos festivales, como por ejemplo el Fantasia International Film Festival), generalmente tendemos a malcriar al espectador aumentándole esas odiosas expectativas – siempre y cuando el autor sea partidario de ésta, evidentemente – sin percatarnos en las consecuencias que ello conlleva, y que casi siempre culminan por incitar a los lectores a “recriminar” la crítica, puesto que en esta vida hay gustos y decepciones de toda clase. Yo, como hago siempre, no pretendo engañar a nadie, ni tampoco faltarle el respeto a mi propio criterio, y por lo tanto diré, en primera instancia, que el éxito de Big Bad Wolves no siempre estará garantizado. Empero cercioraré dos cosas más: la primera es que lo que se propone Big Bad Wolves no dista de todas aquellas películas sobre venganzas y pedofilia que hemos visto en ocasiones anteriores (tales como “Asesinato en 8 mm”, “7 days”, “Snowtown”… etcétera); y lo segundo, es que se trata de un ejercicio cinematográfico excelente.

Es inevitable no tener dudas o sentirse desubicado cuando la expectativa que arrastras a la hora de ver una película mide lo mismo que un rascacielos, y no negaré que hubo un par de momentos en los que miré a la pantalla decepcionado. Pero por suerte para mí supe pillar la donosura del juego con celeridad pasada la primera media hora. Entonces sí que tuve la oportunidad de recostarme en mi asiento, sonriente…, la cosa había dado un giro copernicano. Y ésa es la principal razón por la que no le he dado a Big Bad Wolves la máxima nota, precisamente porque la excelente película de Aharon Keshales y Navot Papushado espera con demasiada latencia al espectador bajo un ritmo algo vago – que no extremadamente lento…, en realidad ni siquiera lento – y eso le impide llegar a la deseada perfección. No es hasta bien entrados en la película cuando uno capta cuál es la trama que está siguiendo, y es entonces cuando uno empieza a ser consciente de la volátil bomba de relojería que tiene deslizándose entre las palmas de las manos: tic, tac, tic, tac… Dicho esto podríamos sucintarlo diciendo que Big Bad Wolves se mueve sigilosamente, quizá demasiado (lo que pretendo decir es que de su ritmo dependerá la parcialidad de todo su éxito, es el contrapunto crucial de la película), pero cuando ataca muerde donde más duele y con sangre de por medio. Seguir leyendo…

Lo mejor: Todo. Es una ganadora, tanto como cuando quiere hacer reír, como cuando quiere ir a matar. Difícilmente podrá ser superada, es una cinta de la que sus creadores.

Lo peor: Me parece descarado responder a esto.

Brigadoon en corto

Risas, poesía, satanismo y artes marciales... para todos los gustos

el ultimo onvre bibo
El último onvre bibo, de Daniel Aguirre y Luna Martín.

Este año tuve el placer y el honor de ejercer de jurado en el Festival de Cortometrajes de Brigadoon durante la celebración de la pasada edición del Festival de Sitges. Antes de nada permitidme darle las gracias a la organización del Festival, a Diego López, programador de Brigadoon; a Sandra, mi ángel de la guarda durante los días que estuve por Sitges y a mis compañeros de jurado Susana (con la que fue un placer hablar de las películas que íbamos viendo durante el Festival) y Sam (del que hablaremos muy pronto en estas mismas páginas). Y ahora entremos de lleno en materia…

Fueron un total de 14 cortometrajes repartidos en dos tandas durante el primer fin de semana de Festival. El ambiente, durante las dos jornadas, fue espectacular. La sala Brigadoon estaba llena hasta la bandera y, si no me equivoco, hubo espectadores que tuvieron que quedarse fuera debido a la limitación del aforo. Lástima… Pero en cualquier caso el público que logró entrar estuvo entregado de principio a fin y muy predispuesto a reir, sorprenderse y aplaudir a la práctica totalidad de cortometrajes que se exhibiron a concurso. Si tuviera que definir con una sola palabra la selección llevada a cabo por el Festival sería la siguiente: diversidad. Tuvimos todo tipos de cortometrajes: graciosos, terroríficos, dramáticos, angustiosos, repletos de acción… No faltó prácticamente de nada y era habitual ver como el público pasaba de la carcajada a la inquietud en cuestión de minutos.

Me gustaría destacar algunos de los cortometrajes que tuvimos la oportunidad de disfrutar durante la celebración del concurso. En primer lugar acordarme de La Número 4, un espectacular corto dirigido por Sara Pons, con un acabado formal magnífico (espectacular la fotografía) y que fue una de las propuestas más puramente terroríficas del Festival. Imprescindible. Estuvo, hasta el último momento, entre los candidatos a llevarse el primer premio. Seguir leyendo…

Festival de Sitges. Día 9.

Hora de ajustar cuentas

borgman
Borgman, de Alex van Warmerdam.

No olvidéis pasaros por nuestro facebook, donde Alejandro y Tito Jesús están colgando unas estupendas fotografías en exclusiva del Festival de Sitges.

