VOD

Has filtrado por etiqueta: supervivencia

Origin

Horror cósmico.

origin

Ver ficha completa

  • Título original: Origin
  • Nacionalidad: USA | Año: 2018
  • Director: Paul W.S. Anderson y otros
  • Guión: Mika Watkins, Jon Harbottle, Melissa Iqbal, Jack Lothian, Joe Murtagh
  • Intérpretes: Tom Felton, Natalia Tena, Nora Arnezeder, Belén Fabra, Madalyn Horcher, Fraser James
  • Argumento: Un grupo de colonizadores espaciales lucha por su supervivencia en una nave abandonada de forma precipitada. Tendrán que hacer frente a una entidad alienígena que se esconde en el interior de los humanos.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

origin

Los amantes de la ciencia ficción interestelar estamos de suerte. Parece que el espacio vuelve a estar de moda y actualmente tenemos un montón de buenas propuestas para disfrutar aventuras planetarias sin levanta el culo del sofá. Desde el space ópera de “Star Trek Discovery” a la simpática “The Orville”, pasando por las conspiraciones cósmicas de “The Expanse”, los robinsones del espacio de “Lost in the space” o los robinsones de la tierra de “Los 100”. El terror también se sube al carro espacial siguiendo los aromas de cintas como “Alien” en dos producciones: “Nightflyers” que tiene como principal reclamo ser una adaptación de una obra de George R. R. Martin y la que nos ocupa: “Origin”. Ambas series tienen muchos elementos en común, pero creemos que “Origin” (desarrollada por Youtube) gana por goleada a la de Netflix en calidad y emoción.
Con la promesa de comenzar una vida desde cero colonizando un nuevo planeta, cientos de personas lo han dejado todo en la tierra y se han embarcado en un viaje interplanetario. Un reducido grupo de ellos es despertado de su hibernación y descubre que la nave ha quedado misteriosamente desierta. Comenzará entonces una lucha por la supervivencia y por averiguar los motivos por los que fueron dejados de lado. Pronto tendrán la certeza de que no están solos y que una letal entidad camina por los corredores de la estación espacial.
Seguir leyendo…

The Human Race

Explota, explota me, explo...

the human race

Ver ficha completa

  • Título original: The Human Race
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: Paul Hough
  • Guión: Paul Hough
  • Intérpretes: Paul Boyington, Eddie McGee, Trista Robinson
  • Argumento: Ochenta personas son abducidas mientras transitan por el centro de una ciudad. De pronto aparecen en un nuevo espacio y escuchan en el interior de sus cabezas cuatro ideas básicas.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

the human race

Ni el sinsajo edulcorado de Los juegos de hambre, ni los ciclados culturistas de La isla de los condenados (malísima y entretenida caspa movie), ni los asesinos a sueldo de The tournament (otra voluntariosa joya del mismo pelaje) o los convictos de The dead race tienen nada que hacer… Tampoco nuestro perseguido Arnold Schwarzenegger en The running man o los estudiantes de Battle royale (aunque estos se acercan mucho) pueden ganar… En las luchas en las que sólo puede quedar uno ha llegado una película que las gana a todas ellas. Puede que no venza en calidad cinematográfica, o en efectos especiales… o en actuaciones. Seguramente todas las mencionadas puedan dar sopas con hondas a la que nos ocupa en alguno de estos aspectos. Pero amigo, a la hora de entretener y de mantener el interés y la intensidad The human race se lleva al público de calle.

Ochenta personas son abducidas mientras transitan por el centro de una ciudad. De pronto aparecen en un nuevo espacio y escuchan en el interior de sus cabezas cuatro ideas básicas:

1 La escuela, la casa y la prisión son seguros.
2 Salirse del camino supone la muerte
3 Pisar la hierba supone la muerte
4 Si te dobla otro corredor mueres.

Tras estas reglas una frase final “Corre o muere” y el comienzo de una auténtica masacre donde todo vale con tal de sobrevivir. Seguir leyendo…

Lo mejor: Entretenimiento de principio a fin plagado de muertes incorrectas y algunos guiños a las películas de las que bebe.

