thriller

Benedetta

Esclava de Dios y amante de Safo

Has filtrado por etiquetaa: thriller

Benedetta

Esclava de Dios y amante de Safo

Benedetta

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Benedetta

En el momento en que sale a la luz esta reseña, se está produciendo la primera premier en España del último trabajo de Paul Verhoeven: Benedetta. Puedo imaginar las caras de más de un centenar de personas fascinados y escandalizados con la última bomba de este realizador, que desde ya os digo que va a levantar ampollas y aplausos como hizo en Cannes. Parece mentira que a sus 82 años el holandés se encuentre en tan plena forma. Demuestra que a su cine no le tiembla el pulso por nadar contracorriente y ofrecer al público un espectáculo adulto, sexual, desafiante y muy cargado de la inquina y de ese humor ácido que es también una seña de identidad de este gran director.

Verhoeven recrea la historia real de la monja Benedetta (interpretada por Virginie Efira); controvertido personaje acusado de herejía y de comportamiento contra natura (lesbianismo) en el siglo XVII. Sus visiones de Cristo y sus epifanías, sumadas a la aparición de estigmas en manos, pies y posteriormente en la frente, la convirtieron en abadesa del convento de las Teatinas. Pero su fama y su poder en la ciudad de Pescia, llamaron la atención de las altas instancias de la iglesia que iniciaron una investigación respecto a ella y su entorno, centrando la atención en su relación con una novicia llamada Bartolomea (que interpreta Daphne Patakia).

Lo mejor: Su simpático desarrollo que escandaliza al tiempo que fascina.

Lo peor: Cerca de la conclusión algunos personajes cambian de actitud de forma un tanto gratuita.


Escape room 2: mueres por salir

Nuevos puzles y poco más

Escape room 2: mueres por salir

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Escape room 2: mueres por salir

De la mano de Sony, y de nuevo bajo la dirección de Adam Robitel, nos llegó el pasado agosto Escape Room 2: Mueres por salir para traernos una nueva retahíla de acertijos y trampas mortales en un entretenido film sin pretensiones. Teniendo en cuenta el éxito de su primera entrega (costó 9 millones de dólares y recaudó más de 155), la secuela no nos resulta nada sorprendente. El estreno de Escape Room hace un par de años sirvió hasta cierto punto para llenar el vacío que había dejado por aquel entonces la saga Saw, y aunque nos acercaba una premisa mucho menos contundente que la popular franquicia iniciada por James Wan, a su manera era una especie de versión más asequible y digerible por el gran público.
La primera peli no inventó nada de nada en realidad, ni presentó nada revolucionario si tenemos en cuenta que en los dos años anteriores a su estreno se habían estrenado otras 3 películas con el mismo nombre y la misma premisa (Escape Room (2017), Escape Room (2017) y No Escape Room (2018)), películas que, si bien es verdad que tenían una factura técnica peor debido a un menor presupuesto, habían quemado ya un poco la temática y habían hecho que personas como yo llegásemos al estreno de Sony ya un pelín saturados y algo escépticos con lo que íbamos a ver. Pese a esto, Escape Room resultó un agradable entretenimiento que, aunque caía en muchos clichés, generaba tensión y mantenía intrigado al espectador de manera efectiva.

En el caso de esta cinta, se trata de una secuela directa muy ligada a la primera entrega, ya que comienza justo donde nos dejó el final abierto del largometraje anterior, con Zoey (Taylor Russell) y Ben (Logan Miller), a los que al poco se les unen los nuevos concursantes de esta segunda partida: Indya Moore, Holland Roden, Thomas Cocquerel y Carlito Olivero. Es imposible huir de la idea del “mas de lo mismo” en esta reseña, ya que la secuela repite el esquema de la primera parte, con una sucesión de secuencias-puzzle que los protagonistas deben resolver a contrarreloj, antes de que el juego acabe con sus vidas mediante las trampas más sádicas y retorcidas.

Lo mejor: Tensión, diversión y entretenimiento eficaz. La celeridad del metraje produce la suficiente intriga para adentrarse en una satisfactoria experiencia.

Lo peor: Arriesga lo mínimo, y desaprovecha la oportunidad de mejorar y evolucionar los puntos fuertes de la primera entrega.


No Respires 2

A veces es tarde cuando la dicha no es buena

No Respires 2

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

No Respires 2

Se veía venir que No Respires 2 iba a sufrir un poco de la secuelitis más clásica. Al fin y al cabo, ese es su rollo, para bien, y para mal. Pues por todos es sabido que hay películas que funcionan únicamente en singular, y este es uno de esos casos.

La primera No Respires era una película que sin Fede Álvarez a la dirección corría el peligro de acabar siendo ejemplo de fondo de catálogo de videoclub. O lo que a día de hoy se traduciría en estreno de tapadillo en plataformas. Pero el uruguayo ya había demostrado que tiene un envidiable dominio de la cámara, y fue capaz de unir de forma sorprendente muchos de aquellos elementos que podrían haber resultado en una película algo deforme.

