survival

Escape room 2: mueres por salir

Nuevos puzles y poco más

Has filtrado por etiquetaa: survival

Escape room 2: mueres por salir

Nuevos puzles y poco más

Escape room 2: mueres por salir

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Escape room 2: mueres por salir

De la mano de Sony, y de nuevo bajo la dirección de Adam Robitel, nos llegó el pasado agosto Escape Room 2: Mueres por salir para traernos una nueva retahíla de acertijos y trampas mortales en un entretenido film sin pretensiones. Teniendo en cuenta el éxito de su primera entrega (costó 9 millones de dólares y recaudó más de 155), la secuela no nos resulta nada sorprendente. El estreno de Escape Room hace un par de años sirvió hasta cierto punto para llenar el vacío que había dejado por aquel entonces la saga Saw, y aunque nos acercaba una premisa mucho menos contundente que la popular franquicia iniciada por James Wan, a su manera era una especie de versión más asequible y digerible por el gran público.
La primera peli no inventó nada de nada en realidad, ni presentó nada revolucionario si tenemos en cuenta que en los dos años anteriores a su estreno se habían estrenado otras 3 películas con el mismo nombre y la misma premisa (Escape Room (2017), Escape Room (2017) y No Escape Room (2018)), películas que, si bien es verdad que tenían una factura técnica peor debido a un menor presupuesto, habían quemado ya un poco la temática y habían hecho que personas como yo llegásemos al estreno de Sony ya un pelín saturados y algo escépticos con lo que íbamos a ver. Pese a esto, Escape Room resultó un agradable entretenimiento que, aunque caía en muchos clichés, generaba tensión y mantenía intrigado al espectador de manera efectiva.

En el caso de esta cinta, se trata de una secuela directa muy ligada a la primera entrega, ya que comienza justo donde nos dejó el final abierto del largometraje anterior, con Zoey (Taylor Russell) y Ben (Logan Miller), a los que al poco se les unen los nuevos concursantes de esta segunda partida: Indya Moore, Holland Roden, Thomas Cocquerel y Carlito Olivero. Es imposible huir de la idea del “mas de lo mismo” en esta reseña, ya que la secuela repite el esquema de la primera parte, con una sucesión de secuencias-puzzle que los protagonistas deben resolver a contrarreloj, antes de que el juego acabe con sus vidas mediante las trampas más sádicas y retorcidas.

Lo mejor: Tensión, diversión y entretenimiento eficaz. La celeridad del metraje produce la suficiente intriga para adentrarse en una satisfactoria experiencia.

Lo peor: Arriesga lo mínimo, y desaprovecha la oportunidad de mejorar y evolucionar los puntos fuertes de la primera entrega.


La purga: Infinita

Caza al imigrante

La purga: Infinita

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

La purga: Infinita

La purga como concepto no está nada mal. Que una noche al año esté permitido todo tipo de crimen, como único método de control de la presión de una sociedad con la violencia a flor de piel, se antoja como la coartada perfecta para crear emoción y acción en la pantalla. Desgraciadamente esta franquicia, a mi juicio, nunca ha sabido llevar a buen puerto su premisa. No lo ha conseguido por el miedo a ejecutarlo correctamente y ganarse con ello una clasificación de edad que comprometiese su funcionamiento en la taquilla. Estas entregas pretenden ser transgresoras y extremas; pero en su realización huyen en todo momento de estos calificativos, entregando un producto tibio que, además, no varía demasiado la fórmula.

En esta ocasión los protagonistas son un matrimonio (Ana de la Reguera y Tenoch Huerta) de inmigrantes de México que pasan en Estados Unidos su primera purga. A la mañana siguiente, cuando el crimen vuelve a ser delito, descubren que una organización supremacista ha decidido extender la purga de forma indefinida, sembrando de caos las ciudades. Ahora la pareja y los capataces del rancho en el que trabaja el marido, emprenderán un viaje de vuelta a la frontera de El paso para escapar de la guerra civil que parece ceñirse sobre el país.

Lo mejor: Pese a todo se ve con cierto entretenimiento. Su aroma a westerm.

Lo peor: Más de lo mismo, con muy poca novedad y menos presupuesto.


Méandre

Prisma

Méandre

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Méandre

La sombra de Cube es alargada. La película de Vincenzo Natali con sus habitaciones trampa y sus personajes obligados a colaborar para salir con vida de una particular scape room, han influenciado a infinidad de títulos. Méandre, que pudimos ver en las primeras jornadas de Sitges 2020, es, después de las secuelas de Cube, la cinta donde esta influencia queda más patente. Mathieu Turi, que un par de años antes había presentado en el mismo festival la floja Hostile, es el director de este subproducto que en muchos aspectos iguala a su referente.

