VOD

Has filtrado por etiqueta: un-poco-de-caspa

Poltergeist II: El otro lado

Dios está en su sagrado templo, líbranos de la iniquidad

Poltergeist 2

Ver ficha completa

  • Título original: Poltergeist II, the Other Side
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 1986
  • Director: Brian Gibson
  • Guión: Mark Victor, Michael Grais
  • Intérpretes: JoBeth Williams, Craig T. Nelson, Heather O'Rourke
  • Argumento: Los Freeling han huido de Cuesta Verde, pero el Más Allá se niega a dejarlos libres.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo Poltergeist2_Exterior_zps7ydlnc1l.jpg

Tras el éxito de “Poltergeist” en 1982 resultaba evidente que más temprano que tarde llegaría una secuela. Pero fijaos como eran otros tiempos que la continuación se hizo de rogar cuatro años, y es que el proyecto original nunca estuvo pensado como una saga. En realidad, los ochentas fueron el principio de la narrativa con elefantiasis, a día de hoy muchos proyectos son editados con su rentabilidad como saga en mente, por aquella época estirar el chicle era una cuestión más natural: surgía de forma espontanea, eso sí, con resultados igual de dudosos que en el presente. En el caso de una de las más famosas películas sobre casas encantadas, la secuela estuvo unos peldaños por debajo de su precursora, quedando relegada al saco del terror sobrenatural de serie B de relleno para los videoclubes.

La familia Freeling se muda con la madre de Diane en un esfuerzo por escapar del trauma y las secuelas del secuestro de Carol Anne por fuerzas paranormales Pero estos poderes no se rinden tan fácilmente y se encarnan como el reverendo Kane, un fanático religioso responsable de la muerte de sus muchos seguidores. Su objetivo es simple: quiere a la angelical Carol Anne. Pero el amor de su familia y el poder de sus amigos psíquicos una vez más se unen, junto con la sabiduría de un anciano nativo americano, para luchar por la libertad y el estilo de vida norteamericano. Seguir leyendo…

Lo mejor: El reverendo Kane en el porche. Gracias a él se le perdonan muchos fallos, de otro modo sería para despellejarla.

Lo peor: Pueriles escenas de "buenrollismo" dignas de "Chitty Chitty Bang Bang"