Lo peor: Su explicación final es poco o nada original. Algún personaje que se hace malo por capricho del guión.

Gravity

El cine como experiencia

Gravity

Ver ficha completa

  • Título original: Gravity
  • Nacionalidad: USA, Gran Bretaña | Año: 2013
  • Director: Alfonso Cuarón
  • Guión: Alfonso Cuarón, Jonas Cuarón
  • Intérpretes: Sandra Bullock, George Clooney
  • Argumento: Una misión espacial accidentada deja a la deriva a la ingeniera médica Ryan Stone y al veterano astronauta Matt Kowalski.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

gravity

Hay películas buenas y películas malas. Hay películas entretenidas y otras aburridas. Hay películas con buen guión y otras que no parecen tener. También hay películas y experiencias. Gravity es una experiencia.

La verdadera razón de ser del cine

“La narrativa es muy sencilla, lo que a mi me importa es que tú sientas que eres ese astronauta perdido en el espacio”

Estas palabras salieron de la boca del director Alfonso Cuarón durante el Festival de Cine de Venecia. Allí, en tan reputado y muchas veces exigente panorama, Gravity no solo salió airosa, sino vitoreada. Eran los primeros síntomas de que el cineasta mexicano no engañaba a nadie con su experimento: numerosas críticas se hicieron eco del espectáculo visual de primera mano que ofrecía, de la sensación de profundidad e intensidad de un 3D que, por fin, servía para algo más que sacar cuartos, y también de que el guión y los personajes quedaban en un plano secundario. Así que, no se engañen, esta película no pretende sentar las bases de la narrativa cinematográfica, pero sí de la tecnología y lo que es seguramente el aspecto más puramente cinematográfico: hacer que el espectador pueda vivir una experiencia difícil o imposible de disfrutar/sufrir en su rutinario día a día.

Gravity no deja que te lo pienses. Nada más comenzar, te mete en faena. Y lo hace con un espectacular plano secuencia de 17 minutos que te deja sin aliento. De la calma a la angustia en unos pocos minutos, nos sitúa en la inmensidad del espacio en una situación limite. Nunca fue más cierta la famosa frase promocional de Alien, el octavo pasajero (1979) “En el espacio nadie puede oír tus gritos”. Desde los primeros compases entramos de lleno en una pesadilla que, al mismo tiempo, resulta poética. Algo parecido a lo que en su día logró Stanley Kubrick con su 2001: Odisea en el espacio (1968) desde el punto de vista del tratamiento visual y sonoro, que no argumental y filosófico. Seguir leyendo…

Lo mejor: Visualmente arrolladora. Magnifico 3D, efectos especiales llevados a la perfección, sensación de angustia e incluso terror. Cuarón da varias lecciones maestras sobre como elaborar un plano secuencia.

Lo peor: Pese a las buenas interpretaciones, los personajes son poco interesantes y los diálogos no ayudan. El guión se apaga por momentos dejándoselo todo al elemento visual.

The Purge

¿Podrás sobrevivir a la noche del crimen?

The Purge

Una noche al año el gobierno hace una especie de vista gorda ante los crímenes. Es decir, todos y cada uno de los ciudadanos puede hacer lo que le venga en gana: robar, matar, violar o lo que se les ocurra. La policía, los bomberos y los hospitales se toman el día libre. Todo esto empezó porque las cárceles estaban abarrotadas, y no cabía un preso más. Ahora, si son capaces de aguantar sus instintos hasta la noche de libertinaje macabro, nunca pisarán una. Claro que, aunque puedan hacer lo que quieran, el resto de ciudadanos también puede defenderse. Ahí es donde entra James Sadin, un padre de familia que pondrá a prueba sus instintos más bajos cuando un individuo se cuela en su casa y amenaza a su mujer e hijos.