De hecho, los problemas de esta secuela, dirigida esta vez por el habitual co-guionista de Álvarez: Royo Sadagues, vienen dados de añadir demasiado peso a una base que ya salió incluso demasiado redonda una vez. En este caso, la cosa se tuerce demasiado y la goma se tensa de más. Y es que No Respires 2 se sustenta sobre la omisión de información hasta el punto de que es complicado hablar de ella sin desvelar de más, ya que parte del misterio no se esquiva, sino que ni tan siquiera se presenta. Dejemoslo en que el hombre ciego deberá enfrentarse de nuevo a unos asaltantes que irrumpen en su casa, pero esta vez no vienen en busca de dinero.

Lo mejor: el descubrimiento de Rodo Sayagues como solvente director y la siempre encomiable presencia de Stephen Lang.

Lo peor: da demasiadas vueltas para llegar a ninguna parte.


Dos

Bailar pegados

Dos

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Dos

Dos era una de mis películas más esperadas de la pasada edición del Festival de cine de Málaga. La cinta que firma Mar Targarona partía de una premisa potente cercana al universo Saw y de El ciempiés humano. Algo infrecuente en nuestro cine, que tal vez tiene en películas menores como La jauría de Carlos Martín Ferrera o Zerø de Iñaki Sánchez los aromas más próximos a la que nos ocupa. Targarona ha contado con un presupuesto mucho más generoso que las dos cintas patrias mencionadas y con el sello vintage al que nos acostumbran las producciones de Rodar y Rodar. Aparentemente una mano ganadora…

Un hombre y una mujer despiertan desnudos y cosidos por el costado en una habitación que parece de hotel. Saben quiénes son, pero no recuerdan cómo llegaron hasta allí, ni conocen qué relación existe entre ambos para haber sufrido tal castigo, aunque conforme pasen los minutos asomarán posibles causas. Con dolor e innumerables dificultades han de unir fuerzas y negociar los pasos a seguir para lograr ayuda del exterior.

Lo mejor: Tiene la duración justa para no aburrir.Logra sacar mucho partido del espacio escénico y lo valiente de sus actores.

Lo peor: Su explicación es una tontería.


Caveat

No tengo el conejo para muchos ruidos

Caveat

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Caveat

Si hace una semanas hablábamos de The bloodhound como una osada adaptación de la obra de Poe a la narrativa cinematográfica moderna, también me pareció encontrar mucho de este autor en el guion de Caveat. Una trama de corte casi gótico, con su mazmorra, sus cadenas y sus muros secretos. Se trata de una película excelentemente fallida. De esas que al finalizar te dejan con la rabia de ver que no se ha terminado de explotar todo su potencial. No hay mal que por bien no venga y este título creo que supondrá el pistoletazo de salida de un buen director, Damian Mc Carthy que, como veremos en esta reseña, tiene un estilazo para crear atmósferas y preparar sustos.

Caveat tiene por protagonista a un personaje que ha conocido tiempos mejores. No sabemos claramente qué le ha sucedido, pero desde los primeros minutos nos damos cuenta de que no está muy afinado. Este sujeto, que interpreta el actor Jonathan French, acepta el trabajo de cuidar a una joven (Leila Sykes) mentalmente inestable que vive confinada en una pequeña isla. Nadie le ha explicado la letra pequeña: estarán prácticamente incomunicados y además, durante su estancia, llevará en todo momento un apretado arnés conectado a una larga cadena que el imposibilitará acceder a ciertos espacios de la vivienda. Cuando se quede a solas con la muchacha empezará a notar que en esa casa las cosas están lejos de ser normales.

Lo mejor: Tiene un estilo genuino, con momentos escalofriantes.

Lo peor: No termina de encajar sus piezas y opta por una historia de crimen destemplada y como coherente.


Flashback

Elige lo que quieres hacer con tu vida

Flashback

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Flashback

The Education of Fred Fitzell nos dejó la cabeza completamente volada en la pasada edición del festival de Sitges. Es de esas cintas que entran por los ojos; que contienen un asombroso apartado visual que crea una experiencia única, aunque para disfrutarla has de admitir una historia críptica, imposible de llegar a desentrañar por completo. Como mucho de lo que vemos en los festivales, tras su paso por el certamen desapareció. Ahora llega con nombre nuevo, más sencillo y explícito: Flashback.

Fred Fitzell pasa por un momento complicado: Su madre sufre afasia y una aparente pérdida de recuerdos, acaba de empezar un nuevo y exigente trabajo y su relación de pareja parece mostrar los síntomas del virus de la rutina. Un día decide tomar un atajo para esquivar el habitual atasco mañanero. En un callejón se encuentra con alguien del pasado, que le despierta una ola de recuerdos de sus últimos días de instituto. Entre esos recuerdos está el de una enigmática compañera que había olvidado por completo. Esta vivencia borrada comienza a transformarse en obsesión y a derribar lo que es pasado y presente, lo que sucedió con lo que pudo ser. Con la ayuda de otros compañeros de entonces comienza a reconstruir el puzle de esa época, su relación con esa chica y con una droga de diseño que circulaba por las aulas llamada Mercury.

Lo mejor: Su forma de solapar diferentes tiempos narrativos y lo evocador de su trama

Lo peor: Es un autentico laberinto sin pistas de como se sale.