VOD

Has filtrado por etiqueta: thai

Still 2

Un pasatiempo fantasmal

Still2 Review

Ver ficha completa

  • Título original: Tai hong tai hien
  • Nacionalidad: Tailandia | Año: 2014
  • Director: Poj Arnon, Achira Nokthet, Thanadol Nualsuth, Thanatat Sookcharoen
  • Guión: Varios
  • Intérpretes: Pimchanok Leuwisetpaiboon, Pitchaya Nitipaisankul, Pharanyu Rojanawuthitham
  • Argumento: Cuatro historias sobre fantasmas, con especial predilección por los femeninos.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo still2_exterior_zps896ee454.jpg

Desde Tailandia nos llega una nueva antología de horror que hace hincapié, a lo largo de sus cuatro segmentos, en el tema de las venganzas sobrenaturales. Y lo hace, principalmente, con el telón de fondo de la violencia de género, denunciándola con el lenguaje y las herramientas a disposición del cine de terror, lo cual ya es todo un valor a tener en cuenta. Claro que esta denuncia del maltrato anida implícita dentro de la cultura tailandesa al ser tan machista, por desgracia, y tan rico su misticismo en fantasmas vengativos de pelo largo, no pensemos que esta colección viene a reinventar la rueda. No me entendáis mal, se agradece el sesgo humano que presentan sus cuatro historias, ver devuelto el daño que unos hombres presos por la pasión pueden causar sobre sus mujeres, es siempre un placer oscuro para este que suscribe.

Y lo más importante, venganzas (Tai Hong = espíritu vengativo) expuestas sin aburridas lecciones morales o discursos éticos de carácter occidental; aquí la verdadera pérdida la paga el amor, haciéndolo mediante esa sensibilidad oriental, tan simple como profunda, que aporta doble valor a una antología que, por otro lado, se parece demasiado al resto de sus congéneres; un escalón por debajo de, por ejemplo, la estimable “4bia” o la funcional “3 A.M. Con todo, incluso rozando las dos horas de duración, “Still 2” (segunda parte de la también recomendable “Die a Violent Death”) resulta disfrutable siempre que estemos habituados al cine tailandés y sus actores. Seguir leyendo…

Lo mejor: El segundo segmento, lleno de humor chorras. El tercer segmento, buen terror.

Lo peor: La sensación de estar viendo más de lo mismo con respecto al horror oriental.

Distortion

Thai para comerte la cabeza un ratejo

Distortion grande

Distortion posterKeun es un psiquiatra muy conocido por su trabajo de perfilador criminal. Este será enviado para investigar un asesinato en Bangkok y allí conocerá a Tien, un forense con una infancia traumática, y se rencontrará con Kwang, una joven de 19 años que trató cuando tan solo era una niña porque presenció cómo su padre mataba a su madre. Rodeado de tal cantidad de problemas psicológicos él no tardará en caer también.

Antes lo digo… El martes mismo hablé de Kotsutsubo, frikada japonesa para los adictos al género más bizarro de nuestro querido cine. Hoy viajamos a Asia otra vez, aunque esta vez nos quedaremos en Tailandia. Nonzee Nimbutr, director de películas tan diferentes entre sí como The Eye 2 o Legend of the Tsunami Warrior (Puen yai jon salad) se encarga de manejar la batuta y hacer que cada uno cumpla a rajatabla su trabajo. Los/las actores/actrices, nuevamente, son noveles… pero de verdad de verdad ¿eh? Artit Tangwiboonphanit [así se llamaba mi tía, la del pueblo] interpreta a Keun y parece ser que Boonyisa Jantrarachai [casualmente así se llamaba su marido, mi tío] interpretando a Tien hace, al igual que Artit, su primer trabajo en la pantalla grande. Es posible que me equivoque como en la anteriormente comentada noticia de Kotsutsubo y finalmente resulte que son actores mucho más famosos de lo que creía… pero a mí ni me suenan e internet no ayuda en su búsqueda, ya lo siento.

El argumento es enrevesado y mindblowing [estoy practicando para mis vacaciones tour-europeas guiño] hasta decir basta. ¡Cojonudo Asier! ¿Entonces qué nos vas a contar ahora? Bueno bueno, como decía un buen amigo mío: que no panda el cúnico. A mí personalmente que un argumento sea enrevesado no me suele hacer mucha gracia, ya lo siento por aquellos fanáticos del “what-the-fuck”-ismo extremo. Será por eso que la música progresiva no me hace mucha gracia… ¡Bueno, que nos desviamos del tema y esto está empezando a parecerse a un discurso de Fernando Arrabal! ¡Cojones ya! La sencillez del planteamiento de una película es lo que me suele cautivar. Que tenga la fuerza suficiente para conseguir que no parpadee, que ni haga un amago de moverme del sitio, que no mastique la palomita que tengo la boca por miedo a perderme algo importante,… Y, a veces, me ocurre todo lo contrario con estas películas que pretenden ser la “Alegoría del triunfo de Venus” hecha película. De todas formas todos somos débiles a las cosas buenas y bien hechas, es por ello que creo que Distortion puede ser una película realmente cautivante y me tienta a echarle un ojo… por lo menos durante 20-30 minutos. Hay veces que es tal el embrollo que se nos presenta que nuestro cerebro se da la vuelta sobre sí mismo, al más puro estilo serpiente uróboros, y nos mete en ese trance que no nos deja separarnos de la película. ¿Será este el caso? Bueno… vista la puntería que he tenido con The Dead Want Women (calificada por Pedro Piqueras como “terrible, apocalíptica” y por el tito Bob con un maravilloso 0 redondo y pulido) no tendríais porqué hacerme caso. Pero si os sirve de consuelo… lo de mis tíos del pueblo de antes era solo un chiste (malo).