Una mujer despierta, tras un suceso traumático, en un extraño y futurista cubículo con una misteriosa pulsera con temporizador en su muñeca. Pronto será presionada para salir de allí, emprendiendo una huida a rastras por estrechos conductos plagados de letales sorpresas.

Lo mejor: Lo entretenida que se hace en todo su recorrido.

Lo peor: Lo absurdo y cambiante que es su argumento.


Un lugar tranquilo 2

Ecos del silencio

Un lugar tranquilo 2

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Un lugar tranquilo 2

Por fin, tras varios intentos en falso, el primero una semana antes del confinamiento, he podido ver en pantalla grande la secuela de Un lugar tranquilo; cinta de 2018 más que recomendable, que disfruté como un enano y que mezclaba alienígenas sedientos de sangre con una familia que, manteniendo el mayor de los sigilos, trata de evitar caer en las garras de estos seres ciegos. Con más presupuesto y con Emily Blunt encabezando nuevamente el reparto (también nuevamente bajo la batuta de su marido: John Krasinski) y sin el factor sorpresa soplando sus velas como pasaba en la primera entrega, esta secuela es un más de lo mismo que, pese a su espectacularidad, no llega a alcanzar el interés y la tensión de su predecesora. Logra, en cualquier caso, un resultado que la hace recomendable.

La acción comienza en el punto donde quedó la primera parte: con Evelyn (Emily Blunt) estrenando nueva maternidad y viudedad en el mismo día. La familia ahora tiene un arma para combatir la invasión: el acople sonoro que produce el implante coclear de su hija mayor (Millicent Simmonds) cuando este se acerca a un altavoz. Con este sonido, que paraliza a los monstruos haciéndolos vulnerables a las balas, parten en busca de otros supervivientes. Cuando lleguen a una fábrica abandonada encontrarán a un vecino del pueblo, Emmet (Cillian Murphy), junto con el que investigarán una misteriosa señal de radio.

Lo mejor: Su preambulo. Ofrece más de todo.

Lo peor: Perdida la novedad, su motor funciona algo peor. A sus personajes les falta chicha dramática.


Tiburón Blanco

Nos hundimos

Tiburón Blanco

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Tiburón Blanco

Imagino que el recorrido de esta cinta en cine será bastante similar al que tendrá en nuestra memoria que os aseguro que será poco. “Tiburón Blanco” es tan sencilla y tan carente de brillo en cualquier aspecto técnico o interpretativo. que podría haber pasado a plataformas sin pisar un cine. Nada de lo que veamos nos resultará novedoso ni, a poco que hayamos visto cintas de este género de escualos, estará rodado de forma original. Nos encontramos pues ante un guion de precisión mecánica, que tal vez hubiera funcionado mejor con el presupuesto necesario para mostrar a la criatura de forma más clara e integrada con los actores.

Un hidroavión turístico parte con una pareja asiática al Arrecife del diablo para cumplir así un enigmático objetivo. Una vez llegados, descubrirán los restos de un cuerpo aparentemente semi devorado por un tiburón blanco y deciden junto al piloto, a su novia y a un musculado ayudante peinar la costa en busca del barco con el que debió llegar el difunto a esta playa. Desconocen que el animal responsable de este ataque tiene un violento instinto. Cuando el avión aterrice en mitad de ninguna parte, el bicho se las ingeniará para provocar un naufragio y así tener cinco aperitivos con los que alimentarse.

Lo mejor: No te dormirás. Los paisajes son muy chulos.

Lo peor: Es lo de siempre contado con poca gracia y medios. La forma en la que el avión se hunde es absurda


En el bosque

Un drama entre ramas

En el bosque

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

En el bosque

"Into the Forest" de Patricia Rozema (basada en la novela homónima de Jean Hegland) nos sumerge en un futuro post-apocalíptico en el que un apagón deja la tecnologia inservible y dos hermanas, Nell y Eva, interpretadas respectivamente por Elliot Page (anteriormente conocida como Ellen Page) y Evan Rachel Wood, se ven obligadas a sobrevivir solas en mitad del bosque.

En un futuro cercano, dos hermanas adolescentes viven en un bosque de Carolina del Norte a varios kilómetros del vecino más cercano. Tras un apagón de energía total, los problemas no tardarán en llegar cuando la civilización tal y como la conocemos se colapse, con fuertes rumores de una posible guerra, pero lo que a ellas les preocupa es saber cuándo van a recibir de nuevo gas y electricidad, algo esencial para su peculiar modo de vida.

Lo mejor: Las interpretaciones, la banda sonora y el escenario.

Lo peor: Más acción no habría venido mal.