De esto trata The Purge, la nueva apuesta de Ethan Hawke tras protagonizar la reciente Sinister. Y es que al parecer el actor le ha pillado el gusto a esto del cine de género con presupuestos bajo mínimos. Hawke interpreta a James Sadin, mientras que su mujer correrá a cargo de Lena Headey, que siempre será bien recibida. El director es James DeMonaco, que ha sido guionista de la muy reivindicable Negociador (1998) o productor de Asalto al Distrito 13 (2005), remake del clásico de John Carpenter. Sin embargo, como director lo único que se le conoce es una tal Staten Island (2009), de la que desconocía su existencia hasta el momento de elaborar la noticia. Seguir leyendo…

Ver nuevas imágenes y comentarios

The Divide

El hombre sigue siendo un lobo para el hombre

The Divide

Ver ficha completa

  • Título original: The Divide
  • Nacionalidad: Alemania, USA, Canadá | Año: 2011
  • Director: Xavier Gens
  • Guión: Karl Mueller y Eron Sheean
  • Intérpretes: Milo Ventimiglia, Lauren German, Michael Biehn
  • Argumento: Huyendo de un cataclismo nuclear un grupo de supervivientes se encierra en un sótano. La lucha por la supervivencia ha empezado...

59 |100

Estrellas: 3

The Divide

Alexandre Aja, Fabrice Du Welz, Julien Maury y Alexandre Bustillo, Pascal Laugier… Les seguimos los pasos, a todos ellos, muy de cerca. Supongo que nadie se extraña de ello. Estos tipos fueron los artífices de la llamada Nouvelle Horreur Vague, un movimiento espontáneo surgido a principios del s.XXI que colocó a nuestro país vecino – Francia – en una posición privilegiada dentro del panorama del género gracias a títulos tan extraordinarios como Alta Tensión, À l’Interieur, Martyrs o Calvaire.

Y Xavier Gens, desde luego, se ganó a pulso el derecho a entrar en tan distinguido club social gracias a Frontiers, una revisitación de La Matanza de Texas tan escasamente original como tremendamente divertida. Con una sola película, oda a la brutalidad y violencia desatadas (atención a sus últimos 20 minutos), Gens logró ganarse las simpatías de los aficionados al género de medio mundo. De manera que, como al resto de sus compatriotas, un servidor siempre ha seguido muy de cerca los movimientos del director galo.

Dejando a un lado Hitman, una patochada que olía de lejos a encargo y que adaptaba un videojuego que no tengo el gusto de conocer (en cuanto a la película aguanté únicamente sus 30 minutos iniciales); The Divide, película de tintes apocalípticos que hoy nos ocupa, se presumía como el vehículo idóneo para que Xavier Gens confirmara – y aumentará – el talento apuntado en Frontiers.

Tras lo que parece ser un apocalipsis nuclear de origen desconocido, un grupo de personas se refugian en un sótano propiedad de un tipo paranoico (Michael Biehn) al que, por lo visto, nada de lo sucedido le ha cogido por sorpresa. Sellan la que parece ser la única puerta de salida y deciden esperar un tiempo prudencial (hasta que desaparezca la radiación) antes de abandonar el refugio e intentar descubrir qué demonios ha ocurrido.

El empuje inicial de The Divide es magnífico. Se plantean, de manera inmediata, una serie de cuestiones que, también de manera inminente, logran situarnos en la órbita de los personajes encerrados en el sótano y hacernos partícipes de sus preocupaciones: ¿Qué está sucediendo fuera? ¿Cuánto tiempo deberán permanecer encerrados? ¿Deben confiar en Mickey, dueño del sótano y el único que parece tener respuestas para casi todo? Por lo tanto tenemos, de entrada, un buen número de incógnitas por despejar, una situación tensa con expectativas de volverse insostenible, unos personajes a los que, sin ser extremadamente arquetípicos, sí resulta sencillo atribuirles un rol concreto sin miedo a equivocarnos en exceso y, finalmente, tenemos la confirmación de que Xavier Gens sabe dotar a sus obras de una atmósfera y sobre todo una estética encomiables. A nivel formal no hay absolutamente nada que reprocharle a The Divide.

Pero de pronto hay un momento en que todas esas expectativas, todas esas cuestiones sin resolver, desaparecen. Se extinguen. Unos tipos que parecen salidos de un videojuego de última generación irrumpen en el sótano y se llevan, por la fuerza, a uno de los personajes. ¿Quiénes son? ¿Qué están haciendo? ¿Por qué se llevan al personaje en cuestión? ¿Y por qué son tan torpes en el uso de las armas? No importa. Ya nada de esto tiene la menor importancia. No es tiempo de preguntas… porque en realidad ninguna de ellas obtendrá respuesta (ya sabéis que eso es algo que a mí, personalmente, nunca me ha molestado).