Con el anuncio del palmares a las 10:30 de la mañana, un día espléndido de sol, y Sitges tomado por domingueros, comenzamos la última jornada del festival.
Desgraciadamente la cinta designada para la clausura del mismo, The Sacrament, no alcanza las cotas que calidad - siempre para éste que os escribe – que se esperan para el evento, de copete, que supone un fin de fiesta cinematográfico. Y es que el nuevo título de Ti West es un found footage entretenido aunque nada destacable que, inspirado en el suicidio colectivo de la guyana francesa, se ve con interés de comienzo y cierto grado de decepción hacia el final. En su defensa señalar que es el trabajo de West que mejor maneja el ritmo narrativo… (vamos, que no aburre).

El jurado de Sitges reparte una pedrea de premios entre los títulos más reseñados de esta edición. Borgman se lleva, sin mucha sorpresa, el premio a la mejor película para cabreo de aquellos de dicen que, en Sitges, sólo ganan cintas raras… ¿Yo qué queréis que os diga? Me encantó Borgman y espero poder explicaros el porqué en breve.

Hay consenso en que Juno Temple está estupenda en Magic Magic; lo que no está ya tan claro es que Andy Lau se merezca el premio por su interpretación en Blind Detective. Es lo que tienen las comedias: pocos valoran lo difícil que es hacer reír. También rechina el premio del público al documental Jodorowsky´s Dune, y no porque sea malo… pero, como siempre, escucho dudas respecto a cómo se evalúan las votaciones de esta categoría. Unas dudas que yo también comparto, aunque en este caso, como digo, el documental es realmente ameno. Big bad wolves se hace con la dirección, Coherence el guión, y los vampiros yamakasis de Afflicted se van con los efectos especiales. La sensacional Enemy se hace con el Meliés de Plata, con lo que esperemos que su distribución sea algo más factible ya que es una auténtica joya… Bueno, la lista de premios es enorme y os hemos hablado de casi todas las películas premiadas durante estos días, asi que por el momento no añadiremos mucho más. El único título que echamos en falta es Cheap Thrills que se merecía algo más que aplausos… Seguir leyendo…

Festival de Sitges. Día 8.

El principio del fin

afflicted
Afflicted, de Derek Lee.

No olvidéis pasaros por nuestro facebook, donde Alejandro y Tito Jesús están colgando unas estupendas fotografías en exclusiva del Festival de Sitges.

Con el cuerpo dolorido de tanto cine empezamos la jornada, un poco más tarde de lo acostumbrado, para asistir al pase de la secuela de Insidius 2. Wang hace gala en ella de toda su artillería pesada para tratar de ocultar la falta de ideas frescas que adolece el título. Un más de lo mismo que en cualquier caso es disfrutable. Lo más reseñable… Que antes de darse un descanso del cine de género Wang se ha animado a coquetear con el found footage en un par de escenas. Su final sugiere la creación de otra nueva franquicia.

Miike y jodorowsky esperan en el jardín para hablar de cine y allá que vamos a dos momentos imborrables para éste que os escribe.

009 RE:Cyborg es uno de los títulos de animación, anime para los puristas, de este año. Una película de acción, poderes sobrehumanos, traiciones, lógicamente cyborgs y elementos “divinos”… ¿Que más se podría pedir? Nosotros pediríamos originalidad, porque es más de lo mismo. Su factura es sobresaliente, destacando su agradable 3D, su acción bien definida y su intenso sonido. En la variedad está el gusto y unos verán otra incomprensible cinta de robots y magia mientras que los aficionados al género encontrarán otro “must see” que les tendrá absortos un centenar de minutos. Seguir leyendo…

Festival de Sitges. Día 7.

De todo un poco... Pero con buenas sensaciones

gallow hills photo gallows_hills
Gallows Hill, de Víctor García.

No olvidéis pasaros por nuestro facebook, donde Alejandro y Tito Jesús están colgando unas estupendas fotografías en exclusiva del Festival de Sitges.

Por fin vemos una cinta genuinamente de terror dentro de la sección oficial del festival y sólo por eso, aunque tiene mucho más, Gallows Hill merece un aplauso y un respeto. Se trata de una coproducción entre Norteamérica y Colombia que esconde sus autenticas armas hasta su segunda mitad. Aunque todo la cinta transcurre peligrosamente por el filo de los clichés, contiene buenas ideas de guión y buenas manera de dirección que nos han llevado a entrevistar a su director y hacer una reseña en condiciones en cuanto terminemos con la dinámica del festival.

Después Big Bad Wolves se lleva al público de calle. Un magnífico ejemplo de thriller con grandes interpretaciones, lineas de diálogo brillantes y tensión narrativa. Una reflexión sobre la venganza y sus consecuencias que se marca en el cerebro con sangre… y fuego. Destacar su excelente sentido del humor que hace soltar carcajadas que terminan por quedarse atascadas a medio camino cuando nos damos cuenta de la gravedad de lo que vemos… Indispensable.