La única puerta de salida queda sellada por fuera. No hay escapatoria. Los supervivientes parecen condenados a quedar atrapados de por vida. Y es en este instante cuando The Divide muestra su verdadera naturaleza: El apocalipsis no está fuera. No responde a ninguna catástrofe nuclear. A ninguna amenaza externa. El auténtico apocalipsis tiene lugar en el interior del sótano. Un grupo de hombres y mujeres harán cualquier cosa por salir adelante, por sobrevivir. Y por supuesto – no podía ser de otra manera – la situación desesperada que están viviendo les llevará a a mostrar la cara más mísera y vulnerable de la naturaleza humana. Una lucha por el poder y la supervivencia que les llevará a la degradación máxima del ser humano. A un proceso de involución. Convertidos en animales salvajes fieles a la ley del más fuerte y para los que la vida y la dignidad de sus semejantes no tiene valor alguno.

Todo este discurso no resulta novedoso. Nos lo sabemos. Pero existía mucha curiosidad – al menos por mi parte – por saber cómo el poderío visual y la fuerza de un director como Xavier Gens se desenvolvía en semejante escenario. Sin embargo el resultado final no ha sido todo lo satisfactorio que esperaba…

Bastan un par de secuencias violentas (y de nuevo excelentemente rodadas) para intentar motivar o justificar una evolución excesivamente rápida y muy poco convincente de algunos de los personajes principales. De víctimas preocupadas por salir adelante de la mejor forma posible, intentando resolver los inevitables conflictos interpersonales; pasan a ser auténticas bestias sin atisbo alguno de humanidad. Emuladores espídicos de Travis Bickle (protagonista de Taxi Driver) a los que les sientan de maravilla las ojeras, los abdominales y el pelo rapado. Y es justo en este instante cuando la película se atasca. Gens se regocija en la degradación de sus personajes hasta el punto de coquetear peligrosamente con la monotonía. El discurso se acaba de manera precipitada, y de pronto The Divide no tiene nada más que contar más allá de su impecable acabado formal.

El ritmo decae. La degradación de los personajes, supongo que para algunos totalmente factible y para otros (entre los que me incluyo) absolutamente exagerada y a destiempo; se convierte en el único argumento que le queda a The Divide. Y Gens lo estira hasta el máximo provocando un metraje excesivamente largo y un ritmo en ocasiones cansino que muy poco tiene que ver con el excelente inicio de la película.

Y cuando Gens decide, por fin, dejar de mirarse el ombligo, se da cuenta que ya es hora de terminar la película. ¿Resultado? Un final precipitado y poco convincente… aderezado con un plano final con ínfulas poéticas que probablemente exaspere a más de uno.

Voy a recomendar The Divide. A pesar de que no ha sido, ni mucho menos, lo que me esperaba. A pesar de que he visto en la nueva obra de Gens una maravillosa oportunidad perdida. A pesar de que resulta más que evidentemente que le sobran, como mínimo, 20 minutos de metraje. A pesar de que llega un momento en el que la película se estanca y da vuelta sobre sí misma, apoyada únicamente en el magnífica ejercicio de estilo que Gens borda tras las cámaras.

La voy a recomendar porque, a pesar de todo, es una película con destellos de calidad. Su arranque, algunas situaciones que se dan entre los personajes, su estética, instantes en los que Gens sí logra unos niveles de tensión más que aceptables… Puede que, a nivel personal, no esté a la altura de lo esperado; pero sin duda es una película que merece ser vista. Y de la misma manera que os digo que The Divide no acabó de convencerme, también estoy seguro de que a muchos de vosotros os acabará pareciendo una magnífica película (o al menos eso espero…).

Lo mejor: El inicio y la fuerza visual que Xavier Gens le imprime a la película.

Lo peor: Le sobra metraje. Hay un momento en que el discurso se hace repetitivo y prima la forma sobre el contenido.