Le llega el turno a la cinta de Jim Jarmusch Only lovers left alive. En ella el director vuelve a sorprendernos (o tal vez no tanto dado su perfil) con un trabajo sumamente personal tomando como referencia un tema fantástico: una pareja de vampiros sumidos en el “eternal love” que han sabido adaptarse a los tiempos modernos con el transcurrir de los siglos. Lenta, porque su narrativa es así, nos acerca es estos personajes de forma que terminen por resultarnos entrañables. Si yo fuese vampiro estaría muy cómodo en este papel “más que humano” o más que zombie (aquellos que la veáis entenderéis el chiste) de la cinta. Como dato, en la comida de la prensa sonó como la favorita de los medios grandes. Seguir leyendo…

Festival de Sitges. Día 6.

Se nos rompió el cine de tanto usarlo.

raze
Raze, de Josh C. Waller.

No olvidéis pasaros por nuestro facebook, donde Alejandro y Tito Jesús están colgando unas estupendas fotografías en exclusiva del Festival de Sitges.

El principal problema de una escaleta tan comprimida es que cualquier fallo puede hacer que la programación sufra un retraso considerable que termine por afectar al resto de películas… y desgraciadamente eso es lo que ha pasado hoy… en dos ocasiones. El pase matinal de The congress sufrió dos cortes por un sobrecalentamiento del servidor. La situación se parcheó, pero no se llegó a solventar por completo y el pato lo pagó Open grave, cuyos 30 minutos finales se fueron a negro durante más de una hora. Tal ha sido el retraso acumulado que, como el mejor de lo males, la cinta mala tuvo que ser anulada.

La consecuencia de estos errores es que la primera película en ser proyectada de modo normal ha sido Dark Touch, una suerte de Carrie pre-púber que exterioriza con sus poderes las eternas cicatrices de los abusos de la infancia. Al contrario de la de Palma (cuya influencia en este festival parece omnipresente) las acciones de la pequeña no son respuestas a nada, y tampoco llega a hacer que el espectador se encariñe con ella, algo que habría ayudado a digerir mejor su segunda parte que en mi opinión pierde demasiado los papeles y la aleja de ser un título notable.

Open Grave, redunda en una situación ya demasiado común en el fantástico reciente, la de un grupo de desconocidos que despiertan amnésicos en un recinto (en este caso una casa en mitad de un enorme bosque). En un intento de mantener su jugada escondida para el espectador el mayor tiempo posible, Gonzalo López Gallego, director de la película, realiza una apuesta demasiado grande, pues no guarda un póker sino un simple full y para cuando llega el momento de explicar todos los enigmas, el espectador ya está cansado de los mismos (o al menos eso me sucedió a mí). La temática de su segunda parte nos la guardamos para no estropear su sorpresa. Hablando con otros asistentes, son más la opiniones a favor del título que las que están en contra… asi que no me hagais demasiado caso y vedla para salir de dudas. Seguir leyendo…

Festival de Sitges. Día 5.

Salgan de la sala de forma ordenada y sin hacer ruido...

Letrange couleur
L’étrange Couler des larmes de ton corps, de Bruno Forzani.

No olvidéis pasaros por nuestro facebook, donde Alejandro y Tito Jesús están colgando unas estupendas fotografías en exclusiva del Festival de Sitges.

Siempre hay un día de festival en que el tema flojea. Un día en que parece que has perdido la capacidad de entender cine, o que tus expectativas chocan con lo que la cinta quiere ofrecerte… En sitges ese día fue ayer. Rara fue la película que tras los primeros 20 minutos no sufrió un lento pero constante goteo de espectadores. También fue raro encontrar entre proyección y proyección personas contentas con lo que llevaban visto durante el día.

Alejandro comenzó la mañana degustando la última rareza de Quentin Dupieux, Wrong cops, que define como una suerte de Loca academia de policía cambiando los chistes malos por una falta de corrección y gusto. Un guión digno de un Benny Hill del 2013, cargado de situaciones absurdas que seguro hará las delicias de muchos y repelente para otros.

Mientras, en el Retiro, comenzaba yo a ver la proyección de The Demon´s Rook. Se trata de una cinta de terror que es también decálogo de principios de una secta religiosa americana. El líder de la misma, James Sizemore, dirige, escribe y protagoniza esta película que recuerda a Fulci pero, sobre todo, a sus discipulos de los 80 como Lamberto Bava. Dos ejércitos de zombis liderados por dos demonios y entre medias grupos de campistas, fiestas de fin de curso, reuniones en cabañas, o personas en granjas aisladas (que de todo había) como daños colaterales. Un despliegue de látex y sangre aburrido, extraño y desfasado pero que de alguna forma fui capaz de terminar. Aunque la palabra “mierda” no dejaba de sobrevolar mis pensamientos, no sería justo dejar de indicar que el trabajo de cámara de la cinta es notable y la propuesta noble. Seguir leyendo…